Páginas vistas en total

Google+ Followers

jueves, 9 de junio de 2011

En la Argentina, nadie puede con Grondona


“Con vos no hablo. Vos pateás en contra, así que todo lo que digo es lo que dije antes en el Congreso. Ustedes no valoran lo que yo hago acá. Pocos llegaron tan lejos. Soy el número dos del mundo, argentino, y no hablo inglés”. Esta diatriba no pertenece a otro que no sea al veterano Julio Grondona, ante este cronista, a minutos de finalizar el 61 Congreso de la FIFA que determinó, por mayoría absoluta (186 votos sobre 203 posibles) la tercera reelección del suizo Joseph Blatter como presidente de la entidad mundial del fútbol.

La situación es clara. Grondona, junto a un reducido grupo de dirigentes sudamericanos, el estadounidense Chuck Blazer y el español Angel María Villar, sumado a unos pocos europeos que más que nada quieren que en 2015 el sucesor en el cargo sea el ex jugador francés Michel Platini, hoy titular de la UEFA, fueron el basamento de Blatter para volver a imponerse en la FIFA cuando apenas horas antes tenía un duro contrincante en el catarí Mohamed Bin Hammam, y la imagen de la entidad era cuestionada por el público, los sponsors y especialmente, por una embroncada Federación Inglesa (FA), junto a su prensa aliada, por haber perdido, en diciembre pasado, la organización del Mundial 2018 a manos de Rusia.

No hay comentarios: