Páginas vistas en total

Google+ Followers

viernes, 31 de julio de 2009

Números y preguntas de la estafa del fútbol argentino II

No pasaron demasiadas horas desde que escribiéramos el primero de estos artículos sobre este absurdo conflicto del fútbol argentino (no llegamos a las 72 horas) y ya se puede entrever un cambio: los insistentes rumores indican que el próximo martes, a lo sumo la semana que viene, habrá "solución". Y si la solución llega tan pronto, y el Torneo Apertura comienza, como estaba previsto, el 14 de agosto, significa lisa y llanamente que cambiará algo para que no cambie nada. Se habla ya de un aumento que los clubes pretenden, como pago de derechos de TV, de 268 millones de pesos a 368 millones, es decir, apenas estaríamos bordeando, en total, los 100 millones de dólares, una ridiculez, como planteamos en el primer artículo, tomando en cuenta que hay una deuda de la TV de más de mil millones hacia el fútbol, que sin embargo no reclama tan airadamente para este lado y llora por otro a "papá Estado" por la implementación de un más que dudoso Prode bancado desde el punto de vista de la ética.
Algo muy interesante apareció ayer en el diario Crítica: un empresario de la TV por cable acepta, por primera vez, la cantidad de abonados que tiene, dato que siempre estuvo cerrado bajo siete llaves porque justamente era la forma de saber cuánto es lo que recauda la TV con el fútbol y podría reclamarse un pago de porcentaje por abonado y no un monto fijo anual como derecho. El empresario sostiene que hay 5.600.000 abonados, contradiciendo lo que sostiene Julio Grondona, el presidente de la AFA, que los sitúa en 6.700.000. Estamos hablando de una diferencia de 1.100.000 abonados entre lo que dice la TV por cable y lo que sostiene la AFA. A su vez, el empresario indica que de esos 5.600.000 abonados, sólo 800.000 pagan el Pay per View, si bien hay que aclararle al empresario que hay cinco partidos de los diez de cada una de las treinta y ocho fechas de la temporada, que no van emitidos por PPV, sino por el sistema de cable tradicional, sin pagos extras. Si sólo tomáramos el paquete de los que pagan el PPV, y lo multiplicáramos por el total del abono que se paga mensualmente (32,10 pesos), esto nos daría un ingreso para la TV de 25.6800.00 pesos (6.757.894 dólares) mensuales, es decir, casi 82 millones de dólares anuales. Es decir que practicamente con el PPV, ya empatan la cifra que le deben pagar por todo concepto al fútbol argentino. Estamos diciendo entonces que todo lo que significa la TV sin codificar, es decir, los cinco partidos que por fin de semana se emiten por TV cable normal, es decir, todo lo que se genera por los pagos de los abonados (106 pesos mensuales), va enteramente a las arcas de la TV. Esto significa que la TV se queda con 59.360.000 pesos mensuales por abonados (según datos propios), lo que significa 15.621.053 dólares por mes, a un dólar a 3,80 pesos, y por ende, 187.452.636 dólares al año, al margen del PPV. Con que se reparta al fútbol sólo un cuarto de esa ganancia (cuando sabemos que es mucho mayor la proporción de televidentes que pagan la TV por cable para ver fútbol), estaríamos hablando de 46.863.500 dólares más para el fútbol. Es decir que al fútbol le debería corresponder anualmente, como mínimo, los 82 millones de dólares de PPV y unos 47 millones de dólares de la TV cable, lo que totaliza 129 millones de dólares anuales, cuando desde este mes, el fútbol pasará a percibir 268 millones de pesos anuales (74 millones de dólares) y hasta julio de 2009 cobraba 230 millones de pesos (60 millones de dólares).
Estamos queriendo decir, hablando claro, que según cifras dadas por la propia TV, cifras que además se escondieron por siempre y que habría que probar que fuera cierto, la deuda de la TV con el fútbol, siendo benévolos, es de 100 millones de dólares por año, lo cual da, aproximadamente, una deuda (trasladando las cifras y las proporciones) de mil millones de dólares en la última década.
Es esto lo que Grondona tiene que reclamar primero, sin necesidad de ir a llorar por la búsqueda de apuestas espurias que generarán otra crisis de credibilidad al fútbol argentino. Habría que preguntarle por qué no lo hace, pero la mayor parte de la prensa argentina no está en condiciones, maniatada por el monopolio.

jueves, 30 de julio de 2009

¿Un equipo de superestrellas o una base campeona con un nuevo supercrack? (Jornada)

El impacto por la contratación del sueco Zlatan Ibrahimovic por parte del Barcelona, campeón de la triple corona en la pasada temporada, en bastante buena forma logra equiparar a casi todo el nuevo equipo que está conformando el Real Madrid desde el retorno a la presidencia del club por parte de Florentino Pérez.

Los medios catalanes, especialmente los dos cotidianos deportivos, “Sport” y “Mundo Deportivo”, no tuvieron más remedio que volcarse al espectáculo de la presentación de “Ibracadabra” (como se apoda al delantero sueco) ante más de setenta mil personas en el estadio de Nou Camp, que tanto aborrecían cuando semanas atrás, noventa mil espectadores habían concurrido al Santiago Bernabeu a recibir al portugués Cristiano Ronaldo.

Pero el presidente del Barcelona, el joven abogado catalanista Joan Laporta, aprovechó la conferencia de prensa previa a la entrada triunfal de Ibrahimovic al césped, para marcar una gran diferencia entre esta contratación (por la que el Barcelona pagó 43,25 millones de euros, y el pase definitivo del camerunés Samuel Eto’o, además de la cesión a préstamo del pase del bielorruso Alexander Hleb, a quien los azulgrana pagarán el setenta por ciento de su salario mientras juegue en el Inter italiano.

Laporta sostuvo, en clara referencia a su adversario del Real Madrid, que la operación con el Inter fue “perfecta” porque los catalanes “no debemos ni un duro a los bancos, es todo dinero genuino”, mientras que el Real Madrid debió llegar a un acuerdo con entidades bancarias, en plena época de crisis económica que viven los españoles, con más de catorce por ciento de desocupación, para poder gastar más de trescientos millones de euros en fichajes, entre los cuales se cuenta ya a Critiano Ronaldo, el francés Benzema , el brasileño Kaká, el defensor de la selección española Raúl Albiol, o el retorno de Granero, formado en la cantera y que se había convertido en una pieza clave en el vecino Getafe, mientras estaban al caer, desde el Liverpool, el lateral Álvaro Arbeloa y el volante Xabi Alonso.

Uno de los elementos que más irrita a los clubes grandes europeos por parte del Real Madrid, es el juego que casi siempre genera con los jugadores a fichar, entre ellos, en este momento, Xabi Alonso y el francés Frank Ribéry. Ante la negativa cerrada de sus clubes por cederlos al club español, son los jugadores los que en la etapa final fuerzan la transferencia entrando en franca rebeldía. En el caso de Ribéry, el Bayern Munich, ahora dirigido por el holandés Louis Van Gaal, directamente tuvo que advertirle de su autoridad para hacerle bajar la cabeza y sumarse a la disciplina de los germanos, mientras que Alonso llegó a l punto de no dirigirle la palabra a su entrenador y compatriota Rafa Benitez, quien terminó cediendo, dándole a los blancos cuarenta y ocho horas de plazo para cerrar la operación.

Lo que cada vez queda más planteado para una temporada 2009/10 que se iniciará la última semana de agosto en España y que promete una enorme polarización entre los dos clubes más grandes, es si prevalecerá un equipo repleto de grandes estrellas y hecho tan a nuevo que hasta su entrenador, el chileno Manuel Pellegrini, su director deportivo, Jorge Valdano, y su presidente Pérez también lo son, o si en cambio triunfará un modelo basado en la propia cantera, y un sistema de juego asociado y preciosista, que cuenta con una temible delantera con el mejor jugador del mundo, el argentino Lionel Messi, asistido por dos grandes creativos de la selección española como Andrés Iniesta y Xavi Hernández, y al que ahora se le suma un jugador espectacular, que ha convertido veinticinco goles en la pasada temporada en el Inter, y que tiene mayor capacidad de asociación que su antecesor Eto’o, pero un juego menos penetrante y más de borde de área, como segunda punta.

Lo sabremos recién para abril o mayo de 2010, cuando se esté definiendo la próxima liga, pero seguramente lo disfrutaremos mucho a lo largo de la temporada, que coloca a la liga española por encima de cualquier otra tratándose de estos nombres rutilantes.

miércoles, 29 de julio de 2009

Números y preguntas de la estafa del fútbol argentino

Lo más complicado de entender, de lo que ocurre en el fútbol argentino, es que nada o muy poco sorprende ya. Y sin embargo, siempre puede aparecer algo nuevo, como que, por ejemplo, el eterno presidente de la AFA, Julio Grondona, también el "vicepresidente del mundo", como le gusta amplificar, ahora descubra que a los clubes, que sobreviven como pueden luego de mayoritarias pésimas gestiones y de ayuditas al estilo de los clásicos punteros barriales de la política, la televisión les viene robando una fortuna. Si para ningún lector que no esté desprevenido esto es viejo y pueden encontrarse varios artículos en un archivo por internet, Grondona necesitó de esta crisis casi terminal para decir lo que es una verdad sabida por casi todos, incluso los grandes medios que callan por monopólicos: si el propio Grondona dice que el reclamo que viene haciendo "desde hace cinco años" a la TV es que se paguen al fútbol de 10 a 12 pesos por abonado, a razón de supuestos 7 millones de abonados a la TV por cable, estamos en presencia de un robo reconocido al fútbol de un mínimo de 4200 millones de pesos en esos cinco años que reclama "Don Julio", que no sólo no son cinco, sino que son´, como mínimo ocho, cuando en 2001 se renovó el contrato con la empresa TRISA (Tele Red Imagen SA, una asociación entre Torneos Sin Competencia y Clarín), lo cual subiría la cifra del robo de la TV al fútbol a 6720 millones de pesos (1768 millones de dólares). Para tener una mayor idea del robo, días pasados, el secretario general de FutbolistasArgentinos Agremiados (FAA), Sergio Marchi, totalizó las operaciones de venta al exterior de pases de jugadores del fútbol argentino en 2800 millones de pesos (736 millones de dólares) en el último lustro, con lo cual, el dinero de la TV superaría ampliamente como rubro, al de la ventade jugadores al exterior. Sin embargo, ni pío. Grondona no explica bien cómo ahora sí la AFA podría saber (al igual que los medios, o el Estado, si es que no lo sabe) cuántos abonados concretos hay en la TV por cable, la pregunta del millón.
Uno se pregunta dónde está el Estado argentino en toda esta problemática. Cuál es su mecanismo de control, especialmente cuando se supone que la AFA es un ente autárquico y que la FIFA sanciona a las federaciones nacionales en las que los estados intervienen, pero resulta que luego Grondona, ante la mala administración de los clubes, y la vista gorda al monopolio de la TV, recurre a "papá Estado" para pedirle por el "Prode bancado", que echa un enorme manto de corrupción, especialmente porque este mismo Estado que no controla, tampoco es fuerte para sancionar y no se mete por nada con el fútbol.
¿Se imaginan ustedes un fútbol argentino con apuestas por gol, por cambio, por expulsión? llevaría la sospecha general ahora a la sospecha individual. ¿No es posible, acaso, que en un contexto como este, una barra brava apriete a un jugador, exigiéndole que en tal partido se haga expulsar para beneficiarse con una apuesta? ¿O a un árbitro para que descuente X minuto en un partido de medio pelo al terminar el primer tiempo?
¿No es más fácil que la TV y su monopolio develvan al fútbol el dinero robado en tantos años de estafas inauditas, y no estar tomándole la leche a un Estado que tiene que enfrentar, por ejemplo, un rojo en la mismísima provincia de Buenos Aires, lo que hoy reconoció su gobernador, Daniel Scioli? no parecen tiempos para que el Estado vuelva a salvar al fútbol, y se supone que la FIFA debería sancionar a la AFA en ese caso. ¿O no? ¿O es que cuando conviene, se puede manguear al estado y cuando no conviene, no?
Otra pregunta que nos formulamos es qué sucedió con los tan mentados debates por la nueva sanción de la Ley de Radiodifusión. ¿No era que había que propender a que se vean los partidos sin codificar, y en lo posible por aire?
Y una última y que genera mayor confusión: ¿Nada tiene que ver la puja de las empresas del juego con este pedido de Grondona del Prode bancado? ¿Que hace la publicidad de "Grupo Midas" en las mangas de los árbitros?
Demasiadas preguntas, pocas respuestas y la idea generalizada de un deja vu, y el vaticinio de que con el Prode bancado, habrá más dinero paraderrochar y para vaciar a los clubes, mientras la TV seguirá con su monopolio y la mayoría de los periodistas seguirán jugando a que informan y siga...siga.....

martes, 28 de julio de 2009

Todos pagan por las deudas de algunos

El rumor creciente que circula es que el próximo Torneo Apertura 2009 puede retrasarse debido a que la AFA aceptaría el reclamo de los clubes acerca de que necesitan más dinero para poder enfrentar esta "crisis" que les ocasiona, en total, una deuda de 28 millones de pesos, y que no pueden enfrentar.
Hace ya veinte años, nos proponíamos escribir nuestra tesis de licenciatura en sociología en la Universidad de Buenos Aires, con la idea de la crisis por la que atravesaban en ese momento los clubes de fútbol en la Argentina. Fue entonces que, dando vuelta la situación, nuestro tutor, el licenciado Héctor Palomino, nos recomendó que estudiáramos todos los ingresos que reciben estos clubes, tomando en cuenta todos los rubros. Así fue que descubrimos algo impensado: en verdad, la crisis era ficticia y hoy, mucho más que ayer. Si a fines de los años ochenta, ya los clubes tenían ingresos por venta de entradas, pases de jugadores al exterior, publicidad estática en los estadios, publicidad en la camiseta y en algunos casos, en carteles indicadores electrónicos o no, por la TV y hasta por el Prode, e incluso muchos han obtenido créditos increíbles en su momento desde el estado para constuir sus estadios, hoy todo eso se ha potenciado. Si en los años ochenta el peso estaba uno a uno con el dólar, hoy un euro vale 5,50 pesos y con la globalización y el aumento de los agentes e intermediarios., todos los clubes tienen la capacidad de exportar jugadores y salvarse con apenas un par de transferencias. El gran tema pasa por lo que se hace con algunos de esos rubros.
Venta de entradas: Un estudio reciente del diario Clarín indica que el promedio de venta de entradas por partido, durante 2009, fue inferior al primer torneo del profesionalismo, en 1931, cuando la población y la difusión del fútbol se ha multiplicado. ¿Es todo por culpa de la TV? ¿No hay ningún componente de carestía de los boletos, o miedo a lo que pudiese ocurrir con la violencia en el fútbol? ¿no hay una merma de venta de entradas a partir del propio pulmón que debe separar las hinchadas debido a la intolerancia reinante? Si a esto le sumamos la prohibición de entrar a los estadios a las hinchadas visitantes en el ascenso, cartón lleno.
Corrupción: Hay clubes que en estos años han vendido jugadores por verdaderas fortunas y que sin embargo, tienen su economía en rojo absoluto. Dos claros ejemplos son Rosario Central y Newells Old Boys, que basta con leer el libro en dos tomos de carlos Del Frade, "La ciudad goleada, fútbol y narcotráfico en Rosario" para entender el entramado de lo que allí ocurre, aún cuando ambas comisiones directivas se acaban de renovar y se genera otra expectativa aunque han heredado catástrofes.
Televisión: Ya hemos escrito sobre esto hasta el hartazgo en el blog. El dinero que corresponde a los derechos de TV es una estafa, aunque la mayoría de los medios callen en este tema, excepto el diario "La Nación" y el equipo "Competencia" de Víctor Hugo Morales en Radio Continental. El fútbol produce no menos de 1000 millones de pesos anuales en la TV y al fútbol sólo llegan 180. Pero el presidente de la AFA, Julio Grondona, reclama un "Prode bancado" que no está mal en sí mismo. Lo que sorprende es que no mueva un dedo para que aumenten los ingresos de la TV, el verdadero gran alimento del fútbol en el mundo entero.
Fútbol de choque: La forma de jugar de la mayoría de los equipos aleja a la gente de los estadios. Se juega mal, se choca mucho y no se da dos pases seguidos en un mismo equipo, salvo excepciones. Ningún dirigente parece entender que el fútbol es un espectáculo y que hay que ayudarlo tratando de conservar la estética que por años consiguió el fútbol argentino. Esto también va para el mantenimiento de los estadios, la infraestructura del club y el trato a los asistentes.
Las deudas que supieron conseguir: También hemos escrito sobre esto. Si hay siete clubes de primera A que deben y que no pueden comenzar el torneo, no puede ser que la AFA lo suspenda, sino que deben descender de categoría. Eso ocurre en un país normal, pero aquí se da pie a la estafa. Pongamos un ejemplo: si Racing Club, por años, no pagó sus deudas y su equipo se concentró siempre en un hotel cinco estrellas que jamás pagó, y Lanús concentró a su equipo en uno de tres estrellas porque era lo que le daba el presupuesto, y luego Racing le ganaba a Lanús, esto no era completamente justo porque uno se había preparado ficticiamente, lejos de sus posibilidades y el otro lo hizo honestamente de acuerdo a sus chances. ¿Por qué la AFA convalidó esto por años?
Entonces, que ahora Grondona "corte el chorro" pero recurra al "Prode bancado" no deja de ser llamativo y más bien indica que al apelar a "papá Estado" cambie algo para que nada cambie.
Los dirigentes saben que con lo que ingresa o podría ingresar, aún sin "Prode bancado", los clubes deberían pasar por su mejor momento. Pero "algo" pasa con lo que hemos citado. Y si no se mete el Estado a fiscalizar, y no a poner dinero, todo indica que las cosas seguirán igual que siempre.

lunes, 27 de julio de 2009

Las cinco vocales

La famosa escritora española Lucía Echavarría, ganadora del premio Planeta, dijo en una entrevista que MURCIELAGO era la única palabra en el idioma español-castellano que contenía las 5 vocales.Un lector, José Fernando Blanco Sánchez, envió la siguiente carta al periódico ABC, para regocijo del público lector que tuviera la suerte de leer el comentario.CARTA AL DIRECTOR DEL DIARIO ABC:Acabo de ver en la televisión estatal a Lucía Echavarría diciendo que "murciélago" es la única palabra en nuestro idioma que tiene las 5 vocales.Mi estimada señora: Piense un poco y controle su EUFORIA. Un ESCUALIDO ARQUITECTO llamado AURELIO o EULALIO, no recuerdo, dijo que lo más AUTENTICO es tener un ABUELITO que lleve un traje RETICULADO y siga el ARQUETIPO de aquel viejo REUMATICO y REPUDIADO que consiguiera en su tiempo ser REPUDIADO por un COMUNICANTE, que cometió ADULTERIO con una ENCUBRIDORA cerca del ESTANQUILLO, sin usar ESTIMULADOR.Señora escritora: Si el PELIAGUDO ENUNCIADO de la ECUACION la deja IRRESOLUTA, olvide su MENSTRUACION, y piense de modo JERARQUICO.No se atragante con esta PERTURBACION, que no va con su MILONGUERA y METICULOSA EDUCACION.Y repita conmigo: "Lo que es la IGNORANCIA"!!!

domingo, 26 de julio de 2009

Cristiano Ronaldo e Ibrahimovic potencian la liga española (Yahoo)

El impactante fichaje del sueco Zlatan Ibrahimovic por parte del Barcelona, que llegó a pagar cuarenta y cinco millones de euros y los pases del goleador camerunés Samuel Eto’o y del delantero bielorruso Alexander Hleb, sumado al gasto de alrededor de trescientos millones de euros del Real Madrid, para contratar a Cristiano Ronaldo, Kaká o Benzema, entre otros, terminarán potenciando a la liga española, al punto de convertirla, quizá, en la más fuerte del mundo desplazando por primera vez en años a la Premier League, al menos desde el interés mediático y futbolístico.

Hoy, al menos en la consideración internacional, la liga española reúne, en la temporada 2009/10 que está por iniciarse, a cuatro de los mejores cinco jugadores elegidos por los entrenadores y capitanes de todos los seleccionados nacionales del mundo para el premio anual del FIFA World Player: Cristiano Ronaldo, Lionel Messi, Kaká y Xavi Hernández, y sólo Fernando Torres participa con su Liverpool en la Premier League.

El fichaje de Ibrahimovic, un técnico y potente delantero que ya tuvo enorme éxito tanto en el Ajax como en el Inter, sumado a sus continuas apariciones en la prensa rosa escandinava y su carácter explosivo, eleva las acciones futbolísticas del Barcelona hasta niveles insospechados.

El hecho de que Ibrahimovic se suma a un equipo que ya posee una base sólida y con la tranquilidad que le otorga el tricampeonato en la temporada pasada, no podía ser mejor para un Barcelona que, además, ha sumado a un gran jugador como el brasileño Maxwell, que puede desempeñarse tanto como defensor lateral como mediocampista y que ya posee suficiente experiencia luego de seguir, paradójicamente, los mismos pasos europeos que Ibrahimovic: Ajax e Inter. Y dependiendo de lo que opte por hacer el entrenador Josep Guardiola con otros dos refuerzos brasileños, Henrique (que regresa de jugar cedido en Alemania), y el muy buen delantero Keirrison (proveniente del Palmeiras), puede llegar a contar con un exquisito plantel, y ni pensar si arriba finalmente el argentino Javier Mascherano, del Liverpool, para reforzar la marca en la mitad de la cancha.

El gran tema del Barcelona será ahora comprobar si Ibrahimovic encaja bien en una estructura armada en ofensiva como un triángulo con base inversa, es decir, con un sistema 1-2-3, poco usual en el fútbol moderno. Pero el delantero sueco no juega tan metido en el área como ocurre con el saliente Eto’o, nuevo refuerzo del Inter y autor de 130 goles en sus cinco temporadas con los azulgranas. Lo más probable es que cambie la táctica y que Guardiola coloque a Ibrahimovic al borde del área o unos metros más atrás, pero habría que ver entonces qué ocurriría con las posiciones de Xavi e Iniesta.

El duelo de duplas como Messi-Ibrahimovic y de Kaká-Cristiano Ronaldo, sumada a la no menos fuerte Agüero-Forlán, del Atlético Madrid, no parece encontrar el mismo eco en la Premier League inglesa, o al menos no a este nivel. Si bien el Liverpool mantiene la dupla de Gerrard-Fernando Torres y el Chelsea también conserva una potente delantera, el Manchester United, aún con lo que históricamente representa Michael Owen, y su pasado en el Liverpool o en el Real Madrid, hoy no puede medirse compararse con lo que puede aportar Cristiano Ronaldo, o incluso el argentino Carlos Tévez, quien se mudó a pocos kilómetros al Manchester City. Este equipo sí se ha reforzado con su llegada y la de Adebayor, del Arsenal, y promete dar guerra. Y desde ya que sería muchísimo más fuerte aún si logra la anhelada contratación del defensor internacional del Chelsea, John Terry.

Aún por la valuación de la libra esterlina sobre el euro y por los efectos mediáticos de tantos años de preeminencia futbolística y mediática, la Premier League conserva la aureola de la principal liga del mundo, y esto no admite dudas si es por la ubicación de sus equipos en las últimas ediciones de la Champions League.

Pero el propio hecho de que los dirigentes de la Liga Profesional de Fútbol (LPF) de España hayan comenzado a evaluar el cambiar la tradición de los horarios de disputa de los partidos, que siempre se iniciaron desde las 17 horas en adelante, para más temprano, por el hecho de que sea más potable para el mercado asiático y al latinoamericano, aunque pasaría a competir directamente con la televisación de ligas con tradición en esos horarios, como la italiana, y justamente con la Premier League, aunque el tema sigue en estudio.

Tampoco parece casual la llegada de Shunzuke Nakamura al Espanyol de Barcelona, que con la base de la temporada pasada y la trayectoria realizada en los últimos partidos bajo la dirección técnica de Mauricio Pochettino, un histórico del club, se refuerza notablemente teniendo en cuenta el buen plantel con el que cuenta, y el empuje futbolístico y mediático que esto significa.

Si se tiene en cuenta que la lucha por los primeros lugares contará seguramente con sólidos equipos como el Sevilla (que de momento no se desprende de su goleador brasileño Luis Fabiano, a punto de salir al Milan), el Valencia (que pudo retener finalmente al gran goleador español David Villa, pese a la enorme crisis que atraviesa este verano) y el Villarreal (con la llegada de Ernesto Valverde como entrenador, reemplazando luego de años al chileno Manuel Pellegrini, emigrado al Real Madrid), todo indica que el fútbol español acaparará la atención mediática y futbolística del año, ganando tal vez por primera vez en años la pulseada por ser el más seguido del planeta.

Cristiano Ronaldo and Ibrahimovic make the Spanish league more powerful (Yahoo)


The impacting registration of the Swede Zlatan Ibrahimovic by the Barcelona, having paid forty five millions of Euros and the transference of the Cameroonian goaler Samuel Eto´o and of the Byelorussian forwarder Alexander Hleb added to the expense of about three hundred millions of Euros of the Real Madrid to register Cristiano Ronaldo, Kaka or Benzema, among others, will enforce the Spanish league so as to convert it, maybe, into the most powerful of the world leaving behind for the first time in years the Premier League, at least from the point of view of mediatic and footballistic interest.

Today, in the International consideration, at least, the Spanish league contains, in the season 2009/10 that is starting, four of the five best players selected by coaches and captains of the all national teams for the annual prize of FIFA World Player: Cristiano Ronaldo, Lionel Messi, Kaka and Xavi Hernandez and only Fernando Torres participates with his Liverpool in the Premier League.

The registration of Ibrahimovic, a skillful and potential forwarder who had already an enormous success in Ajax as well as in the Inter, added to his continuous apparition in the Scandinavian rosy press and his explosive character, rise the footballistic actions of the Barcelona to an unexpected levels.

The fact that Ibrahimovic is added to a team that has already a solid base and with the calmness that gives him the trichampionship of the last season, could be not better for Barcelona that, besides, added a great player as the Brazilian Maxwell, who can perform as lateral defender as midfield and who already possesses sufficient experience after following, paradoxically, the same European steps that Ibrahimovic: Ajax and Inter. And depending on what will opt the coach Josep Guardiola with other two Brazilian reinforcements, Henrique (who comes back from playing ceded in Germany) and the very good forwarder Keirrison (coming from the Palmeiras) can reach an exquisite group and not to think if finally the Argentine Javier Mascherano comes from Liverpool to reinforce the mark in the mid of the field.

The great subject of the Barcelona will be now to prove whether Ibrahimovic adapts to a structure formed in the offense as a triangle with inverse base, namely, with a system 1-2-3, not very usual in the modern football. But the Swedish forwarder does not play fully inserted in the area as it happens with the salient Eto´o, new reinforcement of the Inter and author of 130 goals in his five seasons with the blue red. The most probable is that the tactic will change and that Guardiola will put Ibrahimovic at the edge of the area or some meters behind, but it will be necessary to see then what will happen with the positions of Xavi and Iniesta.

The duel of duple as Messi-Abrahimovic and Kaka- Cristiano Ronaldo, added to the less strong Aguero-Forlan of the Atletico Madrid, does not seem to find the same echo in the English Premier League, or at least not at this level. Though Liverpool maintains the duple Gerrard-Fernando Torres and the Chelsea also conserves a potent forward, the Manchester United, even with what historically represents Michael Owen and his past with the Liverpool or in the Real Madrid, today it cannot be compared with what Cristiano Ronaldo can contribute or even the Argentine Carlos Tevez who moved at few kilometers to the Manchester City. This team has reinforced with the arrival of Adebayor from Arsenal, and promises to give battle. And of course it will be even stronger if they can register the international back of the Chelsea, John Terry.

Even being the Pound Sterling with higher value than the Euro and due to the mediatic effects of so many years of the footballistic and mediatic preeminence, the Premier League conserves the aura of the world`s principal league, and this does not allow doubts if it is due to the place of their teams in the last editions of the Champions League.

But due to the fact that the directives of the Liga Profesional de Futbol (LPF) of Spain started to evaluate to change the tradition of the time-tables of the matches, that always began from 5pm forward, to start earlier due to the fact to be more accessible for the Asiatic and Latin American markets in spite that it will compete directly with the TV transmissions of the leagues with tradition in those time-tables, as the Italian, and specially with the Premier League, but the matter is under study.

Neither seems casual the arrival of Shunzuke Nakamura to the Espanyol of Barcelona, that with the base of the passed season and the trajectory realized in the last matches under technical direction of Mauricio Pochettino, a historical of the club, is reinforced remarkably bearing in mind the good group they have and the footballistic and mediatic push it means.

If we have into account that the battle for the first places will have surely the solid teams as the Sevilla (for the moment they do not let go their Brazilian goaler Luis Fabiano, at the point to leave for Milan), Valencia ( that finally could retain the great Spanish goaler, David Villa, in spite of the big crisis that are going through this summer) and the Villarreal (with the arrival of Ernesto Valverde as coach in replacement of the Chilean Manuel Pellegrini, emigrated to the Real Madrid), all indicates that the Spanish football with catch the mediatic and footballistic attention of the year, winning perhaps for the first time in years being the most followed of the world.

viernes, 24 de julio de 2009

Estudiantes, sociología de la mística (Por Fernando Segura Trejo)


Amigos, tengo el gusto de ofrecerles a continuación una serie de tres artículos sobre el título de campeón de la Copa Libertadores de América conseguido por Estudiantes de La Plata, desde la aguda visión de un conocido ya por todos ustedes, Fernando Segura Trejo, economista y sociólogo, quien finaliza un doctorado en París.

Fernando aborda, con todos sus amplios conocimientos de la sociología aplicada al deporte, el triunfo de Estudiantes a partir del abordaje de la mística. Un lujo que nos damos en este blog.

Parte I: Sobre una mística sociológica en el fútbol
Hay equipos, hay clubes, que tienen mística, no hay que darle vuelta al asunto. No es cuestión de gustos o de preferencias. El deporte tiene mística, ¿por qué el fútbol tiene tanta mística? Una pregunta difícil de responder y seguramente habrá tantas respuestas como opiniones particulares. Quizás un elemento, un denominador común, sea que el fútbol es un espectáculo, pero detrás de la puesta en escena hay un sin fin de historias y experiencias personales.

A esta altura ya han sido muchos los intelectuales que han escrito y reflexionado sobre el fenómeno del fútbol. Albert Camus, Mario Vargas Llosa, Humberto Eco y Julio Cortázar entre otros. La sociología se ha encargado de darle lugar al deporte y al fútbol desde Norbert Elias, Pierre Bourdieu, Jean Marie Brohm y Patrick Mignon. En antropología uno de los pioneros fue el argentino Eduardo Archetti. La lista es mucho más larga e incluso podemos mencionar a jugadores que han escrito sobre fútbol. Jorge Valdano y Emmanuel Petit son algunos ejemplos. Por otro lado, hay relatores como Víctor Hugo Morales que nos trasmiten el fútbol como una experiencia llena de pasión asociada a un contexto cultural e histórico. Relatos que elevan el espectáculo deportivo y enriquecen el acervo de los radioescuchas.

Encuentro sin embargo, que la dimensión mística del fútbol ha escapado a ciertas reflexiones y enfoques propuestos. No me estoy refiriendo a las analogías con lo religioso, sobre las cuales se han ya escrito algunas cosas. En Francia existen trabajos de Roger Chartier, George Vigarello, Marc Augé y Christian Bromberger al respecto. No, la mística es otra cosa, porque si bien tiene algún costado que algunos podrían emparentar con lo religiosos y lo sagrado, no es mi caso aquí. La mística en el fútbol es algo humano. Es mundana, podríamos decir. Pero no es ordinaria, la mística en el fútbol es extraordinaria.

En este caso hablar de la hazaña de Estudiantes de la Plata es hablar de la mística en concreto, no en abstracto. Es referirnos a algo extraordinario, concreto y además construido. Que Estudiantes haya se haya consagrado en el estadio Mineirao de Belo Horizonte frente a 64 mil almas del Cruzeiro y haya dado vuelta el partido, es algo glorioso. Cierto, estamos todos de acuerdo en eso. Estos “leones” escribieron su propia historia y contribuyeron a darle forma a una mística muy particular. Pero, ¿cómo se ha construido esa mística? Eso me pregunto, eso nos preguntamos algunos que vimos con asombro el suceso en el Mineirao y la caravana desde el aeropuerto de Ezeiza en Buenos Aires hasta la ciudad de La Plata.

El tema da incluso para una tesis y para un análisis de sociología aplicada. Esa mística ha sido construida por varios factores a tener en cuenta. Algunos históricos y lejanos en el tiempo para las generaciones que no pudimos ver a Estudiantes campeón de la Libertadores y del Mundo a fines de los años 60 con el papá de la Brujita Verón y con Salvador Bilardo en la cancha. Unos nos dicen que eran sucios y tramposos al jugar, otros opinan que se valían de todo para ganar y que eran pura garra. Recordemos que la Copa Libertadores no era ni remotamente lo que es ahora, un espectáculo analizado con lupa por las cadenas de televisión. En esa época jugaban y ganaban “los guapos”. Si lo miramos así como un edificio, las Libertadores ganadas en 1968, 1969 y 1970 así como la Intercontinental ganada frente al Manchester United en 1968 fueron parte de los cimientos de la mística. Esa mística ha recorrido las generaciones, volvió a aparecer en 1982 y en 1983 en los Torneos Metropolitano y Nacional respectivamente. Y resurgió evidentemente hace algunos años.

La sociología, sin hacer abuso de sus alcances y de sus postulados, siempre se ha interesado por la acción colectiva, la acción social desde Max Weber. Una de las dimensiones que ha derivado en la sociología de las organizaciones ha sido el estudio de las estrategias y los objetivos de los actores. Robert Merton, sociólogo de la universidad de Columbia y uno de los mayores referentes de esta corriente durante gran parte de la segunda mitad del siglo XX caracterizaba el estudio de los objetivos respecto a los medio procurados para alcanzarlos. Medios legítimos para alcanzar objetivos legítimos, medios ilegítimos para procurar objetivos legítimos, medios ilegítimos para buscar objetitos ilegítimos y medios ilegítimos para objetivos ilegítimos. Una tipología que responde a un esfuerzo por conceptualizar acciones y situaciones en un contexto determinado y respecto a lo en una sociedad dada se considera como legítimo e ilegítimo, tanto medios como objetivos.

Veamos esto ahora en el mundo del fútbol y observemos en retrospectiva el caso de Estudiantes de La Plata. No pretendo hacer una gran disertación ni un artículo académico. Para nada. La academia es la academia y tiene sus normas y sus espacios, sin embargo soy de los que piensa que si la academia no ayuda a reflexionar sobre lo cotidiano entonces no es para mí. Atado a mi tesis y prácticamente amarrado a una silla desde hace meses me produce mucho placer escribir estas reflexiones dividas en tres pequeñas partes. Introduzcamos antes de entrar a la segunda el tema de los objetivos y de los medios para alcanzarlos y nos daremos cuenta que son parte de la mística en el caso de Estudiantes de la Plata. Es difícil discernir si la mística acompañó a los medios o los medios y los objetivos la construyeron. Creo que las dos cosas van de la mano. Y que lo interesante de este caso es quizás la conclusión a la que me adelanto: Estudiantes de la Plata es un ejemplo de objetivos planteados y medios institucionales para alcanzar las metas trazadas dentro de una recuperación del acervo histórico del club y de una mística pasada y presente. En la segunda parte recuperaremos las ideas de Robert Merton para explayarnos un poco más sobre el asunto.

miércoles, 22 de julio de 2009

Papá Estado, por favor salvá al fútbol argentino una vez más

En el libro "Fútbol, pasión de multitudes y de élites" de Ariel Scher y Héctor Palomino, se cita un muy interesante hecho ocurrido en 1985 durante la fiesta organizada por el Círculo de Periodistas Acreditados en la AFA (CEPA). En ese acto, cuando le tocó hablar al presidente Raúl Alfonsín, éste, harto de los pedidos del presidente de la AFA (claro, el mismo de hoy, 24 años después), Julio Grondona, dijo que trataría de ayudar a los clubes y declaró: "Pensaba que me iba a salvar del mangazo, pero es como un sino fatal".Dos décadas y media después, y los lógicos cambios sociales, tecnológicos y con notables aumentos en los ingresos de los clubes que participan en los principales torneos profesionales de fútbol en la Argentina, que recaudan en buena parte en euros y gastan en pesos, la situación no es menos dramática y Grondona, una vez más, recurre a "papá Estado" y en esta oportunidad, el PRODE bancado, para tratar de salvar las papas, mientras en sus narices los dirigentes siguen vendiendo mal, los pases federativos no se corresponden un ápice con los pases económicos, y los que deben dinero a sus propios jugadores, y a Dios y a María santísima, siguen intentando contratar nuevos jugadores y no están inhibidos para seguir. Apenas si, ya contra la pared, Grondona advirtió a los siete clubes que deben 25 millones de pesos en total, que no aceptará habilitaciones provisorias en la Justicia (¡¡guarda con ir a la Justicia, la única justicia es la de los viejos dirigentes sentados en una mesa!!!). Es lo único que le interesa a la AFA.Es notable: siete clubes están en una situación muy complicada y sus jugadores les reclaman pagos atrasados y hasta Futbolistas Argentinos Agremiados (FAA) amenaza con no comenzar la nueva temporada 2009/10. Pero nadie, ni la AFA, ni FAA, se preocupan por tratar entonces de sacar más dinero de la mayor estafa sufrida en estos años: el dinero correspondiente a la TV, que se lo queda TRISA (Clarín y los Torneos sin Competencia). Eso no, pero recurrir otra vez al Estado, sí. Una más: qué casualidad lo del fixture arreglado por los clubes grandes. La ayuda a un Independiente ahora amenazado por el promedio del descenso, y club de los amores de Don Julio, aún con un Julio Comparada como presidente rebelde que no votó la continuidad del mandamás de la AFA, es descarada.La "casualidad permanente" indica que si bien en el Torneo Apertura, los rojos jugarán todos los partidos importantes como visitantes, lo que más les importa, el Clausura, que es cuando se definen los promedios, jugarán todos los clásicos como locales y en su nuevo estadio, que justamente no estará listo en el Apertura. Claro, el DT Américo Gallego se queja por lo desfavorecido en la primera parte. Pero en todo caso, es un tema personal, que pasa por darse cuenta de que será seguramente otro DT el que usufructuará los beneficios, seguramente tras su desgaste de resultados en condiciones menos faviorables. Pero habla por sí mismo, no tanto por Independiente. Los rojos cuentan con el mismo beneficio por el que alguna vez, la AFA dispuso los promedios del descenso para evitar que nada menos que River descendiera en 1983. Ahora le toca a Independiente. Pasado mañana, quién lo sabe.

Estudiantes recurre a su mística para llevarse su cuarta Copa Libertadores (Yahoo)

Es bastante difícil definir a un club como Estudiantes de La Plata, nuevo campeón de la Copa Libertadores de América. Porque no se trata de uno de los equipos argentinos con mayor tradición de títulos locales, sólo cuatro desde 1931, pero al mismo tiempo, con la misma cantidad de conquistas continentales y hasta una Copa Intercontinental, conseguida en 1968 ante el Manchester United de Bobby Charlton y George Best.

Tal vez pueda explicarse a partir de una mística ganadora forjada hace 42 años, en 1967, cuando hasta ese momento ningún equipo que no fuera considerado entre los cinco grandes argentinos (Boca Juniors, River Plate, Racing Club, Independiente y San Lorenzo) había ganado un torneo local desde 1931, con el inicio del profesionalismo, y por primera vez, un club ajeno a ellos, Estudiantes, se consagraba campeón del torneo Metropolitano (precisamente, ese año comenzó a dividirse el fútbol argentino en dos torneos anuales, Metropolitano y Nacional, lo que duró hasta 1985).

Aquel equipo de Estudiantes jugaba al filo del reglamento y por eso mismo, no gozaba de la simpatía de un gran sector del ambiente del fútbol argentino. Por un lado, generó importantísimos cambios tácticos, como que los córners se ejecutaran con la pierna contraria al uso tradicional (es decir, un zurdo pateándolos desde la derecha o un derecho desde la izquierda) o adelantarse sistemáticamente desde su última línea para dejar en fuera de juego a sus atacantes adversarios.

Pero también se vinculó a aquel equipo de Estudiantes, dirigido por Osvaldo Zubeldía, con la trampa, su escasa simpatía por el fair play (su arquero Alberto Poletti llegó a quedar suspendido de por vida por una alevosa patada en la cabeza de Gianni Rivera en el partido ante el Milan por la Copa Intercontinental de 1969), pero algunos de esos jugadores con los que se ganaron tres Copas Libertadores (1968, 1969 y 1970), como Carlos Bilardo, Raúl Madero, Eduardo Manera, Carlos Pachamé o Juan Ramón Verón, continuaron ligados a la institución y transmitieron sus experiencias a generaciones siguientes.

Así fue que Bilardo consiguió proyectarse a la selección argentina luego campeona del mundo en 1986 desde su cargo en Estudiantes, con el que volvió a ganar el campeonato en 1982, y luego lo continuó Manera en 1983, y ese equipo estuvo a punto de ser campeón de América aunque fue postergado por el Gremio de Brasil.

Y así fue como algunos de esos jugadores de hace dos décadas, como Alejandro Sabella, Julián Camino y Claudio Gugnali, formaron parte ahora de este nuevo cuerpo técnico, que contó con un extraordinario aporte del acaso mejor jugador del fútbol argentino en sus torneos locales: Juan Sebastián Verón, que regresó en 2006 desde su experiencia en el fútbol europeo (Sampdoria, Parma, Lazio, Manchester United, Inter) para aportar toda su sabiduría entre sus compañeros, ya desde el título argentino en 2006 hasta esta Copa Libertadores de 2009, luego de haber quedado a un paso de ganar la otra copa continental, la Sudamericana, en diciembre de 2008 ante el Inter de Brasil.

Estudiantes debió atravesar esta Copa Libertadores desde la fase previa al torneo. Debió jugar una eliminatoria, que pudo pasar, para luego sufrir en el grupo inicial para lograr el pase a las fases finales con mucho esfuerzo, pero luego, cuando Sabella llegó como entrenador reemplazando a Leonardo Astrada, el equipo encadenó una serie de éxitos consecutivos que le restituyó la confianza, hasta vencer en Brasil al mismo Cruzeiro que en la primera fase y en el mismo estadio Minerao lo había vencido por 3-0-

Este Estudiante se construyó a partir de la solidez y la seguridad de Mariano Andujar, arquero también de la selección argentina y ahora transferido al Catania italiano, luego una línea defensiva de cuatro jugadores muy fuerte, y que pese a sufrir dos serias lesiones en su lateral Angeleri y su central Alayes (reemplazados por Cellar y Schiavi, quien llegó apenas para cuatro partidos, porque su pase pertenece a Newells Old Boys), pudo salir adelante y resistir en partidos claves, un mediocampo con cuatro volantes aunque su fuerte son los dos centrales, Verón y Braña, y un ataque con un mediapunta como Gastón Fernández, un jugador muy dúctil que debe regresar a Tigres de México, y un goleador como Mauro Boselli, tapado en Boca por la vigencia de Martín Palermo.

Pero si debe destacarse a un jugador, ése es el capitán Verón, quien pasa a formar parte de la segunda generación de campeones de América imitando a su padre Juan Ramón, hoy coordinador de los juveniles del club.

Verón es todo un símbolo del club, porque de muy joven sufrió el descenso a Segunda, con el inmediato retorno a Primera en 1995, y porque en 2006, aún pudiendo renovar su contrato en Italia con el Inter, no sólo optó por retornar a su país, sino que con ofertas de Boca (donde jugó en 1996 junto a Diego Maradona y Claudio Caniggia) y River, prefirió al club de sus amores, sin saber lo que podía ocurrirle.

Pero este Estudiantes no tiene un juego parecido a aquel de hace cuarenta años. Sólo aquella mística copera, aquel espíritu que lo ha colocado en Sudamérica en un lugar de difícil clasificación, más cerca de un grande que de un club chico y con la chance de jugar ahora en diciembre en el privilegiado Mundial de Clubes de Emitados Arabes Unidos, acaso definiendo el torneo ante el mismísimo Barcelona.

Este Estudiantes al que muchos dieron por muerto luego de haber empatado como local la primera final ante Cruzeiro 0-0, y que perdía en el segundo tiempo, en Brasil, por 1-0 y que terminó ganando por 1-2, silenciando a todo el estadio. El mismo Estudiantes que a finales de 2008 perdió la primera final de la Copa Sudamericana 0-1 ante el Inter de Brasil, pero que en Brasil también venció 0-1 aunque en ese caso, terminó vencido en el alargue. Sin embargo aprendió la lección y ahora no repitió aquellos errores, y consiguió la cuarta Copa Libertadores de su historia.

Futbol y enajenación (Circulodepoesia.com)


Luis Martínez Andrade entrevista al escritor y periodista argentino Sergio Levinsky cuyas reflexiones intentan recuperar el “núcleo subversivo del deporte”.


Sobre futbol y enajenación


Lamentablemente, y como en todos los otros órdenes, la dictadura militar en la Argentina también se valió del fútbol para desviar la atención de la masacre que estaba perpetuando. Autor de: Maradona, rebelde con causa (8 ediciones en distintos países), El negocio del fútbol y El deporte de informar. Colaborador de FIFA Magazine, Kicker, Don Balon, etc. En 1996, primer premio nacional de Periodismo y Salud del Laboratorio Merck, Sharpe&Dohme: Sergio Levinsky es uno de los periodistas más críticos del fútbol. Conocí a Sergio en París. Era una velada en la Casa de Argentina. Lugar donde hace algunos años morara, otro amante del fútbol, Julio Cortázar. Asistí por invitación de un amigo a la conferencia de Sergio, que versaría sobre el “pelusa”, Diego Armando Maradona. En un principio imaginé que sería otra charla sobre la cuasi divinidad del diez u otras anécdotas de cantina (que si Diego tiene sobrepeso, que si ya declaró contra Bush, que si invitó a Pelé a su programa, etc.). Sin embargo, no pasaron los primeros minutos cuando noté que la lectura que hacia Sergio sobre el affaire Maradona no sólo era la de un amante crítico al fútbol sino la de un utopista que busca rescatar el núcleo subversivo del deporte.Posteriormente, coincidimos en actividades académicas, organizadas por los sociólogos Fernando Segura Trejo y Flávio Munhoz Sofiati, en la EHESS y en la Casa de Brasil, respectivamente. La erudición de Sergio en materia futbolística me incitó a mantener una especie de “diálogo inquisidor” sobre un fenómeno que ha sido mercantilizado por el sistema capitalista.La siguiente entrevista es fruto de un intercambio que tuvimos sobre algunas aristas del fenómeno social que es el fútbol:
L.M. El poder de convocatoria, así como por la euforia que produce, ha hecho que intelectuales y académicos equiparen el fútbol al fenómeno del fundamentalismo religioso. No sólo por la cantidad de dinero que está en juego (compraremos la entrada a un estadio con el precio de un boleto para ver la Capilla Sixtina o las playeras oficiales de los representativos nacionales con los CD’s, estampas religiosas y productos de consumo que encuentras en las Iglesias), sino por la violencia que desencadena. Opio para el pueblo, distractor político, causa de segregación social. ¿Qué relación encuentras entre la dinámica del fútbol y su mercantilización?
S.L. Efectivamente, el fútbol, en esta última etapa que atraviesa, de super-profesionalismo, se ha convertido en una industria sensacional, y al mismo tiempo, en una maquinaria infernal que va subsumiendo todo porque va adquiriendo un status cuasi-religioso. No hay dudas de que la crisis de valores y de creencias genera que el fútbol, a partir de la representatividad que da una camiseta, un club de pertenencia, genera una adhesión muy particular. Los estadios pueden compararse con templos modernos. Hasta la forma de levantar una copa cuando se gana se asemeja mucho a la liturgia religiosa. Y el hecho de que en el fútbol cada semana (y diría que ahora cada dos o tres días, por la necesidad creciente de partidos) se vuelva a jugar, y que los jugadores sean jóvenes y reales, genera una estrechez con el protagonista muy particular. Creo que el fútbol ha pasado de ser un distractor a imponer directamente un modo de vida, tanto, que en muchos países, especialmente los latinoamericanos, tienen en el fútbol una agenda diaria. Mi país, Argentina, utiliza el fútbol como eje de la acción desde lo cultural. Entonces, “patear la pelota afuera” es tratar de no conversar sobre determinado tema, “dejar la pelota picando en la línea” es facilitar una respuesta al interlocutor, o “dejarlo en offside” es poner en evidencia a alguien. O en muchos países, especialmente en América Latina o en África o Asia, durante los Mundiales se suspenden los exámenes en la universidad, o baja profundamente la asistencia a todos los espectáculos y casi no funciona el transporte público y hasta hay asueto laboral. Luego, el fútbol tiene otro componente que es el “aspiracional”: con todo lo que fue representando socialmente, para muchos países se convierte en el mayor mecanismo de ascenso social. Pocas manifestaciones como el fútbol permiten a tanta gente “salvarse” en un sistema injusto, y pasar, tal vez, a convertirse en millonaria por el sólo hecho de tener buenas dotes de jugar bien a la pelota y hasta convertirse, el día de mañana, en alguien representativo para el propio pueblo y tal vez en alguien con reconocimiento público en el mundo entero gracias a la difusión desde los medios de comunicación masivos. Sin dudas el momento de mayor crecimiento del fenómeno comienza con el matrimonio entre el fútbol y la TV.
L.M. Paradójicamente, tenemos pensadores como Eduardo Galeano, Manuel Vázquez Montalbán, Albert Camus, Pier Paolo Pasolini o Roberto Fontanarrosa, entre otros, que reivindican no solamente la parte estética del fútbol sino su faz subversiva. Estoy pensando en los primeros sindicatos formados en Argentina. ¿Cuál fue la relación de algunos clubs en la época de la dictadura en tu país?
S.L. Lamentablemente, y como en todos los otros órdenes, la dictadura militar en la Argentina (me refiero especialmente a la última porque hemos tenido una por década desde 1930 hasta 1983) también se valió del fútbol para desviar la atención de la masacre que estaba perpetuando. Sucedió por un lado, que Argentina ya tenía otorgado desde antes del golpe de estado de 1976 la organización del Mundial de 1978 y entonces era fundamental tomar el control de la organización de este torneo para tratar de mostrar al mundo una cara falsa de felicidad del pueblo ante un éxito deportivo, que sumado a poseer el monopolio de los medios de comunicación, y la censura a la prensa extranjera, no fue difícil de implementar. Y para poder tener control sobre esto, fue necesario también tener el absoluto control del fútbol como símbolo y como negocio por lo que la dictadura tomó inmediatamente a la Federación Argentina (AFA), imponiendo el modelo a los dirigentes, que como por lo general ya conocían de antes los mecanismos de corrupción, se sumaron sin problemas a la situación. Por ejemplo, son conocidos los vínculos del hombre fuerte del fútbol de ese tiempo, el contraalmirante Carlos Lacoste, con River Plate, o del general Guillermo Suárez Mason (procesado por delitos de lesa humanidad) con Argentinos Juniors.
L.M. Max Weber señalaba que los líderes (religiosos, sociales, etc.) cumplían una función profética, es decir, a través del carisma producían movimientos o rupturas en el sistema. En este sentido, cómo observas la relación entre caudillismo deportivo y clientelismo político en América Latina (Pelé promocionando Master Card o Maradona en la marcha anti-Bush). ¿Crees que la mediatización de las figuras deportivas contribuya a la despolitización de lo económico?
S.L Desde ya que en cierta parte sí. Es decir, al menos creo que como decía en otra pregunta, el fútbol ya es mucho más que un mero distractor, como podría ser el cine, el teatro, la música, por poseer elementos litúrgicos adaptados al nuevo tiempo de los medios de comunicación porque, su representación, en la medida que los protagonistas son “visibles” semanalmente (y a veces con mayor frecuencia), se hace más estrecha, y porque el hecho de tratarse de una competencia hace que tantos millones de personas frustradas en su propia situación personal (económica y política) encuentran en el fútbol y en sus clubes o selecciones nacionales un modo de triunfar simbólicamente y, por lo tanto, de redimirse parcialmente de sus desgracias. Aquí en la pregunta se señalan dos caminos posibles de los actos simbólicos de los representantes futbolísticos. El de Pelé, subsumido por la misma maquinaria infernal de la industria, o el de Maradona, rebelado ante un sistema perverso y utilizando todo su poder mediático con un fin de denuncia, así como George Weah pudo ser presidente de Liberia y tantos ex futbolistas se convierten en políticos o crean fundaciones de ayuda a poblaciones vulnerables o necesitadas.
L.M. El fenómeno de las barras bravas, de las hinchadas y de las torçidas ha creado nuevas divisiones entre sujetos sociales, es decir, la falsa ilusión de que el enemigo del hincha de Boca es el de River o el de Fluminense es el rubro-negro. La industria comercial deportiva, es decir, los dueños de los equipos y de las grande cadenas (Tv Globo, Televisa, etc.) consolidan su posición de clase dominante mientras los obreros, los jóvenes, los desempleados se pelean entre sí por una identidad manipulada. No caen en la cuenta que si se unieran para exigir no el mejoramiento del fútbol espectáculo sino su destrucción sería un aliciente para fraguar la lucha definitoria.
S.L Es bastante difícil que en un sistema perverso, y en el que se alimenta la rivalidad para supervivir como industria, esas hinchadas o colectivos de hinchas puedan unirse para exigir el mejoramiento del espectáculo. Eso podría llegar a ocurrir, o de hecho ha ocurrido, con grupos minoritarios en países desarrollados, en los que hay un cierto nivel cultural en el que los hinchas tienden a exigir cambios. Pero hay que tomar en cuenta también que para las grandes cadenas internacionales que poseen los derechos del fútbol como Televisa, TV Globo o Torneos y Competencias, el hecho de que haya violencia en los estadios favorece que el espectador medio, por miedo, no concurra a los estadios y entonces recurra a la TV, por lo que indirectamente, la violencia ayuda a la TV en su expansión. Asimismo, se observa ahora en la Argentina, y lentamente se va exportando gracias a la TV, una nueva modalidad de violencia que es la “intra-barras” que va supliendo a la “inter-barras”, es decir, violencia entre facciones de una misma hinchada. Esto se debe a que hoy el fútbol es también un enorme negocio en las tribunas y se lucha por el control de las entradas de favor que entregan los dirigentes, la distribución de la droga, los viajes para acompañar al equipo, y el hecho de controlar la totalidad de la barra también otorga poder mediático e influencias políticas. Me queda repiqueteando una frase durísima del ex jefe de la barra brava de Boca Juniors, Rafa Di Zeo, en 2007: “Tener poder es tener el teléfono de los que tienen poder”. El conflicto “intra-barras” implica un enorme cambio contextual porque ya no es necesario siquiera el ritual del partido como justificante de la violencia, porque ya no se necesita del equipo contrario.
L.M. Precisamente, pensando en esos elementos litúrgicos que has mencionado, cómo observas la relación épica entre un pueblo (o aficionados) y su representativo nacional (o club). Pienso en el Barça enfrentando al Real Madrid en la época del Generalísimo, a la victoria de Argentina sobre Inglaterra en el mundial del 86, posterior de la guerra de Malvinas, a Senegal venciendo a su antiguo invasor la “humaniste” Francia en el mundial de Corea-Japón en 2002.
S.L. Creo que eso a veces opera de manera particular en los pueblos, diría que como un importante plus a la hora de un partido decisivo. Muchas veces, en los protagonistas, opera como factor motivante y por otro lado, se asume más que nunca la representatividad en esos casos. Se ha dicho mucho, y creo que cada vez es más así, que el fútbol representa como ningún otro deporte (acaso el rugby, aunque tiene menos llegada masiva) la guerra sublimada. El hecho de que sean todos representativos nacionales, con sus camisetas y sus himnos y que el fútbol se dirima en un campo de juego delimitado y televisado a todo el mundo y que haya una lucha que pasa por lo fisico y con ganadores y perdedores, hace que se parezca mucho a la idea de “guerra” y un pensador como el español Vicente Verdú, por ejemplo, sostiene que el gol no es otra cosa que haber triunfado en campo “enemigo” y volver a la tierra propia a contar a los propios el triunfo lejano. Y es una gran verdad como mitología. No por nada, su libro se llama “Fútbol, mitos, ritos y símbolos”. Los pueblos depositan en los futbolistas todo su imaginario, lo que persiguen, aunque esto sea simbólico. En el caso del Mundial de México 1986, a cuatro años de la Guerra de Malvinas, un triunfo de Argentina sobre Inglaterra fue festejado de manera especial porque la gente sentía que de alguna manera se había vengado y había hecho doler, aunque sea por algunos días, al pueblo “enemigo”, pero además, el gol hecho por Diego Maradona con la mano, es decir, de manera no válida, significaba algo así como “robar al ladrón”, lo que fue doblemente festejado por la sensación de cierta reparación de la injusticia. Como el fútbol es tan popular como fenómeno, su representatividad aumenta y genera un enorme depósito de ilusión a sus protagonistas.
L.M. Finalmente, en esta mercantilización de la imagen y de la producción de símbolos fetichizados cómo podemos realizar una ruptura entre fútbol y capitalismo. Pues me parece que el Barça de la Nike no es en mayor o menor medida “un club comprometido” que el Real Madrid de Adidas. El poder de las firmas trasnacionales, es decir, la presencia del capital ha penetrado y corrompido una de las actividades más poéticas de la tierra: el balompié.
S.L Por supuesto. Soy de la idea de que al fútbol superprofesional actual no podemos verlo desde la salud sino sólo como una enorme industria montada alrededor de un deporte que se fue convirtiendo en un mero espectáculo, que primero fue el partido mismo y ahora lo es también lo que se habla de él (a esto se refiere mucho Umberto Eco, acerca de las tertulias sobre fútbol, casi tan vistas como el fútbol mismo). Mientras haya capitalismo, el fútbol no puede ser considerado un deporte normal, que contribuya al crecimiento y al mejoramiento del ser humano. El simple hecho de que los jugadores cobren por jugar, ya le quita el aspecto más lúdico para transformarlo en un trabajo, de cuyos resultados se depende para sobrevivir en la industria, y esa misma tensión ya anula la idea básica de “juego”. Aunque parezca duro, creo que el fútbol más sano y puro, puede verse sólo en plazas o parques, nunca en un estadio. Allí se juegan demasiadas cosas.


Entrevista publicada en http://circulodepoesia.com/nueva/2009/07/subversion-futbol-y-enajenacion-entrevista-con-sergio-levinsky/

martes, 21 de julio de 2009

El monopolio de la TV argentina y el ejemplo de España


La noticia, poco difundida hasta ahora por los medios argentinos, dada la falta de libertad que hay en la mayoría de ellos, es que mañana a la mañana, hora española, los clubes de fútbol de las dos primeras divisiones de ese país, podrían determinar que la próxima temporada no comenzará el 29 de agosto, como estaba previsto, debido a que la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) quiere reducir a tres los años de contrato que la mayoría ha firmado con la TV a partir del pasado 1 de julio y hasta el 30 de junio de 2014. Es decir, por cinco años de duración.Para que quede claro: un organismo estatal español, que comtrola el mercado y la competencia, no acepta contratos "tan largos", es decir que cinco años de contrato con un canal o una plataforma televisiva, por parte de un club, es considerado "largo" por parte del Estado español.En la Argentina, cuando el monopolio de Tele Red Imagen (TRISA) se lleva la parte del león y ahoga a los clubes, que están tan en bancarrota que a su vez tampoco podrían comenzar la próxima temporada pero porque casi todos deben fortunas a sus planteles y el sindicato de futbolistas amenaza con el paro hasta que el tema se solucione, resulta que los clubes tienen firmado un leonino contrato con el monopolio de la TV (Clarín y Torneos y Competencias) hasta 2014, como en España, pero la diferencia es que este contrato fue firmado en 1996 y como renovación de otros que comenzaron en 1985. Es decir que cuando finalice el actual contrato de los clubes argentinos con TRISA (si es que no se renueva otro en el camino), habrán pasado 29 años con la misma empresa.Lo extraño es que en la Argentina, también apareció la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia para investigar el tipo de contrato existente entre los clubes y la TV. La enorme diferencia con España es que en este país, el Estado existe, los controles son efectivos, y en la Argentina, decididamente no.Por cierto, la CNC argentina no llegó a nada concreto, mientras que en España, donde a partir de esta temporada los partidos de Pey Per View (PPV) bajarán un diez por ciento, o por 17 euros se podrá ver, por el sistema de Televisión Digital Terrestre (TDT), dos partidos de Primera A, dos de Segunda, la Champions League, las ligas europeas y la liga argentina, la CNC determina que los contratos entre los clubes y la TV no puede superar los tres años de duración.En España, los propios clubes y la TV tironean por lograr un contrato, como máximo, de cinco años cuando el Estado determina que no exceden de tres y cuando muchos de esos clubes se han enriquecido y han fichado los mejores jugadores con el dinero de la TV. En Argentina, vamos por 29 años del monopolio, los clubes están fundidos y no reciben ni una cuarta parte de lo que merecen y les corresponde, pero el Estado argentino no encuentra fallas. Y tiene que ser el gremio de jugadores el que salte amenazando con un paro.Así estamos, y así están.

lunes, 20 de julio de 2009

Algunas preguntas a 15 años del atentado contra la AMIA

1- ¿Por qué el ex presidente Carlos Menem no es citado a declarar cuando está demasiado relacionado con la causa, desde el hecho de haber sido primer mandatario no sólo en este hecho sino dos años antes en el atentado contra la embajada israelí, y cuando su hermano Munir está relacionado directamente con Kanoore Edul, que tiene directamente que ver con la aparición del volquete en la sede judía?
2- Si aún existen tesis que aceptan que hubo una Traffic blanca en el atentado, ¿qué pasó con el cuerpo del supuesto autoinmolado?
3- ¿Por qué se escucharon dos detonaciones, en el momento del atentado, y no una sola?
4- ¿Por qué tampoco es citado con demasiado ahinco el ex embajador israelí en la Argentina, Itzak Avirán, en la causa, cuando éste permaneció en la Argentina después de haber finalizado su período como diplomático, cuando según la ley no puede regresar a vivir a este país hasta pasados dos años de la finalización de su período como diplomático?
5- Si el fiscal de la causa, Alberto Nissman, dice que la misma ya finalizó y que todo está ahora en manos de la Justicia, ¿por qué se sigue hablando de una pista siria y de otra iraní?
6- Si en la propia ONU la presidente argentina Cristina Fernándezde Kirchner reclamó más colaboración de Irán en la investigacióin de la causa, y nada cambió, ¿Por qué Argentina no adopta una postura más dura con Irán en el ámbito internacional?
7- ¿Por qué Galeano no está preso, al haberse comprobado que hizo filmar un video con Telleldín a cambio de 400.000 dólares que le pagó la SIDE para involucrar a una banda de policías de la provincia de Buenos Aires, que delinquieron en otros hechos, pero no justamente en éste?
8- ¿Qué funcionarios argentinos de los tiempos de Menem están presos o imputados por no haber hecho caso a las advertencias del Testigo C sobre que en la Argentina habría un próximo atentado?
9- ¿Cuál es la verdad de las promesas electorales de Menem, en Siria, sobre radares y tecnología nuclear?
10- ¿Qué pasó con los 10 millones de dólares que supuestamente se habrían depositado en una cuenta de Menem en Suiza para callar el caso AMIA?
11- ¿Por qué en los documentales no aparece ninguna voz de los vecinos de la cuadra de AMIA después de todo lo que ocurrió y solamente aparece la de un señor que tenía estacionado su coche a unos metros?

sábado, 18 de julio de 2009

La historia y los ganadores

La lógica histérica del triunfalismo vernáculo, que sigue transmitiendo el virus del resultadismo cual pandemia futbolera, insiste en amarrar a este Estudiantes legítimo campeón de la Copa Libertadores de América con aquél tramposo y "vivo" de los sesenta, como si tuvieran que ver más allá de apellidos ilustres y transmisión de mentalidad ganadora. Pero esa "viveza criolla" de aquel equipo de Osvaldo Zubeldía estaba y sigue estando relacionada con otro concepto que se repite hasta el hartazgo como una máxima: sólo los que ganan quedan en la historia. Ya hemos comentado en nuestro blog aquella "trampa", si se quiere ingenua, que le hemos tendido a un reconocido periodista hace años, en un programa radial llamado "Palo y Palo", cuando a fuerza de repetir este concepto de ganadores y la historia, le recordamos parte de una delantera que tuvo Independiente en los años cincuenta, para que este colega nos mostrara toda su sapienza futbolera y su prodigiosa memoria, y nos adelantara en el suministro del dato: nos dijo con velocidad: Micheli, Cecconato, Lacasia, Grillo y Cruz. Efectivamente, esa era la delantera. Lo que el pasmado colega no esperaba es que nosotros le agregáramos que esa delantera que él repetía con firmeza, jamás había ganado un solo título. ¿Entonces por qué se acordaba, si él mismo sostenía que sólo en el futuro se recuerda a los ganadores del pasado? Es una pregunta sin fin. En la misma edición del diario Clarín de ayer, el colega Julio Marini en una columna se pregunta si este Estudiantes no merece quedar en la historia por haber perdido en el alargue la final de la Copa Sudamericana ante el Inter de Porto Alegre en diciembre de 2008, pero en cambio siete meses después, sí merece quedar en la historia por haberle ganado al Cruzeiro la final de la Copa Libertadores. Es decir, siguiendo este razonamiento, estos jugadores, según los resultadistas, quedarán en la historia, pero no quedarán. O repentinamente pasaron de no quedar, a quedar en la historia gracias al gol de cabeza de Boselli. Un segundo antes no merecían quedar en la historia, y un segundo después, sí. Tampoco Johan Cruyff merecería quedar en la historia con el maravilloso juego desplegado por aquel equipo holandés en Alemania 1974 por haber quedado segundo, y desde ya que tampoco este Huracán de Angel Cappa, por no haber ganado. Es interesante, desde este razonamiento, pensar qué significa "no quedar en la historia". Según esta misma línea de pensamiento, siempre es discutible saber "cuál es el fútbol que le gusta a la gente". Ahora bien, supongamos que aunque Huracán no haya salido campeón, a muchos nos haya entusiasmado su juego. Supongamos que de diez millones de seguidores del fútbol argentino en cuarenta millones de habitantes, haya un millón de aficionados (es decir, el diez por ciento de los seguidores) que hayan gustado o se hayan entusiasmado con el fútbol de Huracán y que el día de mañana se lo transmitan a sus hijos, o generaciones siguientes, o muchos periodistas, o bloggeros, escriban loas a este equipo, y los que han recibido este legado, transmitan en los medios, o escriban sobre lo que jugaba este equipo de Huracán. ¿No habrá quedado en la historia?, ¿sólo se recordará al campeón ocasional, o también habrá un lugar para el Globito? ¿en el mundo entero, se habla o no se habla de la "Naranja Mecánica" de Holanda 1974? ¿se emiten sus goles o no? es más, ¿Qué se emite más, goles y jugadas de Alemania campeona del mundo, o de Holanda, su vencida en la final?No parece, entonces, que sea cierto que sólo quedan en la historia los ganadores. También quedan los que han dejado algún legado. Si no interesa el transcurso, lo que se hace para ganar, la práctica misma del fútbol y sus jugadas y sólo interesa el resultado final, es fácil: con comprar el diario al día siguiente, o entrar a internet al final del partido y enterarse de cómo terminó, es suficiente y será motivo de alegrías y tristezas. Total, no interesa cómo se jugó, sólo el resultado. La historia es mucho más que un resultado o de un dato. La historia se cuenta a través de una hilación de hechos, de una cronología y de buscar las causas de esos hechos. Y muchos temen que la historia no les guarde el lugar que imaginan y tal vez otros sean reflejados sin esperar tanta mención.

jueves, 16 de julio de 2009

Estudiantes de antes y de ahora

Por estas horas, algunos sectores mediáticos que ya conocemos de sobra, nos quieren hacer creer que este justo y limpio logro de Estudiantes de la Plata, legítimo campeón de América y con grandes actuaciones y muy buen entrenador, es consecuencias de una cadena comenzada en los años sesenta, agarrados especialmente de que la estrella del equipo, Juan Sebastián Verón (hoy por hoy, el mejor jugador del fútbol argentino local) es hijo del también gran jugador de los años sesenta, el ex delantero Juan Ramón Verón. Pero salvo esto, y la garra o el carácter que aquellos jugadores de entonces pueden transmitir, algo lógico, poco tiene que ver este equipo de Estudiantes con aquel que ganara un Metropolitano, tres Copas Libertadores y una Intercontinental entre 1967 y 1970. Apenas el mismo apellido y que algunos de aquellos jugadores hoy tienen cierta participación en el club. Pero este Estudiantes de hoy, que juega un fútbol agradable, que cuenta con excelentes ejecutantes como el propio Verón, o Gastón Fernández o Enzo Pérez, que tiene grandes marcadores como Cellay, o el propio Rolando Schiavi, llegado por cuatro partidos para reemplazar a Agustín Alayes, o Rodrigo Braña, y un arquero que hoy es el titular de la selección argentina por su propia seguridad, como Mariano Andújar, no tiene nada que ver con aquél. Este Estudiantes no juega al filo del reglamento. No tiene a ningún jugador capaz de pegarle una patada descalificadora en la cabeza a ningún rival ni mereció nunca una expulsión de por vida del fútbol profesional, como sí le ocurriera a Alberto Poletti en los sesenta, luego de su falta a Rivera, del Milan, por la Intercontinental de 1969. Este Estudiantes no necesitó nunca de alfileres para pinchar a los rivales, ni bucear en historias personales para provocarlos de palabra durante los partidos, para hacerlos reaccionar. Este Estudiantes no necesitó crear climas de guerra para imponerse. Este Estudiantes no inventó quedarse con la pelota entre los brazos al cobrarse un foul en contra, para entregarlo cuando todo el equipo se hubiera retrasado a posiciones defensivas. Este Estudiantes se dedicó a jugar al fútbol con sus armas, que fueron muchas. Este Estudiantes salió a atacar incluso en el Mineirao cuando lo necesitó y ganó limpiamente, con un estilo que está lejos de aquel, al que se nos quiere amarrar. Como decía Dante Panzeri, aquél no era Estudiantes de La Plata sino el Estudiantes de Osvaldo Zubeldía. Este Estudiantes no sólo es de La Plata, sino de la Argentina y juega un fútbol atgradable, que a Carlos Bilardo sólo lo tiene en el palco, o reclamándole el pullover a Alejandro Sabella. Nada más que eso, a no engañarse.

miércoles, 15 de julio de 2009

Los hinchas de Huracàn se equivocaron de fecha

El pasado martes 7 de julio, además de San Fermín, fue el día de la Marcha de la Bronca de la hinchada de Huracán, ante la AFA, para protestar por lo que consideró una injusticia en la definición del Torneo Clausura 2009. La hinchada del globito, en buen número, se acercó a la sede de la AFA, en la calle Viamonte, en la zona de Tribunales de Buenos Aires, haciendo ruido y pintando las paredes con reclamos a la AFA, a su presidente Julio Grondona, y al árbitro del partido, Gabriel Brazenas. No sólo eso: una semana después, el martes 14 de julio, el presidente y ex crack y entrenador de Huracán, Carlos Babington, entregó un petitorio a Grondona para que se revea el resultado del partido, a partir de fallos equivocados y decisivos en buena manera por parte de Brazenas. Un petitorio que, por otra parte, no pudo entregar la hinchada de Huracán la semana anterior por ausencia del "vicepresidente del mundo", según autodefinición de Grondona a sus más cercanos colaboradores y amigos.
Pero la hinchada de Huracán equivocó la fecha para la marcha. El día para movilizarse, para caminar con firmeza hacia la AFA, para manifestar contra la conducción de la entidad y contra Grondona, no era el 7-J. Era el 15 de abril. El día que se cumplieron nada menos que treinta años de Grondona como presidente de la AFA, viendo pasar cómo en el país cambiaron la presidencia desde los militares de la dictadura, Raúl Alfonsín, Carlos Menem (dos veces), Fernando de la Rúa, los de la transición, Eduardo Duhalde, Néstor Kirchner y ahora Cristina Fernández de Kirchner. El 15 de abril, la ONG "Salvemos al Fútbol" convocó a una movilización a la puerta de la AFA para protestar por el manejo de la entidad por parte de Grondona y sus adláteres. Y esto incluía el mirar para el costado en los hechos de violencia en el fútbol y hasta un suprepticio apoyo a la misma. O la falta de la democracia a la hora de toma de decisiones o de votación para renovar presidente. O la oscuridad a la hora de saber por qué los clubes son tan pobres y la AFA es tan rica. O la complicidad de la AFA con el monopolio en el desquicio de los clubes, al darles migajas por la TV a cambio de quedarse con toda la torta. O la falta de federalismo, o, entre tantísimas cosas, el hecho de que los árbitros sean designados o regidos por un amigo del presidente que jamás en su vida dirigió un partido, y que maneja a su antojo a los jueces del fútbol, o que tacha a algunos árbitros para que no dirijan a equipos que se sienten desprotegidos ante ellos, es decir, el equivalente al armado de una lista negra para cada caso.
Todo esto era motivo de una enorme protestade todas las hinchadas del fútbol argentino. Pero no. En el 15-A, sólo se reunieron una treintena de hinchas en la puerta de la AFA, que incluso se esperaba más y ya había procedido a cortar la calle Viamonte, y ya había colocado a varios miembros de una empresa de seguridad, para nada. Porque los únicos interesados fueron los hinchas de equipos de ascenso, y por el único hecho de que no los dejan ver a sus equipos en condición de visitantes. Nada más que eso. ¿La hinchada de Huracán? ausente. Como si la designacón de Brazenas no tuviera que ver con los desmanejos de Jorge Romo, hombre puesto a dedo por Grondona. Como si Babington no conociera lo que ocurre en la AFA.
Muchas cosas hubieran cambiado en el fútbol general (y por ende, también para el Globo) si la hinchada de Huracán, junto con las otras, se hubiera movilizado el 15-A. Pero eligió hacerlo tardíamente, el 7-J.
Hace unos años, una publicidad de un organismo estatal argentino decía "No se queje si no se queja". La hinchada de Huracán no se movió cuando realmente importaba que se moviera. Y se movió cuando le tocaron intereses particulares. Una buena lección para la próxima, si es que aparece.

lunes, 13 de julio de 2009

Gimnasia y algunas enseñanzas

Que Atlético Rafaela es un equipo limitado, basta con verlo unos pocos minutos. Sin embargo, en el primero de los dos partidos de la promoción ante Gimnasia, tuvo que salir a atacar por el hecho de hacer la diferencia como local, y con lo que tiene, pudo ponerse adelante con un soñado 3-0 que lo dejó a cuatro minutos de regresar a Primera A. ¿Qué pasó en la Plata? se metió atrás, pensó que cuidando el 3-0 del primer partido, haciendo tiempo y apostando muy poco por los de arriba, desconectándose de ellos, iba a poder y casi pudo, pero no....
Gimnasia, por contrario, y sin jugar bien en el primer tiempo del segundo partido, atacó como pudo, algo que profundizó en el segundo tiempo y aún con algunas limitaciones y ciertos preconceptos, pudo revertir el resultado aún con nueve jugadores contra diez de su adversario. ¿Por qué pudo? porque atacó sin miramientos. Fue y fue. Tanto, que en un momento sólo tenía dos defensores, y en buena medida porque a su vez, el entrenador Madelón vio que su rival no pesaba en ataque, que estaba jugado a defenderse. Así le fue a uno y a otro. Premio para uno, castigo al otro por rácano, por tacaño, por defensivista.
La reflexión vuelve a ser la misma: defenderse no es natural en el fútbol, al menos como propósito. La defensa, en fútbol, es obvia porque se supone (ya ni siquiera es seguro, en este fútbol al revés que se ve en la Argentina) que el contrario nos atacará y debemos tomar recaudos y es una fase del juego. Pero al fútbol, creemos recordar y nos lo repiten como loros los que no tienen ninguna defensa por el espectáculo, que se juega para ganar. ¿Qué mejor forma de buscar ganar que tratar de hacerlo? eso no implica ir siempre frontalmente. Pero sí, buscando todos los caminos posibles, tratar de hacerlo. Con las mejores armas, con la mejor variante, con el jugador destapado, o mediante la gambeta, el regate, pero ir. Alguna que otra vez, el que no va puede pescar algún contragolpe, pero en líneas generales (como en La Plata), el que especula termina perdiendo, y el que ataca persistentemente, termina ganando. Sería lindo saber qué pasó por la cabeza de los jugadores de Rafaela, por su técnico, ya en la tristeza de ese vestuario que se creyó ganador pocos minutos antes. ¿Por qué Rafaela no intentó tener la pelota, hacerla rodar, en vez de dársela a su adversario? porque en la cultura del "resultadismo" del fútbol argentino, sólo se habla de "reventarla". Es significativo en esto, el contenido del relato de Pablo Giralt por TyC Sport. Al menos en el segundo tiempo, en los primeros tres minutos habíamos contabilizado tres veces la palabra "reventar" y hasta algunas veces, el relator llega a decir "la tiene que reventar" en referencia al jugador que tiene la pelota en sus pies. Es la cultura de la que está imbuido este fútbol argentino travestido, en el que aparece Huracán y pareciera que se despertara de su letargo.
También nos preguntamos, visto lo visto, por qué Gimnasia no jugó así muchos de los partidos del campeonato. Y una cuestión táctica de no poca importancia que no se debate en este fútbol argentino de frases hechas e ideas cortas: hace años leímos en esa ecepcional sección que fue "Jugo de fútbol" en la revista El Gráfico, con aquellos chistes de Jorge Basurto que ilustraban las notas, un artículo de Julio César Pasquato, "Juvenal" acerca de la diferencia entre "cabecear" y "ganar de cabeza". En el fútbol argentino se van extinguiendo los "cabeceadores" porque no se trabaja la dirección, sino sólo saltar y ganar en el salto, para luego embestir la pelota con lo que venga. La técnica del "cabezazo" pasa por la ubicación de la zona de la cabeza con la que se le dará en base a la posición del cabeceador, del arquero contrario, de la cercanía o lejanía del arco, de la violencia del centro, es decir, distintos parámetros.
En el partido decisivo ante Rafaela, Madelón optó por colocar a un delantero alto, como el uruguayo Alonso, que no gravitó en todo el partido dede lo alto. El "Pampa" Sosa, que ingresó en el segundo tiempo, tampoco lo hizo y es más, jugó en función de tirarle centros al 9 titular. Sin embargo, sobre el final y ya desesperado, optó por el "enano" Franco Niel, de 1,60m, que sin embargo en pocos minutos se convirtió en el héroe de la tarde, con dos tantos....de cabeza. ¿Por qué? por lo escrito más arriba: "cabecear" no es lo mismo que saltar y "golpear de cabeza". "Cabecear" es un arte, necesita de la técnica, de la dirección, de la orientación. Como lo hacía "El Marqués" Sosa, como Daniel Passarella, como Victorio Cocco, o como Martín Palermo. Se puede ser bajito y cabecear muy bien, como Niel, y se puede ser un gigante, y saltar mucho, pero no cabecear. Así como siempre decimos que el fútbol no es correr por correr, tampoco es saltar por saltar.

jueves, 9 de julio de 2009

Sobre Velez-Huracan: modelos e ideas vistos desde lejos. (Por Fernando Segura Trejo, desde París)

Estimados amigos:
Tengo el gusto de presentarles a Fernando Segura Trejo, sociólogo y economista, terminando un doctorado en París y uno de los mayores referentes de la sociología del deporte para nosotros. Tenemos el honor y el placer de contar con un artículo suyo en nuestro blog con su análisis sobre la definición del Torneo Clausura argentino, que acaba de finalizar, con su mirada profunda, apasionada y a la vez distante e imparcial.

Sobre Velez-Huracan: modelos e ideas vistos desde lejos
La final, o mejor dicho el partido que definió el campeonato argentino de primera división fue un encuentro que encierra muchas concepciones e ideas que merecen ser debatidas y por suerte esta vez evidenciadas. Desde lejos, desde París seguí con entusiasmo la previa y el partido. No soy seguidor de ninguno de los dos equipos y me dedico desde hace algunos años al análisis del deporte desde distintos ángulos y enfoques. Me interesa particularmente el fenómeno del futbol en su conjunto, su impacto en la sociedad. Pero no es lo único que me interesa, me interesa qué hay detrás del futbol. Debo decir, con muchísima honestidad que la definición del clausura 2009 en Argentina me dio mucha satisfacción en lo deportivo y que en este espacio brindado por el amigo y el colega profesional Sergio Levinsky buscaré resaltar algunos aspectos que considero positivos en un mundo como el del futbol, plagado desde hace varios años de sospechas, de escándalos, de cifras extravagantes, de negocios turbios, de violencia y de muertes.

Velez-Huracan, si bien jugaron un partido con serias irregularidades en cuanto a los fallos arbitrales jugaron un partido en honor al futbol, por los modelos y por las ideas. Futbol sólido en ambos casos. Mi preferencia personal se inclina por el futbol practicado por Huracan a lo largo del torneo y por las ideas de Angel Cappa. Hablar de Angel Cappa es hablar de ideas, es hablar de argumentos y es hablar de convicción. Tuve la oportunidad de entrevistarlo en abril del 2007 en su casa de Madrid, donde me recibió y hablamos de futbol. Y precisamente hablamos de modelos y de ideas. En aquella oportunidad Angel me habló del San Lorenzo del 68, sí! Precisamente del histórico rival del equipo que dirigió este año, claro que no fue el único, me habló del River del 86, me habló del Boca de Bianchi que ganó la Libertadores 2003. Y también me habló de modelos. De forma clara le pregunté cuáles eran los modelos de clubes a seguir y me mencionó dos: Arsenal de Inglaterra, para él modelo mundial de un futbol con marca registrada y con una filosofía clara. Inversión en la formación, definición de un estilo y respecto del mismo ante todo. Nadie puede negar que el Arsenal tiene un estilo de juego propio y un estilo que gusta, gusta a los demás y gusta a los hinchas del club. Es cierto, no ha ganado los torneos que el Machester United o el Liverpool, pero Arsenal es una patente registrada y un club con un modelo definido. Para Angel el modelo a seguir en Europa. Y curiosamente me mencionó a otro club: Velez Sarfield en Argentina. Sí!!!!!! El club y el equipo al que enfrentó dirigiendo a Huracán. Angel destacó en aquella oportunidad que Velez era un club modelo no solo en Argentina sino en el mundo. Su apuesta por la prolijidad, por la coherencia institucional, la formación de jóvenes y la transparencia forman parte de lo que Angel Cappa definió como un modelo sano y ejemplar. Algo que ya ha destacado Sergio Levinsky en este blog.

Es curioso (y no lo es a la vez) que en la definición del Clausura se enfrentaran Velez y Huracán. Es curioso por que si la mayoría de nosotros nos hubiéramos preguntado al inicio del torneo por estos dos equipos difícilmente hubiéramos imaginado esta trama final. Si consideramos todos los elementos que Angel Cappa y Sergio Levinsky han subrayado y yo solamente he recordado podríamos decir que no era descabellado pensar en Velez. ¿Pero que hay de Angel Cappa y de Huracán? Si vemos el panorama visto desde la última fecha para atrás no queda más que aplaudir de pie. Una apuesta por un futbol ofensivo, jugado al ras del piso, jugadores de buen pie y contrariamente a ciertas ideas preconcebidas que asocian el trabajado con pelota como entretenimiento y todo lo que no sea trabajo físico no es serio, ese resultado colectivo plasmado en el estilo que mostró Huracán es el fruto del trabajo y de una idea. Una idea en la cual la posesión, el buen trato y la distribución de la pelota en la cancha prima como táctica para enfrentar los partidos. Sin hacer usos y abusos de las analogías Alemania fue campeón en 1974 con un futbol sólido, ordenado algo así como Velez (con todos los límites y críticas que la comparación pueda suponer) y Holanda fue el subcampeón. Pero todos los que justan del buen juego y saben reconocerlo más allá del resultado saben que Holanda, la Naranja Mecánica fue la sensación de ese torneo y aun subcampeón pasó a la historia. El Huracán de Angel Cappa del 2009 también pasará la historia por su campaña, por su juego y por la defensa de una (o unas ideas) dentro de la cancha.

La imagen con la que podemos quedarnos, si dejamos de costado los fallos arbitrales de la justa polémica desatada por la actuación de Brazenas, es la de un club modelo en lo institucional enfrentando a un equipo modelo en la idea deportiva. En un escenario donde hablar de futbol argentino es hablar de crisis: de grupos inversores que se hacen cargo de los talentos, de técnicos que son despedidos como si fueran jornaleros, de enfrenamientos intra hinchadas con secuelas de muertos periódicamente, de deudas que agotan a los clubes e incluso, si no fuera por la llegada de Estudiantes de la Plata a la final de Libertadores con una débil presencia en el plano internacional más allá de lo hecho por Boca en los últimos años. Este campeonato deja cosas positivas, cosas para replantear. Velez Campeón, Huracán segundo a un paso de haberse coronado y Lanus (campeón en 2007) tercero. Hace poco me preguntaba un historiador del deporte francés acerca de Lanus, asombrado que estuviera peleando el campeonato me decía que le parecía simpático ver ese club en la cima del futbol argentino. He ahí otro modelo. En un país donde algunos grandes atraviesan tormentas algunos más modestos muestran los ejemplos a seguir.

miércoles, 8 de julio de 2009

Florentino Pérez, ídolo blanco (Jornada)


El clima futbolístico de los españoles es tan dinámico que apenas un mes después de la fiesta vivida por el Barcelona, y con merecimiento por el gran triplete logrado al finalizar la temporada, el eje ya se ha trasladado nuevamente a la capital española con los tremendos fichajes del Real Madrid a partir de la voluptuosa chequera de su nuevo presidente, el retornado Florentino Pérez.No se puede dudar de que Pérez es un hábil prestidigitador y un empresario con gran experiencia y capacidad de movimientos y aunque no tenía pensado regresar al ámbito deportivo luego de haber renunciado antes de finalizar su mandato anterior y dejar al club en un caos institucional, pudo colegir que como quienes lo sucedieron lo hicieron mucho peor, la ilusión de la afición por un regreso a aquel glamour de principios de siglo iba a poder más que todo, especialmente luego de los impresionantes éxitos del archirival Barcelona.Y tanto fue así que aunque Pérez iba a tener no menos de un par de contendientes en las elecciones, todos se fueron bajando luego de estudiar cada una de las encuestas que demostraban que Pérez arrasaría porque la gente lo veía como el único dirigente capaz de cumplir con los fichajes soñados. Al fin de cuentas, si de esto se trata, Pérez ya lo había conseguido antes con Luis Figo, Ronaldo, Zinedine Zidane, David Beckham, Michael Owen y tantos otros.Por otro lado, la prensa de Madrid, desesperada por el cambio de eje hacia Barcelona y el brillante juego de los azulgrana de Josep Guardiola, avaló como nunca el regreso de Pérez para levantar la industria editorial y se recostó en la gran investigación del diario deportivo “Marca” que logró voltear al presidente anterior, Ramón Calderóin, a partir de hechos de corrupción demostrados.No ha pasado mucho tiempo, apenas tres semanas, desde que Pérez asumió como presidente sin siquiera tener que pasar por elecciones, y el Real Madrid ya ha contratado a jugadores de la talla de Kaká, Cristiano Ronaldo, Raúl Albiol y Benzema, y aún no se ha retirado del mercado de pases, a la espera de un volante (en lo posible Xabi Alonso, del Liverpool) y un lateral izquierdo (pretende a Arbeloa, surgido de la cantera, y hoy también en el Liverpool) y aún podría llegar Ribéry, si quedan ochenta millones de euros para gastar en lo que pide el Bayern Munich, que dio plazo de una semana más.Mientras tanto, un Barcelona que descansa con demasiada tranquilidad, comienza a observar con preocupación los cambios de su adversario. Primero fue su presidente, Joan Laporta, quien salió a criticar los gastos en fichajes por parte de los blancos, aprovechando el tirón de otras quejas como las del presidente de la UEFA, Michel Platini, como otras personalidades del ambiente, pero lo que más molesta en la ciudad condal es que no parece haber movimiento de fichas por demasiadas contrataciones cuando al menos parece que el camerunés Samuel Eto’o será transferido para no perder la ficha del jugador, que quedará libre cuando finalice la próxima temporada.Mientras el Barcelona piensa entonces en algún fichaje como el de David Villa o Javier Mascherano, el Real Madrid vive de fiesta en fiesta con una nueva moda, la de los estadios llenos (90.000 espectadores en la presentación de Cristiano Ronaldo, 50.000 en la de Kaká) para no ver ningún partido, sino apenas a la nueva estrella vestida de blanco, haciendo jueguito, y diciendo al micrófono alguna frase de ocasión para ir generando expectativa.Es allí, en el colmado Santiago Bernabeu, en tiempos de vacaciones futboleras, cuando la industria del fútbol logra el milagro de llenar estadios sin partido y con pelota apenas rodando, vendiendo ilusión, algo que desde hace tiempo se había escapado de las gradas.Tal vez por todo eso es que se escuchó el “Florentino, Florentino” gritado desde los cuatro costados por los aficionados blancos. La chequera poderosa, con fondos de los principales bancos que apuestas por el rédito, hizo el milagro. Tanto, que ya se habían vendido dos mil camisetas de Kaká aún cuando no tenía asignado el número ocho con el que jugará esta temporada.Jorge Valdano, el nuevo-viejo director deportivo del Real Madrid, lo sintetizó con facilidad cuando se le consultó por las críticas a los tremendos gastos en fichajes, de cerca de 300 millones de euros: “es que somos el club más rico del mundo, y necesitamos fichar lo mejor”.La industria del fútbol español ya se relame pensando en un duelo Real Madrid-Barcelona o en una final de Champions League con el equipo blanco, aprovechando que este año el partido decisivo de Europa debe jugarse en el Santiago Bernabeu.