Páginas vistas en total

Google+ Followers

jueves, 22 de octubre de 2015

El establishment de la FIFA no encuentra candidato (Jornada)



El próximo 26 de octubre vencerá el plazo para presentar candidaturas a la presidencia de la FIFA para el Congreso previsto el 26 de febrero de 2016, y pocas veces el establishment, el Poder constituido del fútbol mundial, se encontró con una encrucijada semejante: no aparece nadie potable, ante la suspensión de quien estaba apuntado a suceder al también penalizado Joseph Blatter, el francés Michel Platini.

Hoy sólo aparecen dos dirigentes con chances, aunque ninguno de ellos representa al viejo Poder: el príncipe jordano Ali Bin Al Husein, apoyado por Diego Maradona, y el ex futbolista trinitense David Nakhid, que busca por todos los medios aclarar que no sólo no tiene nada que ver con su compatriota Jack Warner (suspendido de por vida en la FIFA) sino que siempre estuvo del lado opuesto.

Por estas horas, la alianza de la familia Villar (el presidente de la Real Federación española de Fútbol y titular interino de la UEFA, Angel María, y su hijo Gorka, abogado y director general de la Conmebol pese a ser español) y los dirigentes sudamericanos que siempre le han respondido, buscan juntos una solución para presentar una candidatura a la FIFA que busque continuar con los negocios cerrados desde hace tantos años y que por primera vez corren serio peligro, debido a que hay dos causas paralelas que siguen las Justicias de Suiza y Estados Unidos, y que motivaron la caída de muchos dirigentes amigos.

El sucesor natural de Blatter, luego de la caída del suizo del 27 de mayo pasado tras la redada organizada por el FBI, sumado a que los auspiciantes norteamericanos le dieron la espalda al igual que importantes mandatarios, iba a ser Platini, quien ya era el heredero mucho antes pero se había distanciado del suizo cuando éste se endulzó con el cargo y no lo quiso abandonar (de hecho, sigue pensando en continuar pese a todo el viento en contra y algo va maquinando para febrero).
Pero el francés cayó también, encadenado a Blatter, al comprobarse que cobró del presidente de la FIFA 2 millones de francos suizos (1,8 millones de euros) por trabajos indemostrables en 2011 y que correspondían, supuestamente, a 2003.

Con esta suspensión y la imposibilidad de presentar su candidatura, Platini no sólo debe esperar casi un milagro (que el Comité Electoral de la FIFA reconsidere su caso para el 5 de enero, aunque el titular del organismo, Doménico Scala, ya dio a entender que se trataría de un “conflicto de intereses” entre él y Blatter, lo que lo dejaría casi sin chances) sino que también perdió la UEFA a manos de su amigo Villar.

Por eso es que en las últimas horas, Villar, su hijo (involucrado en un posible juicio que le harán los clubes uruguayos por presiones para que aceptaran continuar con derechos de TV espurios en los torneos sudamericanos, con amenaza de sanciones y hasta prohibiciones de participar en los torneos de Conmebol) y los dirigentes sudamericanos, deambulaban por el mismo hotel Baur au Lac de Zurich de la redada de mayo, pensando en alguien que pueda representarlos como candidato, a falta de Platini, pero no aparece nadie potable a poco del límite del plazo.

Al menos es lo que vinieron conversando, habanos de por medio, Villar, su hijo Gorka, el titular de la Conmebol, el paraguayo José Angel Napout, y el presidente de la Federación Colombiana, Luis Bedoya, miembro del Comitè Ejecutivo de FIFA y que trata de “jefe” al español.

La situación no es nada fácil: con los viejos dirigentes con prisión o a punto de caer, Platini y Blatter suspendidos, lo mismo que otro amigo, el coreano Chung Mon Joon, y ahora en cuestión el alemán Wolfgang Nierbach (involucrado en la supuesta compra de votos para el Mundial de Alemania 2006 que destapó la revista “Der Spiegel”), el único nombre que apareció en el cónclave es el del presidente de la Confederación Asiática y amigo de Platini, el sheik Salman Bin Al Khalifa, de Bahrein, pero no hubo quórum y la respuesta de los dirigentes de la Conmebol fue fría y apelaron a que entre el 26 y 27 de noviembre en Río de Janeiro, se evaluará con los titulares de las diez federaciones.

Pero todos saben quién es este dirigente de Bahrein: el diario inglés The Guardian reveló que organizaciones de Derechos Humanos pidieron al presidente interino de la FIFA, el camerunés Issa Hayatou, que impida al jeque ser candidato al haber formado parte de un comité
que identificó a deportistas, entre ellos futbolistas, que participaron en protestas populares en el país 2011. Detenidos, los deportistas fueron torturados. La organización Human Rights Watch se sorprendió de que "un miembro de la familia real de Bahrein sea lo más limpio que la FIFA tiene para ofrecer".

Tampoco Mohamed Bin Hammam, de Qatar, puede ser candidato como lo intentó otras veces suspendido de por vida, pero no todo termina allí. El escándalo puede ser mucho mayor porque el Comité de Ética de la FIFA anunció que estudia la propia situación de Villar, quien se negara a atestiguar ante el ex agente del FBI Michael García por supuesta compra de votos para la elección de las sedes de los mundiales 2018 y 2022 en 2010.

No sólo Villar es investigado, sino el alemán Franz Beckenbauer, que formaba parte del Comité Ejecutivo de la FIFA en 2010 y que ya fue suspendido por 90 días en junio de 2014.
Villar es hoy titular interino de la UEFA, representante de la UEFA en el Comité de Emergencia de la FIFA, y presidente de la Comisión organizadora del Mundial 2018 y en el caso de caerle una sanción, debería renunciar a todo ello, sumada su propia federación, de la que es presidente, al mejor estilo grondoniano, desde 1988.

El caos, entonces, sería muchísimo mayor, mientras Villar se mantiene tranquilo y sostiene que Platini apelará, como último recurso, al Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) si la FIFA no lo exonera.

La comisión de ética confirmó también que tiene abiertos procesos de investigación contra Worawi Makudi (Tailandia, suspendido 90 dias), Jeffrey Webb, Ricardo Teixeira, Amos Adamu, Eugenio Figueredo y Nicolás Leoz, todo ellos ex altos dirigentes de la FIFA.

Makudi fue exonerado a fines de 2011 por la FIFA, acusado de haber utilizado 860.000 dólares del proyecto Goal para embellecer sus terrenos privados presentando papeles que muestran que ha derivado ese dinero a su propia asociación nacional….aunque eso ocurrió “apenas” 8 años más tarde porque el proyecto Goal era de 2003.

Votó por Alemania 2006 casualmente cuando consiguió para su país dos partidos, uno ante el Bayern Munich y el otro, ante la selección alemana.

Beckenbauer rondaba las negociaciones, según cuenta en su excelente libro “FIFA-Mafia” el periodista alemán Thomas Kistner.

La Federación Tailandesa es la primera aspirante asiática a la instalación de las costosas escuelas Aspire de Qatar para formar talentos. Se colocarìan en una zona próxima a Bangkok , en la que Makudi tiene casualmente terrenos propios.

Kistner se pregunta si efectivamente Platini “es el hombre para una nueva era” y vinculó su ascenso en la UEFA por sus continuos viajes por Europa del Este, en países como Kazajistán, Azerbaiján, Chipre o Bielorrusia.

Platini acabó votando a Qatar para el Mundial 2022 pese a haberse manifestado previamente en contra. Sin embargo, tal como en su momento lo denunció la revista France Football, cambió a último momento, luego de una cena con el entonces premier francés Nicolás Sarzoky y el emir qatarí Hamad Bin Khalifa Al Thani.

Al poco tiempo, Al Jazzeera compró los derechos de TV de la Liga Francesa desde 2012 a 2016 por 240 millones de euros y los derechos para Francia de todos los partidos de la Europa League hasta 2015. Y no sólo eso: su hijo Laurent pasó a administrar los fondos de los millonarios qataríes que adquirieron el Paris Saint Germain (PSG).

Justamente, son los jeques que manejan estos clubes los que más gastan en Europa, pero Platini dice que controlará el Fair Play económico.

¿Esa es la renovación de la FIFA?

No hay comentarios: