Páginas vistas en total

Google+ Followers

martes, 14 de agosto de 2012

La era online


Poker online, blackjack online, tragaperras online y, por supuesto, apuestas online, parece que el apellido online es sinónimo de triunfo y de ingentes cantidades de dinero en los últimos tiempos. La manida globalización, el incontrolable ascenso de las nuevas tecnologías y el gusto de los humanos por poner en juego su dinero son píldoras explosivas que unidas han provocado que estemos viviendo una auténtica era online.



Hasta el fútbol ha caído en las redes del juego online y son muchos los equipos de medio mundo que están recibiendo unos ingresos realmente buenos para sus intereses de parte de varias páginas de juego online. Bwin y el Real Madrid, Betclic y la Juventus o bet-at-home y el Schalke 04 son nombres y conceptos que están intrínsecamente unidos en los últimos tiempos.
Y si ha habido un momento en el que los apostadores han visto el cielo abierto y han aprovechado para desplegar todas sus armas y su conocimiento a través de la red, ese ha sido la disputa de la Eurocopa de Polonia y Ucrania.
Dicen las estadísticas que durante la última competición continental, que terminó ganando España, se movieron más de 1.000 millones de euros en apuestas. Hay algunos ejemplos que dejan bien a las claras el tremendo poder que tiene esta actividad a través de la red.
Por ejemplo, la final disputada entre España e Italia movió aproximadamente 118 millones de euros. Porque se puede apostar casi a todo lo que ocurra alrededor de esa pelotita. Que España no encajará ningún gol de los transalpinos valía 3,5 euros.
Que David Silva fuera el que abriera el marcador se pagaba, ni más ni menos, que a 13 euros. Los que se la jugaron por esta opción deben estar dando saltos de alegría porque el canario adelantó a España en los primeros minutos de encuentro.
Cifras y cantidades que no parecen ser reales en un momento de penurias económicas como el que estamos viviendo. Ejemplos que dejan bien a las claras que hay algunos mercados a los que las fauces de la crisis no han llegado.
Apuestas, equipos y casas con las que se podría crear sin ningún tipo de problema un once inicial, sería algo así como la plantilla de las salas de juego y poker.

No hay comentarios: