Páginas vistas en total

Google+ Followers

lunes, 7 de marzo de 2016

Cristiano Ronaldo: ¿Héroe o villano? (Yahoo)



Un Real Madrid en crisis, en el tercer lugar en la Liga española y ya sin casi ninguna chance de ganarla, a 12 puntos del Barcelona con treinta en juego, y eliminado de la Copa del Rey, con todo el mal clima que eso significa en su afición, a la que sólo le queda la Champions League en esta temporada, se encuentra con una extraña frase de su máxima estrella, el portugués Cristiano Ronaldo: “Si todos jugaran a mi nivel, seríamos campeones”.

Lo dijo en ante los periodistas entrevistado luego del partido que su equipo perdió como local en el Santiago Bernabeu ante el Atlérico Madrid (tercera derrota consecutiva en ese estadio ante el mismo rival, al que antes se le ganaba casi siempre), y generó estupor en la plantilla blanca, que trató de disimularlo al menos hasta escuchar de su boca explicaciones en el primer entrenamiento posterior.

Se conocen muchas reacciones del delantero portugués, muy proclive al individualismo, pero esta frase, en un momento tan complicado, no ha gustado nada aunque todo se haya mantenido en un silencio casi total.

Entre otras reacciones, se ha visto a Cristiano Ronaldo quejarse de que el balón le haya caído a compañeros suyos de ataque pero no a él, o se ha quedado caído en el suelo, o fastidiado por algún fallo no marcado por el árbitro o por alguna jugada que no ha salido como pretendía.

Nada de esto es nuevo y todos conocen el carácter de Cristiano Ronaldo. Sin embargo, los silbidos, aunque tenues, que recibió este fin de semana en el Bernabeu cuando su nombre fue anunciado por los altavoces antes del partido ante el Celta de Vigo, podrían marcar un cambio en muchos aficionados, que no los relacionan con lo estrictamente futbolístico sino justamente con lo demás, con lo que rodea al fútbol.

También hubo otros silbidos, siempre tenues, cuando Cristiano Ronaldo, especialmente en la primera parte ante el Celta, pareció no querer forzar demasiado su físico y se quedó parado en más de una jugada, sin luchar para recuperar el balón.

Sin embargo, si uno se enterara del resultado final ante el Celta sin haber visto lo que ocurrió en el partido, y se entera del 7-1, y de que el portugués fue autor de cuatro goles, todos de gran factura, seguramente se quedaría sin poder explicarlo, pensativo.
Es que ante el Celta, Cristiano jugó una segunda parte de una contundencia poco común, ejecutando dos libres directos con maestría, y hasta marcando un gol de cabeza basado en su potencia pero también en su ubicación.

No sólo eso: con estos cuatro goles, Cristiano Ronaldo se transformó nuevamente en Pichichi de la Liga Española con 27 goles (Luis Suárez, del Barcelona, se ha quedado con 26 y ya tercero se ubica Lionel Messi con 21, pese a haber estado dos meses ausente del torneo).

Incluso, Cristiano Ronaldo ya pelea por ser el Botín de oro de Europa en esta temporada y aunque se encontraba a tres goles del mítico Zarra en el historial de la Liga, en un solo partido pudo llegar a pasarlo por uno y quedar segundo en la tabla (252), y sólo es superado por Messi (306).

Aún así, Cristiano Ronaldo ha marcado sus 242 goles en 228 partidos (a un excepcional promedio de 1,06 por partido), y Messi ha marcado sus 306 en 338 (con el también excepcional promedio de 0,90, el mismo de Zarra con sus 241en 277).

Pero no todo queda allí, y Cristiano se ha convertido en el máximo goleador de la historia del Real Madrid en la Liga con los 242 goles en 228 partidos, seguido de Raúl González Blanco, con 228 en 550 partidos, es decir que el perseguidor de Cristiano necesitó el doble de partidos para marcar aún menos tantos que él.

Y si tomamos en cuenta toda la historia en el Real Madrid, las cifras de Cristiano Ronaldo son aún más escandalosas, siendo el máximo goleador blanco con 352 goles en 335 partidos jugados (1,05 por partido), seguido de Raúl (323 en 741, a razón de 0,45 por partido) y Alfredo Di Stéfano, con 307 en 396 (0.77).

¿Aún con estas cifras muchos aficionados seguirán silbando a Cristiano Ronaldo? Se sigue debatiendo, aunque parezca mentira, en los distintos programas televisivos y radiales de Madrid.

Es que para muchos, es el momento para que Real Madrid pueda traspasarlo a una cifra elevadísima aprovechando su tirón y tomando en cuenta que ya ha pasado los 30 años, mientras que para otros, se trata de un goleador irrepetible, que simplemente juega en un equipo que en esta temporada no le responde como quisiera.

El propio Zinedine Zidane, su entrenador y gran estrella del Real Madrid y del fútbol francés, ha tenido que admitir después del 7-1 al Celta que él mismo desconoce la sensación “porque nunca marqué cuatro goles en un partido”.

La pregunta es si este debate puede durar si Cristiano sigue metiendo goles, o si el Real Madrid pasa esta semana a cuartos de final de la Champions League ante la Roma y ya se mete en los cuartos de final.

Seguramente, como tantas veces, buena parte de este debate quedará en el recuerdo y Cristiano Ronaldo seguirá marcando goles que lo coloquen entre los grandes del planeta, haga lo que haga su equipo.


No hay comentarios: