Páginas vistas en total

Google+ Followers

domingo, 25 de marzo de 2012

El gran presente del Athletic de Bilbao (Yahoo)


Para el Athletic de Bilbao, el 8 de marzo de 2012 no será nunca un día más. Fue cuando rompió todos los esquemas y con mucha autoridad, se impuso nada menos que en Old Trafford al Manchester United 2-3 por el partido de ida de los octavos de final de la Europa League, que lo proyecta a una histórica clasificación para cuartos de final, pero más que todo, lo que se destaca es la forma de haber obtenido ese éxito.
Porque los vascos no se contentaron con sacar un buen resultado del mítico Teatro de los Sueños de Manchester y nada menos que ante el equipo que un año atrás fue finalista de la Champions League en Wembley ante el Barcelona, sino que siempre intentaron dominar el partido, aún en condición de visitante, y porque su fútbol de posesión de balón terminó con un 65 por ciento a su favor en el primer tiempo, una cifra apabullante ante uno de los mejores, y más caros, equipos del mundo.

La coherencia de Bielsa hace historia en Old Trafford


Nunca fue, para el Athletic de Bilbao, más Teatro de los Sueños, como se suele llamar a Old Trafford, el mítico estadio del Manchester United.
Se daban todos los condimentos para que este partido de la Europa League diera lugar a leyendas en el futuro. Este Athletic, que llevó nada menos que nueve mil hinchas a Inglaterra (el máximo desplazamiento a este estadio de una hinchada en toda la historia) venía precedido de los mejores antecedentes. Iba acumulando experiencias positivas, aunque todos los jugadores del plantel, y su propio entrenador, Marcelo Bielsa, aclaraban que aún en este momento, sigue tratándose de una fase “de transición”. Se lo escuchamos a escasos metros a Ander Herrera en el Santiago Bernabeu, cuando el conjunto vasco perdió 4-1 ante el Real Madrid, por la Liga, cuando en verdad pudo haberse ido al descanso, ya en ese partido, con una ventaja de 0-2 pero el goleador Fernando Llorente no estuvo en su noche, recién retornado de una lesión.

He visto a Messi (Jornada)


Una noche, en el majestuoso Camp Nou de Barcelona, he visto cómo Lionel Messi metió cinco goles al Bayer Leverkusen y por la Champions League. Sí, alguna vez, seguramente, le contaré a mis nietos, o a un grupito de niños que mirarán casi sin creerlo, o con el asombro que aún puede conservar un pequeño, que ese partido existió, fue verdad, que no estoy exagerando un ápice, y que con apenas 24 años, cuando aún no había alcanzado la mitad de su carrera, llegaba a los 228 goles para situarse a sólo siete del máximo goleador de la historia del club catalán, César Rodríguez.
Algún día, ya muy viejo, y ya sin siquiera un solo cabello oscuro, con las nieves del tiempo plateando completamente mi sien, trataré de recordar hasta el último detalle de aquel partido de Champions League, que había sido de octavos de final, si la memoria no me fallará, y seguramente diré que sí, que fue en octavos y que el Barcelona le metió siete goles a los alemanes, que aun habiendo perdido 1-3 en la ida, habían traído mucho público que los alentaba cada vez más aunque el resultado fuera cada vez más abultado, y que hasta gritó dignamente su gol in extremis, que les salvó de irse zapateros de la ciudad condal, y de regreso a casa.

jueves, 8 de marzo de 2012

La memorable noche de los cinco goles de Messi (www.163.com)


Son de esas noches que uno recuerda por siempre. Los que no estuvieron en el estadio, recordarán eternamente en qué lugar se encontraban o qué estaban haciendo en ese momento o con quién lo vieron por TV. Los que tuvimos la inmensa suerte de haber estado en el Camp Nou de Barcelona, tendremos grabadas algunas imágenes, pero lo más increíble, para un récord tan especial como que nunca antes había marcado cinco tantos en Champions League, es que todo fue como siempre, como cada uno de los goles de Lionel Messi.
Al terminar el partido, y aunque habían llovido elogios a su juego desde todos los rincones del mundo, aunque Wayne Rooney twitteó que estamos en presencia del mejor jugador de la historia, o Franz Beckenbauer dijo que observaba una mezcla de Diego Maradona y Bobby Charlton, y aunque el propio entrenador de la selección argentina, Alejandro Sabella, se encontraba en el palco para observarlo junto a Javier Mascherano, Messi sólo atinó a decir que todo había servido “para pasar a la siguiente rueda” y que estaba contento. Y nada más.

He visto a Messi (Jornada)


Una noche, en el majestuoso Camp Nou de Barcelona, he visto cómo Lionel Messi metió cinco goles al Bayer Leverkusen y por la Champions League. Sí, alguna vez, seguramente, le contaré a mis nietos, o a un grupito de niños que mirarán casi sin creerlo, o con el asombro que aún puede conservar un pequeño, que ese partido existió, fue verdad, que no estoy exagerando un ápice, y que con apenas 24 años, cuando aún no había alcanzado la mitad de su carrera, llegaba a los 228 goles para situarse a sólo siete del máximo goleador de la historia del club catalán, César Rodríguez.
Algún día, ya muy viejo, y ya sin siquiera un solo cabello oscuro, con las nieves del tiempo plateando completamente mi sien, trataré de recordar hasta el último detalle de aquel partido de Champions League, que había sido de octavos de final, si la memoria no me fallará, y seguramente diré que sí, que fue en octavos y que el Barcelona le metió siete goles a los alemanes, que aun habiendo perdido 1-3 en la ida, habían traído mucho público que los alentaba cada vez más aunque el resultado fuera cada vez más abultado, y que hasta gritó dignamente su gol in extremis, que les salvó de irse zapateros de la ciudad condal, y de regreso a casa.

martes, 6 de marzo de 2012

Adelanto de fiesta en el Bernabeu (Jornada)


El 5-0 podría ser una anécdota. ¿Qué le hacen cinco goles más, y ante un escuálido e irreconocible Espanyol de Barcelona, a una suma de ochenta y cinco tantos a trece fechas del final? No demasiado. Sin embargo, este partido del domingo pasado, en el estadio Santiago Bernabeu, fue el primero en el que los aficionados al Real Madrid festejaron como si el título de la Liga Española ya se hubiera ganado. Y aunque matemáticamente aún queda mucho, es evidente que la puja con el Barcelona, al menos en esta competencia, está tocando a su fin.
La distancia de diez puntos entre el líder y los azulgranas es mucho mayor en lo conceptual, en la actitud, y en lo que hoy se ve en el campo en ambos equipos. Más directo y menos florido, el Real Madrid consiguió encontrar un sistema también válido para ganar casi todos sus partidos sin dormirse ni desconcentrarse.

lunes, 5 de marzo de 2012

Messi comienza a explotar en la selección argentina (Jornada)


No es que las cosas hayan cambiado demasiado, pero para la selección argentina hay una muy buena noticia, tras el partido amistoso del miércoles ante Suiza: parece que su entrenador, Alejandro Sabella, comenzó a encontrar una forma de que el mejor jugador del mundo, Lionel Messi, por fin explote todas sus condiciones, lo que motivó que por primera vez convirtiera tres goles en una misma noche con la camiseta celeste y blanca, algo que sin embargo es mucho más común con la del Barcelona.-
En la conferencia de prensa posterior al partido, Sabella reflexionó ante una pregunta que le hicimos en el mismo Stade de Suisse sobre cuál es el mayor cambio alrededor de Messi con respecto a tantos partidos pasados, y dijo dos cosas más que interesantes: 1) Que tenía que conseguir que la gran estrella del equipo no bajara tanto a buscar la pelota hasta la mitad de la cancha, porque eso generaba luego un enorme cansancio al tener que recorrer muchos metros otra vez hasta llegar al arco rival, 2) Que una de las claves para que eso ocurriera pasa por la presión que deberá ejercer su línea de volantes en tres cuartos de cancha rival, como para que el balón se recupere cerca de Messi y a su vez determine que aquellos que vienen a presionar desde atrás, se sumen como opciones de pase, así como en el Barcelona hay tantas chances de que otros terminen la jugada.

Suiza, una prueba importante para la selección argentina (Jornada)


Cuando mañana a las 20,30 se enfrenten los seleccionados de Suiza y Argentina en Berna, habrá varias cosas en juego aunque se trate de un partido amistoso, entre ellas, la posibilidad para el entrenador albiceleste Alejandro Sabella de encontrar, por fin, una base de jugadores con miras a la etapa fundamental de la clasificación para el Mundial 2014 que se iniciará en junio, y un funcionamiento que termine con las dudas sembradas en una afición desconfiada a partir de los malos resultados de los últimos tiempos.

No hubo muchas alteraciones en los movimientos de la selección argentina con respecto a entrenadores pasados. En este sentido, Sabella no pudo modificar una larga política de confusión en el mensaje y silencios de los protagonistas, al punto de que a un día del partido ante Suiza, y con una buena cantidad de convocados que no lo habían sido en las últimas ocasiones, poco y nada se sabe oficialmente de la posible alineación y nada se informó en el reconocimiento al Stade de Suisse, en la avanzada tarde de Berna.

El Barcelona comienza a pensar en la etapa Post-Guardiola


Algún día tenía que ocurrir y el en el Fútbol Club Barcelona saben que ese día se acerca. En sus últimas conferencias de prensa, único ámbito en el que acostumbra a expresarse, el entrenador Josep Guardiola dio a entender que por el momento no piensa en renovar el contrato que lo une al club desde hace tres años y medio, y comienzan los rumores sobre su posible alejamiento cuando termine la actual temporada.
El caso es tan hermético que apenas si su entorno más cercano sabe lo que sucede en el interior del gran entrenador del Barcelona. Se dice que hay algunas variables que han operado en la actual duda, al punto de que el propio Guardiola llegó a decir que entendería si en el club no lo pudieran esperar y que en ese caso responderá lo que sea cuando se lo exijan, algo que suena a stress.

viernes, 2 de marzo de 2012

La difícil tarea de diseñar la etapa post-Guardiola (Tipsbladet)


Por estas horas resuenan como nunca las palabras de quien es considerado un prócer en el Fútbol Club Barcelona, el entrenador de su plantel profesional de fútbol, Josep Guardiola, en la conferencia de prensa del pasado sábado por la tarde, cuando ante la expectativa sobre su dilatada renovación de contrato dijo que “no puedo trabajar en un club tan exigente si no estoy convencido de que me siento con fuerzas. No puedo engañar al club con algo que no siento. Si quieren que dé una respuesta ahora, lo entenderé pero necesito tiempo para pensarlo”.
Estas frases, vertidas en público, hicieron mucho ruido en el entorno de la Liga Española y en el fútbol europeo en general, porque han corrido demasiados rumores en este último tiempo alrededor de Guardiola. Que considera que el ciclo está agotado, que cree que los próximos serán los años imperiales del Real Madrid con José Mourinho al frente del equipo, que tiene una suculenta oferta para irse a un país caro a sus afectos como Qatar, que simplemente quiere tomarse un año sabático tras estos agotadores años o que, incluso, sólo está queriendo que el plantel afine un poco su juego y se concentre más y dejar pendiente la renovación es como la zanahoria del burro, una nueva forma de motivación hacia sus jugadores.

jueves, 1 de marzo de 2012

Es una bendición tenerlo (Jornada)


La victoria por 3-1 ante un aceptable equipo suizo, es apenas una anécdota que seguramente quedará para la estadística y pocos recordarán algunos aspectos del partido, acaso mucho más el triplete de Lionel Messi que casi todo lo demás, y tiene mucha lógica.
Sin embargo, creemos que hay varios puntos interesantes para rescatar. El primero de ellos es que estos tres goles posiblemente sigan elevando la confianza de la gran estrella del Barcelona, que ya había dado las mejores señales en Barranquilla, cuando en el tremendo calor colombiano remontó un partido muy difícil y clasificatorio para el Mundial.