Páginas vistas en total

Google+ Followers

sábado, 25 de junio de 2011

Caso River: Cuando el discurso no coincide con las acciones (Por Liliana Grabín)


Muchos ya saben del inmenso respeto y afecto que siento por la licenciada Liliana Grabín. Por su generosidad, sus conocimientos y su ética intachable.
Tengo el gusto y el honor de que Liliana, la más importante psicóloga aplicada al deporte de la Argentina, escriba para el blog con una mirada sobre lo que está ocurriendo con River Plate desde una mirada que enriquece mucho el debate.


Cuando el discurso no coincide con las acciones
------------------------------------------------


La Filosofía es la ciencia que formula sólo preguntas y exige que las demás ciencias respondan a través de los conocimientos científicos.
Una pregunta pertinente conlleva en sí misma la respuesta.
Es decir que el conocimiento se basa más en la pregunta sobre lo desconocido que en la respuesta a lo ya conocido.
Es así como se desarrolla el avance de una ciencia, entre ellas, la Psicología y, por extensión, la Psicología del Deporte.
El estudio de la Psicodeportología abarca, entre otros, la evaluación del motivo, la motivación y la meta, como camino conducente al logro de la meta final deseada. Con ello, se describe el punto de partida, el camino a recorrer y el punto de llegada.
Las preguntas "¿Qué quieres conseguir?" y "¿Cómo lo vas a lograr?" constituyen el punto de partida para el inicio de un asesoramiento psicodeportológico a fin de establecer cada una de las variables mencionadas anteriormente (motivo, motivación y meta).
Cuanto más se aleja el punto de partida del punto de llegada, habrá mayor probabilidad de fracasar en el intento de conseguir la performance. El ejercicio del rol profesional en la Psicología del Deporte, se basará en la evaluación de la realidad y el ideal deportivo con relación a las habilidades, entorno y contextos que cada cual posee para lograr los objetivos.
El estudio psicodeportológico de los modelos comunicacionales -verbales y gestuales- permiten diagnosticar y pronosticar la coherencia interna entre lo que se expresa y se ejecuta. Cuando ambas variables no coinciden estamos ante una confusión comunicacional o bien frente a la falta de información entre las partes comprometidas.
En ambos casos, se requiere un diagnóstico individual (deportista, entrenador, dirigente, etc.) y situacional (institucional, entorno, contexto, etc.).
Cuando se evalúa el grado de confusión, aunque sea mínimo, se sugiere abrir el diálogo como medio para reducir el margen de inestabilidad que genera un mal entendido e incluso un rumor.
Es diferente la evaluación que se realiza cuando se observa discrepancia entre lo que se comunica y se ejecuta. En este caso, se sugiere realizar una nueva lectura sobre el punto de partida y el punto de llegada, pues en general, invirtiéndolos, se genera el diagnóstico de los sucesos.
A modo de ejemplo, y con el respeto que nos merece la institución, se ejemplifica lo expuesto con la situación que está vivenciando el Club River Plate, en el área del Fútbol Profesional quien mantuvo la categoría de Primera División por décadas y, en el presente torneo, está compitiendo por la Promoción a fin de evitar el descenso al Nacional B.
El punto de partida es mantener la categoría (deseable) y el punto de llegada es no descender (esperable). Ante la pregunta "¿Qué quieres conseguir?" y "¿cómo lo vas a lograr?" existe una distancia considerable, lo cual conlleva a reformular si aquello que se plantea es similar a la ejecución.
Evidentemente, frente a los resultados, en algunos casos, impensables dada su propia performance, se sugiere, desde la Psicología del Deporte, la inversión de los puntos (partida y llegada) a fin de reformular el contexto real en desmedro del contexto ideal.
De acuerdo a lo observable e inferible en cada partido, se evidencia un deterioro continuo de la performance. Cabe preguntarse inversamente a lo expresado por los representantes institucionales:
¿Por qué se eligen las estrategias actuales si no se quiere descender? (punto de partida). ¿Qué se ganará, en realidad, en el caso de descender? (punto de llegada).
En caso de descender, ¿Se alejarán hinchas del club? Es muy posible. Pero ¿Quienes continuarán luciendo los colores de su camiseta? Sólo y únicamente los verdaderos hinchas del Club River Plate.
La filosofía oriental considera a la “Crisis" como "Oportunidad”. Por lo tanto ¿cuál es la oportunidad que se instituiría en el club en caso de descender? Las ciencias podrán responder a este planteo filosófico.
Cuántas veces hemos escuchado el presente diálogo: ”Me acuerdo cuando íbamos al club con toda la familia, pero ahora...”.
Fracasar no significa perder, como tener éxito no siempre es ganar.


Lic Liliana Grabin
Directora Docente Posgrado “Psicología aplicada al Deporte” (200 hs)
Facultad de Psicología- Universidad de Buenos Aires

No hay comentarios: