Páginas vistas en total

Google+ Followers

lunes, 23 de agosto de 2010

Inter de Porto Alegre, otra vez en la cima de América (Yahoo)


Con varios refuerzos de gran relevancia, entre ellos tres jugadores argentinos, el Inter de Porto Alegre ha conseguido consagrarse campeón de la prestigiosa Copa Libertadores de América, al vencer en una intensa final a doble partido a las Chivas de México y de esta manera, este club brasileño ha ganado el derecho de representar al continente sudamericano en el próximo Mundial de Clubes de Emiratos Arabes en diciembre.


Coincidiendo con el nombre del ganador de la Champions League europea, el Inter de Italia, el Inter de Porto Alegre no reúne las clásicas características del juego brasileño y es más, su propia comisión directiva está compuesta por varios dirigentes que son hinchas de la selección argentina en los grandes torneos, porque desde siempre la región “Gaúcha” del sur brasileño se identificó más con los países vecinos (Argentina y Uruguay) que con el propio Brasil, un continente dentro de un enorme país.


Inter ya había ganado la Copa Libertadores no hace tanto tiempo, en 2006, cuando sorprendió en el Mundial de Clubes en Japón al imponerse nada menos que al Barcelona de Frank Rikjaard que contaba en sus filas con un jugador formado en “filas enemigas”, el Gremio de la misma ciudad, Porto Alegre.


Varios de esos jugadores, como los defensores Indio o Bolívar, el volante Tinga, o el retornado delantero Rafael Sobís, aunque también con el agregado de grandes jugadores como Giuliano (delantero), Fabio Eller (defensor), y los volantes Kleber, Sandro (transferido al Tottenham) y Alecsandro (que jugará en el Sporting Lisboa), junto al arquero Renán (regresado de la liga española) han sido claves en la obtención de este título.


También los argentinos han aportado su cuota desde la veteranía y la buena estrella de Roberto Abbondanzieri, -múltiple acaparador de títulos locales e internacionales con Boca Juniors y que, al no ser tenido en cuenta en el club argentino, rápidamente fue incorporado por el Inter, aunque terminó perdiendo el puesto ante Renán-, Andrés D’alessandro, que luego de jugar en el fútbol alemán, inglés y español luego de sus comienzos en River Plate, no sólo parece haber encontrado su lugar sino que ahora se perfila para ser convocado para su selección nacional, y el batallador volante Pablo Guiñazú, de gran desgaste físico en cada uno de los partidos.


Sport Club Internacional (así se llama con su nombre completo), ahora se propone ganar el “Brasileirao” (el torneo más fuerte de Brasil, en este momento en disputa) que no obtiene desde 1979, en tiempos de grandes cracks como Paulo Roberto Falcao, Batista, el chileno Elías Figueroa, el arquero Raúl o el delantero Mauro Sergio, antes de abordar el torneo Mundial de Clubes de diciembre.


No fue fácil el camino para el Inter en esta Copa, en la que debió sortear a dos duros equipos argentinos como Bánfield en octavos de final (perdió 3-1 en la ida y ganó 2-0 en el regreso), y Estudiantes, el anterior campeón (al que eliminó angustiosamente en el último minuto al anotar el 2-1 con el que perdió pero le alcanzó luego de haber vencido en Brasil 1-0 en la ida), otra vez con lo justo pudo pasar la semifinal al vencer al San Pablo por 1-0 luego de perder en la ida 2-1, y tampoco le resultó fácil la final ante las

Chivas de México, porque si bien venció 1-2 en Guadalajara, fue perdiendo casi todo el partido, y también se retiró perdiendo 0-1 en el primer tiempo en Brasil aunque luego ganó bien 3-2.


El Inter cierra una campaña con ocho triunfos, tres empates y tres derrotas, con diecinueve goles a favor y doce en contra, y con un cambio de entrenador en mitad de la disputa de la Copa, que debió postergar su fase final por la disputa del Mundial de Sudáfrica en el medio, ya que comenzó dirigiendo el uruguayo Jorge Fosatti (con quien Liga de Quito fue campeón de la Copa Libertadores en 2008) y terminó haciéndolo Celso Roth, brasileño.


La victoria del Inter también habla del enorme nivel de paridad que hay en este momento en el continente sudamericano, luego de años de preeminencia argentina, especialmente en los sesenta, setenta y en la primera década del siglo XXI, ya que desde 2004, se impusieron tres veces los brasileños, dos veces los argentinos, y una vez los colombianos y los ecuatorianos, en tanto que los uruguayos, ganadores en ocho oportunidades de este trofeo, llevan veintidós años sin conseguirlo desde que Nacional ganara la Copa de 1988.


Por el momento, Argentina sigue siendo el país con más títulos sudamericanos (22), si bien en esta oportunidad, no pudo colocar a ningún equipo entre los cuatro semifinalistas (dos brasileños, un mexicano y un chileno), Brasil se encuentra en la segunda colocación (14), Uruguay hace ya mucho que se ha quedado tercero (8). Luego, a mucha distancia, siguen Paraguay (3), Colombia (2) y Chile y Ecuador (1).


Otro de los aspectos interesantes de esta edición 51 de la historia de la Copa Libertadores (que comenzó a disputarse en 1960) es el protagonismo que han tomado ya en las competiciones sudamericanas los equipos mexicanos, que desde hace tiempo se mantienen en posiciones de lucha por conquistar el título, como en este caso las Chivas.


México, que participa de la Copa Libertadores con equipos invitados, porque oficialmente pertenece a la Confederación del Norte, Centro y Caribe de Fútbol (Concacaf) y a partir de la Copa de Oro puede llegar al Mundial de Clubes, no tiene chances de hacerlo por la vía de la Conmebol, pero ya ha dado muestras de su poderío, al punto que será nuevamente parte de la Copa América de selecciones en la edición de 2011 en Argentina, en la que también jugará Japón.

No hay comentarios: