Páginas vistas en total

Google+ Followers

martes, 29 de noviembre de 2011

El clásico pone en riesgo lo que queda de Liga


Pese a que este fin de semana tuvo al derbi de Madrid como principal atracción, nadie puede negar que, más que nunca, el resultado estaba puesto en el Santiago Bernabeu. Lo diferente pasó también por Madrid, pero no por la capital sino por Getafe, donde el local dio las campanadas al vencer al Barcelona y quitarle el invicto de la temporada.
De esta forma, el Barcelona no sólo queda ahora a seis puntos del Real Madrid, algo impensado al inicio de la temporada y aún más, con los primeros resultados de los catalanes en la misma, sino que ahora se plantea todo lo contrario al principio y es que aunque el clásico del sábado 10 se jugará en el Santiago Bernabeu, la mayor responsabilidad pasará por los azulgrana.
Es que si el Barcelona pierde ese partido, aunque más no sea por un gol, si bien deja abierta la posibilidad del average entre los dos para la revancha sobre el final de la Liga en el Camp Nou, el mayor problema radicaría en la enorme distancia que ya los blancos le sacarían, porque nueve puntos es mucho en estas condiciones del Real Madrid, que cada vez más se parece a esos equipos invencibles que sabe armar el portugués José Mourinho cuando no se dedica a perder el tiempo buscando enemigos hasta debajo de la mesa.
El tema, sin embargo, va mucho más allá de los tres puntos. Salvo un cambio demasiado pronto de timón, el Barcelona no atraviesa su mejor momento de la temporada y bien lo dijo hace días, con sinceridad, el lateral brasileño Daniel Alves, cuando manifestó que “menos mal que los títulos no se ganan en noviembre”.
De local, en el Camp Nou, aparece más suelto, con campo a favor, pero cuando los rivales se le cierran, ya ha tenido demasiados tropiezos por detalles que ya no son meros detalles sino elementos para prestar cada vez más atención:
1) En muchos partidos ya, el Barcelona tiene más del setenta por ciento de posesión de pelota pero no concreta acorde a ese dominio. Es decir que se acrecienta esa idea de “fútbol-handbol” por el que todos se pasan la pelota pero entran poco al área adversaria para definir.
2) Es una innovación táctica la de jugar con un “falso nueve” pero siendo así, se requiere que los tres delanteros tengan capacidad de definición y precisión en sus pases.
3) Hay jugadores que no atraviesan su mejor momento pero siguen siendo respetados en su titularidad, como David Villa, cuya capacidad de gol es innegable, pero que no está encajando con este sistema. Tampoco Pedro está en su mejor momento, y el Barcelona está necesitando alguna variante más en ataque (se fueron Bojan y Jeffren, está lesionado Afellay y Alexis Sánchez viene de una lesión).
4) Hay algunos partidos, como el de Getafe, en los que parece que el Barcelona sobrara o se tomara un prolongado descanso pensando en otras metas y esto no es aconsejable en una lucha cuerpo a cuerpo ante un Real Madrid que no parece perdonar a ningún adversario, por modesto que sea.
Por todo esto, el clásico tiene ahora otra dimensión. Para el Barcelona, es fundamental para no tirar la Liga, seguir en carrera, y mostrarle los dientes a su gran adversario. Para el Real Madrid, acaso la gran oportunidad si no para sentenciar la Liga, para encarrilarla demasiado a su gusto y placer.
Así están las cosas a menos de dos semanas del primer gran encuentro de la temporada.

No hay comentarios: