Páginas vistas en total

Google+ Followers

martes, 11 de enero de 2011

El año de España y del Barcelona (Yahoo)



Este lunes, más allá de que por fin se conozca el ganador al unificado premio FIFA Balón de Oro al mejor jugador del mundo de la temporada, de manera oficial, quedará plasmada la sensación de que 2010 fue, sin dudas, el mejor año de la historia del fútbol español porque el máximo crack, la mayoría de los integrantes del once ideal y el mejor entrenador, saldrá de su Liga.

Aún en medio de una crisis social que no se conocía en España desde antes de los años ochenta, con una desocupación del veinte por ciento y peligrando su situación en la zona euro, la Liga se ha mantenido siempre al margen y ha concitado el interés mundial, y se mantiene en la firme lucha con la Premier inglesa en la disputa por ser la mejor del mundo.

Pero si hay un equipo que ha dejado huella, como venimos insistiendo en nuestras columnas, ése es el Barcelona, debido a su espectacular juego que ha ido generando fanáticos en todo el mundo, y no es casual entonces que la terna para elegir al mejor jugador salga de tres integrantes de su plantel y los tres, formados en su cantera, lo cual acentúa su grandeza: Andrés Iniesta, Xavi Hernández y Lionel Messi. Los dos primeros, además, campeones del mundo en el primer título que obtiene España en esta condición, en el torneo de Sudáfrica.


Xavi, con su claridad habitual para declarar, la misma que tiene para jugar (no parece que esto sea una simple casualidad en quien tiene tanta visión de juego con el balón y maneja a un soberbio equipo con su cintura mágica y sus pases milimétricos), ha dicho en la semana que el premio que ahora unificaron la FIFA y la revista France Football “es para el Barcelona y ya eso me deja contento. Tenemos que festejar todos”.

Y es absolutamente cierto. Es la primera vez que tratándose de un premio individual, la sensación es que se privilegia lo colectivo del juego, el retorno a lo lúdico como prioridad sobre lo pragmático, y entonces, en algún punto es casi lo mismo quién resulte ganador, en un ambiente de tanta camaradería.

Tan es así, que cuando finalizó el Mundial y con la excitación de haber obtenido minutos antes la Copa en sus manos, Xavi declaraba en la conferencia de prensa que el mejor jugador del planeta es Messi, argentino, y que no había llegado a su misma situación, lo cual habla de la grandeza de espíritu del volante, mientras que en el momento del gol más importante de su vida, en la final contra Holanda, Iniesta se levantó la camiseta para mostrar otra que recordó a su colega y amigo fallecido, el defensor del Espanyol Dani Jarque.,

Los tres merecen el premio al mejor. Tal vez, en nuestra opinión, Xavi se encuentra algún escalón por encima de Iniesta por ser un jugador de todo el campo, el claro eje del mejor equipo del mundo y de la selección campeona del mundo, aunque Messi es superior a ambos por tratarse de la diferencia entre dos grandes cracks y un genio del fútbol, que va camino a quedarse en el olimpo de los más grandes de la historia.
Pero no termina allí el gran año de España porque la terna para elegir al mejor entrenador pasa por quien ha ocupado el banco como campoeón del mundo en Sudáfrica, Vicente Del Bosque, y los dos responsables de los equipos que dominan la Liga (aunque uno ha ejercido una notable superioridad sobre el otro en los últimos partidos): Josep Guardiola (Barcelona) y José Mourinho (Real Madrid).

En cuanto a Guardiola, ya nos hemos extendido mucho en nuestras columnas y sólo cabe reiterar nuestra admiración por mantener coherencia en cuanto a sus valores éticos y la defensa de un juego brillante que se sigue acentuando, mientras que cabe destacar que Mourinho se encuentra ternado más por su trabajo en el Inter, hasta la mitad de 2010, que por lo posterior, que aún siendo muy bueno, aún no alcanzó la cima como con los italianos.

Mourinho ganó con el Inter tanto la Liga como la Copa de Italia y la Champions League, con la misma solidez con que en el pasado ganó también con el Porto, o mantuvo en el liderazgo con continuidad al Chelsea, y ahora está logrando buenos resultados (al margen del trmendo 5-0 en contra ante el Barcelona) con el Real Madrid.

Finalmente, y aunque no tenga la misma trascendencia, cabe destacar que también Sudamérica votó al mejor jugador del 2010 en el continente, en la tradicional encuesta que lleva a cabo en diciembre el diario uruguayo “El País” con periodistas de todo el continente, y que recayó en manos del argentino Andrés D’alessandro, de muy buena actuación en el Inter de Porto Alegre, Brasil, especialmente en la Copa Libertadores.

De todos modos, creemos que en el continente hubo varios jugadores al mismo nivel, entre otros, su propio compatriota Darío Conca, gran figura del Fluminense campeón de Brasil, o, si bien Diego Forlán aparece como el mejor jugador tomando en cuenta el mundo entero.

Forlán ha hecho un gran Mundial en Sudáfrica, en el que fue votado como el mejor jugador, mientras que con el Atlético Madrid, obtuvo la Supercopa de Europa y la Europa League en la misma temporada, cuando los rojiblancos no ganaban un torneo desde 1996.

No hay comentarios: