Páginas vistas en total

Google+ Followers

lunes, 28 de septiembre de 2009

La selección de todos

Nunca mejor dicho. En los años de la dictadura militar, la trilogía mediática que manejó la llegada de las corrientes futbolísticas al grueso de los argentinos (Clarín, Editorial Atlántida, Radio Rivadavia) volcó la idea de "la selección de todos" por aquella de César Luis Menotti, que jugaba a algo, que tuvo un programa de acción (especialmente pensando en el Mundial de local, en 1978) y que al menos en teoría, se proponía representar el gusto de la gente en un campo de juego. Este cronista recuerda aquel artículo fundacional de Julio César Pasquato, "Juvenal", que tituló "Yo soy hincha de la selección" luego de aquel formidable partido de 1976 en el que se le ganó 4-1 a Uruguay en la cancha de Vélez y que dio lugar a publicidades de todo tipo en la TV (en una de ellas, aparecían entre otros Héctor Scotta y Ricardo Bochini cargando a Ricardo Pavoni).
Hoy, tres décadas después, la selección también es de todos...porque con un poco de esfuerzo, corriendo un poco a lo largo de una plaza o un parque, poniéndonos en estado y dependiendo del humor del entrenador al despertarse, parece que todos podemos tener un lugar en el equipo.
Es difícil encontrar, en un camino hacia atrás en el tiempo, que tantos jugadores hayan formado parte de un "seleccionado" antes de llegar a conformarse la definitiva "selección" y para eso hay que remontarse precisamente a los primeros años del "Proceso Menotti", como se lo llamó, no casualmente, en esos años. Pero al menos allí, con sus caprichos y sus silencios (la convocatoria de Jorge Olguín como lateral derecho, o la de Luis Galván, o la ausencia de Diego Maradona o la presencia de JoséDaniel Valencia o la de Miguel Oviedo), había un plan claro, un trabajo fuerte, una idea, un norte.
Todo lo contrario parece pasar ahora. Y el mismo entrenador que hasta hace tres o cuatro fechas de las Eliminatorias sostenía que la base estaba, que muchos de los que habían sido citados estarían en el Mundial (eso fue antes de la última serie de dos partidos ante Brasil y Paraguay), ahora vuelve a empezar, rompe con un esquema de convocatorias y recurre para el seleccionado local, a jugadores veteranos que secaen solos de la convocatoria, como Ariel Ortega o Esteban Fuertes, lo que no necesita ningún argumento más que sumar las pruebas al canto.
La idea de que casi un centenar de jugadores hayan sido citados entre lesiones, suspensiones, peleas, antojos, caprichos, cambios de humor, muestra un estilo de conducción, o mejor dicho, de no-conducción, que genera escozor en los seguidores argentinos del fútbol, que van tomando conciencia de que no estar en el próximo Mundial es algo cada día más posible (de hecho, un empate entre Ecuador y Uruguay en Quito pondría al equipo nacional entre las cuerdas incluso para perderse el repechaje), y que esto pondría al ridículo una historia riquísima y una actualidad con jugadores cotizados y pretendidos por los mejores equipos del mundo.
Las escasas convocatorias con cierta lógica, como la de Gonzalo Higuaín, entran en el mismo análisis. Por más que el entrenador insista o ponga su mejor cara histriónica ante los medios, sobre que no acepta sugerencias de nadie, el acceso por primera vez de Higuaín al seleccionado argentino tiene más que ver con una imposición que con un deseo propio o con una consecuencia de un sesudo análisis. Y que Fernando Gago no esté en la misma lista, es la confirmación de un rumor de problemas personales entre ambos jugadores del Real Madrid, que el técnico aceptó en su plantel, en vez de manejarse a distancia y dando prioridad a lo futbolístico. Al menos, parece que Maradona ahora tiene en su casa ESPN, o será que con el conflicto de poderes por los derechos de TV en España, se vio favorecido y ahora puede ver al Real Madrid. Faltaría que captara también al Barcelona como para observar cómo debe rodearse a Lionel Messi, que no vendría nada mal.
La suerte parece estar echada y el seleccionado argentino ya depende, en buena medida, de otros resultados y no sólo del propio, que aún hace dudar cuando se debe jugar en Buenos Aires ante uno de los equipos peruanos más débiles de los últimos tiempos, y dede hace rato sin chances mundialistas, y además, sin sus dos delanteros principales, Paolo Guerrero y Claudio Pizarro.
El canal Crónica TV, por su parte, difundía ayer imágenes de una manifestación en el barrio de Recoleta, en la que varios jóvenes que apenas si pasaron los veinte años, se habían acostado en el suelo, cual muertos, con carteles que decían "Maradona, yo también puedo jugar" o "si convocaste a esos jugadores, yo también puedo jugar".
Lamentablemente, es esa la idea que comienza a circular: que todos pueden estar, que da lo mismo quien llegue porque no hay conducción. Porque siempre hablamos del seleccionado argentino, pero nunca podemos hablar de la selección. Porque no hay selección.

domingo, 27 de septiembre de 2009

Los clubes medianos dominan la Liga argentina (Yahoo)


Después de dos décadas de dominio de los clubes más grandes y de mayor tradición, como Boca Juniors y River Plate, llega el momento de los equipos medianos en el fútbol argentino, con el liderazgo de Estudiantes de La Plata y Vélez Sársfield, seguidos de cerca por Lanús, entidades que han crecido en los últimos tiempos gracias a su eficiente gestión económica.

Tal vez Vélez y Lanús llevan más años que Estudiantes en su crecimiento institucional, lo que dio lugar a un sucesivo mejoramiento de sus planteles, lo que a su vez generó excelentes resultados, especialmente en Vélez, último campeón del primero de los dos campeonatos del año, el Clausura 2009, pero Estudiantes de la Plata ha hecho resurgir su mística ganadora de los años sesenta, cuando siendo sólo un club intermedio, con menos hinchas que otros de mayor peso, como Boca, River, Independiente, Racing o San Lorenzo, obtuvo tres Copas Libertadores de América seguidas entre 1968 y 1970 y perdió una cuarta en la final de 1971 ante Nacional de Uruguay, imponiéndose también en la Copa Intercontinental de 1968 nada menos que ante el Manchester United de Bobby Charlton y George Best.

De la mano de la generación de los hijos de aquellos jugadores, en especial el caso de Juan Sebastián Verón, hijo del ex delantero de los años sesenta Juan Ramón Verón, Estudiantes fue armando un equipo con una gran base y muy buen fútbol, dirigido por Alejandro Sabella, un jugador clave en los años ochenta en el equipo que ganó dos torneos consecutivos bajo la dirección técnica de Carlos Bilardo, luego proyectado desde allí a la selección argentina campeona del mundo en 1986 y finalista en 1990. Sabella fue luego ayudante de Daniel Passarella tanto en River Plate como en la selección argentina en Francia 1998 y posteriormente decidió una carrera propia, muy exitosa y que lo deriva ahora al próximo Mundial de Clubes de Abu Dabi, donde serguramente deberá jugar la final ante el Barcelona.

Estudiantes no sólo ganó brillantemente la última edición de la Copa Libertadores ante el Cruceiro de Brasil en su propio país, sino que ahora lidera el nuevo torneo Apertura 2009, con un fútbol cada vez más sólido y generando buenos espectáculos, mientras que su mayor contrincante no es otro que Vélez, campeón argentino y que se ha convertido en “el sexto grande argentino” desde que en 1993, con Carlos Bianchi como entrenador, comenzara un ciclo exitoso y con bastante regularidad, al ganar también los dos torneos de la temporada 1995/96, el de 1998, el de 2005 y el actual, pero además, ha ganado la Copa Libertadores de 1994, la Intercontinental de ese mismo año ante el Milan de Fabio Capello, y la Recopa y la Supercopa sudamericanas en 1996.

En cuanto al puntaje histórico del fútbol argentino, Vélez ya ocupa el quinto lugar en las posiciones, solamente debajo de River, Boca, Independiente y San Lorenzo, y el mismo lugar ocupa en cantidad de títulos ganados desde 1931, cuando comenzó el profesionalismo, sumado a que posee un club modelo, con gran cantidad de actividades físicas y sociales, y un estadio de gran capacidad y muy bien ubicado en el acceso oeste de la ciudad de Buenos Aires.

Lanús también ha tenido en estos años una gran dirigencia. Después de penar entre Segunda y hasta un año en Tercera división tras su descenso de categoría en 1977, se recompuso gracias a la excelente tarea de sus dirigentes y el club fue absorbiendo a una inmensa barriada de la ciudad, ubicada a pocos kilómetros de la capital argentina, aunque ha tenido que competir con otros clubes vecinos como Bánfield, Arsenal, Talleres, Témperley, o El Porvenir, todos de torneos de ascenso.

Las cuentas ordenadas de Lanús, y la oferta como club a los habitantes de la zona hizo que fuera mejorando su estadio, aumentara la capacidad del plantel y así llegara a obtener un campeonato argentino en 2007 y un título internacional con la Copa Conmebol y ahora mismo participa como uno de los tres representantes argentinos (los otros son San Lorenzo y Vélez) en la Copa Sudamericana (una especie de Copa UEFA sudamericana) en los octavos de final, ya eliminados Boca, River y Tigre.

Pero también hay que aclarar que si Estudiantes, Vélez y Lanús se encuentran en la cima del fútbol argentino, en buena manera es por la crisis que viven Boca, River e Independiente, tres de los grandes animadores del pasado.

Independiente ha entrado en una crisis institucional desde los años noventa, con una política errática que hizo que sólo ganara dos campeonatos desde 1994 a hoy, y cuando se juegan dos por año, deambulando para ejercer de local en distintos estadios hasta que por fin, como todo indica, a fines de 2009 podrá regresar al suyo, que la dirigencia está remodelando.

River se encuentra en el peor momento de su historia, al punto que siendo el club con más títulos profesionales argentinos, está a sólo cinco partidos de distancia de los equipos que pelean por no descender de categoría, a falta de treinta y tres cotejos para la finalización de la actual temporada 2009/2010, debido a graves fallas de sus dirigentes e irregularidades en gastos y contratación de jugadores y demasiado lugar a los violentos.

Finalmente, Boca parece haber entrado en una caída de su abrumador dominio del fútbol sudamericano de estos años, al poner fin a una generación dorada de jugadores que por veteranía, están terminando sus carreras, como Martín Palermo, Roberto Abbondanzieri, o Hugo Ibarra.

Boca no supo aprovechar una generación dorada de juveniles que apareció gracias a un excelente trabajo de base comenzado en los noventa, y la contratación del entrenador Alfio Basile, que hasta 2008 dirigía la selección argentina,. Motivó que se volviera a recurrir a los veteranos, postergando a las promesas, sin buenos resultados.

Parece que en el fútbol argentino, es tiempo de los equipos medianos y de buen trabajo en sus dirigentes.



Medium size clubs dominate the Argentinean League (Yahoo)




After two decades of dominion of the greatest clubs and of the major tradition, such as Boca Juniors and River Plate, comes the moment of the medium teams in the Argentinean football, with the leadership of Estudiantes de La Plata and Vélez Sársfield, followed very near by Lanús, entities that have grown in the last times thanks to their efficient economic management..

Perhaps Vélez and Lanús are older than Estudiantes in their institutional growth what allows the successive improvement of their teams, what, in its turn, generated excellent results, specially in Velez, last Champion of the first of the two championships of the year, the Clausura 2009, but Estudiantes de la Plata reemerged their winning music of the sixties when being only an intermediate club with less fans than others of major weigh, as Boca River, Independiente, Racing or San Lorenzo, obtained consecutive three Copas Libertadores de America between 1968 and 1970 and lost the fourth in the final of 1971 vs Nacional of Uruguay, imposing also in the Intercontinental Cup of 1968 vs Manchester United of Bobby Charlton and George Best.

Conducted by the children of those players, special case of Juan Sebastian Veron, son of the ex forwarder of the sixties Juan Ramon Veron, Estudiantes formed a team with a great base and very good football, directed by Alejandro Sabella, a clue player in the eighties in the team that won two consecutive contests under the technical direction of Carlos Bilardo, then projected from there to the Argentinean team Champion of the World in 1986 and finalist in 1990. Afterwards Sabella was assistant to Daniel Passarella in River Plate as well as in the Argentinean team in France 1998 and afterwards he decided an own way, very successful and which derives him now to the next World Championship of Clubs in Abu Dabi where certainly he will have to play the final vs Barcelona.

Estudiantes not only won brilliantly the last Edition of the Copa Libertadores vs Cruceiro de Brasil in their own country but now are leaders in the new contest Apertura 2009, with a football every time more solid and generating good spectacles, meanwhile their major rival is not any other but Velez, Argentinean Champion and had converted in the “sixth big team in Argentine” since 1993 with Carlos Bianchi as coach, started a successful cycle with good regularity winning also the two contests of the season 1995/96, 1998, 2005 and the present, but besides, won the Copa Libertadores in 1994, the Intercontinental of the same year vs Milan of Fabio Capello, and the Recopa and the Supercopa of Southamerica in 1996.

As to the historical point of the Argentinean football, Velez is already in the fifth place in the positions, only under the River, Boca, Independiente and San Lorenzo, and the same place occupies in quantity of won trophies since 1931 when started professionally plus that they have a model club, with great quantity of physical activities as well as social, and a Stadium of great capacity and well place in the west side of the city of Buenos Aires.

Lanus had also a great managing group in these years. After suffering between Second and even one year in Third division after its descend of category in 1977, it recovered thanks to the excellent task performed by the managers and the club absorbed an immense quarters of the city placed a few kilometers of the Argentinean metropoli, though had to compete with other neighbor clubs as Banfield, Arsenal, Talleres, Temperley or El Porvenir, all of ascend contests.

The ordered balance of Lanus and the offer as club for the inhabitants of the zone made that the stadium was being improved, the capacity of the team increase and so reached to obtain an Argentinean championship in 2007 and an International title with the Copa Conmebol and now participates as one of the three Argentinean representatives (the others are San Lorenzo and Velez, in the Copa Sudamericana (a kind of UEFA cup in Southamerica), in the eighth-final, with Boca, River and Tigre, already eliminated.

But it should be also cleared that Estudiantes, Vélez and Lanús are in the summit of the Argentinean football, in a good measure it obeys the crisis of Boca, River and Independiente, three of the great animators of the past.

Independiente entered in an Institutional crisis from the nineties, with a wandering policy that made that only two championships were won since 1994 to now and when two are being played per year, wandering to be a local in different stadium until finally, as everything indicates, end of 2009 they will be able to return to their own that the directives are restructuring.

River is in the worst moment of its history, to such a point that being the club with more Argentinean professional trophies, is only five matches of distance of the teams that fight not to descend of category, failing thirty three matches to the end of the present season 2009/2010, due to serious failures of the directives and irregularities of expenses and registering of players and having too much place for the violent.

Finally, Boca seems to have entered in a fall of their enormous dominion of the Southamerican football of these years, ending the golden generation of players who are veteran and finishing their carriers, as Martin Palermo, Roberto Abbondanzieri or Hugo Ibarra..

Boca did not know to avail a Golden generation of the youth that appeared thanks to an excellent job in the base starting in the nineties and the registering of the coach Alfio Basile, who until 2008 directed the Argentinean team. Reason due to which they returned to the veterans delaying the promises, without good results.

It seems that in the Argentinean football is the time for medium teams and for a good job of their directives.






viernes, 25 de septiembre de 2009

La Liga Española busca algo que la despierte (Jornada)


Todos miran al 28 de noviembre y rezan para que llegue pronto. Ese día, Barcelona recibirá al Real Madrid en el Camp Nou y muy posiblemente, al ritmo que va la Liga Española de la temporada que acaba de iniciarse y en la que se han jugado sólo cuatro fechas, puede definirse medio título porque la sensación que dan los dos líderes en solitario, justamente los dos grandes de España, es que si no ocurre un hecho impensado, sólo pueden perder algún punto entre sí o contra los equipos más competitivos como el Sevilla, el Valencia o tal vez el Atlético Madrid. No más que eso en un torneo largo, de treinta y ocho fechas, que recién verá el final en mayo de 2010.
No parece ser la mejor apuesta marketinera para una temporada que tiene como frutilla del postre la posibilidad (remota por ahora) de que también Real Madrid y Barcelona puedan definir por primera vez la Champions League en el mismísimo Santiago Bernabeu, que será escenario de la revancha por la Liga casi a la misma altura.
El gran tema pasa por qué hacer con el resto de los dieciocho equipos participantes del campeonato local, limitados a jugar, algunos por entrar a la Champions siguiente, o a la Europe League (ex Copa UEFA) o por evitar el descenso a Segunda y poco más.
La diferencia de calidad de planteles del Barcelona y el Real Madrid con respecto al resto es tan grande, que ha transformado esta Liga en muy aburrida y una lucha de los dos peso pesados por ganar el título. El Barcelona tiene mucho más solidez en el juego que el Real Madrid, y viene de arrasar con el triplete (Copa, Liga y Champions, como grita su afición), pero ya va recibiendo silbidos porque para cuidar físicamente a sus jugadores, liquida los partidos en apenas media hora, y se dedica a retener la pelota hasta que un árbitro hastiado decide pitar el final sin dar un segundo de tiempo adicional. Es que no puede haber descuento cuando un equipo decide que el otro no juegue y se apropia de la pelota en un ochenta por ciento del tiempo, pero casi sin atacar, haciéndola correr de un lado al otro de la cancha. Su archirrival, el Real Madrid, gastó trescientos millones de euros en fichajes y éstos rentabilizan marcando goles a rolete pero casi siempre en jugadas de contragolpe. Por el momento, en dos partidos Cristiano Ronaldo pudo marcar el primer gol al minuto, lo que da una enorme tranquilidad y quita ansiedad, pero los merengues suelen dedicarse a dormir largas siestas sabiendo que con un pequeño espacio que tengan, sus delanteros harán estragos. Dieciocho goles en cinco partidos (cuatro de Liga y uno de Champions) son una buena forma de describir los partidos en los que casi nunca dominó, pero siempre remató a placer.
¿Qué hacer, entonces? Por lo pronto, el Barcelona y su instinto de autodestrucción ya encontró un camino: la causa de espionaje por la que el club acepta que en este tiempo, el director general del club, Joan Oliver, ordenó espiar en abril pasado a cuatro candidatos a presidente en las próximas elecciones contra el candidato oficialista que decidan el actual mandatario, Joan Laporta, y su gente. Da la casualidad que estos cuatro candidatos son cuatro de los vicepresidentes blaugranas, Jaume Ferrer, Joan Boix, Rafael Yuste y Joan Franquesa. Oliver ha reconocido al diario “El Periódico” de Barcelopna, que lo que ha hecho con sus compañeros de comisión directiva es “una auditoría de seguridad”. Un eufemismo para decir que Laporta ha decidido controlar a sus dirigentes para saber si alguno tiene algún muerto en el armario, pensando en las elecciones, y contrató detectives de la agencia “Método 3”.
Mientras esto sucede, Laporta apareció encabezando una marcha independentista catalana el pasado 11 de setiembre en Barcelona, en el día más importante del año para los catalanes, la “Diada” y ya le han ofrecido un lugar como dirigente político en el CiU (Convergencia i Unió), partido de centroderecha catalanista, con lo que podría dar un salto parecido al que diera en 2007 su amigo Mauricio Macri, actual intendente de Buenos Aires luego de dirigir, con éxito, a Boca Juniors.
Por el lado del Real Madrid, el espectáculo estuvo en la asamblea del domingo pasado en su sede, en la que los socios, que se acercaron en un 48 por ciento del total, apoyaron todo lo hecho en materia de balance y créditos a los bancos para fichar jugadores, pero lejos estuvo de aquella locura que le costara el puesto a Ramón Calderón hace meses, cuando el diario deportivo “Marca” comprobó que algunos de aquellos asistentes no tenían carnet y que habían sido conducidos hasta allí por el rey de la noche madrileña, amigo del presidente de entonces. Hoy, todo cambió y el actual presidente, el magnate Florentino Pérez, gobierna sin oposición y con la anuencia del propio “Marca”, más cercano a sus intereses desde el grupo italiano Rizzoli, el mismo que edita también el diario “El Mundo”.
Si no hay demasiada competencia en el césped, y tampoco hay barras bravas que generen violencia suficiente, al menos que el espectáculo esté en las cúpulas. El show debe seguir.

sábado, 19 de septiembre de 2009

Maradona y la paradoja argentina

¿En qué estará pensando Diego Maradona en el spa italiano y sin sus aritos, secuestrados por el fisco? ¿En qué estará pensando Alejandro Mancuso, luego de que junto a Miguel Lemme fuera ninguneado por el presidente de la AFA, Julio Grondona, a las tres de la madrugada posterior al partido que por la noche, el seleccionado argentino había perdido 1-0 ante Paraguay, complicándose como pocas veces una clasificación para el Mundial que organizó a su medida, como ocurre junto a Brasil desde que para Francia 1998 la eliminatoria se juega con el sistema de "todos contra todos"? ¿Tienen, al menos, un Plan B? difícil, porque no parece que tuvieran siquiera un Plan A, entonces es mucho más difícil tener uno B.
Sinceramente, con la mano en el cuore, ame o no a Maradona, que algún lector de este blog me confiese si realmente creía que Maradona podía sacar adelante al seleccionado argentino desde lo táctico, lo estratégico, lo metodológico, lo conceptual.
Podrá haber sido el mejor jugador de todos los tiempos (este periodista hasta tiene un libro sobre el protagonista, escrito en 1996, por lo que no necesita decir ahora nada sobre el particular), pero jamás esto significa que alguien pueda manejar un grupo de jugadores selectos, cotizados, requeridos en todo el mundo, por el hecho de ser alguien reconocido mundialmente, y no siempre por el juego sino por actitudes, bravatas y frases mediáticas.
Pero Maradona no cae así porque sí. Llega a un puesto como éste, a meses de haber estado internado en un psiquiátrico, porque hay alguien que le dio la oportunidad, y porque hay muchos que lo aman de tal manera que están dispuestos a perdonarle todo, y hasta a comprar competencia en quien no la tiene.
Y esto tiene más que ver con la idiosincracia argentina que con el propio Maradona (argento si los hay) o la AFA. Porque Maradona se transformó en un sentimiento, como desde hace décadas es el peronismo. Una forma de hacer política que cuesta una enormidad explicar a un extranjero que nos pregunte. ¿Qué es el peronismo? ¿Es de izquierdas o de derechas? ya casi no importa, es un anacronismo. El peronismo tiene la extraña capacidad de adaptarse a cada momento histórico desde su nacimiento (1945) porque justamente, no tiene ideología alguna. Es un sentimiento y se lo vota porque antes lo votaban padres, tíos, abuelos, bisabuelos. Es decir, pasa por lo afectivo. Y con Maradona ocurre lo mismo. Pasa por el corazón, como cuando la hinchada de Boca grita "hay que alentar a Maradó, porque a Diego yo lo quiero porque yo soy un bostero" y sanseacabó.
Si a esto le sumamos que la Argentina jamás toleró ni dio el lugar que le corresponde a quienes logran destacarse por los eternos celos y miradas de desconfianza de los que no logran ese cometido (no por nada San Martín, Gardel, Borges, el Che Guevara, murieron en el exilio y no fueron muy queridos ni Fangio ni Piazzolla, entre otros), menos que menos un entrenador serio como Carlos Bianchi, cuatro veces campeón de América y tres, intercontinental, podía acceder a entrenar al equipo argentino. Algo que también es difícil de explicarle a un extranjero futbolero, que no sólo nos pregunta por el "Virrey" sino cómo "el diez" llegó a ocupar este cargo sin experiencia previa, apenas meses después de su convalescencia, y conocida su tendencia al fácil desequilibrio. Ya no hablemos de sistemas, de cómo en un alto nivel como el de un Argentina-Brasil, un jugador de más de 1,90 metro como Luisao pueda cabecear absolutamente solo, sin marca, o que a pocos minutos del final del partido ante Paraguay, Fernando Gago le preguntara cerca de la línea decal al técnico "cómo nos paramos atrás" debido a que había que salir a buscar el empate y con un jugador menos por expulsión de Verón, y por toda respuesta escuchó un "vos andá y jugá, carajo". Tampoco hablemos de las convocatorias de jugadores que debutan a los 36 años, o que se caen luego de una década de estar presentes, o de los no convocados por razones personales (Higuaín, Zárate, Cambiasso, Pinola, Zabaleta), los que están peleados (Riquelme) o los cambios de caballo en medio del río (hace dos meses, la base del equipo para el Mundial estaba y ahora nadie tiene asegurado su puesto).
A un año de la "gestión Maradona", ya no es que la selección argentina corre el serio riesgo de quedar quinta y jugar un repechaje, sino de quedar sexta y ni siquiera poder jugarlo, cosa que podría ocurrir si por ejemplo, Ecuador y Uruguay empataran en Quito, porque si bien ganándole a Perú, Argentina los pasaría, luego tiene que ir a Montevideo y perdiendo aunque sea por un gol, Uruguay quedará arriba por diferencia de goles, y Ecuador dependería de sí mismo.
Apenas a un año de que Maradona se hiciera cargo del equipo, ya ni siquiera hay una selección estable. Se desarticuló todo, y muchos jugadores ya desconfían del técnico, de sus ayudantes, de Grondona y del sistema y tienen miedo de quemarse, y tienen absoluta razón.
Si su ex compañero y amigo Jorge Valdano sostiene desde Madrid que Maradona no está capacitado para dirigir al seleccionado, será tildado de traidor o poco menos, mientras se jura venganza a una prensa que apenas si osa criticar lo mínimo, dispuesta a festejarle cualquier chiste o exageración que aparezca.
Es una paradoja eterna argentina: mucho territorio, todos los climas, pocos habitantes, productor de alimentos que al finalizar la Segunda Guerra Mundial podía abastecer a todos... y fracasó. No es distinto el presente futbolístico: los mejores jugadores, incluso hoy el mejor jugador del mundo en sus filas (Messi), pero no rinden, y el propio Messi es insultado y hasta se desconfía de él, en vez de pensar "qué es lo que pasa en la selección argentina y no pasa en el Barcelona, para que Messi no rinda". Más fácil es caerle al exitoso en el exterior, como siempre, porque para ello no hace falta pensar, esforzarse, bucear en las causas reales, mientras seguimos amando a Maradona y el periodismo falso-progre sigue hablando en impersonal ("se juega mal", "no se está encontrando el equipo") para no atacar a la leyenda viviente, que no hila una frase coherente ni de casualidad.
Y una vez más, esta vez en el fútbol, Argentina se encargará de seguir cumpliendo con su eterna paradoja: porque lo tiene todo, no hará nada e irá camino al fracaso, aún cuando para alguna mente extraviada, parece que estamos condenados al éxito.
Ríanse ahora y festejen cuando otra vez "El diez" diga que de mañana no le gusta entrenarse. Maradooooooo.

¿Puede el Real Madrid alcanzar pronto al Barcelona? (Yahoo)


Se han jugado, por ahora, demasiados pocos partidos de la nueva temporada como para sacar una conclusión definitiva, pero todo indica que el Real Madrid ha fichado jugadores con tan enorme potencial, que podría cortar camino en la enorme diferencia que hasta hace meses le había sacado su gran rival, el Barcelona, aunque los catalanes continúan mostrando su superioridad en cada ocasión.

El Real Madrid, por tratarse de un equipo prácticamente nuevo y con escasos minutos compartidos por sus nuevos integrantes, lleva marcados once goles en los tres partidos oficiales que ha jugado (dos de Liga y uno de Champions League), lo que insinúa para el futuro tiempos de esplendor si el Barcelona no resiste la regularidad que pudo tener en la temporada 2008/09 aunque nada indica que ésta vaya a cambiar ahora si nos guiamos por el presente.

Se conoce el gusto del entrenador chileno Manuel Pellegrini por los equipos ordenados tácticamente, pero también por el delicado equilibrio en todas sus líneas y como ejemplo está su largo trabajo en el Villarreal, con excelentes resultados.

En el Real Madrid, cuenta con jugadores de excepción entre los que por ahora ha brillado especialmente el brasileño Kaká, quien hace jugar a todo el equipo, mientras Xabi Alonso establece el equilibrio en el medio como pivote. También resulta más que auspicioso para los blancos que Cristiano Ronaldo ya haya comenzado a marcar goles, y si sigue con este promedio, podría acercarse a lo hecho en las últimas temporadas en el Manchester United.

Sin embargo, un punto a resolver por el Real Madrid pasa por tener una mayoría de jugadores (excepto Xabi Alonso o Guti) más aptos para un juego de contraataque y velocidad, que de dominio de los partidos, por lo que es bastante probable que le resulte, paradójicamente, más accesible jugar fuera de su estadio que como local en el Santiago Bernabeu, donde se ve más obligado a salir a buscar el resultado.

Pero por lo visto en los pocos partidos oficiales que ha jugado, el Real Madrid ya ha logrado mejorar muchísimo el juego en todas sus líneas (también en otra de sus debilidades anteriores, la coordinación entre los dos defensores centrales, que ahora son Albiol y Metzelder), y las posibilidades de crecimiento para esta temporada son enormes.

Por su parte, el Barcelona ha cambiado en el ataque a Samuel Eto’o por el sueco Zlatan Ibrahimovic (se han enfrentado días pasados en Milán por la Champions League) y esto le ha generado cierta crisis posicional hasta que termine el proceso de adaptación. Es que Ibrahimovic no es un delantero de área como su antecesor Eto’o ni tan escurridizo como éste, sino un jugador más completo y técnico, pero que juega más retrasado, por lo general, y entonces pierde cierta profundidad en contacto con sus dos extremos, Messi y Henry, acostumbrados a que con el camerunés, todo se resolvía con asistencia hacia adentro del área.

Ibrahimovic, en cambio, estaba acostumbrado en el Inter a ser prácticamente el único punto de referencia en el ataque, y quien bajara todas las pelotas aéreas que podían llover desde el arco o la defensa, y aquí observa que se encuentra rodeado de jugadores con buena técnica y en menos espacio, porque en el Barcelona el ataque es de tres delanteros y dos asistentes.

El otro tema del Barcelona pasa por el regreso de Andrés Iniesta, luego de atravesar otra dura lesión, para volver, por fin, al esquema madre del equipo, y sumarse como asistente a Xavi Hernández, quien pasa por un gran momento personal, teniendo que hacerse cargo de la creatividad en la zona de gestación para abastecer a los delanteros.

El regreso de Iniesta, entonces, le será de gran ayuda a Xavi y también habrá más claridad en los balones hacia los delanteros, aunque Ibrahimovic deberá encontrar la posición justa en el centro o tal vez quede apenas delante de los dos creativos y por detrás de Messi y Henry.

Por el momento, y pese a que el entrenador Josep Guardiola ha optado por cierta rotación en el plantel, el Barcelona no ha encontrado demasiados problemas en los planteos rivales y ha mantenido el mismo juego espectacular de la temporada pasada, aunque es evidente que cuando ingresan los titulares, todo se vuelve más espectacular a la vista, y la superioridad se hace manifiesta.

El único empate que hasta el momento ha cedido el Barcelona ha sido ante el Inter en Milán en su debut en la Champions pero ha sorprendido cómo su entrenador, el portugués José Mourinho, ha decidido un planteo tan defensivo como local, dejando arriba solamente a Sneijder y a los dos delanteros, Diego Milito y Eto’o, absolutamente aislados.

El dominio del Barcelona y el alto porcentaje de posesión de la pelota no pudieron, sin embargo, plasmarse en el resultado, algo no muy frecuente en el equipo catalán y eso significa que no está del todo fino en la definición, justamente lo contrario al Real Madrid.

Es que el Barcelona, también en oposición al Real Madrid, es un equipo diseñado por Guardiola (y ya antes había sentado las bases Frank Rikjaard) para tener la pelota y atacar todo el partido, lo opuesto al Real Madrid. Y eso otorga un plus de seguridad que es difícil de remontar para los demás.

¿Es posible una final de Champions League en el estadio Santiago Bernabeu entre Real Madrid y el Barcelona? Sí, al menos, no resulta descabellado, y sería apasionante.

Can Real Madrid reach Barcelona soon? (Yahoo)

Up to now there were played very few matches of the new season to reach a definitive conclusion, but everything indicates that the Real Madrid registered players with enormous potency that could cut the route in the enormous difference that until some months ago had put off their great rival, the Barcelona, though the Catalonian continue showing in every occasion their superiority.

The Real Madrid, considering a team practically new and with scarce minutes shared by their new integrants, marked eleven goals in the three official matches the played (two in League and one in Champions League). What shows for the future times of splendor if the Barcelona does not resist the regularity they had during the season 2008/09 though nothing points that it will change now if we guide ourselves by the present.

It is known the taste of the Chilean coach, Manuel Pellegrini by the teams tactically ordered, but also by the delicate balance of all their lines and as an example there is his long job with the Villarreal with excellent results.

In the Real Madrid, there are players of excellence among who have shone particularly the Brazilian Kaka, who makes play all the team, meanwhile Xabi Alonso establishes the balance in the mid as pivot. Also it results most auspicious for the whites that Cristiano Ronaldo started to mark goals and if he continues with this average he could come near to what was done in the last seasons with the Manchester United.

However, what should be resolved by the Real Madrid goes through the fact that they have the majority of players (except Xabi Alonso or Guti) more skillful for the game of counterattack and speed that the dominion of the matches, therefore, it is very probable that paradoxically, will result more accessible to play outside their stadium than at home in the Santiago Bernabeu, where they are obliged to go looking for the results.

But seeing the few official matches played, the Real Madrid had already obtained to improve a lot the game in all their lines (also in another of their former weaknesses, the coordination between the central defenders that now are Albiol and Metzelder) and the possibilities to grow for this season are enormous.

On their side, the Barcelona changed in the attack Samuel Eto’o for the Swede Zlatan Ibrahimovic (last days they confronted in Milan for the Champions League) and this generated a certain positional crisis until the adaptation process ends. Ibrahimovic is not one of the area forwarders as his predecessor nor so slippery as this one, but a player more complete and technical, but who plays generally behind, and then he loses the deepness in contact with the two extremes, Messi and Henry, accustomed that with the Cameroonian everything was resolved with assistance toward the inside of the area..

Ibrahimovic, in change, was accustomed in the Inter to be practically the single point of reference in the attack, and who lowered all the air balls that dould rain from the goal line or the defense and here observes that he is surrounded by players with good technique and in less space, because in the Barcelona the attack is of technique forwards and two assistants..

The other matter of Barcelona goes by the return of Andrés Iniesta, after his another hard injury , to come back, finally, to the mother scheme of the team, and add as assistant of Xavi Hernández, who passes through a great personal moment, having to take charge of the creativity in the gestation zone to supply for the forwarders.

The return of Iniesta, will be of great help for Xavi and also there will be more clarity in the balls towards the forwarders, though Ibrahimovic will have to find the right position in the centre or perhaps will stay slightly in front of the two creative and behind o Messi and Henry.

For the moment, and in spite that the coach Josep Guardiola opted for certain rotation in the team, the Barcelona had not many problems in the rival teams and maintained the same spectacular game of the last season, though it is evident that when the first team players return, everything will be more spectacular for the sight and the superiority will be shown..

The only tie that up to the moment was ceded by Barcelona was vs the Inter in Milan in their debut in the Champions but surprised how their coach, the Portuguese José Mourinho, decided a scheme so defensive at home, leaving above Sneijder and the two forwarders, Diego Milito and Eto’o, absolutely isolated.

The dominion of Barcelona and the high percentage of ball’s possession could not, however, be seen in the result, something not frequent in the Catalonian team and this means that it is not totally fine in the definition, just the contrary to the Real Madrid

It is that the Barcelona, also in opposition to the Real Madrid is a team drawn by Guardiola (and the bases have been put before by Frank Rikjaard) to have the ball and attack during the whole match, the opposite to the Real Madrid. This grants a plus of security that is difficult to remount for the others.

Is it possible a final of Champions League on the stadium Santiago Bernabeu between Real Madrid and the Barcelona? It is, at least, it does not result mad, and would be passionate.


viernes, 18 de septiembre de 2009

En España no se consigue (una ley de medios como la argentina)

España y Argentina parecen estar viviendo historias paralelas en cuanto a la relación "gobiernos-medios poderosos- fútbol". Casi al mismo tiempo, con apenas un día de diferencia, ambos parlamentos votaron modificaciones sustanciales a las leyes de medios de comunicación y que paradójicamente, ponen en jaque a los grupos más poderosos de ambos países que tampoco casualmente, se han volcado con ira hacia estos gobiernos, apretando el acelerador de lo que ya venían insinuando en los últimos tiempos. En el caso de la Argentina, la Cámara de Diputados votó una nueva ley de medios que reemplaza, por fin, a la de la dictadura militar y que restringe de modo impactante el poder de llegada del Grupo Clarín, que se defendió de la acusación de "monopolio" aduciendo que en cada uno de los medios (televisivos, cable, radios y gráfica) hay competencia. Sin embargo, esta competencia jamás ha contado con las prebendas que por añares ha conseguido esta empresa, cuyo propósito velado era tender al monopolio, desde el punto de vista de haber intentado comprar compulsivamente hasta el más pequeño canal de TV por cable al punto de llegar a ser emisora de contenidos y generadora de los mismos, pero además, fue beneficiada por la pesificación de su deuda, y por la sociedad con el Estado y el grupo La Nación (y en un principio, con La Razón a la que terminó comprando) en Papel Prensa SA, por la que prácticamente todo el papel estaba en sus manos.
Sin embargo, en lo que el gobierno argentino hizo más hincapié fue en el fútbol y no es para menos, porque se trata de un hecho muy sensible para el pueblo argentino, y lo cierto es que el monopolio (aquí sí, definitivamente) compuesto por la sociedad TSC perteneciente a TRISA (Torneos y Competencias, y Clarín), no sólo ganaba la renovación de su contrato con la AFA sin licitación y desde 1986 hasta la actualidad (el contrato vencía en 2014 hasta que la AFA lo rompió unilateralmente para asociarse con el Estado), sino que tampoco permitía que ningún canal (ni siquiera los propios del Grupo Clarín) emitiera los goles decada partido oficial hasta que llegara el programa "Fútbol de Primera" por Canal 13 los domingos a las 22.
Ahora, todos los partidos pueden verse por Canal 7 estatal a distintas horas, sin tener que pagar un solo peso de abono, un hecho significativo que no ocurre en ningún país del mundo.
En España ocurrió algo parecido, muy semejante al de la Argentina aunque con sus bemoles. El Grupo Prisa, que contiene el diario "El País", la Cadena SER, el Canal Pluso la plataforma Digital Plus, se acostumbró por muchos años a tener el control de cuanto ocurría mediáticamente y en especial, durante los gobiernos socialistas. Sin embargo, la reciente aparición del grupo Mediapro (diario "Público", canal de TV "La Sexta" y ahora una plataforma de TDT de pago), comandado por el experimentado Jaume Roures y más cercano al gobierno que Prisa (que ha caído barranca abajo desde la muerte hace meses de su gran líder, Jesús de Polanco), trastocó aquella tranquilidad de Prisa, hasta llevarla por el camino de la impensada oposición al presidente José Luis Rodríguez Zapatero. Desde el canal "La Sexta", con un dinero que pocos se atrevían a imaginar, fueron comprando los derechos de los principales clubes de fútbol en cuanto a emisión de partidos, lo que puso en jaque el principal ingreso de Prisa, que provenía de vender la emisión del fútbol desde la plataforma Digital Plus, que se quedó vacía, lo que la obligó, luego de una guerra total en la temporada pasada, a negociar con Mediapro. Sin embargo, no hubo acuerdo y el Gobierno acaba de hacer aprobar la ley de medios, que permite la llegada del TDT de pago, por el que se emitirá la cadena Gol TV, que tiene los derechos de casi todos los equipos, y esto a su vez generó que ya Prisa se lanzara con todo contra el Gobierno desde sus medios, tal como Clarín hace lo propio con el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.
Ahora bien: hay diferencias técnicas entre España y Argentina. En ésta última, el Estado pagó 600 millones de pesos (poco más de 100 millones de euros) para quedarse con los derechos del fútbol argentino en televisión abierta. En España, el fútbol se repartirá entre Digital Plus (en una mínima parte) y el TDT (Televisión Digital Terrestre) de Mediapro (mayoritaria) para lo cual, habrá que abonarse a dos sistemas para ver toda la jornada completa, pagando unos 32 euros mensuales.
Es decir: en la Argentina, el negocio lo hace el Estado. En España, un grupo se ha quedado con gran parte de la torta que por años tuvo otro grupo. En la Argentina, todo el fútbol se ve por TV abierta y en España, entre una plataforma digital y otra de TDT. En una, el público no tendrá que pagar nada, y en la otra, 32 euros en total cuando antes, cada partido valía 12.

jueves, 17 de septiembre de 2009

¿Chau Maradona, bienvenido Guardiola?

No somos ingenuos, y conociendo a la prensa española, es dable suponer que la información es más que interesada de los periódicos madrileños por esta tradición de meter presión al Barcelona, y más ahora que el Real Madrid necesita tanto de un título y entonces, poner nervioso al principal rival en esta lucha por la Liga y la Champions League, es algo positivo.
Por estas horas, ya ha rebotado en la Argentina una versión por la que en la AFA estarían interesados en la contratación del entrenador del Barcelona, Josep Guardiola, para suceder a quien esté a cargo del seleccionado argentino cuando finalice el Mundial 2010, o inclusive, si el equipo argentino no se clasifica para este torneo, algo increíble de suponer, pero que hoy se acerca a una posibilidad cierta.
Más allá de la veracidad de esta noticia, nos preguntamos si en un país con tanta soberbia futbolera como la Argentina, sería posible contratar a un entrenador extranjero, por más que éste goce de un enorme prestigio, como Guardiola (quien a su vez sigue al argentino que dirige la selección chilena, Marcelo Bielsa, a quien considera un ejemplo), o si todo está pensado desde el chiquitaje de tener sentado en el banco de suplentes a quien sabe llevar a la mayor estrella argentina (y en un futuro próximo, consagrado oficialmente como mejor jugador del mundo), Lionel Messi.
Ojalá nos equivoquemos, pero pensamos que la contratación de Guardiola por parte de la AFA es casi un imposible. No por estar ligado al Barcelona, porque cualquier entrenador consideraría de un gran antecedente personal dirigir al equipo argentino. En cambio, es hartamente improbable que Guardiola, acostumbrado a un orden institucional determinado, y a un istema dirigencial propio del Primer Mundo, vaya a aceptar lo que tampoco Carlos Bianchi quiere para sí como entrenador, y que es el motivo por el que nunca dirigió a la selección argentina, en uno de los mayores interrogantes del mundo futbolístico: ¿cómo Julio Grondona se pudo inclinar por alguien como Diego Maradona, hace escasos meses con problemas por todos conocidos, y sin experiencia en el cargo, y jamás haber contratado a Bianchi, cuatro veces campeón de América y tres veces, intercontinental?. No por nada, uno de los preferidos de Guardiola, Bielsa, con tanto suceso ahora en Chile, se fue dando un portazo a la AFA en 2004, tras ganbar brillantemente la medalla dorada olímpica (que Argentina no tenía en sus vitrinas) y dejando clasificado holgadamente al equipo para el Mundial 2006. Bielsa tampoco soportó incoherencias y deudas enormes que le quisieron pesificar.
¿Cómo leería Guardiola, en estos días, que el seleccionado argentino ya contó con 62 futbolistas convocados en estas eliminatorias, o que los dos ayudantes del técnico, Alejandro Mancuso y Miguel Lemme, están allí o por ser ex compañero de Maradona en el showbol o por ser funcionario del manager Carlos Bilardo en la provincia de Buenos Aires?, ¿cómo entendería el fabuloso Pep, que cambió el paradigma del fútbol internacional para establecer un ataque con tresdelanteros y dos asistentes, que el actual entrenador se encuentre internado en un spa, a días del partido con Perú en Buenos Aires, que definirá seguramente el pase al Mundial, y a una semana y monedas de un partido amistoso con Ghana, en el que podrían estar Bilardo y sus ayudantes? ¿Cómo comprendería Guardiola que el técnico se escape de una reunión con Grondona y de buenas a primeras se marche a Europa sin dar explicaciones luego de tantos sonados fracasos con el equipo nacional?
Son muchas las preguntas que uno se hace sobre cómo podría Guardiola aceptar un pfrecimiento como éste con semejantes actores y semejante desorden institucional. Y la respuesta, todo indica, caerá por su propio peso, sea verdad o no la información que circula.

domingo, 13 de septiembre de 2009

Maradona, de semidiós a simple mortal para los argentinos (Yahoo)

No necesitó muchos partidos Diego Maradona, como entrenador, para bajar del olimpo como semidiós de los argentinos a simple mortal, como director técnico de un seleccionado que a falta de dos partidos de los dieciocho de su grupo sudamericano, se encuentra en posición de tener que jugar una repesca ante el cuarto equipo del hexagonal final del grupo de Centro y Norteamérica, que hasta el momento es Costa Rica.

Maradona no logró encausar una eliminatoria que ya era complicada para Argentina cuando él asumió como entrenador en 2008 reemplazando a Alfio Basile, y de seis partidos que disputó el equipo bajo su conducción, perdió tres y apenas ganó dos ante Venezuela y Colombia como local. De las tres derrotas, una de ellas fue ante Bolivia en la altura de la ciudad de La Paz, por 6-1, mientras que las otras dos fueron en los últimos dos partidos del grupo, ante Brasil como local (1-3) y ante Paraguay (1-0).

La expectativa sobre Maradona como entrenador, entre los argentinos, estaba más cifrada en la motivación que podía generar en sus jugadores, debido a su gran historia como futbolista con la camiseta celeste y blanca, pero el preferido de los hinchas era sin dudas el exitoso entrenador de Boca Juniors y Vélez Sársfield, Carlos Bianchi, de no buenas relaciones con el presidente de la federación (AFA), y vicepresidente señor de la FIFA, Julio Grondona.

Grondona optó por elegir a Maradona, influido por su entorno, y allí comenzaron los problemas en aumento, que hicieron regresar al equipo argentino a situaciones que no atravesaba desde hacía años, hasta llegar a una situación en la que ya no depende de sí mismo para llegar al Mundial de Sudáfrica y hasta el momento debe disputar dos partidos extras para acceder a una plaza.

Maradona quiso como ayudante a uno de sus ex compañeros en el Mundial de México 1986, Oscar Ruggeri, enfrentado con la dirigencia de la AFA pero además, sorpresivamente, tampoco tenía buena relación con el propio “diez”. La AFA no aceptó esta designación y rápidamente comenzó a palparse que todo el arma que tenía el entrenador pasaba por la motivación de ponerse la camiseta argentina, pero los jugadores insisten en que no hay una línea táctica y muchos dicen que cuando desde dentro del campo le requieren alguna instrucción ante un tema puntual, la respuesta es sólo anímica.

Poco a poco, los malos resultados y ciertos manejos de Maradona fueron generando polémicas, discordias y un ambiente enrarecido en la selección. Por ejemplo, no gustó que además de uno de sus yernos, el delantero del Atlético Madrid Sergio Agüero, el otro, Fernando Molina, se hiciera cargo del área de prensa del ex crack, y también su actual cuñado apareciera formando parte de la delegación, o que el defensor Gabriel Heinze aumentara su peso específico en las decisiones finales.

Maradona llegó a utilizar sesenta y dos jugadores en los cuatro partidos, entre los convocados, lo que muestra el grado de errática de su política de convocatorias y no parece ofrecer una continuidad en cada puesto, lo que va generando una gran inseguridad entre los componentes del equipo.

Tampoco fue quedando claro el por qué de algunos jugadores no convocados pese a sus muy buenos (y regulares) rendimientos en sus equipos. El caso más fuerte es el del atacante Gonzalo Higuaín del Real Madrid, con una excepcional temporada como fue la pasada, y que aún habiendo renunciado a jugar para Francia, país donde nació, nunca tuvo la oportunidad de mostrarse y lo mismo ocurrió con el delantero del Lazio, Mauro Zárate. En cambio, Maradona alentó al veterano Ariel Ortega comentando que si completa algunos buenos partidos, regresará al equipo albiceleste, y ante Brasil y Paraguay fueron llamados Martín Palermo y Rolando Schiavi, de 34 y 36 años respectivamente.

Otro debate en torno del equipo tuvo relación con la convocatoria o no a jugadores de la propia Liga Argentina, sobre los que se desempeñan en el extranjero. Maradona armó una lista de jugadores del medio local, mezclados con los “europeos” pero no obtuvo buenos resultados y todo se fue desdibujando, hasta generar la idea de que pase lo que pase, el equipo no va a mejorar.

Ya ante Brasil y Paraguay, el margen de error de la selección argentina era mínimo y lo siguió siendo, porque más allá de las derrotas, se vio un equipo abatido, sin fuerzas ni convicción, jugando desesperadamente ante equipos mejor colocados y más sólidos.

Hoy, en el quinto puesto de la tabla en Sudamérica y a dos jornadas del final, Argentina no depende de sí misma para llegar al Mundial pero para eso, deberá haber muchos cambios por parte de la AFA, mientras la imagen de Maradona se deteriora día a día al comprobarse que sus conocimientos son escasos, que no por nada no cuenta con el título de técnico, y que tampoco sabe manejar a los muy buenos valores que posee el equipo en lo individual como Leo Messi, Carlos Tévez, el propio Agüero Juan Verón o Javier Mascherano, y no sólo eso, sino que generó un ambiente complicado entre los jugadores mientras insiste en que no piensa retirarse…

Sumado a esto, su discusión sin mucho sentido con su principal armador, Juan Román Riquelme, quien renunciara al equipo por desavenencias tácticas y enojos por ciertas críticas públicas de Maradona en los medios, influyó notablemente en el juego, cada vez más errático y lejos los volantes de los delanteros.

Y por si quedaba poco, tras el magro triunfo ante Colombia en Buenos Aires, Maradona comenzó a presionar para jugar como local en Rosario, argumentando que allí la gente “se hace sentir más” pero no fue así y acabó perdiendo sin atenuantes ante Brasil.

Por todo esto, que fue un proceso lento que duró un año, la gente comienza a ver en Maradona tal vez el mejor jugador de todos los tiempos, pero fuera de los campos, como apenas un hombre falible y de carne y hueso. Adiós al mito.

Maradona from demigod to a simple mortal for the Argentineans (Yahoo)

Diego Maradona did not need many matches as coach to descend from the Olympus as demigod of the Argentinean to a simple mortal, as coach of a team that failing two matches of the eighteen of their South American group is in a position to have to play two extra matches in front of the fourth team of the final hexagonal of the Center and North American group that up to now is Costa Rica.

Maradona did not get to put in good form an eliminatory that was already complicated for Argentina when he assumed as coach in 2008 substituting Alfio Basile and from six matches that the team played under his conduction he lost three and scarcely won two vs Venezuela and Colombia at home. From the three defeats, one of them was vs Bolivia in the height of the city of La Paz by 6-1, meanwhile the other two were in the last two matches of the group vs Brazil at home (1-3) and vs Paraguay (1-0).

The expectation as to Maradona as coach between the Argentineans was more directed in the motivation that could generate in his players, due to his great history as footballist with the vest light blue and white, but the preferred of the fans was without any doubt the successful coach of Boca Juniors and Velez Sarsfield, Carlos Bianchi, in not very good relations with the president of the federation (AFA) and vice-president, master of the FIFA, Julio Grondona.

Grondona opted for Maradona influenced by his surroundings and there the problems started to increase that made to return the Argentinean team to situations that were absent since many years ago, arriving to a situation in which it does not depend on themselves to arrive to the World Championship in South Africa and until now they must play two extra matches to come to a place.

Maradona wanted as an assistant one of his ex comrades in the World Championship in Mexico 1986, Oscar Ruggeri, confronted with the directives of the AFA but besides, surprisingly, neither had he good relationship with the “ten” himself. AFA did not accept that designation and quickly it was clear that all the army the coach had was just the motivation to wear the Argentinean vest, but the players insist that there is no a tactical line and many say that when from the inside of the field they require some instruction in front of some special matter, the reply is spiritual only.

Step by step, the bad scores and certain managements by Maradona generated polemics, disagreements and a uneasy environment in the team. For instance, they did not like that one of his sons-in-law, the forwarder of the Atletico Madrid, Sergio Aguero, the other, Fernando Molina, took charge of the area of press of the ex crack and also his present brother-in-law formed part of the delegation or that the defender Gabriel Heinze increased his specific weigh in the final decisions.

Maradona used sixty two players in the four matches, among the convoked, what shows the grade of erratic of his convoking policy and does not seem to offer continuity in each position, what generates a great uncertainty among the team.

Neither was clear the reason why some of the players with very good (and regular) renders in their teams were not convoked. The strongest case is that of the attacker Gonzalo Higuain of the Real Madrid, with an exceptional season as it was the last one, and that even he renounced to play for France, country where he was born, never had he the opportunity to show himself and the same happened with the forwarder of Lazio, Mauro Zarate. In change, Maradona encouraged the veteran Ariel Ortega commenting that if he completes some good matches, he will return to the teams light blue and white, and vs Brazil and Paraguay were called Martin Palermo and Rolando Schiavi, 34 and 36years of age, respectively.

Another debate regarding the team was related to the convoking or
not of players of the own Argentinean League, ovre those who are abroad. Maradona formed a list of players of the local media mixing with the “Europeans” but did not obtain good results and everything was fading until generating the idea that whatever happens the team will not improve.

Already vs Brazil and Paraguay, the margin of error of the Argentinean team was minimum and continued being so because besides the defeats, what was seen was a tired team, without forces nor conviction, playing despairingly vs teams better placed and more solid.

Today, in the fifth place of the South Amercan list and two appointments from the final, Argentina does not depend on itself to reach the World Championship but for that there would have to be many changes on behalf of the AFA, meanwhile Maradona’s image is day by day worse proving that his knowledge is scarce and it is clear why he does not count with the title of technician neither he knows to handle the very good values that he has in the team in the individual as Leo Messi, Carlos Tevez and Agüero, Juan Veron, or Javier Mascherano and not only this, but he generated a complicated air among the players meanwhile he insists that he will not retire…

Adding to all this, his discussion without any sense with his principal midfielder, Juan Roman Riquelme, who renounced to the team due to the tactical disagreements and anger due to some critics published by Maradona in the media, influenced remarkably in the game, each time more erratic and far the midfielders of the forwarders.

And if there is not enough, after the small triumph vs Colombia in Buenos Aires, Maradona started to press to play as local in Rosario, saying that there the people “are more feeling” but it was not so and ended losing absolutely vs Brazil

For all this, that was a slow process of one year, people start to see in Maradona perhaps the best player of all the times, but outside the fields he is just a fallible man. Good-bye to the myth.

jueves, 10 de septiembre de 2009

Crónica de una historia demasiado anunciada

Esta crónica fue escrita hace demasiado tiempo en este blog como para rasgarnos las vestiduras ahora. Que hablen los que nunca hablaron. Que lo digan ahora, aunque sea tarde. Que todos aquellos que vinieron disimulando tantas carencias, escribiendo, chupamedias del diez, que "se está jugando mal", o que "el equipo no encuentra el camino", o que "la selección anda sin brújula", ahora le pongan nombre y apellido a lo que desde este blog venimos diciendo desde el mismo momento en el que Diego Maradona asumiera como entrenador del seleccionado argentino: que no estaba, ni está en condiciones de hacerse cargo de un trabajo semejante. Ni por experiencia (que no la tuvo casi, en el puesto, porque aquello de 1995 en Racing Club y en Deportivo Mandiyú ni siquiera se puede tomar con mucha seriedad), ni por su capacidad de manejar grupos con un cierto equilibrio, y podríamos decir que tampoco por su salud mental. Aunque sea doloroso, no deja de ser público que Maradona no hace mucho tiempo estaba internado y en una delicada situación y habían pasado pocos meses y de aquel trago complicado, pasaba casi sin escalas a dirigir a la selección argentina y no parece ser una buena decisión por parte de esta AFA cada vez más imputable, y de su inefable presidente, Julio Grondona.
Era claro, en todas las encuestas de cualquier medio periodístico, que la gente se volcaba por Carlos Bianchi para ese lugar, y nos consta que Grondona por primera vez pensó en darle la oportunidad, pero allí aparecieron los lobbies, especialmente el de sus hijos, especialmente uno de ellos ligado afectivamente a los campeones del mundo de 1986 y a Carlos Bilardo, para torcer la decisión grondoniana y darle el cargo a Maradona, quien venía presionando en ese sentido y todo indica que para Grondona, fue la ocasión de darle el gusto y al mismo tiempo, quemar una etapa para que no haya reclamos futuros. Pero en esa decisión comenzaba una hecatombe anunciada, con todos los problemas derivados de un personaje que ya no es el del futbolista eximio, proque lo mejor que Maradona podía ofrecer en el fútbol ya lo había dado hasta 1997, cuando se retiró. Este Maradona de ahora, que se refiere en la conferencia de prensa a "los panqueques" por aquellos que lo critican, lo hace en función de estar acostumbradísimo a que casi la totalidad de la prensa nacional lo adula sin miramientos y le festeja cualquier frase de ocasión, cualquier exceso verbal, cualquier referencia a cualquier persona con la impunidad que da el haber sido el mejor jugador de todos los tiempos, lo cual no significa ser un Dios, sino, en verdad, apenas eso: ser un supercrack de un deporte masivo, que sólo es un talento más entre tantos que los seres humanos podemos tener, sólo que el suyo ha tenido una dimensión internacional.- Porque a Maradona se le ha perdonado todo y tiene cierta lógica: porque ha sido el gran protagonista de las últimas grandes alegrías populares, pero luego se ha equivocado mucho, si bien alimentado por ocupar un cargo que no fue decidido por él sino por los que lo contrataron y que ahora ven, con gran prepcupación, el monstruo que ellos inventaron, como antes procrearon a las barras bravas, los aperturas y clausuras, y una larga lista de desaciertos.
Y los grandes "progres" de la prensa argentina, aquellos que siguen a ídolos de barro, sean supercracks o supuestos formadores de opinión cuya palabra es santificada al punto de no poder armar un pensamiento propio que sea mínimamente crítico, seguirán hablando de "los errores de Diego" o que "se juega mal" cuando por mucho menos, derrumbarían a otro entrenador, como hicieron con Basile hace un año.
¿Se irá Maradona? todo indica que no. Si es por él mismo y la conferencia de prensa post-partido en Asunción, su idea es seguir y es lógico, atado como está esto a su proyecto de vida y acostumbrado como está a que una larga fila de chupamedias siga aceptando sus designios mientras le llevan el bolso, le compran algo en el kiosquito de enfrente o le cuentan bobadas al oído o le festejan sus chistes, en nombre de "la posta" o el autógrafo del diez.
Tampoco parece que grondona y la dirigencia de la AFA quieran pagar el costo político, ya no tan alto a esta altura, de echarlo. Sería lo lógico en un país normal, mas no en la Argentina. Lo lógico sería contratar a un técnico (o al propio Carlos Bilardo, que ya está ahí y no queda mucho tiempo en esta etapa) para ordenar un poco el equipo, convocar a lo que realmente haya que convocar y no a este esperpento, tratar de elevar la autoestima de los jugadores y hacerles entender que el Mundial no está tan lejos porque de ganarle a Perú en octubre, sería casi imposible no quedar al menos quintos, y una repesca sería ante Honduras o Costa Rica, a los que normalmente Argentina les podría ganar.
El tema, aunque parezca loco, no es el Mundial. El tema es el fútbol argentino, en general. Cómo se puede llegar a caer tan bajo con semejantes jugadores, pretendidos en todo el mundo. Qué sistema de juego se implementa, y por qué hoy un entrenador argentino recién da la formación del equipo luego de que la de un técnico rival como...el de Venezuela, a la que en 1975 Argentina venció 11-0 por la Copa América con la selección de la provincia de santa Fe. ¿Qué pasó en este tiempo? ¿A qué jugamos? ¿Dónde están nuestros números 10, los dos laterales, los 5 que no necesitaban de su doble, los wines? ¿Qué le hicieron a nuestro fútbol los resultadistas? ahí está la clave. Dime qué dirigentes tienes y te diré cómo te irá. Lo ve´níamos diciendo y lo volvemos a decir. No teníamos prisa. Los que tienen que hablar ahora son otros, no nosotros.

martes, 8 de septiembre de 2009

Larmende tavshed i Maradona-land (Tipsbladet)

Det fodboldgale Argentina er rystet i sin grundvold. Deres egen fodboldgud er ved at miste sin status, for selv om Argentina stadig selv kan afgøre sin VMskæbne, lever spillet på banen slet ikke op til Maradonas og tilhængernes ambitioner. Analyse af den argentinske fuser i braget mod brasserne.

Aldrig havde de tusindvis af argentinske fans, der fyldte den nyvalgte nationalarena i provinsen Rosario, forestillet sig et sådan mareridt.
For hvis der er noget, det argentinske fodboldfolk ikke tåler, så er det at tabe til ærkerivalerne fra Brasilien.
Og så endda på eget territorium i en kamp af allerstørste betydning.
Med bare tre kampe igen af den sydamerikanske VM kvalifikation er vejen til Sydafrika næste sommer langt mere kompliceret, end man er vant til eller bryder sig om i det fanatiske Maradona-land.
Situationens alarmerende alvor må have været årsagen til den larmende tavshed lige efter slutfløjtet blandt de 42.000 ellers så festklædte fans, der havde pyntet denne så frygtindgydende hjemmearena ( på grund af den infernalske larm, der kan skabes) i lyseblåt og hvidt med hilsener en masse til Maradona, Messi og co.
Inden opgøret summede det af spændt forventning blandt hjemmefansene, hvor ingen af de adspurgte fans kunne forestille sig en udesejr.
Et par timer senere jublede en mindre skare af 1000 brasilianere på lægterne, mens deres helte fyldte banens midte med sejrsdans, sang og veltilfredse miner efter en fuld fortjent derby-sejr og VM-billetter som flødeskum.
Årsagen til den komfortable brasilianske 3-1 sejr kan tilskrives to hovedfaktorer.
Først og fremmest viste de brasilianske spillere overlegenhed i fysisk styrke. Og for det andet udførte det brasilianske kollektiv et taktisk arbejde til topkarakter.
Systemet er designet og indøvet af landstræner Dunga, der foretrækker en afventende solid defensiv, hvorfra kontrachancerne udløber med Kaká som strateg, Robinho som individualist og med Luis Fabiano som skarpskytte. En til tider kritiseret formel hjemme i Brasilien, der er vant til såkaldt sambabold, men en formel, som både Uruguay ( 0-4) og Chile ( 0-3) også har mærket effekten af på eget skind på hjemmebane.
En formel - med andre ord - som virker.
MERE END BLOT EN KAMP
Argentina versus Brasilien har aldrig nogensinde været blot endnu en kamp i rækken. Særlig siden Brasiliens første VM-titel i Sverige 1958, da Pelé dukkede op, er naboslagene steget i intensitet. Verdensnavne fra begge nationer og forskellige stilarter - samba kontra orden - har altid budt på konfrontationer, der er rige på forventninger og oplevelser.
En voksende mediedækning siden 1990' erne - med daglige fodboldaviser som Lance i Brasilien og Olé i Argentina som hovedaktører - har kridtet linjerne ekstra op både før, under og efter derbyet, ofte med absurde beskyldninger og fornærmelser, og ikke mindst med den evige rivalisering mellem Pelé og Maradona som liflig garnering. Disse to af fodboldhistoriens største genier kan gå fra at omfavne hinanden det ene øjeblik til at fornedre hinandens livsstil og gerninger i det næste, som var de dødsfjender.
Spiller for spiller byder Argentina som Brasilien på verdens bedste aktører, hvilket klubhold og millionkontrakternes værdi bevidner. Med navne som Julio César, Lucio, Dani Alves, Kaká, Robinho, Luis Fabiano, Mascherano, Tévez, Agüero og Messi hæver den samlede værdi på grønsværen sig til et astronomisk beløb. Tilmed krydres opgørene af følelsesladet stolthed til fædreland og landsholdstrøjen, ligesom historiske triumfer og statistik bogføres nøje. Brasilien dominerer med 5 VM-titler mod 2 til Argentina, mens de sydlige naboer ynder at tælle deres to OL-triumfer ( ingen til Brasilien), de mange U20 guldmedaljer og et forspring i antallet af Copa América-titler.
Denne gang -til lørdags sene aftenopgør klokken 21.30 lokal tid -havde brasilianerne de bedste kort på hånden før derby-klassikeren. Alt presset lå på Argentina, mens Brasilien ankom med ro og vished om, at de førte VM-puljen. Dungas drenge vidste også, at de kunne spille på modstandernes desperate behov for tre point og på tvivlen omkring Diego Maradonas trænerrolle, hvis manglende rutine fra bare to korte og mislykkede cheftræner-perioder for lang tid siden er begyndt at sprede usikkerhed.
UKARAKTERISTISK SYSTEM
Maradonas personlige psykologiske problemer fra en nær fortid gør ikke billedet mere stabilt eller tillidsvækkende.
I hvert fald har den argentinske landsholdstræner endnu ikke fundet en bæredygtig taktik til sin stjernespækkede trup. Særlig midtbanen i et atypisk argentinsk 4-4-2 system -uden en offensiv kreatør siden Riquelmes landsholdsstop og med to deciderede kantspillere - synes at have for stor afstand til angriberne, hvor de fysiske mangler i statur hos både Tévez, Agüero og Messi virker problematisk trods angribernes tekniske overskud.
Den hidtidigt anvendte taktik har fungeret positivt i testkampe mod europæiske modstandere som Frankrig og Rusland, men i VM-kvalifikationen er historien en hel anden, da de sydamerikanske modstandere ofte spiller afventende med flere folk på egen bane og med flere pauser i spillerytmen.
Maradonas foretrukne offensive kanter; Jonás Guitérrez ( afløst af Jésus Dátolo mod Brasilien) og Maxi Rodriguez, har begge deres styrke i det konstante presspil og en hurtig, dynamisk boldomgang ( oplært fra deres europæiske klubhold), mens de mangler kreativitet, når Argentina har et massivt overtag i boldbesiddelse.
Samtidig ligger de to centrale midtbanefolk, Javier Mascherano og Juan Sebastian Verón ( eller Fernando Gago) for langt fra angriberne og bliver ikke farlige i spillet nær modstandernes straffesparksfelt.
En anden ingrediens op til lørdagens dyst var skiftet af nationalarena fra Buenos Aires til provinsen Rosario. Maradona selv var meget aktiv i kampen for at flytte spillestedet fra det historiske " El Monumental," hvor River Plate klubben huserer og VM-finalen afvikledes i 1978.
Først klagede landstræneren over grønsværen i Buenos Aires, og ideen med at flytte til Rosario Central hjemmebanen ( hvor Argentina og Brasilien spillede 0-0 under VM i 1978) var også at få tilhængerne tættere på spillerne og dermed skabe en bedre atmosfære. Kritikken af " El Monumental" faldt ikke i god jord hos River Plate-ledelsen, men Diego fik sin vilje.
Tvivlen og den manglende succes i VM-kvalifikation genererer naturligt nok polemik omkring landsholdet i hjemlandet. Er Maradona trods Gude-status den rette mand? Og er Messi virkelig så god eller motiveret på samme niveau, som han viser uge efter uge i Barcelona? I forhold til Messi virker det som om, at kritikerne ikke fokuserer nok på baggrunden for stjernens succes i Barcelona, hvor han er assisteret af to deciderede angribere og har kreative, offensive midtbanefolk lige bag sig i form af i Xavi og Iniesta på den centrale midtbane. Det er aldrig lykkes at skabe de samme forhold for Messi på landsholdet, hvor der tages for mange forbehold, og hvor Messi skal skabe for meget på egen hånd.
TAKTISKE FEJL
På den efterfølgende pressekonference mødte en storsmilende Dunga op i et overfyldt lokale fyldt af triste argentinske journalistminer.
Den brasilianske landstræner forklarede, at han inden kampen havde sagt til sine spillere, at de vigtigste element i forhold til at vinde opgøret var at forblive 11 mand på banen i hele opgøret og at spille koncentreret i 90 minutter.
" Lykkedes begge ting, ville vi vinde, sagde jeg. Og sådan blev det." Diego Maradona virkede på samme pressekonference fattet, men mundvigene hang nedad og øjnene flakkede. Det var langt fra den selvsikre Maradona, man har set i så mange andre sammenhænge: " At tabe til Brasilien er altid forfærdeligt.
Men vi giver ikke op. Jeg stoler på, at mine spillere kan klare opgaven i de sidste tre opgør," lød det blandt andet, inden få journalister fik lejlighed til at stille uddybende spørgsmål, som blot forstærkede indtrykket af, at Maradona satser på at slå på de mentale dyder, måske for bedre at skjule de taktiske fejl hos én, sig selv, som pt. ikke ser ud til at have været i stand til at løfte ansvaret for en flok af stjerner.
"Jeg tager ansvaret. Ansvaret er mit, men jeg arbejder som en gal for at få de rigtige resultater hjem.
Jeg bliver ikke lagt ned af denne situation," forsikrede Maradona.
Om det bliver VM eller ej for Argentina står selv sagt uklart. Men uanset hvad bliver det med Maradona de næste tre kampe ( Paraguay ude onsdag, siden Peru hjemme, og som altid - Uruguay ude). Alle spekulationer om en fyring kan godt glemmes, for i fodboldforbundet vurderes det, at det er for sent at skifte hest.
Således fik Argentina tilføjet sit kun andet hjemmebanenederlag nogensinde i en VM-kvalifikationsturnering.
Det andet nederlag kom pudsigt nok også en 5. september, nemlig i 1993, da Colombia med Valderrama som styrmand hentede en ydmygende 5-0 sejr. Argentina kom dog med til det efterfølgende VM i USA. Det var det VM, hvor Maradona blev testet positiv i en dopingtest og Argentina røg ud tidligt, kun for at se Dungas Brasilien ende som verdensmestre. +.
Billedtekst: Diego Maradona er ved at miste status, og Argentina risikerer at gå glip af VM i Sydafrika. Foto: ScanpixBrasiliens Lucio forsøger sig i kampen mod Argentina. Brasilien vandt 3-1 og tilføjede Argentina det blot andet nederlag på hjemmebane i en VM-kvalifikationskamp. Det første faldt sjovt nok også den 5. septemer -nærmere betegnet i 1993, da Colombia vandt 5-0.

domingo, 6 de septiembre de 2009

Brasil desnuda la realidad de la selección argentina (Yahoo)

Ni el más pesimista de los hinchas argentinos hubiera imaginado un escenario semejante: su rival más importante en el mundo del fútbol, la poderosa selección de Brasil, desnudó las fallas tácticas y la diferencia de estatura entre los dos equipos, y la venció con claridad por 1-3 ante 42 mil personas que llegaron con mucho fervor y se fueron en silencio, preocupadas por el futuro cada vez más complicado con miras al Mundial de Sudáfrica.

Apenas un año después de haber empatado 0-0 en Brasil por las mismas eliminatorias al Mundial, todo parece haber cambiado mucho por parte de los dos equipos. La selección argentina cambió de entrenador por los malos resultados y cierta indiferencia que se le endilgaba a muchos jugadores, que parecían más dedicados a su vida en Europa, y de Alfio Basile pasó a Diego Maradona, que trató de contagiar un entusiasmo propio de su carácter, aunque nunca encontró un sistema válido para aprovechar tantas estrellas.

Maradona, asesorado por Carlos Bilardo, director nacional de selecciones de la federación argentina (AFA), y casi sin experiencia como entrenador, prefirió utilizar un sistema de 4-4-2, con los cuatro volantes muy lejos de sus habituales dos delanteros, Lionel Messi y Carlos Tévez, a veces reemplazado por Sergio Agüero. La distancia entre la línea de volantes (dos carrileros y dos centrales) fue uno de los principales problemas a los que debió enfrentarse el equipo.

Por el lado de Brasil, al contrario, su entrenador Dunga, cuestionado por bajos rendimientos de algunos de sus jugadores y de plantear los partidos con demasiadas precauciones, fue encontrando no sólo un sistema adecuado con un 4-3-1-2, con Kaká como eje del ataque, y la dupla Robinho-Luis Fabiano, sino que se fue asentando en la parte defensiva, con un gran arquero como Julio César, dos centrales como Lucio y Juan (ante Argentina reemplazado por Luisao), dos laterales potentes y ofensivos, y un volante como Felipe Melo, que le dio equilibrio al equipo.

Ayudado por algunos buenos resultados, como haberle ganado sorpresivamente la final de la Copa América a Argentina en Venezuela en 2007 por 3-0, y por vencer en la Copa Confederaciones de Sudáfrica en 2009 y un mejoramiento en las eliminatorias, el equipo brasileño llegaba al partido frente a Argentina con mucha tranquilidad como para manejar los tiempos del partido.

Argentina, en cambio, parecía que se jugaba gran parte de la clasificación directa para el Mundial 2010 en este partido y tanto fue así que en los tres meses previos, Maradona insistió mucho en la necesidad de un cambo del estadio en el que tradicionalmente Argentina juega como local (River Plate, en Buenos Aires) por Rosario, justificándolo por la cercanía de las tribunas al campo

Todo esto pudo apreciarse en los noventa minutos de juego. El equipo argentino salió a presionar con todas sus fuerzas a Brasil, pero su férrea defensa impidió que Messi o Tévez se acercaran al arco de Julio César, y bastó un centro aéreo para que Luisao, con su gran estatura, marcara el primer gol aprovechando que en el equipo argentino, uno de los dos marcadores centrales, Sebastián Domínguez, recién debutaba en un partido demasiado trascendente como para innovar, reemplazando al lesionado Martín Demichelis.

Desde ese momento, el partido entró en una lógica hasta el final: Brasil reafirmó su seguridad en el fondo y en cada contraataque pudo marcar, siempre manejado por Kaká y con una gran respuesta de su goleador Luis Fabiano, que no sólo concretó dos goles de excelente factura, sino que perdió un tercero, mientras que Argentina, cada vez más nerviosa, fue perdiéndose en su falta de esquema, que derivó en que Messi, Tévez y en alguna medida Verón o Jesús Dátolo, por el lateral izquierdo, hicieran individualmente lo que pudieran para descontar. Tampoco esta vez Javier Mascherano pudo con Kaká, y fracasaron los dos defensores laterales, Zanetti y Heinze.

Cuando ya promediando el segundo tiempo, Dátolo pudo marcar el 1-2 con un remate desde muy lejos (única forma de vencer a Julio César), enseguida Luis Fabiano, en otro magistral contragolpe, colocó el 3-1 que dejó el resultado en su justa medida de acuerdo a la diferencia que existe hoy entre ambos equipos.

El equipo argentino debe estar agradecido a los resultados de los otros partidos de las eliminatorias sudamericanas, porque logró mantener, pese a todo, los dos puntos de ventaja sobre Ecuador, aunque ahora también acechan Colombia y Venezuela en la misma distancia, y las posibilidades de ir al Mundial no parecen claras a sólo tres jornadas del final y a mediados de semana deberá visitar a Paraguay.

Pero más allá de los resultados, Maradona deberá corregir, en lo posible y en el escaso tiempo que le queda, el hecho de que el equipo no tiene llegada porque los delanteros necesitan mayor compañía de los volantes, y debe tener una mayor coordinación entre sus defensores centrales, porque sería increíble que con semejantes estrellas, peligre su clasificación y que luego de cuarenta años, un equipo argentino no participe en un Mundial.

Brasil, en cambio, ya está clasificado, y lejos parecen aquellos tiempos en los que Dunga era criticado por la prensa y la afición de su país.

Brazil undresses the reality of the Argentinean team (Yahoo)

Not the most pessimist of the Argentinean fans would imagine such a scenery; its most important rival in the football’s World, the powerful team of Brazil, undresses the tactical failures and the difference in stature between both teams, and the triumph was clear by 1-3 in front of 42 thousand persons that came very excited and went away in silence, worried for the future each time more complicated looking towards the World Championship in South Africa.

Scarcely one year after having tied 0-0 in Brazil for the same eliminatory for the World Championship, everything seems to have changed a lot on both sides. The Argentinean team changed the coach due to bad results and a certain indifference of many players who seemed more dedicated to their life in Europe and from Alfio Brazil passed to Diego Maradona who tries to transmit the enthusiasm of his own character, though he never found a valid system to avail of so many stars.

Maradona, advised by Carlos Bilardo, National director of teams of the Argentinean federation (AFA) and almost without experience as coach, preferred to use the system 4-4-2, with the four midfielders very far to his habitual two forwarders, Lionel Messi and Carlos Tévez, sometimes substituted by Sergio Agüero. The distance between the line of midfielders (two laterals and two centrals) was one of the principal problems to what the team should have to confront..

On Brazilian side, to the contrary, their coach Dunga, questioned for low render of some of his players and for his cautious scheme, found not only an adequate system with a 4-3-1-2, with Kaka as axis of the attack, and the duple Robinho-Luis Fabiano, but he was affirming on the defensive part, with a great goalkeeper as Julio Cesar, two centrals as Lucio and Juan (vs Argentina substituted by Luisao) two potent and offensive laterals and a midfielder as Felipe Melo, who put balance to the team.

Helped by some good results, as having surprisingly won the final of the América Cup a Argentina in Venezuela in 2007 by 3-0, and winning in the Confederations Cup in South Africa in 2009 and an improvement in the eliminatory, the Brazilian team arrived to the match vs Argentina with calm as to handle the times of the match.

Argentina, in change, seemed to be playing a great part of the direct classification for the World Championship 2010 in this match and it was so that in the previous three months, Maradona insisted much in the need to change the Stadium in which Argentina plays traditionally as local (River Plate, in Buenos Aires) by Rosario, justifying it for the nearness of the boxes to the field.

All this could be appreciated in the ninety minutes of the game. The Argentinean team came out to make pressure with all their force Brazil, but their ferrous defense impeded Messi or Tevez to come near the goal of Julio Cesar and was sufficient one air center for Luisao, with his big stature to mark the first goal availing himself that in the Argentinean team, one the two central defenders, Sebastián Domínguez, was in his debut in a match too transcendent as to innovate, substituting the injured Martín Demichelis.
Since that moment, the match entered in a logic up to the final: Brazil reaffirmed their assurance in the back and in every counterattack could mark, always managed by Kaka and with a great response of their goaler Luis Fabiano, who not only concreted two excellent goals but lost a third. Meanwhile Argentina every time was more nervous, losing in the lack of scheme, what resulted that Messi, Tevez and in some measure Veron or Jesus Datolo, on the left lateral individually made what they could to discount. Neither this time, Javier Mascherano could measure himself with Kaká, and the two lateral defenders, Zanetti y Heinze failed.

When in the mid of the second period, Dátolo could mark the 1-2 by a shot from very far (the only way to win over Julio Cesar), immediately Luis Fabiano, in another masterly counterattack, located the 3-1 leaving the result in its just measure according to the difference existing today between both teams.

The Argentinean team should be grateful to the results of the other matches of the South Africa eliminatory, because they could maintain, in spite of everything, the two point of advantage over Equator, though now Colombia and Venezuela also threat in the same distance, and the possibility to go to the World Championship do not seem clear only three rounds from the final and mid of the weak they should visit Paraguay.

But resides the results, Maradona must correct in the scarce time that is left, the fact that the team has no goal chances because the forwarders need more company of the midfielders and must have more coordination among the central defenders because it would be incredible that with such stars, the classification is in danger and that after forty years, an Argentinean team might not take part in a World Championship.

Brazil, in change, is already classified, and those times when Dunga was criticized by the press and the fans of the county seems remote.

sábado, 5 de septiembre de 2009

Brasil demostró por qué hoy está tan lejos de Argentina en fútbol (Tipsbladet)

Lo tenía claro su entrenador Dunga, que con la misma tranquilidad que antes o durante el partido, afirmó en la conferencia de prensa que estaba seguro de que Brasil vencería a Argentina y que el único requisito era que su equipo terminara con los once jugadores y que ninguno fuera expulsado. “Si quedábamos once contra once, ganábamos seguro, y así ocurrió”, sostuvo el entrenador.

Una de las enormes diferencias entre Brasil y Argentina en la actualidad, que marcan la claridad con que los brasileños se impusieron por 3-1 ante 42 mil personas en silencio en el estadio Gigante de Rosario, pasa justamente por los entrenadores. Dunga aparece como muy seguro, luego de haber encontrado ya hace tiempo un esquema acorde a los jugadores que tiene, con un 4-3-1-2, basado en Kaká y la dupla Robinho-Luis Fabiano en el contundente ataque, y Diego Maradona, con toda su inexperiencia para un trabajo tan duro y con un plantel tan cotizado, que debe apelar a la motivación y a lo afectivo a falta de un sistema razonable porque el 4-4-2 sigue sin encontrar su rumbo.

Muchas cosas había en juego en este partido. Por un lado, lo formal: la enorme necesidad del seleccionado argentino de sumar puntos para asegurarse una clasificación que aparece como complicada a muy poco del final del grupo sudamericano, y la tranquilidad de Brasil, líder en la tabla de posiciones, y con una seguridad en su juego que le permitía salir a esperar y jugar con el paso del tiempo.

Pero también se suma la enorme rivalidad entre ambos países vecinos en fútbol, las habituales declaraciones hostiles, aunque disfrazadas de diplomáticas entre Pelé y Maradona, y el hecho de que salvo en los Juegos Olímpicos de Pekín, Brasil le venía ganando a la Argentina todos los partidos importantes y por resultados amplios. Además, el hecho de los duelos entre Kaká y Messi, o que entre las cotizaciones de los dos planteles se suma más de mil millones de euros.

Y salvo los primeros diez minutos, en los que Argentina presionó como se esperaba y Brasil resistió gracias a una muy buena defensa y a un excelente arquero como Julio César, el primer gol de Brasil en un cabezazo que aprovechó Luisao gracias a errores en la marca y a su contextura física, determinó el resto del partido. Porque ya Brasil extendió su tranquilidad y aprovechó cada uno de sus contraataques con la gran figura de Kaká, y el muy buen aprovechamiento de cada ocasión por parte de Luis Fabiano, mientras que sus dos defensores centrales, Luisao y especialmente Lucio, respondieron a la perfección.

Al contrario, el equipo argentino profundizó en los mismos errores que en los últimos meses desde que con Maradona utiliza el 4-4-2. Maxi Rodríguez fue bien controlado por el lateral derecho, y Jesús Dátolo pudo ayudar algo en ataque, pero Messi y Tévez aparecieron demasiado solos, sin ayuda de los volantes, y fueron fácilmente controlados y no generaron ocasiones claras de gol, sumado a que el nerviosismo por el marcador en contra tampoco fue positivo.

Las claves del partido pasaron entonces por la diferencia física y de potencia en Brasil, la mejor disposición táctica, que Luisao y Lucio vencieron en el duelo contra Messi y Tévez, y que André Santos controló muy bien a Maxi Rodríguez y los volantes brasileños taparon bien a Verón, mientras que Kaká ganó claramente el duelo con Mascherano, mientras que en su debut en la selección argentina, Sebastián Domínguez no pudo frenar a Luis Fabiano.

Sorprende mucho que Maradona insista con un ataque de jugadores de baja estatura (no pasan de 1,70 metro) teniendo la posibilidad de armar un esquema con jugadores como Gonzalo Higuaín o Diego Milito, y es evidente que la renuncia de Juan Román Riquelme ha dejado al equipo argentino sin el enlace entre volantes y delanteros, porque Verón no siente esa función y juega más retrasado. En este sentido, jugar con dos volantes centrales (Mascherano y Verón) obliga a quitar a un atacante y esto no ha sido beneficioso y ahora debe enfrentar los tres partidos que quedan teniendo que encontrar una rápida salida y solucionar al mismo tiempo la cuestión anímica.

Tampoco parecen ofrecer garantía los dos laterales. Zanetti es muy habilidoso pero no tiene llegada clara, mientras que Heinze no es, efectivamente, un lateral sino un central reconvertido a esa función. Tampoco pareció oportuno que Maradona hiciera debutar a Domínguez en un partido tan importante y debió recurrir a Nicolás Burdisso o a Rolando Schiavi, que si bien nunca jugó en el seleccionado albiceleste, tiene muchísima experiencia internacional con Boca Juniors y Estudiantes de La Plata.

Por contrario, Brasil aparece con un equipo de una enorme seguridad en sí mismo. El liderazgo en el grupo sudamericano para el Mundial 2010, y la reciente coronación en la Copa Confederaciones, le han dado una gran tranquilidad y el esquema parece a la medida de sus jugadores.

Por el lado argentino, todo indica que no ha sido buena la decisión de contratar a Maradona como entrenador. Muchas decisiones que ha tomado han sido de dudosa efectividad, como no convocar a Higuaín, o de presionar para cambiar el escenario del partido ante Brasil y llevarlo a la ciudad de Rosario sólo porque así el aliento de la gente se sentiría más. Sus apelaciones suelen ser casi siempre afectivas o motivadoras, pero de escaso conocimiento táctico, y ahora su equipo corre el inmenso riesgo de quedarse afuera de un Mundial por primera vez en cuarenta años, si bien por ahora sigue respirando, aunque parece que con respirador artificial.