Páginas vistas en total

Google+ Followers

viernes, 29 de octubre de 2010

El impacto de la muerte de Nestor Kirchner



Por estas horas, la Argentina se queda sin el hombre que lideró la política de esta década, que así, llega virtualmente a su fin. Quien esto escribe no es peronista, ni está de acuerdo con una gran parte de la liturgia peronista, y menos que menos, con los enormes vicios que siempre arrastró el peronismo, porque más que un partido político, más que un movimiento, más que todo, siempre ha sido una cultura, un reflejo de una forma de ser de un pueblo, que ve en él, justamente, a la mayor expresión posible. En la Argentina, se instaló ya desde hace sesenta y cinco años la idea de que formar parte del pueblo es abrevar en la fuente misma del peronismo, aún cuando su líder murió hace ya 36 años, y cuando cometió una serie de errores políticos tan decisivos como dramáticos.
El peronismo como tal no tiene ideología y está más cerca del sentimiento de pertenencia que de un rumbo a seguir, y refleja como pocas cosas a la mismísima Argentina de la dualidad y es por eso que sin ruborizarse puede pasarse de la derecha a la izquierda sin mayores dificultades y por eso pudo arreglárselas en cada tiempo para encontrar la continuidad y seguir manteniendo (y hasta aumentando) su caudal de votos.
Sin embargo, esos vicios que siguen existiendo, como la alianza con una CGT poco y nada confiable (aún pretendiendo lavar la cara de Hugo Moyano), con las patoteadas de Guillermo Moreno o los exabruptos de D'Elía, con algunos gobernadores provinciales que dejan poco que desear, con las huestes de Julio Grondona en la AFA y los barras bravas bancados en el Mundial de Sudáfrica, es innegable el proceso transformador del gobierno tanto del recientemente fallecido Néstor Kirchner entre 2003 y 2007, como de su esposa, Cristina Fernández de Kirchner desde 2007.
Porque como virtud puede decirse que por carácter y determinación, consiguieron lo que parecía imposible, como un sino fatal de la Argentina de la tragedia vivida en los últimos cincuenta años, pero en especial desde que en 1974, primero con la Triple A, y ya desde 1976 con el golpe cívico-militar, que impuso un plan de exterminio del país y de cualquier chance de igualdad de oportunidades, que terminó exactamente un cuarto de siglo después, en 2001.
Cuando ya el pesimismo parecía que había arrasado con la Argentina, y cuando parecía también que los Kirchner llegaban de la tenebrosa mano de Eduardo Duhalde, las cosas comenzaron a tomar un rumbo diferente, desde cierto progresismo económico, una posición ética en asuntos de Cancillería, dejando de votar indignamente alineados con los Estados Unidos como en los años noventa, con una política de reivindicar la lucha de los organismos de Derechos Humanos, ignorados hasta ese momento incluso en veinte años de democracia, o cambiando el juego del monopolio de los medios de comunicación.
En todos estos avances y en otros que no pudieron ser (como el cambio estructural en el campo, por el nefasto voto "no positivo" del incoherente vicepresidente Julio Cobos, aunque fue designado por el Gobierno y no llegó allí de la nada, así como Isabel llegó porque el "estadista" Perón allí la colocó en 1973), el Gobierno se topó con una oposición que más que política, responde, por lo general, a los intereses contra los que los Kirchner lucharon. La oposición, salvo escasas excepciones (Solanas, Sabbatella, tal vez Binner, o Ricardo Alfonsín), lo es desde el establishment, desde el statu quo y no desde el disenso, y por eso no genera un respeto popular en la Argentina. Porque no debate ideas sino que quiere imponer la perpetuidad de un sistema demasiado injusto para un país que tiene todo para crecer pero que debe sortear este dificilísimo obstáculo.
Por todo esto es que parafraseando a un amigo es que este escriba se define tal vez mejor que nada como "opositor de la oposición", mucho más que cercano al Gobierno, aunque alberga asimismo el enorme respeto que siempre genera quien logra tamaña adhesión popular, como la expresada con total y absoluta libertad en el velatorio en la Casa Rosada.
¿Qué es lo que vendrá? sólo el tiempo lo dirá. Se ve firme a la presidente, como queriendo profundizar el modelo, que necesita no sólo basarse en un buen plan económico, sino que en lo posible, debe tratar de terminar con esos vicios del peronismo que le quitan pureza, que atrasan los progresos, pero parece que quienes gobiernan en este tiempo, por suerte, van entendiendo que se trata de generar un frente progresista con el resto de quienes pueden enriquecer el rumbo, que no se puede caminar solo para superar tantas trabas.
Si por fin Cristina Kirchner entiende la lección que le sigue dando la política (como parece que ocurre) y si termina de limpiar su camino acompañada de los mejores, el futuro de la Argentina puede ser visto con mucho mayor optimismo.
Y sin dudas, con sus errores y sus aciertos, con su metodología polémica para muchos, Néstor Kirchner fue uno de los que se atrevieron a colocar esos cimientos. Y no es poco, en absoluto.

jueves, 28 de octubre de 2010

El fútbol español, entre la brillantez y los negociados (Jornada)



Por estos días, los medios deportivos españoles no tienen paz, ya sea por la enorme cantidad de páginas escritas sobre la brillantez de sus dos mejores jugadores (Lionel Messi y Cristiano Ronaldo) y de tres de sus equipos,
el Barcelona, el Real Madrid y el Villarreal, como por la increíble sumatoria de negociados a su alrededor, entre los que se cuenta nada menos que la propia candidatura del país a organizar el Mundial 2018 junto a Portugal.

Desde el punto de vista futbolístico, y tal como todos imaginaban, apenas se jugaron ocho fechas de las treinta y ocho de la temporada de Liga y ya el Real Madrid, con 20 puntos, y el Barcelona, con 19, ocupan las dos primeras posiciones aunque se les ha sumado el “Submarino Amarillo” del Villarreal, en el mismo puesto que los catalanes y con un juego brillante por momentos, como la exhibición que brindó ante el Atlético Madrid, con una gran delantera de dos jóvenes que llevan tiempo juntos y se conocen muy bien: el italiano Giuseppe Rossi y el brasileño Nilmar.

Pero será difícil para el Villarreal, con mucho menos presupuesto, poder seguir el tirón de los dos superpoderosos de siempre. Si se toma en cuenta que en la totalidad de la temporada el Real Madrid ha jugado once partidos y el Barcelona, han jugado trece (sumados a los tres de la fase inicial de la Liga de Campeones de Europa, dos por la Supercopa de Europa de los catalanes, y ambos se aprestaban a debutar en la Copa del Rey esta semana), sus estrellas Cristiano Ronaldo y Lionel Messi ya han convertido doce goles cada uno, cifras estremecedoras en cualquier parte del mundo. Pero fuera del campo, tanto el Barcelona como el Real Madrid tienen problemas. A los institucionales de los “blaugrana”, con la “due dilligence” del nuevo presidente Sandro Rosell sobre la gestión de siete años anteriores de Joan Laporta, que arroja un déficit de alrededor de 400 millones de euros, ahora hay que agregar la dura frase amenazante del presidente del Sevilla, José María del Nido, reclamando por un aumento del cobro de derechos de la TV para los dieciocho clubes restantes de la Liga.

“Si no hacemos un reparto más equitativo, lo mejor será que el Real Madrid y el Barcelona se vayan a jugar a la Liga de Francia y nos dejen a nosotros en la española, porque así como está hoy, no hay competitividad”, dijo, tajante, el dirigente andaluz, quien recordó que en la Champions League “el reparto entre todos los equipos es igualitario, y allí el Real Madrid y el Barcelona comparten ganancias. No entiendo por qué en España eso no pasa”.

Pero los problemas en el fútbol español apenas si han comenzado porque aún queda lo peor. Por estos días, dos dirigentes pertenecientes al Comité Ejecutivo de la FIFA, Reynald Tamarii, de Tahití, y Amos Adamu, de Nigeria, purgan una suspensión de treinta días y serán investigados por la Comisión Ética, luego de haber sido filmados por periodistas del diario “The Sunday Times”, que se hicieron pasar por agentes estadounidenses que trabajaban por la candidatura de Inglaterra para ser elegida, en diciembre próximo, sede del Mundial 2018, cuando fueron sorprendidos pidiendo, respectivamente, 1,6 millones de euros y 570.000 euros para aceptar.

No sólo eso: en otro video aparece el ex secretario general de la FIFA (y quien fuera protagonista de varias ceremonias de sorteos de Mundiales), Michael Zen-Ruffinen, afirmando que las candidaturas conjuntas de España y Portugal para 2018, y de Qatar para 2022, ya disponen de varios votos para la cita de Zurich del próximo 2 de diciembre en la que se deciden las sedes de esos dos Mundiales siguientes a Brasil 2014.

Este video, sin dudas, complica las chances de España, ilusionada en organizar su segundo Mundial tras el de 1982 aunque tendrá en Inglaterra a su más duro contrincante, tal como ocurriera cuando Londres desplazó a Madrid para organizar los Juegos Olímpicos de 2012.

Pero tampoco terminan allí los problemas. En Buenos Aires, el juez Norberto Oyarbide citó para el próximo 3 de noviembre a Alfo Forlín, el padre del defensor Juan, del Espanyol de Barcelona, así como el 17 del mismo mes a Diego Placente (hoy en San Lorenzo) y el 1 de diciembre a Juan Pablo Carrizo (hoy en River Plate) por la causa que involucra a más de doscientos futbolistas por supuesta falsificación de pasaportes para poder pasar a jugar en ligas europeas como oriundos, sin ocupar plaza de extranjeros.

Esta causa, iniciada en octubre de 2007 por la propia denuncia del cónsul italiano en la Argentina, Giancarlo María Curcio, tiene como principal imputada a María Elena Tedaldi, de la gestoría “Ciudadanía Express”, que se dedicaba a “agilizar” la entrega de pasaportes comunitarios a jugadores que como Placente (Francia), Carrizo (Italia) o Forlín (España) fueron transferidos en su momento al fútbol europeo.

En el caso de comprobarse alguna ilegalidad, la pena es de cinco a quince años de prisión y por esta misma causa, Oyarbide sobreseyó el pasado 27 de agosto al ex jugador de Lanús, y hoy en Grecia, Sebastián Leto. Pero hay muchas causas abiertas y varias pertenecen a futbolistas que militan o que lo hicieron en España.

Más allá de los goles y las exbibiciones, el fútbol español no parece estar para tirar manteca al techo.

miércoles, 27 de octubre de 2010

The Spanish football between brilliance and negotiations (Yahoo)



During these days the Spanish sport media have no peace, be it due to the enormous quantity of pages wrote about the brilliance of their best players (Lionel Messi and Cristiano Ronaldo) and three of their teams, the Barcelona, the Real Madrid and the Villarreal, as due to the incredible addition of surrounding negotiations, among which, nothing less, but the country candidature to organize the World Championship 2018 together with Portugal.

From the footballistic point of view, and as everybody imagined, there were in game some few of the thirty eight rounds of the Leagues and already the Real Madrid and the Barcelona occupy the first positions though there was added the Yellow Submarine of the Villarreal, with, per moments, a brilliant game, as the exhibition they performed vs the Atlético Madrid, with a great forward of two youth that are for some time together and know themselves well, the Italian Giuseppe Rossi and the Brazilian Nilmar.

But it would be difficult for the Villarreal, with fewer budgets, to follow the two super potentials of all the times. If it is taken into account that the totality of the season, up to the edition of this article the Real Madrid have played twelve matches and the Barcelona fourteen (added to the three of the initial phase of the Champions League of Europe, two for the European Supercup the Catalonian and both debuted in the King’s Cup this week, their stars Cristiano Ronaldo and Lionel Messi have already converted twelve goals each, terrific figures in any part of the world. Buit outside the field the Barcelona as well as the Real Madrid have problems. To the institutional of the “blaugrana” with the “due diligence” of the new president Sandro Rosell regarding the proceedings of seven previous years of Joan Laporta, being there a deficit of about 400 millions of Euros, now there has to be added a hard menacing sentence of the president of Sevilla, José María del Nido, claiming for an increase for TV right collection for the eighteen remaining clubs of the League.

“If we do not do an equal distribution, the best would be that the Real Madrid and the Barcelona go to play the League of France leaving for us the Spanish, because as to the present panorama, there is no competitiveness”, said firmly the Andalusian directive, who recalled that in the Champions League “the distribution among all the teams is equal and there the Real Madrid and the Barcelona share earnings. I do not understand why in Spain same does not occur”.

But the problems in the Spanish football scarcely started because there still has remained the worst. These days, two directives belonging to the Executive Committee of the FIFA, Reynald Tamarii, of Tahití, and Amos Adamu, of Nigeria, are punished with a suspension of thirty days and will be investigated by the Ethical Committee, after they have been shot by reporters of the newspaper “The Sunday Times”, having passed off United States agents working for the candidature of England to be elected next December, as World Championship head quarter for the World Championship 2018 when they were surprised asking for 1,6 millions of Euros and 570.000 Euros, respectively, to accept.

Not only this: in another video there appears the ex general secretary of the FIFA (and who was protagonist of various ceremonies of World Championships), Michael Zen-Ruffinen, affirming that the candidatures joined of Spain and Portugal for 2018 and of Qatar for 2022 already have various votes for the appointment in Zurich for the next December 2 where there will be decided the head quarters for the World Championships that are next to the one in 2014 to be played in Brazil.

This video, without any doubt, complicates the chances of Spain, dreaming to organize their second World Championship after that of 1982 though they will have in England the hardest adversary as it happened when London displaced Madrid to organize the Olympic Games in 2012.

But the problems do not end there. In Buenos Aires, the judge Norberto Oyarbide cited for the next November 3 to Aldo Forlín, father of the defender Juan, of the Espanyol of Barcelona, as well as for the 17 of the same month to Diego Placente (now with the San Lorenzo) and for December 1 Juan Pablo Carrizo (today with the River Plate) for the cause that involves over two hundred footballists of the supposed forge of passports to play in European leagues as natives without occupying the places for foreigners.


This cause that started in October 2007 by the denounce of the Italian consul in Argentina, Giancarlo María Curcio, has as the principal imputed María Elena Tedaldi, of the agency “Express Citizenship”, that was dedicated to “speedy up” the delivery of communitarian passports for players as Placente (France), Carrizo (Italy) or Forlín (Spain) who have been transferred in its moment to the European football.

In case any illegality will be proved, the punishment is of five to fifteen years of prison and for the same cause, the Judge dismissed on August 27 last the ex player of Lanus, and today in Greece, Sebastián Leto. But there are many causes open and several pertaining to footballists that are or have been in Spain.

Moreover the goals or the exhibitions, the Spanish football does not seem to be for great celebrations.

lunes, 25 de octubre de 2010

Fútbol y política: la semana que terminó con las dudas




La situación de hoy es que el oficialismo sostiene que Cristian "El Tatuado" Favale, el principal implicado en el asesinato del trabajador ferroviario Mariano Ferreyra, forma parte de la barra brava de Bánfield, al mismo tiempo que la de Defensa y Justicia (la original), mientras que los medios más poderosos (como Clarín o Perfil) vinculan (o buscan la forma de vincular) al presunto asesino con la barra brava del club de Florencio Varela y publican fotos subidas a facebook por el propio ultra, en las que aparece cerca de dirigentes oficialistas y hasta con algún periodista que simpatiza con el oficialismo.
De una manera u otra, no son más que especulaciones (el tiempo dirá quién tiene razón) sobre algo fundamental y que hace dos décadas o tres, hubiera dado lugar a aquella frase hoy desterrada. Muchos medios hubieran manifestado que "no hay que mezclar al fútbol con la política". Hoy, todo aquello es demodée. El fútbol está ligado, como siempre, a la política, y cuánto. Más que nunca en este caso, porque la ligazón de Favale con una u otra barra (como si fuera común la existencia de las mismas), determinaría quién está definitivamente atrás del brutal asesinato, y ya ha generado riquísimos apuntes y datos que aportan mucho para que miles de personas conozcan aún más del funcionamiento de un sistema perverso, sean del lado que fueran. Un sistema que ingada de qué lado está el violento pero no la razón de ser de esa violencia, el motivo de la existencia de barras bravas, el hecho de que no se logre disolverlas y que, por contrario, cada vez más políticos intenten acercarse a las mismas para disponer de una fuerza de choque propia, lo que significa en la Argentina nada menos que la imagen de la manifestación de poder, y a su vez esto muestra lo enferma que está la propia clase político, provenga del lado que provenga.
Las ramificaciones del caso Ferreyra nos llevan también a otro caso, el de conocer otro modus operandi de la clase política, cuando el periódico "Miradas al Sur" denuncia en su tapa del último número que nada menos que el presidente de Bánfield, Carlos Portel, el ex presidente Eduardo Duhalde (siempre ligado a Bánfield) y su ex subsecretario de Transporte Ferroviario, Alberto Trezza, compraron a principios de los noventa el pase de Javier Zanetti de Talleres de Remedios de Escalada y luego lo vendieron al Inter de Milán.

Para seguir leyendo este artículo, ingresar a www.sergiolevinsky.com.ar

domingo, 24 de octubre de 2010

La FIFA, obligada a dar un paso adelante con la tecnología (Yahoo)


“El IFAB ha decidido no seguir la senda de las tecnologías en la línea de meta, y abandonar las experiencias a este respecto. La pregunta que se han hecho los miembros del IFAB era simple: ‘¿debemos introducir la tecnología en el fútbol, sí o no?’. La respuesta ha sido mayoritariamente ‘no’, aunque no haya suscitado unanimidad”, anunciaba a modo de introducción Jérôme Valcke, secretario general de la FIFA
“Nos hemos puesto todos de acuerdo para decir que la tecnología no debía inundar el fútbol, porque deseamos que el fútbol siga siendo humano, ahí radica su belleza. Los aficionados vuelven a hablar de estos partidos, los recrean”, añadía Patrick Nelson, de la Asociación de Irlanda del Norte.
“Si implantamos esta tecnología en la línea de meta, ¿por qué no en otras situaciones? Los fueras de juego, las acciones discutidas, y se acaba en el vídeo. No es lo que se ha decidido. ¡Queremos conservar el juego tal y como es!”, continuaba Valcke. “No queremos que haya interrupciones constantes”, hacía hincapié Jonathan Ford, de la Asociación Galesa.
Todo esto no ocurrió hace un siglo, sino apenas un año y medio atrás. Lo que medió entre aquellas tajantes declaraciones y este presente, en el que la International Football Association Board (IFAB) acaba de decidir llamar a concurso para la presentación de propuestas de tecnología para determinar si la pelota entró o no al arco, no fue otra cosa que el Mundial de Sudáfrica.
Es tanta la repercusión mediática y social de un Mundial, uno de los acontecimientos más impactantes en todos los sentidos en el planeta, que luego de episodios como el famoso gol anulado a Frank Lampard en el Inglaterra-Alemania, ya no hubo manera de contuinar sosteniendo que “el factor humano” puede resolver por sí solo situaciones límites que cualquier espectador puede reconocer en su misma casa.
El fútbol se ha convertido ya en un fenómeno demasiado importante como para que una injusticia termine imponiéndose en un torneo en el que hay demasiadas cosas en juego y tal vez el hecho de que haya existido este gol anulado a Lampard en un enfrentamiento entre dos seleccionados de tanto peso político en el fútbol, haya sido una “desgracia con suerte” en cuanto a un futuro que comienza a vislumbrarse con mayor justicia, aunque queda demasiado camino por recorrer.
De hecho, si tomamos aquellas palabras de Valcke el pasado 6 de marzo de 2010 en Zurich, durante la 124 Asamblea General anual de la IFAB, el fútbol sigue necesitando terminar con más injusticias resolviéndolas desde la tecnología, especialmente en lo que atañe al offside y al uso de la mano, como aquella flagrante del francés Thierry Henry ante Gales, en la pasada clasificación al Mundial de Sudáfrica.
Pero no parece fácil para la FIFA, que sigue convencida de que el uso de la tecnología empaña el folklore del fútbol al alejar las dudas y con ellas, el debate posterior, algo falso porque como se ha dicho tantas veces, otros deportes masivos han avanzado en estos años sin problemas con nuevos instrumentos que ayudaron a una mayor justicia en el juego y no sólo no caminaron hacia su extinción sino que evolucionaron y sus aficiones encontraron mayor sentido ético en su desarrollo.
La sensación, y más luego de recordar aquellas declaraciones de sus máximos dirigentes apenas en marzo de 2010, es que si la FIFA tomó esta medida de experimentar con la línea de gol (la resolución no debe pasar de un segundo para determinar si la pelota entró al arco o no), fue por sentirse ya presionada por aquel episodio de Lampard y no por su voluntad.
Justamente por eso, insiste con experimentos que intentan tapar el cielo con un pañuelo, como es la de recurrir a dos árbitros asistentes más, llevando a cinco los jueces en un partido, para lo cual ya está realizando experiencias como lo fue la disputa de la Copa del Presidente de la AFC en setiembre pasado, o lo serán el Campeonato Carioca de Brasil de 2011, y los tres próximos torneos oficiales de la liga de México, la actual Copa de Francia así como la Champions League, la Europa League y la Supercopa de Europa de esta temporada y la siguiente.
El gran acertijo es qué hará, o cómo se justificará la FIFA en el caso de no acertar en hechos fundamentales con la presencia de cinco árbitros.
Parece absurdo que un deporte que suscita tanto interés y tanta atracción como el fútbol, siga debatiéndose entre el uso de la tecnología o seguir dependiendo de la subjetividad humana, cuando otros deportes avanzan en el sentido contrario.
Es más, la FIFA sigue escondiendo bajo siete llaves lo que ocurrió exactamente durante la final del Mundial 2006 en Alemania cuando el árbitro argentino Horacio Elizondo expulsó al francés Zinedine Zidane por agresión sin pelota en juego al defensor italiano Marco Materazzi.
Según versiones de muy altas fuentes cercanas a la FIFA, el hecho de que el cuarto árbitro, el español Luis Medina Cantalejo, haya podido avisarle a Elizondo la existencia de la falta (correctamente marcada) se debió pura y exclusivamente a que se había determinado un seguimiento en video a algunos jugadores tops durante lapsos del partido y justo coincidió en que en el momento de la expulsión, era Zidane uno de los jugadores apuntados por el video.
¿Qué hubiera pasado si el jugador seguido era otro? Tal vez nada, apenas una dura protesta de los jugadores italianos por no hacerse justicia con Zidane, o tal vez los propios campeones del mundo, a la postre, hubieran tomado lo ocurrido como una mera circunstancia del juego.
Lo cierto es que Zidane fue expulsado con justicia y gracias a la tecnología, aunque ésta haya sido utilizada por casualidad y aunque oficialmente, se diga que el origen de la aplicación haya sido el ojo humano, cuando incluso la propia FIFA tuvo que desmentir otra versión, que sostenóia que Medina Cantalejo había detectado la falta de Zidane por la pantalla gigante del estadio.
Aún con el uso de la tecnología para detectar si la pelota entró o no al arco, la FIFA recién da sus primeros pasos, y no parece tener mucha voluntad de acelerar. El tiempo dirá si es posible un cambio de rumbo.

The FIFA obliged to move one step forward with the technology (Yahoo)


“The IFAB decided not to continue the way of the technologies in the line of goal and abandon the experiences with this regard. The question posed by the members of the IFAB was simple: ‘should we introduce the technology into the football or shouldn’t we?’ The reply was in majority ‘no’, though same was not in unanimity”, Jerome Valcke, the general secretary of the FIFA announced.
“All of us agreed to say that the technology should not inundate the football, because we want that the football continues being human, there is its beauty. The fans keep on talking about those matches, they recreate same!, said, Patrick Nelson, from the North Ireland Association.
“If we implant this technology in the line of goal, why not in other situations? The offside, the discussed actions, and we go to the video. It is not what was decided. We want to conserve the game such as it is!”, continued Valcke. “We do not want constant interruptions”, observed Jonathan Ford, of the Wales Association.
All this did not occurred a Century ago, scarcely a year and half ago. What was in the middle of those declarations and this present time, in which the International Football Association Board (IFAB) has just decided to call for a meeting to present propositions of technology to determine whether the ball entered or not into the goal, it was not any other thing but the World Championship in South Africa.
There is such a repercussion mediatic and social in a World Championship, one of the most impacting events in all the aspects in the planet, that after an episode as the famous annulled goal of Frank Lampard in the England-Germany, there was no way to continue sustaining that the “human factor” can resolve by itself limited situations that any spectator can recognize in his own house.
The football was already converted in a too important phenomenon so that an injustice ends imposing in a contest in which there are too many things in game and perhaps the fact that the Lampard’s annulled goal existed in a confrontation between two teams of such a political weight in the football, was “a disgrace with luck” as to a future that starts to be seen with more justice, though there is left too long a way to run.
In fact if we take those words of Valcke on the 6 of March 2010 in Zurich, During the 124 General Assembly of the IFAB, the football still needs to end with the injustices resolving them from the technology, specially what concerns the offside and the use of the hand, as that of the French Thierry Henry vs Wales, in the passed classification of the World Championship of South Africa.
But it does not seem easy for the FIFA, that continues convinced that the use of technology shadows the folklore of the football on moving away the doubts and with them, the posterior debate, something false because as it was said many times, other massive sports have advanced in these years without problems with new instruments that helped a major justice in the game and not only they did not walked towards its extinction but evolved them and their fans found more ethical sense in the development.
The feeling, and more after recalling those declarations of the maximum directives scarcely on March 2010, is that the FIFA took this measure to experiment with the line of goal (the resolution should not pass a second to determine whether the ball entered into the goal or not), as they felt pressured by that Lampard’s episode and not because they wanted.
Just because of it, they insist with experiments that try to cover the heaven with a handkerchief, as that to apply to two more assistants, bringing to five judges in a match for which they already are doing the experience as that of the dispute of the President Cup of the AFC last September, or that will be in the Campeonato Carioca of Brazil in 2011, and the next three official contests of the League in México, the present France’s Cup as well as the Champions League, la Europe League and the Supercup of Europe of this season and the next.
The puzzle is how FIFA will justify, in case of not ascertaining in fundamental deeds with the presence of the five referees.
It seems absurd that a sport that is so interesting and has such attraction as the football, continues fighting between the use of the technology or depending on the human subjections, when other sports advance in the contrary way.
Moreover, the FIFA continues hiding under seven keys what happened exactly during the final of the World Championship 2006 in Germany when the Argentinean referee Horacio Elizondo expulsed the French Zinedine Zidane due to the aggression without ball against the Italian defender Marco Materazzi.
In accordance to the versions of the very high sources near to FIFA, the fact that the fourth referee, the Spanish Luis Medina Cantalejo, could advise Elizondo the existence of the fault (correctly marked) was due purely and exclusively that it was determined to follow in video some top players during parts of the match and just coincided in the moment of the expulsion, Zidane was one of the players pointed in the video.
What would have happened is the followed player would have been other? Perhaps nothing, scarcely a hard protest of the Italian players for not being just with Zidane, or perhaps the World champions themselves, finally would have taken what occurred as a mere circumstance of the game.
The truth is that Zidane has been expulsed with justice and thanks to the technology, though same has been used casually and though officially it is said that the origin of the application has been the human eye, when even the FIFA itself had to deny another version sustained that Medina Cantalejo had detected Zidane’s fault by the giant screen of the stadium.
Even with the use of the technology to detect whether the ball entered or not in the goal, the FIFA, gives one now the first steps and does not seem to want to rush it. Time will say whether a change of the route is possible.

miércoles, 20 de octubre de 2010

El Real Madrid parece despegar



Parece despegar, por fin, el Real Madrid. Sin dudas, el gran trabajo de un excelente entrenador como el portugués José Mourinho, comienza a verse cuando apensas si comenzó la temporada pero ya pueden visualizarse los principales rasgos que caracterizan su conducción, como conseguir un equipo ordenado, con confianza, que potencia a sus jugadores (el caso del lateral brasileño Marcelo, es una muestra cabal de evolución) y que sabe a qué juega, y si bien siempre busca la llegada vertical,`él mismo ha sostenido en algunas declaraciones que este plantel sea el que mejor ha llegado a tratar la pelota de todos los que tuvo anteriormente, lo cual es mucho decir cuando ya ha ganado tres Copas de Campeones con tres conjuntos distintos.

Este Real Madrid va marcando tendencia porque es extraño que siendo una institución que ha tenido tantos vaivenes en la última década, que ha cambiado tanto de entrenadores de escuelas opuestas, que ha pasado de pretender un juego espectacular para su equipo a querer ganar sin más, en tan poco riempo haya conseguido la mayoría de los objetivos que elevan a un equipo a la categoría de gran candidato a ganarlo todo, aún cuando en la misma liga tiene a uno de los potenciales enemigos de la temporada, el Barcelona.

Para continuar leyendo el artículo, ir a www.sergiolevinsky.com.ar

martes, 19 de octubre de 2010

Un Barcelona en guerra civil pone en duda su hegemonía (Jornada)



El mejor fútbol del mundo en el verde césped, pero una violenta guerra civil entre dos de sus máximos referentes políticos, en el club. Como un sino fatal, el Fútbol Club Barcelona, ejemplo y modelo a seguir por su excelente juego, por los excelsos movimientos de sus supercracks que lo entronizaron como campeón mundial y al mismo tiempo fueron la base de la selección española que se llevó todos los laureles en Sudáfrica 2010, vive momentos complicados, especialmente cuando el pasado sábado, una asamblea convocada para 1093 compromisarios decidió llevar a la Justicia al presidente saliente, Joan Laporta, por supuestas maniobras reñidas con la ética en el manejo de los fondos del club, cuyo último ejercicio arrojó un déficit de 77 millones de euros, y al menos se discute por otros 480 de sus siete años de mandato.
Laporta, ubicado entre los abogados influyentes del catalanismo e íntimo amigo del máximo ícono de la historia del “Barça”, el holandés Johan Cruyff (campeón como jugador, director técnico cuando consiguió cuatro ligas españolas seguidas y la primera Champions League en Wembley en 1992), se encuentra ahora en la campaña electoral para las cruciales elecciones presidenciales de Cataluña de noviembre próximo representando a uno de los partidos nacionalistas, y esta acusación lo coloca en un lugar al que jamás soñó llegar.

Para continuar leyendo este artículo, ir a www.sergiolevinsky.com.ar

lunes, 18 de octubre de 2010

Los mineros chilenos y los violentos serbios, las dos caras del fútbol (Yahoo)




Así como las dos caras del teatro griego, la de la tragedia y la de la comedia, el fútbol mostró al mundo, esta semana, sus dos caras, dos extremos, dos sensaciones opuestas que demuestran la riqueza de un deporte que genera una extraordinaria cantidad de elementos para su análisis desde distintos puntos de vista.

Por un lado, uno de los hechos más impactantes de los últimos tiempos en el mundo, como fue el maravilloso rescate de los treinta y tres mineros de Atacama, en Chile, que generó en el ambiente del fútbol una solidaridad pocas veces vista y que demuestra que todavía reina en su interior, pese a todos los negocios que encierra, una cierta pureza entre sus protagonistas, lo más noble que sigue teniendo este juego.

Por el otro, uno de los hechos más graves (por las consecuencias que puede acarrear), ocurrido en Génova durante el intento de disputa de un partido de clasificación para la Eurocopa 2012 de Ucrania y Polonia, entre Italia y Serbia, que debió ser suspendido apenas a los 6 minutos de la primera parte, por serios incidentes en la tribuna que ocupaban unos diez mil hinchas balcánicos.

La resolución de este problema es crucial para la Unión Europea de Fútbol (UEFA) y para su presidente Michel Platini porque parece evidente que el motivo de estos incidentes poco tiene que ver con el fútbol sino con el intento de generar presión para que Serbia no ingrese como miembro de la Unión Europea (UE). Es decir que la motivación de estos hechos de violencia, poco tienen que ver con el fútbol mismo y en cambio, están relacionados con motivaciones estrictamente políticas, y se investiga ahora la conexión del líder de los ultras, Iván Bogdanov, con dirigentes políticos serbios.

Bogdanov, encerrado de momento en la cárcel de mujeres de Pontedecimo –la de hombres de Marassi estaba repleta-, repite a través de su abogado Gianfranco Pagano que no tiene filiación nazi ni tampoco es un tigre de Arkán –nombre tomado de la fuerza paramilitar que comandó el criminal de guerra Zeljko Ranjatovic durante el conflicto de la ex Yugoslavia en los años noventa- pero pocos le creen.

De hecho, antes de viajar a Génova para el partido, Bogdanov ya tenía un largo prontuario de hechos de violencia y hasta de tráfico de estupefacientes, usa un pasamontañas, un tatuaje de una granada en su pecho, junto al del club estrella Roja de Belgrado, el número 1389 en su brazo derecho, que representa a un partido de extrema derecha y el año de la batalla de Merli, en la que los serbios fueron derrotacos por los turcos y que simboliza el sentimiento nacionalista serbio.

Bogdanov es conocido como “El hombre de negro” y suele saludar extendiendo tres dedos, el pulgar, el índice y el medio, lo cual tiene su explicación: es la tríada ortodoza (Dios manda en el cielo, el rey en la tierra y el padre, en la familia).

Pero la cosa no queda allí. Arkán- asesinado en Belgrado en 2000- fue el mismo que en el año 1998 amenazó de muerte al sueco Lennart Johansson, que no es otro que el antecesor de Platini en la presidencia de la UEFA.

El gran problema es que ya Bulgaria canceló el partido amistoso que tenía previsto para este año ante Serbia y la UEFA deberá tomar medidas urgentes para resolver qué se hace con la presencia de Serbia de aquí en más, algo que al mismo tiempo se debate la UE para el ingreso del país a la Unión Europea (UE).

En cambio, la otra cara se vio en Atacama. No sólo por la increíbel resolución del drama de los mineros encerrados durante sesenta y nuieve días a más de 600 metros de profundidad, sino porque se descubrió que uno de ellos, Frank Lobos, fue jugador profesional entre los años ochenta y noventa, y hasta llegó a ser campeón chileno con el Cobresal y participó en la selección de su país que obtuvo el pase a los Juegos Olímpicos de Los Angeles 1984, aunque luego no formó parte del megaevento.

Lobos era el chofer de los mineros encerrados, y era el encargado de traer y llevar a las personas a la mina y resultó ser el vigesimoséptimo minero en ser rescatado, al formar parte del tercer y último grupo en salir, el de los considerados más fuertes.

Pero si hay alguien que pueda ser considerado héroe, además de los treinta y tres hombres que sobrevivieron encerrados en la mina, es sin dudas el ingeniero André Sougaret, quien diseñó el sistema para el rescate.

Ya en 1960, durante el mayor terremoto que se recuerde en Chile (9,5 en la escala de Richter), el ingeniero Raúl Sáez había diseñado una estrategia para generar un curso alternativo del lago Riñihue, que había subido el nivel hasta arrasar con poblaciones de más de cien mil habitantes (esto se cuenta en el libro “La hazaña del Riñihue”, del español Leopoldo Castedo). Fue tal la euforia por la situación que hubo un auge de estudiantes de ingeniería, entre los que se cuenta a Manuel Pellegrini, ex entrenador del Real Madrid y del Villarreal.

La cantidad de camisetas recibidas por los mineros (se dice que hubo disputas por las dos que donó David Villa), los partidos a beneficio en todo el mundo y la invitación de la FIFA para que Lobos de conferencias sobre superación grupal, muestran la cara más noble del fútbol, que sigue resistiendo ante tanto asedio por su deshumanización.

The Chilean miners and the violent Serbs, two faces of football (Yahoo)




As well as the two faces of the Greek theatre, that of the tragedy and that of the comedy, football showed to the World, this week, its two faces, two extremes, two sensational opposites that show the richness of the sport that generates an extraordinary quantity of elements for the analysis from different points of view.

On one side, one of the most impacting deeds of the last times in the World, as it was the marvellous rescue of the thirty three miners of Atacama, in Chile, that generated within the football environment a solidarity very seldom seen and that shows that same still rules in the interior, in spite of all the businesses it enclosures, a certain purity among the protagonists, the noblest that this game continues having.

On the other side, one of the most serious acts (for the consequences it may bring) occurred in Genoa during the intention to dispute a match of classification for the Eurocup of Ukraine and Poland, between Italy and Serb, that had to be suspended only 6 minutes of the first half, due to serious incidents in the gallery that was occupied by some ten thousand Balkan fans.

The resolution of this problem is crucial for the UEFA (European Union of Football) and for its president, Michel Platini because it seems evident that the reason of these incidents has not much to involve football but has the intentions to generate pressure for the Serbs not to enter as the European Union (UE) member. Namely, the reason of these deeds of violence, has not much to do with football and in change, are related to strictly political reasons, and now it is investigated the connexion, with the ultras leader, Iván Bogdanov, with the Serbs political directives.

Bogdanov, enclosed now in the women prison of Pontedecimo –that of men of Marassi was full-, repeats through his attorney Gianfranco Pagano that he has not Nazi affiliation nor he is a tiger of Arkán –name taken form the paramilitary force that led the was criminal Zeljko Ranjatovic during the conflict of the ex Yugoslavia in the years nineties - but few believe him.

In fact, before leaving for Genoa for the match, Bogdanov had already a large criminal record of violence and even of drug traffic, he wears balaclava, a tattoo of a grenade on his breast, near that of the Red Star of Belgrade, the number 1389 on his right arm and the year of the battle of Merli, in which the Serbs have been defeated by the Turks and that symbolize the Serbs nationalist feeling.

Bogdanov is known as “The man in Black” and uses to greet extending three fingers, the thumb, the forefinger and the medium, what means the orthodox triad (God rules in the heaven, the king on the earth and the father in the family).

But the thing does not end there. Arkán- murdered in Belgrade in 2000 – was the same that in the 1998 menaced to kill the Swede Lennart Johansson, who is not other but the predecessor of Platini in the UEFA presidency.

The big problem is that already Bulgaria cancelled the friendly match that was foreseen for this years vs Serb and the UEFA must take urgent measures to resolve what has to be done with Serb presence from now on, something that at the same time UE is discussing the entrance of the country into the European Union (UE).

In change, that other face has been seen in Atacama. Not only due to the incredible resolution of the drama of the miners enclosed during sixty nine days at more than 600 meters in deepness, but because it was discovered that one of them, Frank Lobos, was professional player between the eighties and nineties and even reached to be the Chilean champion with Cobresal and participated in the team of his country that was granted the pass to the Olympic Games of Los Angeles 1984, though, he did not form part of the mega event.

Lobos was the driver of the enclosed miners, in charge to bring persons to the mine and resulted to be the twenty seventh miner to be rescued, forming part of the triad and last group to get out, that considered the strongest

But if there is anybody who can be considered a hero, besides the thirty three men that survived enclosed in the mine, it is without any doubt the engineer André Sougaret, who designed the rescue system.

Already in 1960, during the major earthquake that is remembered in Chile (9,5 in the scale of Richter), the engineer Raúl Sáez had designed a strategy to generate an alternative course of the lake Riñihue, that had risen to the level sweeping the villages of over hundred thousand inhabitants (this is narrated in the book “La hazaña del Riñihue” (the heroic deed of Riñihue) of the Spanish Leopoldo Castedo) the euphoria was such due to the situation that there was an increase of engineer students among whom is Manuel Pellegrini, ex coach of the Real Madrid and of Villarreal.

The quantity of the received vests by the miners ( it is said that there were disputes for the two given by David Villa), the matches in the benefit in all the World and invitation by the FIFA for Lobos to give lectures about group overcoming, show the noblest face of the football, that continues resisting in front of such siege for its dehumanizing.

jueves, 14 de octubre de 2010

A propósito de la Argentina, Maradona y Carlin



Con algunos días de margen, nos prestamos a escribir sobre un artículo muy leído, y que de hecho reprodujeron dos importantes diarios argentinos, Clarín y La Nación, que fue publicado por el diario “El País”, con la firma del periodista inglés radicado en España, John Carlin, y del médico psicoanalista argentino Carlos Pierini.
En ese texto, se dicen cosas ciertas sobre la Argentina, utilizando la metáfora de Diego Maradona, a quien se considera “un jugador monumental” pero se lo critica por muchas de las actitudes que gran parte de los compatriotas censuran sin tapujos.
Lo que parece exagerado, es colocar a Maradona como representante de la mayoría de los problemas del país, con una alarmante falta de profundidad en las causas.


Para leer el artículo completo, ir a www.sergiolevinsky.com.ar

miércoles, 13 de octubre de 2010

La selección sigue esperando (Jornada)



“Estaban tan motivados contra nosotros que nos ganaron 4-1 pero ya ven, luego va Japón y les gana”. La dura frase de Iker Casillas sobre el presente de la selección argentina no puede dejar de ser cierta, por más triste que sea el panorama.
Lo concreto es que una vez más, y como con casi todos los entrenadores anteriores, la selección argentina volvió a desperdiciar una de las dos fechas FIFA (de acuerdo al calendario que estableció el hoy presidente de la Unión Europea de Fútbol, Michel Platini), en las que la mayoría de los equipos nacionales que no juegan partidos oficiales (los europeos lo hicieron por las eliminatorias para la Eurocopa 2012 que se disputará en Polonia y Ucrania), aprovecharon para organizar amistosos, entre ellos Brasil y Uruguay. ¿Argentina? No, con un partido era demasiado. Y siendo que sólo tomó una de las dos fechas, cuando se podía tratar de disputar dos partidos, probar jugadores y seguir armando un grupo que tuvo muchas idas y vueltas postmundialistas, se organizó un viaje a Japón, cuando en noviembre hay que regresar a Qatar a jugar nada menos que contra Brasil. Suena a despropósito o, como mínimo, a desconcierto.
Es tal el desbarajuste organizativo alrededor de la selección argentina, que una vez más, los propios jugadores, aquellos que deben responder más en el verde césped que fuera de él, se colocan a la vanguardia de los propios dirigentes, incapaces de darse cuenta de que las cosas no están funcionando en el equipo nacional.
Esta vez fue Javier Mascherano, el capitán, quien en el vestuario de Saitama, luego de la primera derrota de la historia ante Japón, casi rogó que en Buenos Aires la AFA determine un cronograma y defina de una vez por todas al director técnico definitivo para encarar la Copa América de 2011 y la clasificación para el Mundial de Brasil 2014.
Anteriormente, un centrado Juan Sebastián Verón, tras un intenso partido ante Uruguay en Montevideo, fue el encargado de poner las cosas en su lugar ante tanto disparate de la conducción futbolera al decir que “no hay nada que festejar y muchas cosas deben cambiar desde arriba hacia abajo”. Hasta Julio Grondona, luego, lo nombró entre sus posibles sucesores, tal vez dando a entender que actualmente no abundan dirigentes con esas capacidades entre los que lo rodean.
El fútbol argentino vive en un estado de desconcierto total desde hace mucho tiempo, sin coherencia en lo que se pretende, sobre qué línea se tiene que adoptar, y si en 1982 se pasó de César Luis Menotti a Carlos Salvador Bilardo sin problemas ni anestesia, al menos no se puede negar que hubo una continuidad extraña para un país tan cortoplacista. Tan es así que entre 1974 y 1998 hubo sólo cuatro entrenadores, y entre 1998 y la actualidad ya hubo cinco, y con la chance de que antes de fin de mes se elija un sexto. Los datos son elocuentes.
También Mascherano y el propio Sergio Batista, se quejaron de las enormes distancias que recorrió el equipo durante su estadía en Japón, sumado al ya de por sí extenso viaje que generó dificultades diplomáticas con los dirigentes de los principales clubes europeos, y que derivó en tres lesionados (Diego Milito, Esteban Cambiasso y Mario Bolatti).
Lo demás es ya un mal endémico que venimos comentando desde hace rato, y es que en el fútbol argentino, desde hace décadas que no se sabe qué hacer cuando hay que salir jugando desde el fondo, y no se depende de un error del adversario. Sergio Romero, el arquero, evidenció problemas de posición y de recepción del balón, dando rebotes hasta en ocasiones innecesarias, pero la selección argentina se da el lujo de dejar afuera a entrenadores de arqueros como Ubaldo Fillol o Miguel Angel Santoro.
Escasean los marcadores de punta y cuando hay uno, como Ansaldi, no dispone de un solo minuto de prueba, para que jueguen en esas posiciones dos centrales que ya hemos conocido y medido en su cuestionable capacidad, y desde ya que la palabra “wing” genera urticaria en el ambiente, mientras que aquel “ocho” al estilo de Brindisi, Ardiles o J.J. López (por citar tres casos) duerme el sueño de los justos para reivindicar el “doble cinco” para que dos volantes hagan el trabajo que antes podía realizar un “cenrojás” alto y pesado como Pipo Rossi, Antonio Rattín, Claudio Marangoni o el mismísimo Sergio Batista.
En cambio, buena parte de la prensa y del ambiente del fútbol, negadores de la realidad, se ensalzan con “la evolución del fútbol japonés”.
Nadie duda de la capacidad de la cultura nipona por trabajar duramente, con humildad, y aprender hasta ser una potencia y el fútbol no es la excepción. La pregunta es por qué Argentina, con tantos jugadores pretendidos por los principales clubes del mundo, con el mejor jugador del mundo en sus filas (Lionel Messi), se estancó, perdió juego, no tiene ideas. Será que mientras hay fechas FIFA y sus dirigentes duermen, los japoneses trabajan y copian lo mejor y desechan lo que creen que no funciona.
Será que mientras los japoneses buscan una identidad y la van encontrando, el fútbol argentino, allá por 1958, se decidió por copiar un modelo que no tenía nada que ver con su identidad, el europeo.
Durante la fiesta impresionante de Brasil 2014 en el Mundial de Sudáfrica, nos preguntamos qué hizo la AFA para promocionar la Copa América, a menos de un año de su disputa en el país, y con todo el ambiente del fútbol mundial presente. Qué preparó la AFA en conjunción con el Estado en cuanto a paquetes turísticos, hotelería, infraestructura. Qué prospectos entregó sobre el torneo.
Mientras otros crecen, como Japón, o juegan, como Brasil y Uruguay, el fútbol argentino sigue inmerso en polémicas interminables. Así es como les va a unos y a otros. No hay casualidades sino causalidades.

domingo, 10 de octubre de 2010

Una derrota inesperada que complica el futuro argentino (Yahoo)



Si ya la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) vivía en la turbulencia por la designación del entrenador que llegue hasta la Copa América de 2011 y en lo posible, hasta el Mundial de Brasil 2014, la derrota inesperada y en especial, la manera en que se produjo, con dominio total del equipo japonés en Saitama, determina una mayor confusión cuando se acerca el momento de la decisión, antes de fin de mes.

Cuando para muchos Sergio Batista tenía el camino expedito para ser ratificado, especialmente porque cuenta con el inestimable respaldo del plantel y de su mejor jugador, Lionel Messi, si bien aparecían algunas voces de discordia entre algunos dirigentes, el equipo argentino mostró algunos signos preocupantes que pueden avivar la designación de otros entrenadores que están mejor instalados en la cabeza del manager Carlos Bilardo, encargado de elevar “tres o cuatro nombres” a una comisión de cinco dirigentes que designará el presidente de la AFA, Julio Grondona, y entre los que se cuentan a Alejandro Sabella (Estudiantes, el líder del Torneo Apertura) y Miguel Russo (Racing Club), dos ex jugadores suyos en los años ochenta.

Batista viene pregonando, con un discurso aceptado y elogiado por buena parte de la comunidad futbolística argentina, que la selección albiceleste debe volver a la práctica de un juego basado en el toque, en bajar la velocidad y tratar de acercar a los jugadores con mucha técnica (como en España lo hacen Xavi, Iniesta, Xabi Alonso y Sergio Busquets), basado en la genialidad de Lionel Messi.

El problema que encuentra Batista es que el equipo argentino viene completamente desarticulado desde el Mundial y con muchas necesidades de cambios tácticos, como el de una ayuda a Javier Mascherano en la contención en el mediocampo, y la búsqueda, por fin, de dos laterales que tengan este oficio y no los marcadores centrales reconvertidos a laterales, como Nicolás Burdisso y Gabriel Heinze.

En los dos primeros partidos amistosos con Batista como entrenador, la selección argentina pareció encontrar ese camino, con el ingreso de Esteban Cambiasso al lado de Mascherano, y con el regreso de Javier Zanetti por la derecha y la posibilidad de ingreso de oitros laterales como Pablo Zabaleta o Emiliano Insúa.

Pero las lesiones de los laterales justo antes del partido ante Japón generó una vuelta atrás y la nueva convocatoria a Burdisso y a Heinze, que sumados a la inseguridad que genera Martín Demichelis en el fondo (igual que en el Mundial pasado), y el flojo momento del arquero Sergio Romero, dando muchos rebotes en balones atajables (como en el gol), no ayudadon al resto de un equipo que se vio presionado en todos los sectores del campo de juego y no encontró la manera de resolverlo porque le faltaron jugadores, posiciones y sistema táctico adecuados.

Si se suma a todo esto que ante la presión en el medio, Mascherano y Cambiasso no tuvieron precisión, que los laterales no tienen capacidad de ataque, y que a Messi le fue cortado el circuito con los delanteros y que su socio en esta ocasión, Andrés D’alessandro no funcionó y recién volvió a tener descarga cuando ingresó el talentoso Javier Pastore en el segundo tiempo, las respuestas del equipo argentino fueron muy escasas y si reaccionó en el final fue porque como suele pasar con los conjuntosun jugador tan desequiilibrante dirigidos por italianos, como en este caso la selección japonesa con Alberto Zaccheroni, los locales se eretrasaron y dejaron mucho campo libre para que su rival progresara en la cancha, aunque luego no encontrara espacios para llegar hasta el fondo.

El gran problema de Batista no es perder, especialmente, porque él mismo viene insistiendo en que no quiere que lo juzguen para su continuidad por victorias o derrotas sino por un todo en su trabajo, lo que suena a coherente.

La mayor dificultad del entrenador interino pasa por precisar algunas de sus definiciones que en teoría sientan bien pero que en la práctica no se ven del todo. Por ejemplo, por qué copiar especialmente el juego de tenencia de balón de los españoles, basado en los volantes, si el fuerte argentino es en el ataque. O cómo compatibilizar la tenencia del balón con jugadores dúctiles, como España, y colocar a Mascherano y Cambiasso como dos volantes centrales, o qué hacer con tantos delanteros eficaces, que son estrellas en Europa, si su juego se basará en los volantes. O por qué insistir con dos marcadores centrales como laterales, habiendo llevado a Christian Ansaldi, del Rubín Kazán, al banco de suplentes.

Son demasiados interrogantes que se suman a la pregunta general acerca de algunos conceptos tácticos que un equipo debe resolver, por ejemplo cómo imponer su juego más pausado, de tenencia del balón, ante un rival que le quiere imprimir una velocidad mucho mayor, y que lo presiona para no dejarlo jugar, o cómo sacar partido de tener en sus filas a un jugador tan desequilibrante como Lionel Messi, que terminó eludiendo gente por sí mismo, salvo cuando entró Pastore y generó una muy buena sociedad con él.

La selección argentina debe jugar ante Brasil el próxino 17 de noviembre, un amistoso en Doha, Qatar, y no parece un compromiso más. Deberá corregir muchas cosas, revisar muchos conceptos y evaluar bien los convocados, si no quiere volver a tropezar.

Mientras tanto, los dirigentes deberán afinar la idea y en lo posible, definir pronto el proyecto para el fútbol argentino, que hoy navega en la confusión en todos sus frentes mientras observa atónito cómo su rival de Saitama, japón, va convirtiéndose en una potencia en base al trabajo y a la claridad conceptual de un equipo que sabe a qué juega. Y la diferencia entre los dos se pudo ver en la cancha.

An unexpected defeat that complicates the Argentinean future (Yahoo)



If the Argentinean Football Association (AFA) lived in turbulence to design the coach that should arrive until the Copa América in 2011 and if possible, until the World Championship in Brazil 2014, the unexpected defeat and specially, in the way same produced, with the whole dominion of the Japanese team in Saitama, determines a major confusion when it comes to the moment of the decision before the end of the month.

When for many Sergio Batista had the way easy to be ratified, specially because he counts with inestimable backing of the group and of his best player, Lionel Messi, though there were some voices of disagreement among the directives, the Argentinean team showed some worrying signs that may intensify the designation of other coaches that are better installed in the head of the manager, Carlos Bilardo, in charge to elevate “three or four names” to a commission of five directives that will be designed by the president of the AFA, Julio Grondona, among whom there are Alejandro Sabella (Estudiantes, leader of the Aperture Contest) and Miguel Russo (Racing Club), two ex players of his in the eighties.

Batista says, with an acceptable discourse and prized by a good part of the Argentinean football community, that the white/light blue team must return to the practice of a play based in the touch, to low the speed and try to near the players with much technique (as in Spain Xavi, Iniesta, Xabi Alonso and Sergio Busquets perform), based in the geniality of Lionel Messi.

The problem Batista finds is that the Argentinean team comes completely disarticulated since the World Championship and with many technical changes as that of an assistance to Javier Mascherano in the contention of the midfield, and the seek, finally, of two laterals that have this position and not the central backs reconverted into laterals, as Nicolás Burdisso and Gabriel Heinze.

In the first two friendly matches with Batista as coach, the Argentinean team seemed to have found the way, with the entrance of Esteban Cambiasso at Mascherano’s side, and with the return of Javier Zanetti by the right and the possibility to enter of other laterals as Pablo Zabaleta or Emiliano Insúa.

Butt he injuries of the laterals just before the match vs Japan generated a turn back and the new call of Burdisso and Heinze, who added to the uncertainty that generates Martín Demichelis in the back (same as in the passed World Championship), and the weak moment of the goalkeeper Sergio Romero, giving many rebounds of easy balls (as in the goal), did not help the rest of the team that was pressured in all the sectors of the game field and did not find the manner to resolve it because there was lack of players, positions and adequate tactical system.

If to all this is added that in front of the pressure in the mid, Mascherano and Cambiasso had no precision, the laterals have no attack capacity and that Messi had cut the circuit with the forwarders and his partner in that occasion, Andrés D’alessandro did not operate and only returned to have discharge when the talented Javier Pastore entered in the second half, the responses of the Argentinean team were scarce and if reacted in the final it was because as it uses to happen with the groups conducted by Italians, as in this case the Japanese team with Alberto Zaccheroni, the locals were delayed and left much free field thus the rival advances in the field, though afterwards they did not find space to reach the goal.

Batista’s big problem is not to lose, especially because he himself is insisting that he does not want to be judged for his continuity of victories or defeats but for his job, what rounds coherent.

The most difficulties of the interim coach goes through the precision of some of his definitions that in theory are fine but in the practice are not completely seen. For instance, why to copy particularly the game of ball possession of the Spaniards, based on the midfielders, when the Argentinean strong point is in the attack. Or how to make compatible the possession of the ball with ductile players, as Spain and put Mascherano and Cambiasso as two central midfielders, or what to do with so many efficient forwarders that are stars in Europe, if their game would be based in the midfielders. Or why to insist with two central backs as laterals, having taken Christian Ansaldi, of Rubín Kazán, in the substitutes bench.

There are too many interrogatives that add to the general question regarding some tactical concepts that a team should resolve, for instance as how to impose a slower game, of ball possession, vs. a rival that wants to impress his game with a higher speed and who pressures not to let them play or how to benefit having among them a such different player as Lionel Messi who ended dribbling people except when Pastore entered and generated a very good partnership with him.

They will have to play vs Brazil the next 17 of November; a friendly match in Doha, Qatar, and it does not seem one commitment more. They will have to correct many things, to revise many concepts and to evaluate well the convoked, if they do not want to bump.

In the meanwhile, the directives should sharpen the idea and if possible, to define soon the project for the Argentinean football, that today navigates in the confusion in all the lines meanwhile they observe amazing how the rival of Saitama, Japan, is turning out into a potency based on the work and the conceptual clarity of a team that knows what he does.
And the difference between both was seen on the stadium.

viernes, 8 de octubre de 2010

El problema sigue siendo el fútbol argentino



No hay caso. El tema no pasa por si Sergio Batista debe seguir siendo el director técnico de la selección argentina, o no. Si el fútbol argentino no se replantea, a fondo, y de una vez por todas, a qué está jugando y a qué quiere jugar, el camino seguirá siendo lleno de sombras y no parece, a ciencia cierta, que con esta misma dirigencia que sigue pensando sólo en los negocios propios y que no está capacitada para llevar a cabo un proyecto de la envergadura que hoy tiene el fútbol a estos niveles, eso pueda producirse. Más bien, todo lo contrario.
Batista es bien intencionado. Pretende, como viene diciendo en cada entrevista, volver a las fuentes, a tener la pelota, a jugarla con criterio y como él sostiene bien, recuperar ese estilo de juego estético, de toque, característico de los años de brillantez argentina, que ahora esgrime España con orgullo. Ese estilo que representa el fútbol argentino clásico, justamente el que fue comenzando a perder en los años cincuenta, lentamente, con el tacticismo, que se profundizó en los sesenta y que ahora llega ya a su fase final, encadenado al superprofesionalismo que hace que todo se ajuste a los negocios. Y la estética y la productividad no son sinónimos. El fútbol argentino sufrió la invasión de la escuela de Coverciano primero, luego otras de entrenadores que sólo copiaron sistemas de otros, que juegan de otra manera, mejor o peor (todo indica que peor, porque si no, no vendrían a fichar a rolete a los argentinos, así como brasileños y uruguayos).
Pero lo venimos diciendo hace mucho: no hay genios como Lionel Messi (ridículo que le sigan pegando o comparando con Diego Maradona, porque vive en este tiempo y juega en este tiempo y son otros los parámetros) que alcancen si no hay un estilo, si no se tienen marcadores de punta, ni wines (perdón por mencionarlos en este tiempo tan fukuyamiano del fin de las ideas futbolísticas, pero así lo sentimos). Y si no hay cubiertos cuatro puestos claves en la cancha, y seguimos insistiendo con el innecesario y maldito "doble cinco", y no se coloca en la cancha a los mejores en serio, como Javier Pastore, y si tampoco se juega con un "8" a la usanza de los Ardiles o Brindisi y hoy apenas si son esforzados volantes, y si el arquero da rebotes en cada remate, y tampoco se para bien porque tampoco (salvo Independiente y alguna otra excepción) hay un trabajo particular de arqueros, ya sabemos lo que puede pasar. Hoy con Japón, mañana con otro, pasado mañana con otro así como también se podrá ganar. Pero repetimos: el tema no es el resultado sino saber primero qué se quiere hacer para avanzar en ese sentido, algo que excede al DT, que es privativo de una dirigencia, que hoy no tiene la más mínima capacidad y no sabe a dónde va porque sencillamente no le interesa. De ahí para abajo, se puede deducir lo que viene.
Y por favor, no escuchar cantinelas como que "el fútbol se igualó" porque si eso pasa, no es sólo porque los japoneses puedan mejorar (cosa siempre posible en la vida), sino que es Argentina la que involucionó por seguir justamente las recetas de aquellos que hoy se rasgan las vestiduras porque se pierde con los japoneses.
Si se hubiera respetado la esencia, hoy no tendríamos que escribir este artículo sino tal vez, otro regodeándonos sobre el baile a los japoneses. Porque los jugadores están y si no, habría que preguntarse cuánto valen en el mercado los jugadores argentinos y cuánto los japoneses, y por qué. El tema, entonces, no es ese, sino la esencia, como siempre.

miércoles, 6 de octubre de 2010

Sistema o jugadores, la duda metódica del fútbol (Jornada)



Por estos días, dos ejemplos en ligas paralelas, como lo son Boca Juniors en la Argentina y el Barcelona en España, nos llevan a un interesante interrogante que hace a lo medular de la estructuración de un equipo. ¿Debe primar el sistema que trae el entrenador a un plantel, o un buen entrenador es el que saca el mejor resultado posible de los jugadores que cuenta?
Es innegable que entrenadores muy reconocidos, como Marcelo Bielsa, César Luis Menotti o Claudio Borghi, cada uno con lo suyo, son defensores a ultranza de lo primero. Es decir, que van a cada equipo con su librito. Pueden cambiar alguna cuestión de forma, pero de fondo, parten con una idea y no la cambian. Se reclamó hasta el hartazgo, desde los medios, que mientras Bielsa dirigía a la selección argentina, colocara en la cancha y al mismo tiempo, a los atacantes Gabriel Batistuta y Hernán Crespo, pero se encontraron con la cerrada negativa de éste, que “murió” con las botas puestas.
Tampoco Borghi parece proclive a cambiar su sistema implementado en Boca, aunque los resultados no hayan podido ser peores: cinco derrotas en nueve partidos oficiales, sin tener que jugar al mismo tiempo por ninguna Copa internacional y habiéndole fichado la dirigencia todo lo que pidió, excepto el lateral chileno Gonzalo Fierro, que no pasó la revisación médica, y con la falta, es cierto, clave, de Juan Román Riquelme, lesionado aunque a punto de retornar a las canchas.
La situación de Borghi es tan clara que pese a los catastróficos números, y sin un pasado xeneize, los hinchas aceptan que continúe en un 60 por ciento, de acuerdo a la mayoría de las encuestas. Porque saben que el problema no es que Borghi sea capaz o no de manejar el plantel, sino que no se abre a cambiar un sistema pernicioso, que deja al equipo mal parado en el fondo, y no abarca todo el campo como corresponde.
Se puede ver el mismo problema, acaso impensado hace meses, en el Barcelona, para muchos –este escriba se incluye- el mejor equipo del mundo, en cuanto a la brillantez de juego que es capaz de generar y en cuanto a su filosofía de la estética en la práctica del fútbol. Y sin embargo, hoy está pagando el hecho de tener un plantel corto (con las ventas de Zlatan Ibrahimovic y Yaya Touré y las saluidas de Thierry Henry, Rafa Márquez y el central Dmitro Chygrinskiy). Hoy cuesta creer que de local, en un Camp Nou inmenso en el que caben ciento veinte mil personas y acondicionado a su voluntad, el Barcelona tenga tantos problemas con el Hércules (0-2), el Sporting Gijón con suplentes (1-0) o el Mallorca (1-1) y sus partidos se parecen más al handbol que al fútbol, porque se la pasa bordeando el área rival de un lado al otro, pero no logra penetrar en el corazón, rematando finalmente desde lejos, y exponiéndose a cada contragolpe al quedar con pocos defensores expuestos de frente ante el ataque contrario. No es el mismo sistema que el que utiliza Boca, pero de fondo, es lo mismo: dos equipos manejados con la mejor buena voluntad, con el mejor tino y la mejor educación de sus entrenadores (Borghi y Josep Guardiola) fuera de la cancha, pero dependiendo en exceso de los sistemnas adentro.
En cambio, se puede mencionar entrenadores opuestos, que cambian de táctica cuantas veces sea necesario en pos de los planteles con los que cuentan, que al fin y al cabo es lo que más utilidad le rinde al club que los contrata.
Porque cabe preguntarse qué haría un entrenador que eventualmente reemplazara a Borghi en Boca, en pocos días, si le gustara marcar con cuatro defensores y se encuentra con que ahora sólo cuenta con aquellos que juegan en línea de tres. Es decir que quien viene con su librito, condiciona no sólo el presente sino un futuro de un plantel.
Carlos Bianchi, por citar un nombre ilustre, es un entrenador que siempre supo sacar partido de los planteles que tuvo, sin hacer gastar fortunas a los clubes. Y los resultados están a la vista. También se recuerda a Angel Labruna en los años setenta en River Plate, cuando en 1979 apeló a Emilio Comisso en vez de Oscar Ortiz, es decir, un cuarto volante por un delantero, en las finales del Metropolitano, porque era lo más conveniente, aunque le gustara jugar con tres delanteros y dos volantes ofensivos. Es decir, la necesidad o la riqueza del plantel, le permitía distintos tipos de tácticas.
Los sistemas parecen, entonces, atar a los entrenadores y a sus planteles y es más: hace su juego predecible para los rivales. Quien haya visto el Boca-Lanús del domingo, seguramente pensó, aún con una alta posesión de pelota de los locales, que los “granates” podían ganar el partido. Porque no había ningún tipo de seguridad. Y quien haya visto Barcelona-Mallorca, apenas horas antes, seguramente pensó, aún con el monólogo del Barcelona, que ni siquiera así, ni con Lionel Messi en la cancha, los blaugranas daban garantías de éxito, aferrados siempre al mismo toque, sin profundidad.
El tema para un entrenador es tener la mente abierta y la capacidad de cambiar, de encontrar variantes, de no aferrarse a un librito que no lo ayuda. O administrar bien sus propios recursos, como hicieron otros que supieron cambiar a tiempo.
Por eso, la cuestión no pasa por si Borghi se va o se queda en Boca, como bien interpretan sus hinchas y socios. La gran pregunta es si logrará cambiar o insistirá con la misma en lo que parece ya un camino sin retorno.Y lo mismo le pasa a Guardiola, acechado hoy más que nunca por un Real Madrid manejado por el portugués José Mourinho, un as en el manejo de distintas tácticas de acuerdo a la conveniencia, y al que, además, le ficharon lo mejor del mundo con la eterna chequera blanca.

Estamos en Twitter (@sergiole)

Para todos aquellos que nos quieran seguir en Twitter, estamos desde ahora en @sergiole

lunes, 4 de octubre de 2010

Borghi está preso de su sistema



Pocas veces fue tal claro que un director técnico está preso del sistema táctico que utiliza como lo que le sucede a Claudio Borghi en Boca Juniors. No sólo por las cinco derrotas en nueve partidos oficiales, un masazo del que no se libraría nadie pero del que el "Bichi" logra escapar momentáneamente gracias a su sinceridad ante el micrófono y sus buenos modos. También porque pocas veces, Boca invirtió tanto dinero en fichajes, y tiene la ventaja de jugar solamente los fines de semana al no participar en torneos internacionales.
Borghi es, sin dudas, un tipo sano, abierto, amable, de buenos modales, y que ha tenido cierto éxito ya en Colo Colo de Chile y en Argentinos Juniors. Pero está fracasando rotundamente en Boca por un hecho más filosófico que futbolístico si se acepta esta licencia. Y es que al igual que otros muy buenos entrenadores, como César Luis Menotti, o Marcelo Bielsa, y otros ya no tanto, como Ricardo La Volpe, cree a pie juntillas en que el sistema es más importante que los jugadores. En otras palabras, es de los entrenadores "sistémicos" y no de aquellos que creen que deben sacar el mejor rendimiento de los jugadores que les ha tocado en suerte, y que entre ellos y lo que puedan subir de las divisiones inferiores, armar un plantel competitivo. En este ejemplo puede colocarse a Carlos Bianchi, o a Ramón Díaz, o al propio Alejandro Sabella.
Para no generar confusiones, este texto no quiere decir que los entrenadores mencionados como armadores de equipos con recursos genuinos no sean afectos a la contratación de estrellas, sino que no hacen de las mismas, especialmente a las que tienen que ver con puestos en la cancha acordes a sus sistemas tácticos, la base de su trabajo.
Un entrenador que necesita que le traigan jugadores para poder llevar a cabo su propio sistema, en desmedro del plantel que encontró, por lo general termina trayendo dificultades a los clubes, y más aún si los resultados no son los mejores. Pongamos el propio caso actual de Boca: si mañana Borghi se fuera, ya sea porque renuncia o por cualquier otro motivo, el entrenador que lo reemplace muy posiblemente no quiera utilizar una defensa con línea de tres, que fue lo que el "Bichi" sistematizó en este tiempo y trajo jugadores acordes para eso (Caruzzo, Insaurralde y Cellay) y tendría que volver a empezar y con jugadores que tal vez no sean lo que querría para jugar de otra manera, y esos jugadores rinden más en línea de tres, por lo que se vería obligado a jugar así, aún cuando está claro que es perjudicial, por los resultados que se vieron.
Hoy Boca es un equipo que no esconde nada ante cualquier rival, algo negativo hasta para antes de comenzar un partido, porque es bastante claro cómo hay que jugarle. Y desde el punto de vista táctico, varios jugadores no rinden ni siquiera siendo muy buenos técnicamente, como es el caso de Clemente Rodríguez, cuyo nivel en Estudiantes hace escasos meses lo llevó hasta el Mundial y ahora se lo nota irascible y llegando siempre tarde y se habla de que no hizo pretemporada. Sin embargo, Rodríguez es el mismo y lo que falla es el sistema, una vez más, que no lo cubre atrás cuando pasa al ataque (algo habitual) y llega al fondo rival exhausto porque Boca tampoco utiliza extremos. Entonces Rodríguez no es ni chicha (defensa) ni limonada (ataque) porque siempre llega tarde a los dos, y paga con nervios, expulsiones y hasta penales tontos, como ayer sobre la hora contra Lanús.
Es cierto que en Boca falta Juan Román Riquelme, y que en los últimos tiempos ha sido una pieza tan medular, que casi solo le hizo ganar a Boca la Copa Libertadores de 2007 y por eso, el culebrón sobre su renovación de contrato que llegó a buen puerto sobre el final. Pero no parece que sea Riquelme quien pueda cambiar todo pese a su talento. Porque Boca juega sin punteros, porque no tiene (excepto Battaglia) la calidad en el medio que desde hace años perdió y nunca fichó lo que correspondía desde que Gago y Banega fueron transferidos en cifras millonarias, y porque atrás juega sin marcadores de punta. Y Borghi, en vez de sacar el mejor provecho de lo que tenía, vino con su librito, aunque éste poco tenga que ver con la adaptación al material humano de este plantel. Y por eso sigue haciendo cambios, y los problemas siguen estando. Porque no se trata de si son buenos jugadores o no, o si tienen buen pie o no. Es entender a fondo el "mundo Boca" y que hay jugadores que son de características como el club lo requiere por historia, o son de un carácter que podría ayudarlos en otro club, pero no precisamente en el de la Ribera (Escudero, Chávez, Mouche, Méndez tal vez). Y si se lesiona Cellay, porque una desgracia siempre puede ocurrir, y el que queda para una línea de tres es un volante defensivo con características de lateral, como el chileno Gary Medel, lo que indica el manual del sentido común es que no se puede jugar, ese día, con línea de tres en el fondo. Luego, algunas críticas con la ceguera de cierto periodismo de este tiempo, acostumbrado a este mediocre nivel general, va y dice que Medel no está jugando bien. ¿Pero es cierto, o es que simplemente Medel no es un jugador para marcar con línea de tres? ¿Lucas Viatri andará flojo o es que jamás recibe un centro para cabecear bien o para rematar, porque Boca juega sin punteros y sus volantes no llegan bien al fondo, o Clemente Rodríguez llega con la lengua afuera?
Una vez más, ¿es el sistema, del que está preso Borghi, o son los jugadores? en la cancha, cada domingo, está la respuesta.

Días de definición en la selección argentina (Yahoo)



Mientras la selección argentina a pleno llega a Tokio para jugar el tercer partido amistoso con Sergio Batista como entrenador, desde que finalizara su participación en el pasado Mundial de Sudáfrica, en Buenos Aires la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) se apresta a decidir quién dirigirá al equipo de manera definitiva en el camino al Mundial de Brasil 2014.

En efecto, antes de fin de octubre, una comisión de dirigentes designada por el Comité Ejecutivo de la AFA, será la encargada de decidir el entrenador (Batista lo es en forma interina), entre una cantidad de nombres (se dice que entre tres y cuatro) que serán elevados por el manager Carlos Bilardo, el único de todo el cuerpo técnico, junto a Batista, que sigue trabajando en el equipo nacional tras el Mundial.

Entre los nombres que se manejan, de acuerdo a los gustos de Bilardo, estarán, seguramente, el actual entrenador de Estudiantes de La Plata, líder del Torneo Apertura y campeón de la Copa Libertadores 2009, Alejandro Sabella, así como el actual entrenador de Racing Club y campeón de la Copa Libertadores 2007 con Boca Juniors, Miguel Russo. Ambos fueron jugadores de Bilardo en los años ochenta, y muy conocidos por el entrenador campeón mundial en México 1986 y finalista en Italia 1990.

La gran incógnita pasa por tres entrenadores más. El primero de ellos es Carlos Bianchi, ganador de todas las encuestas de absolutamente todos los medios para periodistas especializados e hinchas de todo el país, debido a su seriedad en el trabajo y a que es considerado un ganador absoluto. Es extraño que en estos tiempos de urgencias, un entrenador se vaya de dos clubes despedido con una fiesta y fuegos artificiales, y eso ocurrió por sus trabajos en Vélez Sársfield (1993-1996) y en Boca Juniors (1998-2004, con un breve descanso en 2002).

En ese tiempo, Bianchi cosechó siete torneos locales entre ambos equipos, cuatro Copas Libertadores y tres Copas Intercontinentales (dos ganadas al Milan y una al Real Madrid), además de otros torneos internacionales y cuesta entender, desde una mirada extranjera, cómo un entrenador con este palmarés no ha llegado nunca a dirigir la selección argentina, y hasta podría decirse que intregrar una terna con otros entrenadores es casi imposible porque ninguno resiste una comparación.

De hecho, dos de los posibles votantes de la comisión, los representantes de Vélez y Boca, tendrían decidido su voto y aún hay chances de que Lanús también se sume, con lo que podría tener chances de ser designado, pero se encuentra con el problema de que siempre ha tenido una relación distante (por no decir mala) con el presidente de la AFA, Julio Grondona, al no coincidir con sus métodos y porque el dirigente sostiene que cuando se le ofreció el puesto en 1998, tras el Mundial de Francia, lo rechazó. Lo que sucedió allí es que Bianchi justamente ya tenía todo acordado con Boca, en lo que luego sería un ciclo notable, y quiso mantener su palabra, lo que habla de su seriedad.

El otro caso es el de Maradona, que todo indica que tiene cerradaslas puertas de su regreso como entrenador mientras Grondopna continúe siendo el presidente,. Luego de las duras palabras contra el dirigente en aquella conferencia de prensa en la que declinó aceptar la oferta de continuar pero sin sus colaboradores.

Aunque ahora, desesperado porque ya se acaba el tiempo y se tomará la decisión de contratar al nuevo entrenador, Maradona apareció con todo el fuego mediático a decir que reconsideraría la idea de regresar solo, con otro cuerpo técnico (con lo cual olvida lo que antes manifestó sobre el código ético y el respeto por sus compañeros) y atacó incluso a Batista, no parece que haya muchas posibilidades para su retorno.

Y como tercer caso, el propio Batista, que designado luego del Mundial como entrenador interino, ahora parece ir ganando terreno para quedarse con el lugar por el muy buen trabajo realizado en estos meses, además del éxito ante Irlanda en Dublin (0-1) y especialmente ante España en Buenos Aires (4-1) y su muy buen manejo de grupo, en el que Lionel Messi se siente cómodo y lo apoya.

Batista, con criterio, viene sosteniendo que aún con los buenos resultados, no quisiera que su trabajo fuera evaluado sólo por ellos sino por lo hecho anteriormente con los seleccionados juveniles que manejó hasta el Mundsial de Sudáfrica, en especial, el título olímpico conseguido en Pekín en 2008, aunque el manager Bilardo insiste en que lo que determinará sus posibilidades serán los resultados conseguidos, es decir, todo lo contrario a lo que sostiene el entrenador.

En este punto cabe detenerse porque es medular. Si a Bilardo le fue renovado su contrato de manager, pese al fracaso en el pasado Mundial y a que casi no apareció en todo el certamen, es porque Grondona deposita en él el poder de lo que ocurra en el seleccionado en el futuro, y es por eso que es clave que el nuevo entrenador tenga una buena relación con él.

En este sentido, Batista fue jugador suyo en el equipo argentino de los mundiales de 1986 y 1990 (Sabella y Russo no fueron mundialistas) y Bianchi no tiene ninguna relación con Bilardo desde hace años.

De lo que nunca se habla, tristemente, es de proyectos futbolísticos. Un mal que lleva demasiados años en el fútbol argentino, que sigue apostando más a nombres que a ideas.

Days of definition in the Argentinean team (Yahoo)



Meanwhile the Argentinean team in full arrives to Tokyo to play the third friendly match with Sergio Batista as coach, since the end of his participation in the World Championship of South Africa, in Buenos Aires, the Argentinean Football Association (AFA) hurries to decide who will definitively conduce the team towards the World Championship of Brazil 2014.

In fact, before the end of October, a commission of directives designed by the Executive Committee of the AFA will be in charge to decide the coach (Batista is as interim coach), between a quantity of names (it seems among three or four) who will be elevated by the manager, Carlos Bilardo, the only one from the whole technical crew, together with Batista, that continues working in the national team after the World Championship.

Among the names that are mentioned, in accordance with the taste of Bilardo, there would certainly be, the present coach of Estudiantes de la Plata, leader in the Aperture Contest and champion in the Copa Libertadores 2009, Alejandro Sabella, as well as the present coach of Racing Club and champion of the Copa Libertadores 2007 with Boca Juniors, Miguel Russo. Both were Bilardo’s players in the eighties and very well known by the coach champion of the World Championship in Mexico 1986 and finalist in Italy 1990.

The big incognita goes through three coaches more. The first of them is Carlos Bianchi, winner of all the surveys of absolutely all media for specialized reporters and fans all over the country, due to his seriousness in the job and because he is considered an absolute winner. It is strange in these times of urgency that a coach is fired by two clubs with fireworks and this happened due to his job in Velez Sarsfield (1993-2002) and in Boca Juniors (1998-2004) with a short interval in 2002.

In that time, Bianchi won seven local contests between both teams, four Copa Libertadores and three International Cups (two won vs Milan and one vs the Real Madrid), besides other International contests and it is hard to understand, as from a foreign view, how a coach with such success never conducted the Argentinean team and even it could be said to integrate a group with other coaches is almost impossible because none resists a comparison.

Actually, two of the possible voters of the commission, the representatives of Velez and Boca, would have decided their vote and there are even chances that the Lanus may be also added with what he would have chances to be designed but there is a problem that he had always had a distance relationship with the AFA’s president, Julio Grondona, because he did not coincide with his methods and because the directive sustains that when he was offered the position in 1998, after the World Championship in France, he rejected it. What happened there is that Bianchi had already everything settled with Boca, what afterwards turned out into a notable cycle and he wanted to maintain his word, what speaks about his seriousness.

The other case is that of Maradona, and everything indicate he has closed doors to his return as coach meanwhile Grondona continues in the presidency, after the strong words against the directive in that press conference in which he declined the offer to continue without his collaborators

However, now, desperate because time is finishing and the decision to contract the new coach must be taken, Maradona appeared with all the mediatic fire saying that he would reconsider the decision to come back alone, with another technical crew (with what he forgets what he formerly declared on the ethical code and the respect for his companions) and attacked even Batista, there do not seem many possibilities for his return.

And as a third case, Batista himself, designed after the World Championship as interim coach, now seems winning ground to remain with the position due to a very good job realized in these months, beside the success vs Ireland in Dublin (0-1) and particularly vs Spain in Buenos Aires (4-1) and his very good management of the group in which Lionel Messi feels at ease and backs him.

Batista, with criterion, sustains that even with the good results, he does not want his job to be evaluated only for that but for what he did previously with the juveniles teams he conducted until the World Championship of South Africa, in particular, the Olympic triumph obtained in Peking in 2008, though the manager Bilardo insists that what will determine his possibilities will be the results obtained, namely, all the contrary what the coach sustains.

In this point we must detain because it is medullar. If Bilardo’s contract as manager has been renewed in spite of the defeat in the passed World Championship and that he almost did not appear in all the contest, it is because Grondona deposits in him the power of what will happen to the team in the future and that is why it is the clue that the new coach has a good relationship with him.

In this regard, Batista was his player in the Argentinean team of the World Championships of 1986 and 1990 (Sabella and Russo were not world champions) and Bianchi has no relationship with Bilardo since years.

What they never talk, sadly, is about footballistic projects. An evil that continues too many years in the Argentinean football that continues to bet more on names than on ideas.

sábado, 2 de octubre de 2010

Octubre define el futuro de la selección argentina (Kalerkantho, Bangladesh)



Sin dudas el mes de octubre, que se inicia, será clave para la selección argentina. Durante los primeros días del mes, una comisión de cinco dirigentes de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) va a decidir cuál será el entrenador que conducirá a la selección hasta el 2014 y las mayores chances son para el actual interino, Sergio Batista, no sólo por haber ganado los dos partidos amistosos post mundiales, ante Irlanda (1-0) y especialmente ante España, los campeones del mundo (4-1), sino por haber conseguido elevar la autoestima del plantel luego del fracaso del Mundial, y por lograr que el mejor jugador del mundo, Lionel Messi, se sienta por fin cómodo en cada convocatoria, dado que el equipo girará (como debía ser ya desde antes) en torno suyo.
Pero las aguas no están nunca tranquilas en la selección argentina porque en este país, el fútbol es muchísimo más que un deporte. Y así es que aunque estuvo recluído por un mes, luego de no aceptar la renovación de contrato que le ofrecieron a él solo, sin sus colaboradores, Diego Maradona apareció en la última semana de setiembre, con una campaña de permanente acceso a los medios, para tratar de revertir la situación y hasta dijo que está “desesperado” por continuar como entrenador nacional, que “daría un brazo” si hiciera falta, y que está dispuesto a conversar hasta el hecho de trabajar con otros colaboradores y su ayudante de campo y amigo,. Alejandro Mancuso, manifestó que para que Maradona pudiera seguir en la selección, aceptaría dar un paso al costado.
Todo muy extraño, teniendo en cuenta que Maradona se mostró inflexible hace un mes, cuando el presidente de la AFA, Julio Grondona (primer vicepresidente de la FIFA) le dijo que si bien él podía continuar, no aceptaba que lo hicieran sus colaboradores, aunque el manager carlos Bilardo era ratificado en su cargo. Maradona dijo en ese momento que Bilardo era “un traidor” por no alejarse de su cargo, tal como lo hacían él y sus colaboradores, y nada dijo de Batista, el designado entrenador interino, porque durante la fase previa al Mundial y en buena parte del Mundial, apenas le dirigió la palabra. Batista concurrió, junto a otro campeón mundial en México 1986 como jugador, José Luis Brown, como entrenadores de los juveniles argentinos para que hicieran de sparrings de la selección mayor, pero no hubo nunca buena comunicación porque Maradona siempre consideró que ellos estaban cerca de Bilardo para el caso en el que tuviera que irse por malos resultados. Entonces siempre miró a los tres de reojo. Y en efecto, cuando terminó el Mundial, siguieron Bilardo y Batista, y Maradona comenzó a criticar a su ex compañero mundialista, pero bajó el tono sobre Grondona y Bilardo, sabiendo que son ellos los que deciden en muy buena parte la elección del entrenador hasta Brasil 2014.
Así es que en los últimos días, llegó a criticar duramente a Batista al enterarse de que la decisión del Comité será la de ratificarlo, aún cuando al menos formalmente, Bilardo sigue diciendo que su función es elevar una serie de nombres de entrenadores a la comisión de la AFA para que ésta determine el sucesor de Maradona, y aunque nadie lo dice de manera clara, es sabido de que el ex genio del fútbol tiene cerrada la puerta para un nuevo ciclo, y lo sabe tan bien, que acudió a su único sostén, el ex presidente argentino Néstor Kirchner, porque sabe que él (muy posiblemente candidato presidencial en 2011) y su esposa, la actual presidente Cristina Fernández de Kirchner, necesitan los votos de la clase baja, que sigue tomando a Maradona como ídolo haga lo que haga y diga lo que diga, pero la misión es muy complicada y ya parece inexorable.
Llamó la atención que el pasado domingo, durante la transmisión del fútbol de la liga local por la televisión estatal, el relator aprovechara para generar una extraña editorial en la que sostenía lo “peligroso” de que los jugadores del seleccionado tomaran el poder por sobre los dirigentes y anticipó que el nuevo “patrón” se llama “Messi” y que Maradona tiene “clausuradas” las puertas de la AFA, dando a entender que llegó el momento en el que el mejor jugador del mundo maneja a voluntad todo lo referente a la selección argentina.
Batista parece consolidado en su función, especialmente luego de golear a España 4-1 con un sistema parecido de juego, buscando más posesión de balón (al estilo de los campeones del mundo), rodeando a Messi de posibles destinos de pase (como le ocurre en el Barcelona) y pobló la mitad de la cancha con jugadores de buen pie, convocando nuevamente a jugadores postergados por Maradona como Esteban Cambiasso y Javier Zanetti (Inter), Ever Banega (Valencia), Fernando Gago (Real Madrid) y Gabriel Milito (Barcelona), algo que cayó muy bien en el público y los dirigentes.
Batista no sólo mantuvo un bajo perfil en este tiempo, sino que insistió en que quisiera que se lo juzgara no sólo por dos partidos amistosos (el próximo 8 jugará un tercer partido en Tokio ante Japón) sino también por todo lo hecho anteriormente con juveniles y con el equipo olímpico, con el que ganó la medalla dorada en los Juegos de Pekín en 2008, en el que consiguió algo muy difícil y es que Messi y Juan Román Riquelme, convivieran sin inconvenientes pese a tratarse de dos estrellas de mucho peso. Pero Maradona prefirió atacar a su ex compañero del Mundial de México al decir que si tiene bajo perfil “es porque él metió tres goles y yo doscientos”, olvidándose de que Batista era un volante de marca y no un goleador.
Por el momento, no hay demasiadas caras nuevas, con Batista, quien prefirió continuar en este inicio de ciclo con los jugadores que participaron en el pasado Mundial, a excepción de los veteranos Juan Sebastián Verón y Martín Palermo, aunque se descuenta que una vez que se recupre de la lesión que lo mantiene alejado de las canchas desde hace medio año, Juan Riquelme volverá a ser convocado, también ha regresado Ezequiel Lavezzi, quien estuvo a punto de jugar el Mundial, y por ahora aparecen como novedad, los laterales Pablo Zabaleta (Manchester City) y Emiliano Insúa (Fiorentina), y el regreso de José Sosa (Nápoli), todos los cuales ya jugaron algún partido en el ciclo anterior pero no fueron tomados en cuenta. A lo sumo, se agrega para el partido ante Japón el delantero Nicolás Gaitán (Benfica), quien puede desempeñarse como extremo derecho o volante por la izquierda y hasta jugando detrás de los delanteros, como hasta la temporada pasada hacía en Boca Juniors.
En cuanto a los demás convocados, aunque siendo jóvenes, todos tienen ya mucha experiencia, como Javier Pastore, quien ha participado de algunos minutos interesantes en el Mundial y hoy es gran figura del Palermo italiano, Mario Bolatti, con pocos minutos en la Fiorentina, o el regreso de un jugador experimentado como Andrés D’alessandro, que a los 29 años parece atravesar su mejor momento en el Inter de Brasil, reciente campeón de la Copa Libertadores de América.
Pero por el momento, son pocas las novedades futbolísticas en cuanto a apariciones. En todo caso, la novedad pasa más por el cambio en el sistema de juego, con más posesión de pelota y más gente en el ataque, para alegría de Messi.
Todo indica entonces que Batista será ratificado, aunque a Maradona le duela, pero tratándose del fútbol argentino, nunca nadie está seguro hasta que no aparezca la fumata blanca que significará el anuncio formal del nuevo entrenador.