Páginas vistas en total

Google+ Followers

miércoles, 8 de febrero de 2012

La reivindicación de Marcelo Bielsa (Jornada)


En 1984, el Athletic de Bilbao atravesaba un gran momento, dirigido por el siempre polémico Javier Clemente, y le arrebataba al Barcelona de César Menotti y Diego Maradona una Copa del Rey en una violenta final en el estadio Santiago Bernabeu que terminó en una batalla campal, con Juan Carlos I observando todo desde el palco de Honor.
Eran otros tiempos, en los que el Athletic era considerado un equipo de garra, corazón, y sentimiento vasco. Tanto, que Andoni Goikoetxea, quien quebró a Maradona hasta dejarlo varios meses fuera de las canchas, conserva aún el botín de la agresión como orgullosa pieza de museo.

No hay comentarios: