Páginas vistas en total

Google+ Followers

domingo, 11 de abril de 2010

Las enseñanzas que deja el Barcelona (Jornada)



Mucho se ha escrito ya del superclásico español y no es para menos. Hoy por hoy, se trata del partido de fútbol más importante del mundo y como pocas veces, los antecedentes los igualaba por completo a sólo siete jornadas de terminar la liga.
Los dos llegaban con los mismos puntos y casi con la misma diferencia de gol, y demasiado lejos del resto, lo que le agregaba un tono dramático al partido. Más de medio campeonato se jugaba en noventa minutos, sumado a lo que volvía a significar un enfrentamiento entre Lionel Messi y Cristiano Ronaldo, y por si fuera poco, el significado de que las dos grandes marcas de indumentaria deportiva estuvieran frente a frente en las pantallas de todos los países del mundo.
Y pese a todo esto, hubo poco partido porque, reconocido por los propios derrotados del Real Madrid, desde su director deportivo, Jorge Valdano, hasta su entrenador, el chileno Manuel Pellegrini, y muchos de sus jugadores, hoy la diferencia de juego, del fútbol concreto que se plasma en un campo de juego en noventa minutos, es demasiado grande.
Este clásico ganado 0-2 por el Barcelona, con goles de Messi (con el que llega a cuarenta en la temporada) y Pedro, siempre por pases surgidos de la magia de Xavi Hernández, deja muchas enseñanzas para que el fútbol argentino entienda ciertos fundamentos, que ha ido perdiendo en el tiempo, selección nacional incluída.
Aún cuando se habla de la brillantez y de la solidez del triunfo en el Santiago Bernabeu, el Barcelona concretó un planteo defensivo. La maestría de Josep Guardiola, el joven entrenador azulgrana, que entendió que la falta del sueco Ibrahimovic, y que Iniesta no estaba para todo el partido, le hizo entender dos cosas: que debía retrasar las líneas, y que, esencialmente y pese a haber gastado más de trescientos millones de euros en fichajes, su rival del Real Madrid no es sino un equipo armado para el contragolpe, con la excepción de aquellos momentos en los que cuenta con el talento de Guti, quien no iba a ser titular. Es decir que retrasando las líneas y con un equipo corto y que no dejara espacios para los dos goleadores blancos, Cristiano Ronaldo e Higuaín, el Real Madrid se ahogaría, sumado a que se sabe de antemano que en posesión de pelota, nadie puede ganarle mucho porcentaje al Barcelona.
De esta forma, Guardiola planteó un partido con una defensa de cuatro jugadores con Puyol, Piqué, Gabriel Milito y Maxwell, y una línea de volantes con Alves, Keita, Busquets y un poco más adelantado Xavi, conectando con Messi y Pedro, pero todos muy juntos, lo que logró maniatar a los blancos, desesperados ante la falta de llegadas, algo habitual en ellos, especialmente en los contragolpes, que en este caso no encontraban oportunidad.
Para el segundo tiempo, Guardiola esperaba al Real Madrid con un cambio impensado: Alves pasó a su lugar habitual, como marcador de punta derecho, y Maxwell pasó a la mitad de la cancha y hasta Pedro se retrasó para volantear, quedando Messi como única punta, y tampoco muy adelantado.
Sin embargo, el Barcelona se impuso con autoridad y si la diferencia no fue mayor, es porque Iker Casillas es, acaso, el mejor arquero del mundo en este momento y privó a Messi de un nuevo hat trick, como suele ser su saludable costumbre.
¿Qué enseñanzas nos deja este Barcelona? Una de ellas, es que hay una forma estética de defenderse, que hace décadas que se perdió en la Argentina, con alguna excepción como cada tanto Estudiantes de La Plata: con la pelota en los pies. Con la posesión plena del balón se logra lo elemental: que no lo tenga el rival. Es decir, en fútbol el tema no es si retrasarse o no. Eso depende de qué jugadores se tengan, qué tenga el rival, y en qué contexto se juega. Pero si se parte de una idea estética, táctica, futbolística, es válido retrasarse si ello no impide pensar en concretar en el arco rival cada vez que se pueda. Dentro de esta filosofía, hasta los esquemas pueden variar en el mismo partido, y sin necesidad, por ello, de andar cambiando jugadores, sino simplemente con movimientos de piezas en distintos espacios, de acuerdo a lo que se pretenda.
Y finalmente, sobre Messi, algunas pinceladas que podrían ayudar mucho a Diego Maradona si éste se aviniera a abrir su mente en los meses que le quedan hasta el Mundial. ¿En qué posición, entonces, debería jugar Messi? El supercrack argentino ya probó que rinde tanto flotando detrás de los delanteros, como de punta, solo, como sucedió el sábado en el Santiago Bernabeu. ¿Dónde está la clave, entonces? En que Messi necesita a su lado gente de buen pie. Alguien como Xavi, capaz de cortar el pase justo tras una serie de toques, o con la mente despierta para encontrar el panorama justo para el juego, que bien podría ser Verón. Lo que es claro es que lo que más ayudaría a Messi es una idea madre de la que partir, una filosofía como la que tiene el Barcelona, o cualquier otra, estética y futbolística, que permita brillar como corresponde al mejor jugador del mundo en su mejor momento.
Volviendo al clásico, a sólo seis fechas del final, parece difícil que al Barcelona se le escape esta liga no sólo porque la distancia de tres puntos al Real Madrid ahora vale oro y porque en verdad hay un cuarto punto de diferencia que es que en el caso de empate, el Barcelona será campeón por haber ganado los dos enfrentamientos entre sí. Al mismo tiempo, esto genera una grave crisis en la entidad blanca, que luego de invertir una millonada de euros, parece que se quedará sin nada al terminar la temporada, duramente eliminado por el humilde Alcorcón en la Copa del Rey, extrañamente afuera de la Champions League en los ya malditos octavos de final (sexto año consecutivo eliminado en esa fase) por el Olympique de Lyon, y ahora esta afrenta, perder por segundo año consecutivo como local ante el Barcelona en un partido decisivo. Pero este año queda una pesadilla más, acaso la peor: el próximo sábado 22 de mayo, la final de la Champions se juega en el Bernabeu, y el Barcelona acecha desde su próxima semifinal ante el Inter. No va a ser que los catalanes regresen a Madrid y den la vuelta olímpica con la cuarta copa europea en sus manos. Sería ya el peor escenario posible, aunque posiblemente, un acto de estricta justicia con el fútbol.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Hagamos un alto en el fútbol. Si no hacemos algo a tiempo, el Club Comunicaciones puede desaparecer.

Pese a que los miembros del Órgano Fiduciario salgan a decir que la oferta realizada por la Asociación Mutual de Camioneros es una de tantas que se han presentado, se pudo consignar que la propuesta estaría más avanzada ... de lo que muchos piensan.

Es más una alta fuente confirmó que el Juez y el abogado del Órgano estarían diseñando el pliego a medida del hombre fuerte de la CGT para que el arribo a Agronomía sea un simple trámite.

La historia comienza hace seis meses atrás, momento de las primeras reuniones entre un alto dirigente del gremio y los miembros del órgano que administran al club.

El proyecto de Camioneros sería similar al del SUTHER. (Sindicato Único de Trabajadores de Edificios de Renta y Horizontal): La idea no es sólo levantar la quiebra -la deuda ascendería a $ 10 millores (cifra que obviamente contempla los suculentos honorarios que percibirá el Órgano Fiduciario)- sino quedarse con las 16 hectáreas del Club Comunicaciones, situadas en el corazón de la Capital Federal.

Cabe destacar que gracias a la gestión de los socios con distintos legisladores de la Ciudad, el Club Comunicaciones pudo obtener la condonación de Alumbrado, Barrido y Limpieza y, por otra parte, acceder al plan de pagos de la deuda con la Administración Federal de Ingresos Públicos, lo que significó reducir notablemente el pasivo.

De este modo, aportando la suma requerida para levantar la quiebra, cifra que no supera el 7% del patrimonio del club, pasarían a controlar el 100%, ya que, de acuerdo a información a la que pudimos acceder, el sindicato condicionaría su aporte a cambio de que todos sus afiliados pueden acceder a la posibilidad de ocupar cargos políticos, votar y participar de las asambleas. De esa manera, garantizarían el control total y absoluto de la Institución, ya que, la Asamblea es el Órgano Soberano de Gobierno de un club. Controlando la misma, podrían realizar las modificaciones que consideren necesarias: Desde cambiar el nombre y colores del club hasta vender el predio. No olvidemos que la propuesta presentada por el SUTERH contamplada esta posibilidad.

Otro atractivo apetecible para Moyano y Cía. es la plaza que Comu posee en la Asociación del Fútbol Argentino. Ante la imposibilidad de afiliarse directamente porque no esta abierta la inscripción a nuevos clubes, no le quedo que inscribirse en el Torneo Argentino C y pese a los jugadores experimentados que contrató, nunca supero la etapa final. Para ellos, hoy por hoy, sería lo más sencillo para en unos años jugar en Primera División.

Lo que ellos no se dan una idea de la gente que ama al Club Comunicaciones, una gloriosa institución que, apenas, tiene 79 años de historia. Hay generaciones enteras que han dado su vida para honrar en lo más alto al Cartero y actualmente, somos más de los que muchos piensan.

Ellos intentarán seducirnos con obras y proyectos que mostrarán un club modernizado y renovado -la gente del gremio propuso remodelar a nuevo todo el Alfredo Ramos y construir un micro estadio para eventos masivos-, pero no olvidemos que detrás de esta maniobra existe un gran negocio para quedarse con uno de los espacios más valiosos de la Ciudad de Buenos Aires.

Estemos muy alertas. El futuro del Club Comunicaciones esta en nuestras manos. No podemos permitir que no quiten lo que es nuestro.

Gracias por el espacio. Se agradece la difusion de la marcha.

SABADO 24/04 - 13 HORAS CLUB COMUNICACIONES - AV. SAN MARTIN Y TINOGASTA.

SOCIOS, HINCHAS, VECINOS DEBEMOS ESTAR PRESENTES, NO A LA VENTA DEL CLUB!