Páginas vistas en total

Google+ Followers

viernes, 31 de enero de 2014

Los documentos del fútbol (Jornada)



De repente, aparecieron documentos por los que el Barcelona había pagado por el pase de Neymar muchísimo más de lo que decía que había pagado, y todo terminó en un caso con ribetes jurídicos y la renuncia intempestiva del presidente del club, Sandro Rosell, mientras su sucesor, Josep María Bartomeu, carga las tintas hacia la prensa madrileña.

Pocos días después, cruzando el Océano Atlántico, y a pocos días de perder de manera categórica un superclásico de verano en Córdoba ante River Plate, apareció, difundido por un canal de TV de Buenos Aires, y con muy poco gusto y mucho menos tino, el contrato entre Boca Juniors y Carlos Bianchi, buscando el escándalo y acaso, según su presidente, Daniel Angelici, la desestabilización por parte de “enemigos internos”, o bien la salida del prestigioso entrenador, el más ganador de la historia de la entidad.

Tanto un documento como el otro, el del Barcelona y el de Boca, se hicieron públicos a partir de ser entregados en medios de comunicación y generaron un terremoto en sus áreas de influencia.

Parece ser la nueva tónica: los montajes a partir de la entrega de documentación a medios interesados, que juegan su partido. No son neutrales. La prensa de Madrid, que se hace eco de un contrato de fichaje de Neymar, a partir de una querella de un socio del Barcelona pero en la capital de España, y no en la ciudad condal. La televisión argentina, a partir del vínculo del dueño del canal con un dirigente de Boca con quien se vincula desde un entramado institucional.

Es curioso: en un mundo como el del fútbol en el que, especialmente en Hispanoamérica, no suele aparecer casi nunca un papel, en el que es casi imposible acceder a los verdaderos números, cerrado como está un ambiente propenso a manejar dobles contabilidades (la formal y la real, la de club y la financiera, la del pase “federativo” y el “económico”), los documentos que aparecen vienen dados directamente por los interesados.

Es decir que esta documentación aparecida en los medios no fue peleada, buscada, olfateada, investigada por los que luego se encargan de divulgarla. Llega “de arriba hacia abajo”, de alguien con interés en que esa información circule, que lo deja en manos (¿o sobres cerrados a su nombre?) de “alguien” que, se imagina, sospecha, tal vez tiene la certeza, tiene su mismo interés por distintas razones.

Este escriba participó en 2009, en Medellín, de un encuentro de periodistas deportivos latinoamericanos organizado por la Fundación del Nuevo Periodismo de Gabriel García Márquez (FNPI) y allí sostuvo que el periodismo deportivo latinoamericano, si de algo se caracteriza, es por no tener nunca papeles, pruebas de lo que sospecha, sabe, intuye. Porque el sistema sabe cerrarse ante situaciones límites que lo comprometan, que lo pongan en juego y porque a tal sistema, tal periodismo también.

Esta exposición, si bien fue reiterada oralmente en las conclusiones del encuentro por uno de los organizadores, el periodista Fernando Alonso, luego no apareció, extrañamente, con la misma fuerza en la web de la institución, pero no cambia el sentido de lo manifestado.

Lo cierto es que el Barcelona, ya sin su presidente electo mayoritariamente, tuvo que aclarar que Neymar no costó “57,1 millones de euros y punto”, como siempre se afirmaba, sino pasando los ochenta, y en Buenos Aires, un socio de Boca, aprovechando que el presidente Angelici sostuvo que todos los contratos del club son públicos y están a disposición, exigió ver los que unen a la institución con Nike, El Museo de la Pasión Boquense y el Barcelona mismo, por la política de los juveniles.

También pudo saberse del “escándalo” del que hablaba el canal TV, que Bianchi, ganador de tres Copas Libertadores, dos Intercontinentales y cuatro torneos locales con Boca, al final ganaba más o menos lo mismo que otros colegas en otros clubes, y que los dólares estaban pesificados y con un tope máximo del que ya se excedieron largamente.

Se supo también que Bianchi ni siquiera tenía armado un cuerpo técnico cuando Angelici lo fue a buscar y lo fue convenciendo de a poco para que regresara a un tercer período en el club, y que toda la comisión directiva estudió el acuerdo y aceptó las condiciones al ver que se podía hacer frente a la operación.

Por estos mismos días, en un programa periodístico-deportivo por la TV argentina, uno de los panelistas se refirió al “mercado local” cuando, seguramente, habrá querido decir “fútbol local”, pero le ganó el inconsciente, o acaso su honestidad brutal.

Es el “nuevo periodismo” sudamericano, el que no busca papeles, el que no necesita investigar, el que recibe documentación delivery. El que, seguramente, no habrá recibido en sus manos ni en sobre cerrado, el libro “Papeles al viento” de Eduardo Sacheri, donde magistralmente se resume este nuevo tiempo del fútbol que nos toca vivir.


domingo, 26 de enero de 2014

Una renuncia con demasiadas dudas (Yahoo)



Ni el farmacéutico Jordi Cases, ni mucho menos su abogado, Felipe Izquierdo, podían esperar un final así. Mucho menos, la gran masa de socios, hinchas y simpatizantes del Barcelona en todo el mundo, pero así fue. Sandro Rosell renunció como presidente del club a los pocos días de explotar la bomba de que el contrato del fichaje de Neymar se conociera hasta el mínimo detalle y diera lugar a una querella que aceptó la Justicia española a trámite.

Cases, seguramente muy bien asesorado, inició la querella no sólo contra Rosell, sino que incluye en la misma al ahora presidente Josep María Bartomeu, y al vicepresidente económico del club, Javier Faus, por una supuesta desviación de 38 millones de euros en los pagos por el fichaje de Neymar, aún cuando hasta último momento el saliente mandatario insistió en que se trataba de “57,1 millones de euros y punto”.

 

viernes, 24 de enero de 2014

La renuncia de Rosell conmueve al Barcelona (Jornada)



Acaso el farmacéutico Jordi Cases Guarc ni su abogado, Felipe Izquierdo, nunca hubieran podido imaginar que la denuncia que presentaron ante el juez Ruz, en Madrid, podía tener semejante desenlace.

En muy pocas horas, apenas en una cuestión de días, el asunto del ya famoso contrato del fichaje del brasileño Neymar, por parte del Barcelona para esta temporada (http://estaticos.elmundo.es/documentos/2014/01/22/auto_querella_rosell.pdf) terminó con la renuncia del presidente más votado de la historia del club, Sandro Rosell, que había obtenido el 64,1 por ciento en 2010, quien dejó su lugar en manos de su vicepresidente deportivo, Josep María Bartomeu.

 

lunes, 20 de enero de 2014

El mejor del mundo y el más votado (Yahoo)



Cristiano Ronaldo se convirtió en el ganador del Balón de Oro FIFA World Player al ser el jugador más votado por periodistas, entrenadores y capitanes de todo el mundo sobre Lionel Messi y Frank Ribéry, lo que lo convierte en el futbolista más considerado de 2013, aunque la polémica continuará por mucho tiempo.

¿Es Cristiano Ronaldo el mejor jugador del mundo de la actualidad? El propio Messi, al terminar la ceremonia de la gala de la FIFA en el Kongresshaus de Zurich, aceptó que el delantero portugués del Real Madrid mereció el galardón, en un gesto caballeroso, pero Gerardo Martino, el entrenador del Barcelona, puso las cosas en su lugar a las pocas horas: “Cristiano Ronaldo ha sido elegido el mejor jugador del año, pero Messi es el mejor jugador del mundo”.

 

Entrevista en Diario Río Negro

Diario Río Negro, uno de los más prestigiosos de la Argentina y el más importante del sur del país, me entrevista hoy acerca de una mirada sociológica del fútbol español.
http://www.rionegro.com.ar/diario/el-barrabrava-es-ajeno-a-la-cultura-espanola-1464955-9521-nota.aspx

lunes, 13 de enero de 2014

Cristiano Ronaldo regresa al Balón de Oro (Jornada)



Sangre, sudor y muchas lágrimas le costó al portugués Cristiano Ronaldo volver a ganar el Balón de Oro FIFA World Player al mejor futbolista del mundo y recibir, emocionado, el galardón que no conseguía desde 2008, antes de que Lionel Messi se lo llevara por cuatro años consecutivos.

Acaso los 69 goles del año fueron parte de la clave de su premio, junto con un extraño cambio de rumbo de la votación por parte de los organizadores, que cuando parecía cerrado el proceso -que incluye a los capitanes y entrenadores de cada federación asociada a la FIFA y a una cantidad de periodistas acreditados desde la revista France Football- lo reabrió tras el repechaje que jugaron Portugal y Suecia (con protagonismo de Cristiano Ronaldo, que logró la clasificación mundialista).

 

¿Una Liga de tres? (Yahoo)



La mayoría de los analistas del devenir de la Liga Española pronosticaron en abrumadora mayoría que el Atlético Madrid no resistirá el paso del Barcelona y el Real Madrid en la actual temporada y que la diferencia de plantillas y presupuestos hará que al final sean como siempre los mismos dos gigantes los que lleguen con chances a la lucha por el título.

Sin embargo, las jornadas van pasando, las circunstancias van cambiando, los obstáculos se siguen atravesando, y el increíble Atlético Madrid del “Cholo” Diego Pablo Simeone sigue ahí, arriba, peleando en los tres frentes, Champions League, Liga Española y Copa del Rey con “400 millones de euros menos”, como dijo el ya legendario (aunque aún joven) entrenador argentino, en referencia a su rival del pasado sábado, el Barcelona, con el que terminó empatando a cero en un abarrotado estadio Vicente Calderón, en la capital española.

 

domingo, 12 de enero de 2014

Empate a cero, empate a cincuenta (Por Fernando Vara de Rey)



En el alboroto feliz que la grada del Vicente Calderón desprendía en el partido de anoche, pude escuchar de súbito una voz que varias filas atrás de mi asiento se preguntaba: “¿cómo es posible que nosotros le estemos disputando la Liga a esta gente?”.

“Esta gente” no es otra que la del FC Barcelona. Coleccionistas de títulos, millonarios de chistera, nutridos de campeones del mundo y de jugadores de fama universal. Capaces incluso de dejar en el banquillo al más grande del siglo XXI –Messi- y al ídolo de la mismísima “canarinha” –Neymar-.

“Nosotros” se refería al Atlético de Madrid, que con una diferencia abismal de presupuesto ha sido capaz de igualar toda la primera vuelta al FC Barcelona. Sabíamos de la pegada de los colchoneros a un asalto –Chelsea o Real Madrid ya lo padecieron- pero aguantar una carrera de fondo de cinco meses con una sensible diferencia de recursos entraña desde luego toneladas de mérito.

 Así es el rostro de este Atlético refundado por Diego Pablo Simeone, que en su discurso no negocia la humildad como en sus planteamientos no negocia el combate. Sus jugadores, incluso los más técnicos, saben que la condición para vestir la rojiblanca es pelear cada balón y poblar cada centímetro. Así sucedió en este duelo en el que más que dilucidarse la honorífica mención de “Campeón de Invierno” se escenificaba la confirmación de las aspiraciones atléticas.

 Y la respuesta es que todas son concebibles y todas son legítimas. La propia contención del todopoderoso rival, desde la alineación a su ritmo de juego, evidencia un respeto máximo a un equipo que en la década precedente parecía haberse desligado de su tradición ganadora.

 El FC Barcelona colocaba a Mascherano y a Piqué en el centro de la defensa y por delante a un Busquets siempre seguro y siempre firme. Los laterales –Alves y Jordi Alba- moderaban sus incorporaciones al ataque, y la ilustre línea formada por Iniesta y Xavi naufragaba ante la mordiente de sus rivales. Alexis no fue el futbolista temible de las últimas jornadas, en tanto que las mejores acciones de ataque fueron protagonizadas por el artista antes conocido como Pedrito. Además del tinerfeño en la segunda parte saltaron Neymar, bien marcado por Juanfran, y Messi, que intimidó más a los espectadores que a los zagueros rivales.

 El Atlético jugó a lo que sabe, con el soporte de un portero –Courtois- y dos centrales –Godín y Miranda- que se erigen en pararrayos de todas las ofensivas. Tampoco los laterales atléticos se prodigaron en ataque, misión que correspondió al centro del campo. En tanto que Koke apenas se dejaba ver en acciones a balón parado y Gabi recorría su parcela espada en mano, Tiago y Arda se convertían en los jugadores más notables de entre los locales. Fenomenal el portugués prolongando el trabajo de los centrales pero también iniciando las transiciones de ataque, mayúsculo el turco en un recital de regates y de pases  que hasta incluyó algún disparo envenenado.

A imagen de su adversario, la delantera local no puedo desarmar los ingenios defensivos del rival. Villa pelea pero no es ya el 9 fabuloso que fue, y Diego Costa estuvo siempre vigilado y a veces se vio obligado a arrancar desde muchos y muchos metros de la portería de Valdés.

Atlético y Barcelona firmaron un partido de escasas ocasiones, y de un ritmo menos vivaz de lo esperado. Fue un trabajo de mutuo desgaste, un coloquio entre dos gigantes de pies de plomo que se fueron al vestuario con la común satisfacción de saberse dueños de 50 puntos de entre los 57 posibles. Restan ahora otros 19, entreverados con la máxima exigencia de Champions League y Copa del Rey. Tal vez en el caso del FC Barcelona mantener tal racha ganadora resulte una obligación o un hábito. En el caso del Atlético resulta, verdaderamente, una hombrada o más bien un prodigio. Por fortuna, en el Vicente Calderón raramente escasea la fe.


martes, 7 de enero de 2014

Arrivederci Roma (Por Fernando Vara de Rey)



Día de Reyes y qué mejor regalo que el regreso del fútbol de primera a España e Italia. Mientras Inglaterra no descansa, mientras los equipos de la “Mittel Europe” se refugian en las latitudes cálidas de Andalucía e Islas Canarias, el balón volvía a rodar de la Península Ibérica a la Península Itálica. En España volvían a golpear los dos colíderes- Barcelona y Atlético de Madrid- sólo una jornada antes del duelo de alto voltaje que les enfrentará en el Vicente Calderón.
 
El gran partido de este primer espasmo futbolístico de 2014 tenía lugar en Turín, donde también se medían los dos primeros. La Juventus intratable de las últimas temporadas,  la Roma de comienzos fulgurante en el presente Scudetto. Dos grandes equipos en un partido que emocionaba desde sus prolegómenos, con unas gradas repletas y un saludo muy amistoso entre dos leyendas como Buffon y Totti.

La Juventus presentaba su once más lustroso, en el ya característico dibujo de Antonio Conte. Tres defensas centrales y dos laterales largos, un centro del campo bravo y virtuoso, y dos delanteros fenomenales. Es el equipo de Vidal, de Pirlo, de Tévez, sin lugar a dudas y en época de carestía en los dos grandes de Milán, el más notable del fútbol italiano.

La Roma apuesta por la más clásica formación de cuatro defensas y un centro del campo que bascula de tres a cinco hombres. En vanguardia un solo delantero que este domingo en aras de la máxima cautela fue suplido por un “falso 9”. Sin estrellas del calado de la Juve pero con un puñado de buenos jugadores –De Rossi, Ljajic, Gervinho, Pjanic, naturalmente Totti- y un fútbol de toque y buen gusto, la Roma fue protagonista con todo merecimiento en el primer tramo de la Temporada.

Y de paso, de los primeros compases de este Juventus-Roma. La Roma salió fresca y sin complejos, buscando la iniciativa y el balón. Pero a los quince minutos un movimiento magnífico de Tévez dejaba solo a Arturo Vidal que batía a De Sanctis: un feliz fin de semana para el fútbol chileno, tras el hat trick de Alexis frente al Elche. Respecto a Tévez, sonríe poco pero parece más centrado y sin duda más reconocido que en su doble etapa en Manchester. Su “sociedad” con Fernando Llorente –uno mira a los cielos y otro a los suelos, uno abre los huecos y otro los explora- es cada vez más sólida y más productiva.

A partir de entonces, los blanquinegros fueron indiscutiblemente superiores. Particularmente  en la segunda parte, de amargo desenlace para los capitalinos. En primer término Bonucci culminaba un golpe franco lanzado por Pirlo y marcaba el 2.0. Poco después el once de la Roma se convertía en “nueve”, tras las sucesivas expulsiones de De Rossi –brutal su entrada sobre Chiellini- y Leandro Castán –que con la mano evitó el tercer gol de la Juventus-. Mala decisión la de Castán, pues su infracción fue castigada con un penalty que fue transformado por Vucinic: era el definitivo 3.0.

Rudi García, entrenador del Roma, esgrimió en rueda de prensa todos los tópicos posibles: el gol temprano de la Juve, la presión de la grada, las dos expulsiones,… Poco que rebatir a una victoria que confirma la superioridad juventina y que ensancha a ocho puntos la distancia entre primero y segundo a falta de toda una vuelta. Más parece que el empeño de la Roma habrá de ser lidiar por el segundo puesto frente al Nápoles, que en su primer partido del año batió con dos goles de Martens a la escuadra genovesa de la Sampdoria. Como en Valencia, como en Liverpool, Rafa Benítez ha forjado un equipo combativo que cuenta con la clase de Hamsik y con la pegada de Higuain.

Para la Juventus, directa a su tercer scudetto consecutivo aunque frustrantemente eliminada en la primera fase de Champions, el objetivo de la Temporada puede centrarse en la obtención de la UEFA League cuya final se celebrará en Turín. Quien conoce la vehemencia y la lealtad de su afición desde luego se extrañaría de que de concurrir en tal final el título se pudiera escapar. Buenos tiempos para la Vecchia Signora.


domingo, 5 de enero de 2014

Pedidos para el fútbol de 2014 (Yahoo)



Como año mundialista que es 2014, y por lo tanto tan especial para los amantes del fútbol en todo el planeta, aprovechamos para hacer nuestros pedidos en el transcurso de la primera semana:

Que el Mundial de Brasil sea una gran fiesta. Que haya grandes partidos, en medio de un clima impresionante de aficionados mezclados de todas partes, en convivencia pacífica y armoniosa, y que el fútbol retorne a su máximo nivel. Exponentes para eso no van a faltar porque salvo el sueco Zlatan Ibrahimovic, estarán todas las estrellas.

Que definitivamente sea el año de la consolidación del uso de la tecnología por parte de la FIFA y que eso baje a todas las Confederaciones y Federaciones del mundo. No puede ser que el fútbol sea como es, el deporte más atractivo y que sin embargo esté tan atrasado en cuanto a la resolución de las principales controversias, como si el balón entró o no a la portería, si hubo o no infracción o mano dentro de las áreas o si fue o no fue córner.