Páginas vistas en total

Google+ Followers

domingo, 24 de julio de 2016

El examen de Lopetegui en la selección española (Yahoo)



No hay tiempo para el brindis. El vasco Julen Lopetegui, quien acaba de ser nominado como nuevo entrenador de la selección española absoluta como reemplazo de Vicente Del Bosque luego de ocho años de éste en el cargo, sabe que su tiempo es muy corto y que sus antecedentes no son de tanto peso como su antecesor.

Lopetegui, de 49 años y a punto de cumplir los 50, no tuvo una gran carrera como futbolista, luego de surgir en la Real Sociedad y recalar muy pronto en el Real Madrid Castilla, y aún es recordado por algunos episodios poco comunes, como un tremendo fallo en la final de la Supercopa contra el Zaragoza en la portería del Barcelona en 1995, que le hizo perder el puesto ante Carles Busquets, o el haberse quedado en el banquillo casi por tres años, entre 1999 y 2002 en el Rayo Vallecano, como suplente del norteamericano Kasey Keller, cuando había sido titular al ascender con el equipo del barrio obrero de Madrid a la Primera División.

Aún así, tuvo suerte. Jugando poco, llegó a ser convocado por Javier Clemente para disputar un Mundial, el de Estados Unidos 1994, aunque como tercer portero, y sin haber tenido la más mínima chance de jugar, y hasta tiene unos minutos en un único partido con “La Roja” en un partido ante Croacia en 1994 (0-2) cuando entró por Andoni Zubizarreta.

Tampoco había sido muy bueno su paso por la dirección técnica cuando colgó los botines en 2002, porque descendió con el Rayo a la Segunda B y en el Porto fue sustituído sin haber obtenido títulos. Acaso lo que más lo haya favorecido fue su etapa de comentarista, en el canal la Sexta durante el Mundial de Alemania 2006 y luego en la Televisión Española (TVE), cuando le tocó reemplazar a otro entrenador, Víctor Fernández.

Así es que pudo ser contratado en 2010 para dirigir a las selecciones juveniles sub-19, sub-20 y sub-21 entre 2010 y 2014 que, seguramente, resultó su mejor y más estable etapa, cuando ganó dos Eurocopas, la de Estonia 2012 con el sub-19 y la de Israel 2013 con el sub-21.

Si Lopetegui llegó a dirigir a la selección absoluta tiene mucha relación con esta etapa de entrenador de juveniles y porque Del Bosque lo ha considerado como su sucesor por tener una línea de juego (en ideas) parecida.

Sin embargo, Lopetegui ya desliza que hará cambios, apuntando a que no se puede seguir siempre con la misma forma de jugar en los noventa minutos, porque así es como ya España fue eliminada rápidamente del Mundial de Brasil 2014, había sido vapuleada en la final de la Copa Confederaciones ante Brasil en la final de 2013, o fue derrotada claramente por Italia en esta última Eurocopa.

Por eso, Lopetegui anuncia, de a poco, que habrá momentos en los que utilizará el contragolpe y buscará otros sistemas para aplicar, aunque se encontrará con algunos problemas que enfrentar, entre ellos dos principales: el político y el escaso tiempo de paciencia por los urgentes compromisos deportivos.

Por un lado, si bien cuenta con el apoyo de Del Bosque, Lopetegui fue elegido por el presidente de la Real Federación Española (RFEF), Angel Villar, quien a punto de cumplir las tres décadas en el cargo, podría alejarse si el próximo 14 de setiembre es electo titular de la UEFA, acéfala por la suspensión de su ex presidente Michel Platini.

Si Villar se fuera, al haber malestar por la forma en que Lopetegui fue elegido debido a que no hubo consultas a los representantes de las territoriales –ya hubo quejas de parte de Pepe Castro (Sevilla) y Vicente Temprado (Madrid)-, la salida de Villar podría acarrearle problemas y más aún, en el caso de no obtener resultados positivos a corto plazo.

Si bien el debut de España en la clasificación mundialista parece fácil ante Liechtenstein el 5 de setiembre, al mes siguiente, el 6 y el 10 de octubre, debe jugar ante Italia y Albania, que ya derrotó hace poco tiempo a Portugal, en el camino a Rusia. Esos tres resultados dirán mucho sobre cómo será la gestión del nuevo entrenador, si tranquila o demasiado turbulenta.

Los medios españoles también están a la espera de cómo será la reacción de Lopetegui en las convocatorias de jugadores y en especial, la relación con algunos jugadores claves, como Sergio Ramos, el líder de este tiempo, quien parece más cercano a quien era otro de los candidatos a dirigir la selección española, Joaquín Caparrós, o con el ya veterano portero Iker Casillas, a quien tuvo en el Porto, y quien tiene mucha llegada a la polémica directora del departamento de selecciones Nacionales, María José Claramunt, quien también podría irse con Villar en setiembre.

Por el lado del Barcelona, también esperan noticias sobre futuras convocatorias de jugadores ligados al club, desde Sergio Busquets, Gerard Piqué o Andrés Iniesta, hasta ex estrellas de la entidad como Cesc o Pedro.

De todos modos, parece llegar con fuerza el tiempo del recambio, con jugadores que ya vienen asomando como Alvaro Morata, Lucas Vázquez, Jesé, Koke, Saúl, Denis Suárez y tantos otros.

Lopetegui tendrá que rendir examen luego de dos períodos con Luis Aragonés y Del Bosque, en los que la selección española lo ha ganado todo, desde Eurocopas hasta un Mundial, jugando un fútbol que por momentos brilló en el mundo.




No hay comentarios: