Páginas vistas en total

Google+ Followers

martes, 21 de septiembre de 2010

El tobillo de Messi, la novia de Casillas y el ego de Ronaldo (Jornada)



El parte del doctor Ricard Pruna parece pomposo, luego de los exámenes realizados a Lionel Messi en el Hospital de Barcelona: esguince de ligamentolateral interno y externo del tobillo derecho. Todo eso significa que el argentino, por lejos ya hoy considerado mejor jugador del mundo, no podrá formar parte de su equipo, el Fútbol Club Barcelona (actual campeón mundial) hasta dentro de diez o quince díasm, aunque la idea de su entrenador Josep Guardiola, es que retorne ante el Rubín Kazán ruso el miércoles 29 por la segunda fecha de la Champions League, quedándose afuera de los dos partidos ligueros, el de mañana ante el Sporting Gijón en el Camp Nou, y el del fin de semana próximo ante el Athletic de Bilbao en la Catedral de San Mamés.
Nunca un tobillo fue tan popular, y ayuda entonces a acentuar el glamour de una liga española en la que se debate poco sobre fútbol y más de lo que tira el anecdotario. Entonces, no hay mejor que buscar un malvado en esta película que recae en el defensor checo del Atlético Madrid, Tomas Ujfalusi, quien pese a que parece que fue a la pelota, alcanzó a tocar justo a Messi para provocarle la lesión a uy pocos minutos del final del partido que el Barcelona le ganó al “Aleti” por 2-1 en el estadio Vicente Calderón de Madrid. De nada sirvió que el checo, expulsaado con tarjeta roja directa, utilizara el lunes el teléfono celular de un amigo de Messi como su compañero de equipo Sergio “Kun” Agüero, para enviarle un sms pidiéndole disculpas y que a su vez tomara el micrófono luego del primer entrenamiento semanal en Cerro del Espino para el mismo fin con el periodismo. En Madrid, donde manda el Real, los propios medios tuvieron que saltar a defender al argentino porque se la habían pasado criticando a los árbitros por no proteger a Cristiano Ronaldo, por lo que no les quedaba mucha alternativa, pero en Cataluña, los medios encontraron, como cereza del postre, que justo un año atrás, el 19 de setiembre de 2009 pero en el Camp Nou, cuando también por la liga pasada el Barcelona goleaba al Atlético 5-1 (con dos goles de Messi), “La Pulga” había sufrido otra dura falta de Ujfalusi, que se cansaron de repetir en video por la web. Ya David Villa, goleador de la selección española y nuevo compañero de Messi en el Barça, había manifestado que la falta de Ujfalusi “me da repeluz”, y para no ser menos, desde su habitual columna en el diario catalán “El Periódico”, Johan Cruyff soltó que la lesión de Messi es consecuencia de no haber cerrado antes el partido por partye de un Barcelona con un plantel demasiado corto como `para encarar la temporada, y que si no cambia a tiempo, “va a sufrir” ante los blancos de Mourinho.
A propósito del entrenador portugués, que acaba de cumplir una década como entrenador, colocándose como acaso el mejor del planeta, o a lo sumo en el máximo escalón junto a Alex Fergusson y Carlos Bianchi, su llegada a España no pudo tener más glamour. Tanto, que las cámaras toman mucho más su imagen que la de cualquoier jugador durante los partidos, y él se lo ha tomado en serio, con gestos, rabietas y cualquier tipo de expresión mediática que genere más puntos de rating. Al menos, fue coherente y no aceptó el dislate que le proponía la desesperada Federación Portuguesa para hacerse cargo, por dos partidos, de la selección de su país ante la crisis que vive en un pésimo inicio de eliminatorias para la Eurocopa 2012, que costó la destitución de su compatriota Carlos Queiroz, también ex entrenador del Real Madrid. “Iría gratis a la selección, pero no en este momento”, dijo un Mourinho que no puede parar de declarar, ante tanto micrófono ávido de sus palabras.
Para no ser menos, en los medios siguen pendientes de cada intervención de la bella joven periodista de Telecinco, Sara Carbonero, la misma que se hizo popular por el beso de su novio, el arquero del Real Madrid Iker Casillas, luego de ganar el Mundial de Sudáfrica. Ahora, la Carbonero afirmó que Cristiano Ronaldo (criticado hoy desde todos los ángulos por rematar al arco casi siempre sin pasar el balón a sus compañeros) “siempre fue egoísta, y lo sabían de antes los dirigentes del Real Madrid”. El problema de Sara es que cuesta creerle, desde que se sabe de su relación con Casillas, que sus palabras o sus pensamientos son sólo suyos. Y hasta mejor que no lo fueran, según la mirada de muchos medios, como para agregarle salsa a una liga con más glamour que táctica, con más circo que competencia real, con sólo dos equipos con chances claras de ganar un campeonato, el Real Madrid y el Barcelona.

No hay comentarios: