Páginas vistas en total

Google+ Followers

domingo, 30 de enero de 2011

Los jeques invaden el fútbol español (Yahoo)


Siempre se dijo que España tiene “sangre de moros y judíos” pero todo ha quedado en el sentir popular. Lo cierto es que la península ha tenido una relación profunda, de amor y odio, con el mundo árabe y no en vano han sido varios siglos de dominio, al punto de que una parte integrante de este colectivo la sigue llamando “Al-Andalús” y considera que ese territorio le pertenece.
No hace tanto, la ciudad de Madrid sufrió un tremendo atentado de Al Qaeda en la estación de trenes de Atocha, el 11 de marzo de 2004, con centenares de muertos inocentes, que incluso ha modificado el panorama electoral de esa semana, con el inesperado triunfo del actual presidente, José Luis Rodríguez Zapatero.
Sin embargo, todo lo que tanto le ha costado siempre en España al mundo árabe, ahora parece simplificarse con su entrada a través de los deportes, y más precisamente del fútbol. Y todo, demasiado pronto, de manera acelerada, en pocos meses.
Ya sorprendió a pocos que en la elección para la sede del Mundial 2022, España votara, a través del presidente de su Federación, Angel Villar, la candidatura de Qatar, siendo que un torneo en ese país, se jugaría a una temperatura de cerca de 45 grados en pleno verano.
No pasaron demasiadas semanas, y el mundo árabe ingresó a la Liga Española por la puerta grande de los negocios.
El primer paso lo dio el Barcelona, nada menos que el campeón de liga, cuando su presidente Sandro Rosell anunció un acuerdo con la Qatar Foundation, en medio de oleadas de críticas, por el que a cambio de 165 millones de euros por cinco temporadas, el equipo profesional utilizará publicidad en su camiseta, rompiendo una tradición de más de un siglo.
Hasta el momento, el Barcelona sólo utilizaba la publicidad de UNICEF, pero desde el 1 de julio de 2011, con el inicio de la nueva temporada, el organismo internacional deberá compartir la camiseta del club catalán con esta fundación, que según distintas denuncias, cada año otorga un premio que lleva el nombre del jeque egipcio Yusuf Al Qaradawi, quien sostiene que los judíos son “malignos” y que “es necesario atentar contra las mujeres judías embarazadas porque son el enemigo”.
Por su parte, el ex presidente honorario, entrenador y jugador del Barcelona Johan Cruyff, se opuso terminantemente a que el Barcelona deba romper su tradición y utilizar esta clase de publicidad en su camiseta, pero fue desoído y no sólo eso: desde hace unos días, el plantel comenzó a utilizar publicidad de la Qatar Foundation en sus camisetas de entrenamiento, a la espera de que llegue el 1 de julio y poder extender este acuerdo a los días de partidos.
Si bien no se hizo mención concreta al tema de la charla, durante la semana que pasó, Rosell recibió al embajador israelí en España, el doctor Raphael Schutz, y no es de extrañar que haya habido algún tipo de planteo sobre este tema.
Al mismo tiempo que el Barcelona anunciaba este acuerdo con la Qatar Foundation, el Málaga hacía lo propio con el anuncio del traspaso de la sociedad de la familia Sanz al jeque Abdullah Nasser Al Thani, hijo del ministro del Interior de Qatar y vicepresidente del grupo Nasser Bin Abdullah and Sons Company, que se dedica a la exportación de azulejos y mármoles, turismo y electrónica) y regente de la compañía nacional de automóviles con exclusividad en marcas como Hyundai y Mazda, y por si fuera poco, con participaciones accionarias en el canal de TV Al Jazeera
.El Málaga se decidió a apostar muy fuerte de movida, y el gran puntapié inicial lo está dando en este mercado, con la llegada del venezolano Rondón, el brasileño Julio Baptista, el argentino Martín Demichelis o el fichaje para julio de Diego Buonanotte, en tanto que el entrenador es el ingeniero chileno Manuel Pellegrini, especialista en armar equipos con mucha paciencia, tal como lo hiciera por años en el Villarreal.
Durante la semana que pasó, para no ser menos, también el Racing de Santander anunció el traspaso de sus acciones, luego de largas conversaciones con el gobierno de Cantabria y el anterior presidente de la sociedad, Francisco Pernías, a Asham Ali Syed, un empresario indio residente en Bahrein y presidente de la Western Golf Advisory (WGA).
Ali Syed, en verdad, tenía el sueño de comprar el Blackburn Rovers, de la Premier League, por el que llegó a ofrecer 335 millones de euros, pero ante el rechazo, se decidió por el endeudado Racing, al que prometió pagar los 15 millones en rojo de la entidad, los 7 millones tomados en crédito y anunció otros 50 millones en fichajes.
Paralelamente, distintos medios informaron que en la misma semana, el Real Madrid recibió una suculenta oferta (200 millones de euros) para remodelar el estadio Santiago Bernabeu, por parte del jeque Ahmed Bin Saeed Al Maktoum, del grupo Emirates (ya presente en el Arsenal y el Milan), a cambio de que el gigante del Paseo de la Castellana pase a llamarse desde 2013 “Emirates Santiago Bernmabeu”, y que tendría en su interior un gran centro comercial, un hotel, y se lo techaría.
Pero no sólo tantos clubes españoles son “invadidos” por los euros del petróleo y el gas de los árabes, sino que también su poder parece extenderse a la televisión.
Por estos días circula un creciente rumor por el que el emir Hamad Bin Khalifa Al Thani compraría las acciones que el canal de televisión mexicano Televisa posee en la emisora española La Sexta, dueña de los derechos de transmisión de la liga española y de otras ligas europeas para el territorio hispánico.
Televisa posee el 40 por ciento de las acciones de La Sexta, cuyo máximo accionista, Mediapro, ya posee una oficina en Qatar, con noventa empleados trabajando en Doha, su capital. Fueron ellos los que cubrieron el pasado Mundial de Sudáfrica para el canal Al Jazeera y en diciembre de 2010 instalaron el International Broadcast Center de Al Jazeera Sports para los Asian Games.
Por si quedara alguna duda, Mediapro Middle East, la división asiática de la emisora, junto a Reem Inverstments, es la responsable de la primera liga oficial de fútbol amateur masculino y femenino en Abu Dhabi, Emiratos Arabes Unidos, que comenzó el pasado 10 de enero.
Por lo que parece, el fútbol español no sólo comienza a ser manejado por los árabes, sino que también ellos serán los encargados de manejar sus transmisiones televisivas.
¿Será finalmente el fútbol la puerta de entrada del mundo árabe en territorio español?

The sheiks invade the Spanish football (Yahoo)


It was always said that Spain has “the blood of the Moors and Jews” but all this remained in the popular feeling. The truth is that the Peninsula had a deep relationship, of love and hate, with the Arabian World and there were several centuries of dominion, to such a point that an integrate part of this group continues being called “Al-Andalús” considering that this territory belongs to them.
Not a long time ago, the city of Madrid suffered a tremendous attack of Al Qaeda in the railroad station of Atocha, on the 11th of March 2004, where hundreds of innocent people died that even modified the electoral panorama of that week with the unexpected triumph of the president in force, José Luis Rodríguez Zapatero.
However, all that cost so much to the Arabian World in Spain, now seems to simplify with the entrance through sports and specially the football. And everything, too quickly, in an accelerated manner, in few months.
Only few were surprised that in the election for the headquarters of the World Championship 2022, Spain voted, through the president of their Federation, Angel Villar, the candidature of Qatar, being that a contest in that country would be played at a temperature of about 45 degrees in full summer.
There have not passed too many months, and the Arabian World entered into the Spanish League through the great door of business.
The first step was given by the Barcelona, nothing less but the Champion of the league, when its president Sandro Rosell announced an agreement with Qatar Foundation, in the mid of waves of critics, for the change of 165 millions of Euros for five seasons, the professional team will use advertising on their vest, broking a tradition of over one century.
Up to now, the Barcelona was using only the UNICEF advertising, but as from the 1st of July 2011, with the beginning of the new season, the International organism should share the vest of the Catalonian club with said foundation, that according to different denunciation, every year grants a prize bearing the name of the Egyptian sheik Yusuf Al Qaradawi, who sustains that the Jews are “malignant” and that it is “necessary to go against the pregnant Jewish woman because they are enemies”.
On the other hand, the ex honorary president, coach and player of the Barcelona Johan Cruyff, absolutely opposed that the Barcelona breaks its tradition and use that kind of publicity in its vest, but nobody listened to him and not only this, since a few days ago, the team started to use the advertising of the Qatar Foundation in their training vests awaiting the arrival of the 1st of July and be able to extend this agreement for the days of the matches.
Though no concrete mention has been made regarding the conversation during the last week Rosell received the Israeli ambassador Raphael Schutz, and it is not strange that some kind consideration regarding this matter have been brought up.
At the same time that the Barcelona was announcing this agreement with the Qatar Foundation, the Málaga was announcing the transfer of the society of the family Sanz to the sheik Abdullah Nasser Al Thani, son of the Secretary of Interior of Qatar and vice-president of the group Nasser Bin Abdullah and Sons Company, that dedicates to the export of ceramic tiles and marmols, tourism and electronics, and the manager of the National company of cars with the exclusivity of the trademarks such as Hyundai and Mazda, and if that is not enough, with shares participation in the TV channel Al Jazeera
.The Málaga decided to bet a very strong movement and the initial kick is being given in this market with the arrival of the Venezuelan Rondón, the Brazilian Julio Baptista, and the Argentine Martín Demichelis or the registration for July of Diego Buonanotte, meanwhile the coach is the engineer Manuel Pellegrini, specialist to form teams with much patience as he did during years in the Villarreal.
During the passed week, not to be less, also the Racing of Santander announce the transference of their actions, after long conversations with the government of Cantabria and the former president of the society, Francisco Pernías, to Asham Ali Syed, an Indian executive, resident in Bahrein and president of the Western Golf Advisory (WGA).
Ali Syed, actually, had the dream to buy the Blackburn Rovers, of the Premier League, for which he offered 335 millions of Euros, but in front of the rejection, he decided for the indebted Racing, promising to pay the 15 millions in red of the entity, the 7 mullions taken in credit and announced another 50 millions in registrations.
At the same time, different media informed that in the same week, the Real Madrid received an important offer (200 millions of Euros) to redesign the stadium of Santiago Bernabeu, on behalf of the sheik Ahmed Bin Saeed Al Maktoum, of the Group of Emirates (already present in the Arsenal and the Milan), in change of the giant of the Paseo de la Castellana to be called as from the 2013 “Emirates Santiago Bernabeu”, and that would have in its interior a great commercial centre, a hotel and it would be roofed.
But not only so many clubs are “invaded” by the oil and gas Euros of the Arabians but also their power seems to extend to the television.
There is a rumour this days by which the emir Hamad Bin Khalifa Al Thani would buy the shares that the Mexican television channel Televisa possesses in the Spanish broadcast La Sexta, owner of transmission rights of the Spanish league and other European leagues for the Hispanic territory.
Televisa possesses the 40 percents of the shares of La Sexta, being its maximum shareholder, Mediapro, who already has an office in Qatar, with ninety workers in Doha, its capital. They were those who covered the last World Championship for the channel Al Jazeera and in December 2010 installed the International Broadcast Center of Al Jazeera Sports for the Asian Games.
If there is any doubt, Mediapro Middle East, the Asiatic division of the broadcast, together with Reem Inverstments, is the responsible of the first official league of the amateur men’s and women’s football in Abu Dhabi, Arabian United Emirates, that started the last January 10th.
As it seems, the Spanish football not only begins to be managed by the Arabs but also they will be those to manage their television transmission.
Finally will it be football the entrance door for the Arabian World in Spanish territory?

martes, 25 de enero de 2011

Los jeques se acercan al fútbol español (Jornada)



Cuando Asham Ali Syed, un empresario indio residente en Bahrein y presidente de la Western Golf Advisory (WGA) se acercó al presidente del Racing de Santander, Francisco Pernías, para hacerle una oferta con el objeto de quedarse con el paquete mayoritario del club, las miradas fueron de desconfianza. Y no faltaban razones.
Apenas siete años atrás, el Racing vivió momentos desopilantes cuando otro empresario ucraniano y ex atleta olímpico, Dimitri Piterman, se adjudicaba el paquete mayoritario de acciones, y al poco tiempo, pretendía dirigir los entrenamientos, sentarse al lado del entrenador en el banco durante los partidos, y se acreditaba como periodista para salir a la cancha a falta de un título habilitante. La experiencia duró muy poco porque casi nadie lo entendió, y se marchó al Alavés, al que ascendió a Primera para luego volver a bajar hasta que prefirió buscar otros horizontes.

sábado, 22 de enero de 2011

¿Y si ponen a Don Alfredo?


Por estos días, el Real Madrid se encuentra en una zona de turbulencia. Y si algún desprevenido lee esta frase y no sigue habitualmente el fútbol internacional, tal vez pueda pensar que el club blanco, de tanta tradición ganadora, atraviesa una época de crisis por los malos resultados. ¿Cómo explicar lo que le sucede al Real Madrid, sin decir, de movida, que su problema pasa por tan solo un equipo en el mundo, el único al que en este momento no puede superar? porque aunque parezca mentira, el único problema serio que hoy tiene todo el proyecto del Real Madrid, por el que ha gastado casi cuatroscientos millones de euros, es otro equipo de su misma liga española, el Barcelona, que no para de acaparar títulos individuales y colectivos, y cuyo proyecto pasa por un trabajo a largo aliento desde su cantera, y que va sumando hinchas y admiradores por donde quiera que sea conocido su juego.

martes, 18 de enero de 2011

Un empate del Real Madrid hace temblar la liga española (Jornada)



Pareció ridículo pero fue cierto. El brasileño Kaká, uno de esos fichajes neogalácticos del magnate y presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, que regresa al equipo tras casi un año parado por lesión, afirmó que “una derrota” no puede hundir a los suyos y que “hay que seguir luchando porque la liga no terminó”.
Lo que Kaká llama “derrota” fue un empate como visitante, aunque es verdad que contra el último de la tabla, el Almería, pero si lo situamos en el contexto de uno de los tres o cuatro equipos más poderosos del planeta, que ha gastado más de trescientos millones en fichajes al principio de la temporada, y que al terminar la primera rueda quedó a cuatro puntos (más casi un quinto, por la diferencia de goles entre ambos luego del 5-0 en el Camp Nou) del líder Barcelona, puede entenderse el disgusto del plantel blanco.

Para seguir leyendo el artículo, ir a mi web http://www.sergiolevinsky.com.ar/

lunes, 17 de enero de 2011

Algo deberá cambiar en la liga española (Yahoo)



Algo debe cambiar en la Liga Española. Al acercarse ya al final de la primera rueda, es decir, a la mitad del torneo, en la práctica sólo hay dos equipos, el Barcelona y el Real Madrid, con reales chances de salir campeones y que juegan un torneo aparte de los dieciocho restantes, lo cual quita buena parte del interés por el resto de los participantes y determina que los dos partidos entre ellos terminen siendo poco menos que una final en la que cuenta hasta la diferencia de goles.
Si se observa la tabla de posiciones hasta el fin de semana pasado, a dieciocho fechas jugadas, el Barcelona era el puntero con 49 puntos acumulados sobre 54, seguido por el Real Madrid, con 47, y ya el tercero, el Villarreal, cuenta con 36 puntos y el cuarto, el valencia, 34, lo que prácticamente ya los condiciona a tratar de mantener sus lugares para ingresar en la fase eliminatoria de la Champions y, con un poco de suerte, si alguno de los dos primeros de la Liga gana esta Copa de Europa, podrían tomar un lugar para clasificarse directamente a la máxima competencia continental.

Ni qué hablar del Espanyol, con 31 puntos, o del Atlético Madrid, Getafe y Mallorca, con 27, o del Athletic con 26, los que pueden acercarse al otro lote o ya pelear, definitivamente, por ingresar en la Europa League en la próxima temporada.
Pero el hecho de que en casi una rueda, el Barcelona sólo haya perdido cinco puntos (que pudieron ser menos si no hubiera sido por la tarde negra en el Camp Nou ante el humilde Hércules a principios del torneo), y el Real Madrid, siete, demuestra en toda su dimensión que por más poderosos que sean los dos equipos más grandes de España, si no se busca una mayor competitividad, terminará pareciéndose a otras competencias europeas como la liga escocesa (con el Rangers y el Celtic siempre arriba) o la uruguaya (con los tradicionales Peñarol y Nacional en los primeros puestos, aunque en los últimos años se les colaron Defensor y Danubio).
Por lo pronto, ya comenzaron las primeras voces de protesta de algunos dirigentes que conforman la Liga de Fútbol Profesional (LPF), que es la institución en la que se nuclean los clubes, para que cambie el mecanismo de distribución de los montos que llegan desde la televisión, que son los que terminan definiendo esta enorme diferencia que se establece entre el Barcelona, el Real Madrid y el resto.
Por ejemplo, el presidente del Sevilla, José María Del Nido, viene insistiendo (por ahora es apenas una idea) en que si todo sigue así, la mayoría de los clubes deberán conformar otra liga, distinta, o que se busque la forma de que Real Madrid y Barcelona compitan en una superliga europea, una vieja idea del premier italiano Silvio Berlusconi, tan estrechamente ligado a la televisión italiana y al mismo tiempo, al Milan.
Para muchos, la campaña actual del Villarreal, tomando en cuenta el poderío del Villarreal, tercero aunque lejos de los dos primeros, es casi la de un campeón porque para la mayoría, Barcelona y Real Madrid no pueden ser tomados como parámetro, y de hecho, es uno de los equipos que más les ha costado a los dos, si bien el peso de ambos terminó imponiéndose también al Submarino Amarillo, de excelente temporada bajo las órdenes de Juan Carlos Garrido.
Sin embargo, no se ha escuchado hablar sobre la falta de competitividad a los dirigentes del Villarreal, mientras que el presidente del Atlético Madrid, Enrique Cerezo, mantiene un largo silencio, seguramente por la anuencia de los dos grandes para que cambie de estadio en un futuro cercano, en acuerdo con la alcaldía de la ciudad, lo que significará dejar por fin el estadio Vicente Calderón (que será destruido para poder utilizar los terrenos cercanos al río manzanares en pos de la ecología) para mudarse a otro, lo que tal vez le signifique un ingreso tal (auspiciado por una conocida marca de cerveza local) que pueda irse equiparando con el Real Madrid y el Barcelona en un futuro.
Lo cierto es que el Real Madrid mismo puede correr riesgos si en esta temporada, el Barcelona llega a repetir su éxito en la Liga por tercera vez consecutiva, y ni qué decir si los catalanes ganan la Champions y se colocan 9-4 en el marcador histórico con los blancos y empiezan a acercarse, porque de nada comenzará a valer la fortuna que cada año invierte el presidente Florentino Pérez en nuevos fichajes, tratando de acortar la distancia que ya impuso el mejor equipo del mundo con su largo y silencioso trabajo en la cantera.
Si el Barcelona ganara por tercera vez seguida la Liga, además de extender la sequía del Real Madrid, colocaría a este equipo al borde del precipicio debido a que ya ni siquiera el hecho de contar con el galardonado entrenador portugués José Mourinho alcanzaría para llegar a alguno de los prometidos títulos, y la propia Liga ya ni siquiera sería como la escocesa sino ya, más parecida a lo que fue la francesa en los siete años seguidos del Olympique de Lyon, pesadilla que acaba de finalizar en la temporada pasada.
¿Soportaría una de las dos mejores ligas del mundo, como la española, que siempre gane el mismo equipo?, ¿qué pasaría con la venta de derechos de televisión a todo el mundo, las quinielas, las apuestas por internet o en las casas o la propia expectativa de los hinchas o socios a la hora de la compra de los abonos? ¿Tiene sentido un tornero en el que sólo dos equipos de veinte tienen posibilidades de salir campeones desde el inicio mismo?
Todo esto se irá desvelando en pocos meses, aunque todo siga quedando entre los mismos. Al menos, por ahora.

Something should change in the Spanish league (Yahoo)



Something should change in the Spanish League. coming near the final of the first half, namely, to the mid of the contest, actually there are only two teams, the Barcelona and the Real Madrid, with the real chances to turn out into champions and that play a separate contest besides the remaining eighteen, what takes out a good part of interest for the rest of the participants and determines that the two matches between them end being a little less than a final where there counts even the difference of goals.

Continue to reading in http://www.sergiolevinsky.com.ar/portal/index.php?option=com_content&view=article&id=100%3Asomething-should-change-in-the-spanish-league-yahoo&Itemid=73

martes, 11 de enero de 2011

Mejor futbolista del mundo, Olimpia de Plata en Argentina (Jornada)



Tal vez con un dejo de sorpresa para quienes esperaban un premio ligado a la producción colectiva y dentro de un panorama que mostró con claridad el absoluto dominio del Barcelona...


... el futbolista argentino Lionel Messi volvió a ser consagrado oficialmente por la FIFA como mejor jugador del mundo de 2010, galardón que consigue por segundo año consecutivo.

Sin dudas, en lo general, el premio “Balón de Oro-FIFA World Player”, que decidieron unificar la revista francesa France Football y el organismo rector del fútbol, tuvo como destinatario final al brillante juego que desde hace ya varias temporadas viene desplegando el Barcelona, y es por esta razón que la terna final estuvo compuesta por tres de sus principales jugadores, Messi, Xavi Hernández y Andrés Iniesta. Y por si esto fuera poco, el encargado de entregar el galardón fue nada menos que el propio entrenador, Josep Guardiola.

El gran interrogante estuvo centrado en cuál sería el motivo que primaría a la hora de elegir al mejor, entre todos los votantes. Pudo haber sido el oportunismo de un gol histórico y el notable juego de Iniesta, o la cintura mágica, la precisión en los pases, la visión de juego y hasta el hecho de haber sido, además del Barcelona, el eje de la propia selección española campeona del mundo en Sudáfrica, Xavi, pero terminó ganando la racionalidad por tratarse de un título individual y en este punto, no hay mayor genio que Messi.

El futbolista argentino, ya dos veces seguidas mejor del mundo de manera oficial, sigue siendo un rara avis. Para los propios compañeros del Barcelona, integrantes de la selección española, es por lejos el mejor, y lo mismo ocurre con la prensa internacional, pero no consigue terminar de cerrar en su propia tierra, donde es resistido por una parte de los seguidores del deporte más popular, y por otra ligada al consumo de los medios de comunicación, que fueron construyendo una imagen distante de su país y de cierta desidia en la compenetración por un objetivo colectivo cuando se trata justamente de todo lo contrario.

Para este cronista, que lo trata con asiduidad en la Liga española o en la selección argentina, ya es tradicional encontrarse con la queja de los periodistas catalanes, que lo conocen muy bien, por no entender qué ocurre en la Argentina con semejante monstruo del fútbol.

Para la reconocida periodista del diario deportivo catalán Mundo Deportivo de Barcelona, Cristina Cubero, Messi es “el más argentino de todos los jugadores nacidos en ese país que he conocido en treinta años de trabajo. Vive con la mente en la Argentina, consume comida argentina, TV argentina, chatea con argentinos y hasta conserva el acento de su país, pero allá creen que tiene mayor interés por Cataluña”.

En la gala de la presentación de su fundación, días pasados en Los Cardales, provincia de Buenos Aires, el dirigente del Barcelona Gabriel Masfurrol subió al escenario para reclamar un mayor apoyo al genio argentino, “que estoy seguro que regresará a su país cuando termine de jugar porque ama su tierra”.

Sin embargo, no sólo muchos lo contraponen a Diego Maradona, como si no jugaran en tiempos y en contextos distintos, sino que tienen caracteres diferentes y fueron criados en familias diferentes y con necesidades distintas.

Pero Messi no logra, como antes le ocurrió a otro gran campeón como Guillermo Vilas (que nunca pudo dirigir al equipo argentino de Copa Davis y jamás fue tenido en cuenta desde lo institucional cuando en el mundo del tenis todos se paran para aplaudirlo ante su sola presencia), ser profeta en su tierra y no ha conseguido, con lo que significa su representatividad de lo nacional en el mundo, ganar el Olimpia de Oro, el premio al mejor deportista nacional del año.

Por estos días, las primeras planas son para la rebeldía de Walter Erviti, quien quiere jugar en Boca, y por lo tanto se planta y no viaja a la pretemporada con Banfield, o para Ariel Ortega, echado por River con casi 37 años por sus conocidas adicciones.

Messi, lejos, como si fuera otra galaxia o hubiera nacido en Brooklyn, ocupa unos pocos párrafos, acaso una foto-epígrafe en la prensa nacional, cuando en el mundo entero se le rinde pleitesía por su genialidad, por su simpleza, por su humildad y por su ética en los campos de juego.

Sin embargo, de a poco, buena parte de los argentinos de a pie comienza a darse cuenta de que aquel discurso que les bajaron no tenía basamento y que Messi, genio aclamado en el mundo entero, es tan argentino como Piazzolla, Borges, Cortázar, Maradona, Fangio, el churrasco, o el mate. Y de pura cepa.

El año de España y del Barcelona (Yahoo)



Este lunes, más allá de que por fin se conozca el ganador al unificado premio FIFA Balón de Oro al mejor jugador del mundo de la temporada, de manera oficial, quedará plasmada la sensación de que 2010 fue, sin dudas, el mejor año de la historia del fútbol español porque el máximo crack, la mayoría de los integrantes del once ideal y el mejor entrenador, saldrá de su Liga.

Aún en medio de una crisis social que no se conocía en España desde antes de los años ochenta, con una desocupación del veinte por ciento y peligrando su situación en la zona euro, la Liga se ha mantenido siempre al margen y ha concitado el interés mundial, y se mantiene en la firme lucha con la Premier inglesa en la disputa por ser la mejor del mundo.

Pero si hay un equipo que ha dejado huella, como venimos insistiendo en nuestras columnas, ése es el Barcelona, debido a su espectacular juego que ha ido generando fanáticos en todo el mundo, y no es casual entonces que la terna para elegir al mejor jugador salga de tres integrantes de su plantel y los tres, formados en su cantera, lo cual acentúa su grandeza: Andrés Iniesta, Xavi Hernández y Lionel Messi. Los dos primeros, además, campeones del mundo en el primer título que obtiene España en esta condición, en el torneo de Sudáfrica.


Xavi, con su claridad habitual para declarar, la misma que tiene para jugar (no parece que esto sea una simple casualidad en quien tiene tanta visión de juego con el balón y maneja a un soberbio equipo con su cintura mágica y sus pases milimétricos), ha dicho en la semana que el premio que ahora unificaron la FIFA y la revista France Football “es para el Barcelona y ya eso me deja contento. Tenemos que festejar todos”.

Y es absolutamente cierto. Es la primera vez que tratándose de un premio individual, la sensación es que se privilegia lo colectivo del juego, el retorno a lo lúdico como prioridad sobre lo pragmático, y entonces, en algún punto es casi lo mismo quién resulte ganador, en un ambiente de tanta camaradería.

Tan es así, que cuando finalizó el Mundial y con la excitación de haber obtenido minutos antes la Copa en sus manos, Xavi declaraba en la conferencia de prensa que el mejor jugador del planeta es Messi, argentino, y que no había llegado a su misma situación, lo cual habla de la grandeza de espíritu del volante, mientras que en el momento del gol más importante de su vida, en la final contra Holanda, Iniesta se levantó la camiseta para mostrar otra que recordó a su colega y amigo fallecido, el defensor del Espanyol Dani Jarque.,

Los tres merecen el premio al mejor. Tal vez, en nuestra opinión, Xavi se encuentra algún escalón por encima de Iniesta por ser un jugador de todo el campo, el claro eje del mejor equipo del mundo y de la selección campeona del mundo, aunque Messi es superior a ambos por tratarse de la diferencia entre dos grandes cracks y un genio del fútbol, que va camino a quedarse en el olimpo de los más grandes de la historia.
Pero no termina allí el gran año de España porque la terna para elegir al mejor entrenador pasa por quien ha ocupado el banco como campoeón del mundo en Sudáfrica, Vicente Del Bosque, y los dos responsables de los equipos que dominan la Liga (aunque uno ha ejercido una notable superioridad sobre el otro en los últimos partidos): Josep Guardiola (Barcelona) y José Mourinho (Real Madrid).

En cuanto a Guardiola, ya nos hemos extendido mucho en nuestras columnas y sólo cabe reiterar nuestra admiración por mantener coherencia en cuanto a sus valores éticos y la defensa de un juego brillante que se sigue acentuando, mientras que cabe destacar que Mourinho se encuentra ternado más por su trabajo en el Inter, hasta la mitad de 2010, que por lo posterior, que aún siendo muy bueno, aún no alcanzó la cima como con los italianos.

Mourinho ganó con el Inter tanto la Liga como la Copa de Italia y la Champions League, con la misma solidez con que en el pasado ganó también con el Porto, o mantuvo en el liderazgo con continuidad al Chelsea, y ahora está logrando buenos resultados (al margen del trmendo 5-0 en contra ante el Barcelona) con el Real Madrid.

Finalmente, y aunque no tenga la misma trascendencia, cabe destacar que también Sudamérica votó al mejor jugador del 2010 en el continente, en la tradicional encuesta que lleva a cabo en diciembre el diario uruguayo “El País” con periodistas de todo el continente, y que recayó en manos del argentino Andrés D’alessandro, de muy buena actuación en el Inter de Porto Alegre, Brasil, especialmente en la Copa Libertadores.

De todos modos, creemos que en el continente hubo varios jugadores al mismo nivel, entre otros, su propio compatriota Darío Conca, gran figura del Fluminense campeón de Brasil, o, si bien Diego Forlán aparece como el mejor jugador tomando en cuenta el mundo entero.

Forlán ha hecho un gran Mundial en Sudáfrica, en el que fue votado como el mejor jugador, mientras que con el Atlético Madrid, obtuvo la Supercopa de Europa y la Europa League en la misma temporada, cuando los rojiblancos no ganaban un torneo desde 1996.

The year of Spain and Barcelona (Yahoo)



This Monday, moreover that finally will be known, officially, the winner of the unified prize FIFA Golden Balloon as the best player in the world of the season, there will remain a sensation that 2010 was, without any doubt, the best year in the history of Spanish football because the maximum crack, the majority of integrates of ideal eleven and the best coach will come out from its League.

Even in the middle of a social crisis that has not been known in Spain since the eighties, with an unemployment of twenty percent and being in danger its situation in Euro zone, the League has always maintained out of these problems and generated world interest and is firm in the battle with the English Premier disputing to be the best in the world.

But if there is a team that has left a track, as we insist in our columns, it is the Barcelona, due to its spectacular game that generated fans all over the world, and it is not casual then, that the list to chose the best player comes from the three integrates of its group, formed in its quarry, what stresses its grandeur: Andrés Iniesta, Xavi Hernández and Lionel Messi. The two first, besides, world champions in the first trophy that Spain obtains in this condition, in the South African contest.


Xavi, with his habitual clarity to declare, same as he has to play (it does not seem to be a mere causality in someone that has such a vision in the game with the ball and manages a wonderful team with his magical waist and his millimetric touches), he said this week that the prize that now will unify the FIFA and the magazine France Football “is for the Barcelona and already this puts me glad. We have, all of us, to celebrate”.

And it is absolutely true. It is the first time that concerning an individual prize, the sensation is that the collective game is privileged, the return to the game as priority over the pragmatic, is therefore, in some point the same who will be the winner, in an environment of such comradeship.

So it is, that when the World Championship finished and with the excitation of having obtained some minutes before the Cup in their hands, Xavi declared in press conference that the best player of the planet is Messi, Argentine, and that he did not get to his same, what speaks of the grandeur of the midfielder spirit, meanwhile that in the moment of the goal most important in his life, in the final vs Holland, Iniesta raised his vest thus to show that he recalled his comrade and friend, the dead defender of the Espanyol Dani Jarque.

The three deserve the best prize. Perhaps, in our opinion, Xavi is on some step above Iniesta being a player of the whole field, the clear axis of the best team of the world and of the world champion group, though Messi is superior over both as it concerns the difference between big cracks and a genius of the football, that goes towards remaining in the Olympus as the greatest in the history
.
But he great year of Spain does not finish there because the list to elect the best coach of the year goes through the one who occupied the bench as Champion of the World in South Africa, Vicente Del Bosque, and the two responsible of the teams that govern the League (though one of them exercised a notable superiority over the other in the last matches): Josep Guardiola (Barcelona) and José Mourinho (Real Madrid).

As to Guardiola, we have already extended a lot in our columns and there is left only to reiterate our admiration to maintain the coherence as to his ethical values and the defence of a brilliant game that is accentuating, meanwhile it is necessary to stress that Mourinho is on the list more for his job in the Inter up to the mid 2010, than for what came afterwards, though being it very good, still did not reach the summit as with the Italians.

Mourinho won with the Inter the League as well as the Cup of Italy and the Champions League, with the same solidity as he did last year with the Porto, or maintained the leadership with continuity in the Chelsea, and now is obtaining good results (discounting the terrible 5-0 vs against the Barcelona) with the Real Madrid.

Finally, and though it has not the same transcendence, it should be mentioned that also South America voted the best player 2010 in the Continent, in the traditional survey appeared in December in the Uruguayan newspaper “El País” with reporters of the whole Continent and it dropped on the hands of the Argentinean player, Andres D´alessandro, of a very good performance in the Inter of Porto Alegre, Brazil, specially in the Copa Libertadores.

At any rate, we think that in the Continent there were several players at the same level, among others, his own countryman Darío Conca, great figure of the Fluminense Champion of Brazil, or, though Diego Forlán appears as the best player taking into account the whole world.

Forlán performed a great World Championship in South Africa, where he was voted as the best player, meanwhile with the Atlético Madrid, he obtained the Supercup of Europe and the European League in the same season, when the redwhites had not won a contest since 1996.

jueves, 6 de enero de 2011

Messi, Maradona, prejuicios y comparaciones (Jornada)



¿Es posible comparar a dos jugadores que aunque sean considerados genios del fútbol, actuaron en distintas épocas, con distintos sistemas de marcaje, distintas culturas, distintas tecnologías, distintas velocidades, distintos sistemas tácticos, distintos compañeros, distintos directores técnicos y hasta distintos contextos deportivos, históricos y hasta políticos? Todo indica que la eterna comparación futbolera entre cracks, y ni qué hablar entre supercracks, suele basarse en el marketing o bien en la necesidad de tomar partido por unos o por otros de acuerdo a la simpatía o antipatía que nos generan, y no existe más parámetro que la propia subjetividad para determinar, si cabe, quién es mejor que quién.

Si el presidente de la AFA, Julio Grondona, puede manifestar que Lionel Messi “es el mejor diez de la historia del fútbol argentino”, sabe que haciéndolo, no sólo despertará la fiera que hay en Diego Maradona para una segura respuesta en este enfrentamiento que vienen manteniendo desde que terminó el Mundial de Sudáfrica, sino que, aún más exagerado, lo hará con el “mundo Maradona”, que es mucho más amplio, y que jamás vio un solo defecto en el otrora excelso jugador, pero que hoy fracasó como entrenador y que con Messi, a quien dirigió recientemente en la selección argentina, mantiene una relación muy particular, por el mismísimo hecho de que por primera vez apareciera un jugador con quien, al menos, es comparado.

Más de una vez, en estas columnas, nos referimos al particular hecho sociológico por el cual los argentinos siempre miraron de reojo a aquel que ha tenido éxito en los lugares sagrados, en el Primer Mundo, en aquel sitio de nuestros sueños imposibles. No es casual que Ástor Piazzolla haya sido resistido, como lo fue, por el ambiente del tango, ni que José de San Martín, Ernesto Guevara, Julio Cortázar, Jorge Luis Borges o Carlos Gardel hayan muerto en el exterior. Como tampoco que para tantos, incluso algunos de ellos ilustres, y con lo que significa para el actual mundo del fútbol, Messi sea visto en la Argentina con unos lentes que lo achican de una manera llamativa cuando sus gigantografías podían contemplarse ya en la misma Alemania en el Mundial 2006, cuando apenas si contaba con diecinueve años. Y no es solo por marketing sino al contrario: es el marketing, en estos tiempos, el que se basa en los cracks en serio para bajar al consumidor el factor aspiracional.

Es comprensible la incredulidad del chico, y de su entorno, cuando llega a la Argentina y aparecen los reclamos de un mejor funcionamiento individual con la camiseta argentina sin tomar en cuenta qué equipo lo rodea, o a qué se juega en el fútbol local o qué tipo de ética es la que predomina en los cínicos campeonatos locales en los que dos tiros desde treinta metros al arco rival significan haber practicado un fútbol poco menos que excelso. Para dar un ejemplo de lo que es Messi hoy, en el mundo, además de haberlo conseguido todo como jugador con la camiseta del Barcelona, individual y colectivamente y haber brindado los espectáculos más notables de los últimos tiempos, su compañero Xavi Hernández, símbolo del Barcelona todopoderoso de esta época y de uno de los mejores equipos de la historia (para la mayoría de los analistas con la excepción, como siempre, de algunos argentinos), afirmó que el rosarino es “el mejor jugador del mundo” en la conferencia de prensa posterior a ganar nada menos que la Copa del Mundo. Es decir que con una base de ocho jugadores del Barcelona, y ganando un Mundial, en el momento de mayor éxtasis, de mayor euforia, los propios jugadores del equipo catalán dicen que el mejor es… un argentino, que sin embargo es resistido por un sector influyente de la prensa basado en dos temáticas: el creer que aceptando el genio de Messi, se opaca el de Maradona, como si no pudieran convivir ambos en el olimpo deportivo nacional, y el relacionar el brillante fútbol del Barcelona, que deleita la vista, que resulta una máquina de triturar rivales, que roza la perfección en cada una de sus líneas, con el fútbol contrario al resultadismo desde la falacia del “aburrimiento” que se contrapone al gran trabajo de los equipos locales argentinos, que juegan sin delanteros y que no patean al arco, basados en el milagro de conseguir títulos con escasos recursos.

Esos mismos análisis resultadistas, que ameritan tanto el fútbol argentino de los 0-0 “interesantes tácticamente”, no explican cómo, si es tan fácil lo del Barcelona, un jugador de los quilates de Javier Mascherano sigue sin adaptarse a su juego.

Podría decirse, desde el facilismo resultadista, que a la edad de Messi, Maradona no había conseguido ni la mitad de los títulos que hoy posee el crack rosarino, o que la conducta deportiva de este, intachable, lo mismo que en el campo de juego, en poco se parece a la de Diego, pero en todo caso, son meras anécdotas, parte del folclore de una comparación estéril.

Lo que más resalta este artículo es cómo la subjetividad interviene para colocarse de un lado o del otro según la conveniencia y si Maradona es “D10s” para tantos argentinos, y simboliza una de las escasas grandes alegrías de un pueblo en estas últimas décadas, que alguien aparezca en el Olimpo y ose desafiar su reinado para todos los tiempos, y además ese alguien es un argentino que triunfa en el mejor equipo del mundo, posiblemente merezca el mismo destierro que todos los que se atrevieron al peor de los males, a tener éxito en tierra ajena y soñada.

Entonces, sus méritos nunca serán suficientes. O no le gana a nadie importante (entendiéndose como “nadie” al Real Madrid de Mourinho, el Arsenal de Wenger, el Manchester United de Ferguson, el Bayern Munich de Van Gaal, o el celebérrimo Estudiantes de Sabella) o no luce con la camiseta argentina igual que en el Barcelona, sin analizar que acaso su entrenador, que no es otro que el mismo al que comparan con él y que no ha hecho méritos para estar allí, en ese banco, no haya sabido sacarle partido por su propia (y necesariamente disimulable) incapacidad.

Por todo esto es que Grondona, vivo como es, rápido de reflejos pese a su avanzada edad, sabe cuándo tiene que decir lo que dice. Sabe que sus palabras generarán revuelo y que el ambiente, dividido sin sentido en bandos de acuerdo a ideas fijas, cerradas, explotará en un verano caliente.

Divide y reinarás.

lunes, 3 de enero de 2011

El Barcelona y el Inter dejaron su huella en 2010 (Yahoo)



Como si fuera una ironía del fútbol, el 2010 se fue coronando como campeón del mundo al Inter italiano, que no lo conseguía desde 1965, y con un entrenador español como Rafa Benítez que poco tuvo que ver con la mayoría de los logros de este equipo en los últimos tiempos, y sin embargo su gran hacedor, el portugués José Mourinho, se encuentra sentado en el banco del Real Madrid, luego de aquellas dos míticas semifinales ante el Barcelona, cuando a mediados de año ganara la Champions League.
Es tan extraño el fútbol, que ni los resultados alcanzan muchas veces para coronar, en el consenso, al que oficialmente lo ha ganado todo. Porque poco se puede discutir, en números, a un equipo como el Inter que en este año que se fue, ganó la Liga italiana, la Copa de Italia, la Champions League europea y el Mundial de Clubes. Sin embargo, todos saben que el mejor es, por mucha distancia, el Barcelona.
Si bien el Inter resistió, dirigido por Mourinho, en el Camp Nou, la diferencia sacada en Milán en el partido de ida de semifinales (3-1) para caer sólo al final por 1-0, el Barcelona siempre ha dado muestras cabales de que su excelso juego por ahora no tiene posibilidad de ser comparado con ningún otro. Y la prueba más fuerte fue justamente a fines de año, por la Liga Española, ante su clásico rival, el Real Madrid, dirigido por el mismo Mourinho que lo había eliminado cinco meses antes en la Champions, con un glorioso 5-0 que pudo ser mayor, y que se recordará con el tiempo como un virtual manual de cómo se puede llegar a la perfección casi absoluta.
Es tal el predominio del Barcelona, que además de ganar dos ligas españolas consecutivas a un poderosísimo Real Madrid, y vapulearlo en los últimos cinco enfrentamientos, con cinco victorias consecutivas (con 16 goles a favor y sólo 2 en contra), este equipo aportó nada menos que nueve jugadores de los veintitrés que en julio ganaron por primera vez para España una Copa del Mundo en Sudáfrica.
Más de un medio ironizó con que fue el Barcelona el que ganó en verdad el Mundial y no España aunque no haya sido así y el seleccionado de Vicente Del Bosque tuvo muchos más recursos para ser el lógico vencedor de la máxima cita de cada cuatro años, pero es innegable que la base del juego, la filosofía del trato de la pelota, es la misma que la de los catalanes y que es a partir de allí cuando se edifica todo lo demás.
Es tan contundente lo del Barcelona que para la entrega del premio anual al mejor jugador del mundo del año, que se unificó entre el Balón de oro y el FIFA World Player, y que conoceremos en los próximos días, la terna está compuesta por tres jugadores de este equipo: Xavi Hernández, Andrés Iniesta y el argentino Lionel Messi.
Se sabe del talento y el genio de Messi, pero Hernández es, tal vez, el jugador con mayor visión de campo que se conozca en estos tiempos, y una enorme capacidad para girar en torno de sí mismo para poner pases exactos y punzantes, mientras que Iniesta, además de haber sido el autor del gol más importante del Mundial (el que definió el torneo, ante Holanda) viene siendo un jugador desequlibrante por su habilidad.
Es tal la primacía del Barcelona, en estos tiempos, que el propio capitán del Inter, Javier Zanetti, llegó a reconocer que los catalanes “son el mejor equipo del mundo” apenas después de ganar el Mundial de Clubes que oficialmente le daba ese lugar a su propio club, y cuando fue justamente el Inter el encargado de eliminar al Barcelon en semifinales.
De todos modos, es para destacar el gran trabajo de un brillante entrenador como Mourinho, quien imprime a sus equipos un estilo de juego vertical, sólido en lo defensivo, contundente en lo ofensivo, y con un mediocampo apenas de paso, como trámite hacia el gol o hacia evitarlo, sin términos medios. Todo lo contrario al de su colega Josep Guardiola, horizontal, sin problemas de tiempo ni de cantidad de pases hasta llegar al objetivo, pero que a su vez cumple con el requisito defensivo con el concepto de que teniendo la pelota, no la tiene el rival.
La lucha entre el Barcelona y el actual equipo de Mourinho, el Real Madrid, aún padeciendo el 5-0 del Camp Nou, aparece como durísima para lo que resta de la Liga Española y para la fase final de la Champions League, en la que los dos (cada uno a su manera) son candidatos a ganarla en esta temporada.
El tan esperado Mundial de Sudáfrica dejó sorpresas positivas y negativas. Entre las primeras, además del juego de España, y de la solidez de Holanda, permitió disfrutar de la renovación de Alemania, que con jugadores más dúctiles como Khedira, Özil o la aparición juvenil de Tomas Müller, entre otros, le ha dado una jerarquía que los germanos habían perdido, mientras que Uruguay, con tres atacantes de la talla de Cavani, Suárez y especialmente Forlán; y Paraguay, que ya había hecho una gran eliminatoria, llegaron lejos y mostraron una interesante evolución para acercarse a las potencias. Japón, apenas derrotado por penales ante Paraguay en octavos de final, también hizo notar que su apuesta de tantos años atrás comienza a dar frutos.
Por el contrario, este Mundial significó el fracaso de selecciones tradicionales como Francia (además, con escándalo) o Italia, que siendo el anterior campeón no pudo pasar de rueda en un grupo accesible, y un saldo negativo para un equipo argentino que con grandes figuras (especialmente Messi), fue de mayor a menor, también para Brasil, especialmente en esos inexplicables minutos ante Holanda en cuartos, que le hicieron perder todo, y Portugal, que nunca salió de la tibieza pese a sus muy buenos jugadores (entre ellos, Cristiano Ronaldo). También queda un saldo triste para el continente africano, que siendo local por primera vez, y con seis represntantes, sólo uno (Ghana) avanzó algo, pero fue eliminado en cuartos por Uruguay.
Una mención final para el Inter de Porto Alegre, Brasil, protagonista de los últimos certámenes sudamericanos y campeón de la Copa Libertadores, con la base en jugadores anteriormente vencedores como Tinga o Sobis, y refuerzos argentinos como Guiñazú y especialmente Andrés Dálessandro, elegido como mejor jugador del continente, aunque haya sorprendido en el Mundial de Clubes al ser eliminado en semifinales por el Mazembe del Congo.

sábado, 1 de enero de 2011

Uno de los goles más importantes de Messi, el de la solidaridad (Jornada)



Parece increíble pero los seiscientos invitados a la gala, aplaudieron como pocas veces cuando Gabriel Masfurrol, miembro de la Fundación FC Barcelona y dirigente del club, subió al escenario, convocado por los animadores Julián Weich y el periodista Quique Wolf, para recibir uno de los premios que se otorgaron a organizaciones no gubernamentales que son solidarias a través del deporte, y dijo a los presentes, entre los que tuvo el privilegio de estar este cronista: “Lionel Messi, además de ser una gran persona, es el jugador más argentino de todos los que han jugado en el Barcelona y estoy seguro de que algún día regresará a su país, porque lo ama. Cuídenlo mucho porque tienen una joya y en unos años comprobarán que será el mejor jugador de todos los tiempos”.



Aunque cada vez menos, porque los hechos van imponiéndose con la fuerza del talento incomparable de este muchacho de veintitrés años que ya muestra, a veces, una incipiente barba, y que se veía muy feliz y elegante, en la gala de la Fundación que se lleva su nombre, hay quienes aún lo discuten, mayoritariamente (y esto es lo más paradójico) en su país.

Y el mismo Messi, que no necesita publicidad alguna, sin embargo, junto a su familia, decidió organizar una gala en la que dio a conocer la Fundación Leo Messi, de tres años de existencia, en una amena velada que contó con la presencia de personalidades del fútbol (como el entrenador de la selección argentina, Sergio Batista, Carlos Bianchi, José Pekerman, el presidente de Argentinos Juniors Luis Segura), del espectáculo y de los medios de comunicación, y que también fue utilizada para premiar a organizaciones como Unicef (de la que el crack del Barcelona es embajador global), o las que pilotean Emanuel Ginóbili, Agustín Pichot, Ignacio Corletto, Paola Suárez y Javier Zanetti.

Es, sin dudas un Messi distinto, un Messi ya más maduro, cada vez más lejos de aquel chico tímido que asomaba en la primera del Barcelona con frases cortas, declaraciones de ocasión. Este ya es un Messi que se sabe reconocido universalmente y que asentía con su cabeza para las tres pantallas gigantes del hermoso hotel Sofitel en Los Cardales, en la zona intermedia entre Buenos Aires y Rosario, cuando la representante de Unicef subió al escenario y le dijo que con su cargo de embajador global está en condiciones de instar a los gobiernos a que trabajen más y mejor por la niñez. Este Messi ya pide micrófono, como cuando luego de saludar a todos los presentes, volvió a solicitárselo a Weich para reafirmar su compromiso con la lucha por el bienestar de tanta gente, como cuando viajó a Haití para preocuparse por los niños de ese país luego del desolador terremoto, o como en la construcción de un centro XICS Añatuya, en Santiago del Estero, o el Parque del Mercado en Rosario.

Nos decía en la recepción un miembro de la Fundación Ginóbili que la esposa de Emanuel, que colabora con la entidad, llora cada semana por no poder ayudar a la totalidad de los que cada día envían cerca de tres mil correos pidiendo algún tipo de apoyo, algo que seguramente le ocurre a Messi. Evidentemente, aun con todo lo que ingresan por ser superestrellas, estos deportistas realizan tareas de solidaridad que deberían estar en la órbita del Estado, que sigue estando lejos de la solución, por haber estado tantos años ausente de su responsabilidad.

Vale la pena ver a este Messi sonriente, en una gala en la que extrañamente Diego Maradona estuvo ausente, sin que nadie haya aclarado el motivo, aunque sí hubo tiempo para que un imitador del cantante Chayanne levantara a todo el público con su humor y dijera en un momento que “el problema es que a los treinta años te ponés el tapado de piel blanco, y a los cincuenta te ofrecen la selección argentina, y no sabés qué hacer”, cuando apuntando a Messi a la primera fila, le recomendaba, entre las risas de los presentes, “más toque y menos playstation”.

Messi ríe, sabiendo que otros momentos se acercan. Distintos, más cercanos a su ilusión, y trasunta entender que acaso sus mejores tiempos en la Argentina están por llegar. Seguro que con la inmensa tarea de su fundación, ayuda mucho a que esta idea sea real.