Páginas vistas en total

Google+ Followers

lunes, 5 de mayo de 2014

Madrid, capital del fútbol mundial (Yahoo)



Todos los caminos conducen a Madrid. Todos los focos del fútbol mundial apuntan a la capital de España luego de una semana impactante, en la que sus dos equipos, el Real Madrid y el Atlético Madrid, obtuvieron resonantes victorias a domicilio nada menos que ante el Bayern Munich de Josep Guardiola y el Chelsea de José Mourinho.
Real Madrid y Atlético Madrid, con estilos completamente diferentes, volverán a enfrentarse, ahora en la final de la Champions League, el próximo 24 de mayo en el Estadio Da Luz de Lisboa, en lo que promete ser una gran definición, luego de varios partidos de resultados cambiantes en los últimos tiempos.

Si el Atlético pudo ganarle al Real Madrid la final de la Copa del Rey 2013 en el mismísimo Santiago Bernabeu, y al poco tiempo, fuera de casa, por la Liga, el Real Madrid pudo eliminarlo de la actual competición, que luego le ganaría al Barcelona en la final de Mestalla, cuando se encontraron en los dos partidos de semifinales, en tanto que empataron también por la actual Liga en el Vicente Calderón y eso es lo que podría determinar el primer título de los “Colchoneros”  desde la temporada 1995/96 con Diego Simeone, en aquel entonces como jugador.

El mismo Simeone, ahora, aparece como un entrenador exitoso, modelo para seguir por muchos otros colegas  de todo el mundo, a partir de haber logrado algo notable, como equipararse a dos clubes con muchísimo más presupuesto y cracks como Real Madrid y Barcelona y no sólo eso, sino también conseguir superarlos, tanto en los enfrentamientos directos como en la posibilidad de alcanzar títulos en competencia contra ellos mismos.

No hay que quitar mérito tampoco a este Real Madrid, que desde la llegada del italiano Carlo Ancelotti como entrenador, ha dado pasos importantes hacia un juego más ofensivo, de búsqueda permanente del gol, con un intento de mayor posesión de pelota y de mejor uso de sus grandes cracks como Cristiano Ronaldo o Gareth Bale.
Por las semifinales de la Champions League, el Real Madrid pudo conseguir en Munich una histórica goleada ante un muy poderoso Bayern, con el agregado de que en el banquillo de los alemanes se encontraba un gran adversario blanco como Josep Guardiola.

Es cierto que el Real Madrid pudo aprovechar algunos errores tácticos del Bayern como no rematar las larguísimas jugadas de pases entre sus jugadores, algo que le viene criticando un histórico del club como Franz Beckenbauer, o cierta relajación en el equipo que se percibió desde que hace semanas ganara con demasiada comodidad la Bundesliga, lo que le pudo haber quitado una dosis de competitividad.

Pero eso no significa que sea fácil asestarle al Bayern una goleada como la del 0-4 de la pasada semana, tras haberle ganado 1-0 en Madrid. Y además, los blancos ya le habían ganado bien al Barcelona la final de la Copa del Rey en Valencia y aún tienen chances de conseguir el triplete cuando la temporada toca a su fin.

Por el lado del Atlético, el gol de Adrián, un jugador que no estaba en los cálculos para que siquiera comenzara el partido en Londres ante el Chelsea, cambió el transcurso de la serie tras el buen empate que habían conseguido los “blues” en el Vicente Calderón, aparcando el autobús en campo propio y mandando al sacrificio a uno de los ídolos de la afición rojiblanca, Fernando Torres.

Estilo de Mourinho al fin, se esperaba una estrategia parecida por parte de Simeone en Stamford Bridge para la vuelta, pero el gol inicial de los locales generó un cambio de actitud de los “colchoneros”, y el gol del empate de Adrián llegó en el momento justo, cuando se terminaba la primera parte.

En la segunda, el Chelsea se encontró con una situación poco habitual: tener que llevar el partido a remolque, algo que, evidentemente, no sabe hacer. El Atlético, entonces, consiguió ampliar el marcador y ya luego, llevar el partido a su absoluta voluntad.
Cuando Real Madrid y Atlético Madrid se enfrenten en Lisboa ya sabrán el desenlace de la Liga Española, que también los tiene de protagonistas y con mayores chances para los de Simeone que para los de Ancelotti, aunque aún con el Barcelona en el medio, porque de acuerdo con algunas variables, todavía podría ser campeón, aunque desde lo anímico eso no parece posible.

El Real Madrid, luego de empatar contra el Valencia tras perderse muchos goles y erigir en figura al muy buen arquero Diego Alves, cedió buenas chances de ganar el título tras una inesperada derrota del Atlético ante Levante.

¿Cuál de los dos se impondrá? ¿Habrá reparto de títulos? ¿Habrá festejos en Las Cibeles y en la Fuente de Neptuno?  Pocas veces en los últimos cuarenta años, los dos equipos de Madrid tuvieron tanto protagonismo, cada uno con su estilo, como para acaparar las miradas del mundo entero.

Acaso el Atlético tiene un equipo más sólido, que trabaja como nadie las jugadas a balón parado, que recurre a una plantilla más corta y con muchos movimientos mecanizados y con una notable actitud para buscar un resultado, mientras que el Real Madrid cuenta con algunos cracks inigualables, desde Cristiano Ronaldo o Bale en el ataque, Luka Modric o Xabi Alonso y su precisión en el medio, dos zagueros centrales que hoy componen la mejor defensa del mundo, como Pepe y Sergio Ramos, y dos arqueros de categoría como Iker Casillas y Diego López.

Cada uno con lo suyo, el Real Madrid y el Atlético Madrid han llegado a estas definiciones por mérito propio y hoy Madrid es la capital mundial del fútbol.



No hay comentarios: