Páginas vistas en total

Google+ Followers

jueves, 17 de abril de 2014

A esta película de la Copa, ya la habíamos visto



                                     Desde Valencia
 
El colega y amigo de Bangladesh, Mehedi Sujan, escribió tras el partido, en facebook, una frase que pareció describir mucho más que el partido de anoche de la final de la Copa del Rey: “mientras el Real Madrid practicaba penales, el Barcelona lo hacía con una pelota de rugby”.

Esta oración tiene mucho más significado que la simpleza de analizar un entrenamiento con miras a un partido.- De hecho, Carlos Bianchi no hacía practicar penales al Boca campeón de todo de hace poco más de una década y muchas veces definió así.

Lo que dice Suhan va enlazado a algo muy significativo que llegó a manifestar Gerardo “Tata” Martino en su conferencia de prensa tras la final perdida 2-1 ante Real Madrid, acerca de que el Barcelona “de estos años” tiene un juego “previsible, que el rival ya sabe a qué atenerse, porque acá no se tiran centros a un nueve alto, ni se usa meter balones largos y entonces, el juego es siempre el mismo”.

Mucho más que una justificación de la alineación usada anoche en Mestalla, con cuatro volantes con buen pie (“jugones”, según la jerga española), que esta vez sí era lógica porque no sólo así le ganó los dos clásicos de liga al Real Madrid sino que es la forma de quitarle la pelota y usarla para beneficio propio, lo que sonó es a crítica interna, hacia algunos sectores del club y hacia la prensa más “purista”, que le exigió regresar siempre al 4-3-3 y no salir de allí por nada del mundo.

El Barcelona, anoche, no perdió por el esquema. De hecho, sí fue fundamental, decisivo, el esquema utilizado ante el Atlético Madrid, en el primer tiempo en el Camp Nou y en todo el partido en el Vicente Calderón (lo más inexplicable). Lo que que determinó la derrota se debió más a un problema muy del presente, y otro, crónico.

El del presente pasa por la última línea. Ni José Manuel Pinto transmite seguridad (aunque tampoco es que sea un desastre, hay que decirlo), ni la defensa está bien parada desde hace varios partidos, por la enorme cantidad de bajas y porque cuando el resto no presiona y no es compacto, se resiente todo y especialmente atrás, si no son jugadores que habitualmente lo hagan juntos.

El problema crónico, presente anoche, contra el Atlético y en tantas otras veces, pasa por su falta de gol. No es que no convierta, sino que pierde de convertir triplicado o más de lo que sí termina en la red, porque venimos insistiendo en el concepto de que en el fútbol hay que atacar. Y “atacar” no es lo mismo que “avanzar”.

El Barcelona de este tiempo “avanza” con el balón, y además, al tener a un inexplicable Lionel Messi arriba, que no participa del juego, que no tiene la incidencia de otros tiempos, aún más resalta la necesidad de un nueve de área, de un referente que finalice las jugadas.

Más que nunca quedó claro que de nada sirven las larguísimas posesiones sin gol y no sólo sin gol, sino sin llegadas frente a frente con el arquero rival. Si se tiene un 70 por ciento del tiempo la pelota, y el arquero rival pudiera tomarse  una pava de mate completa, si quisiera, es que hay algo que falla.

El Real Madrid, en cambio, es un equipo “normal”. ¿Qué significa esto? Que dispone sus líneas con jugadores de buen pie, contrastados, que Carlo Ancelotti ha sabido ir modificando aquel equipo aguerrido de temporadas pasadas por otro de mayor trato de pelota, con Luka Modric como organizador, y con un Angel Di María que cumple una función muy parecida a la de la selección argentina cuando Cristiano Ronaldo no está: ser rueda de auxilio en el medio, para transformarse en un extremo en el ataque.

Claro, si además, Isco acompaña los movimientos con capacidad creativa, y arriba cuenta con Karim Benzema y un Gareth Bale que demostró, con su enorme velocidad y muy buena definición, por qué su fichaje fue tan caro (aún cuando haya sido exagerado), la diferencia estuvo allí. Defensa sólida contra otra que fue todo lo contrario, y la escasa necesidad de tener mucho la pelota para definir, simplemente buscando los huecos. Un fútbol más práctico, y con la red de enfrente en la mira, que de eso se trata, como inicio, el fútbol.

Luego, las formas son discutibles y algunos nos gustarán más unas, y a otros, otras. A nosotros nos gusta más el fútbol elaborado que casi siempre practicó el Barcelona desde Frank Rijjaard, pero da la sensación de que Martino quiso generar cambios en el esquema en un tiempo que no era el ideal, en un contexto de crisis institucional y de fin de época para muchos en ese vestuario, y coincidiendo con un Messi con otros objetivos personales en la mira.

Demasiado para este Real Madrid voraz, que tampoco se debe engañar y que muy probablemente, la Copa del Rey sea lo único que gane en la temporada, si bien esto podría darle un enorme impulso para lo que queda de ella.

El Barcelona, ahora, se encuentra presionado porque puede terminar la temporada sin nada, algo inédito en los últimos tiempos. Tal vez, como plataforma para elevarse otra vez pero a partir de saber, primero, a qué quiere jugar.

La ilustración del entrenamiento con la pelota de rugby, entonces, parece un excelente ejemplo. Esto es fútbol, un deporte maravilloso, cuyo principal objetivo, es el gol (“meta”, en inglés).


1 comentario:

Anónimo dijo...

DESDE MI PUNTO DE VISTA, PASA POR MEJORAR EL ASPECTO DEFENSIVO, SI A ESTO LE AGREGAS, LA LESION DE PIQUE, Y VALDES, BUENO, NO HAY MAS QUE HABLAR. DESDE HACE DOS AÑOS BARCELONA NECESITA UN CENTRAL ALTO, ARQUERO ALTO, Y UN MEDIOCAMPISTA (ADEMAS DE BUQUEST) ALTO. POR OTRO LADO ME PARECE QUE HAY JUGADORES QUE CUMPLIERON UN CICLO. MASCHERANO, FABREGAS, XAVI, PINTOS, PEDRO SE TENDRIA QUE IR A PRESTAMO UN TIEMPO
CREO QUE UNO DE LOS ERRORES EN LA OFENSIVA, FUE SEGUIR DANDOLE MINUTOS A NEYMAR, Y DEJAR A ALEXIS EN EL BANCO.
MESSI (DESEO QUE SEA ASI) SE ESTA CUIDANDO PARA EL MUNDIAL, ESTA VIENDO A SU ALREDEDOR, TODA CLASE DE JUGADORES, QUE SE ESTAN QUEDANDO AFUERA DE ESA COMPETICION, Y CREO QUE SE ESTA GUARDANDO. AUNQUE A MI ENTENDER EN LA FINAL DE LA COPA DEL REY SE TENDRIA QUE HABER EXIGIDO UN POCO MAS.
OTRA AFIRMACION, QUE LA DIJE HACE TIEMPO, Y HOY ALGUNOS REPITEN ES QUE "ES MUY DIFICIL HACER UN GOL EN EL BARCELONA" POR EL ESTILO DE JUEGO QUE TIENE. DE CONTRAGOLPE SON LETALES, PERO CUANDO EL PARTIDO VA 0-0, NO HAY CONTRAS, Y SI EL PARTIDO VA 0-1 , MENOS. ASI QUE TODO SE COMPLICA MAS AUN.

EL ACROBATA