Páginas vistas en total

Google+ Followers

domingo, 23 de agosto de 2015

Más poder a la clase media apuntando a la Premier League (Perfil)



La que comienza este fin de semana será una Liga Española distinta, con una vuelta de tuerca importante respecto de las anteriores. Con más poder a la “clase media” (Atlético Madrid, Valencia, Sevilla, Villarreal), ante los dos poderosos, Barcelona –el último campeón- y el Real Madrid, que por primera vez en mucho tiempo han sido superados en los gastos en contrataciones de jugadores, y con la clara intención de pelearle palmo a palmo a su máxima adversaria, la Premier League inglesa, la supremacía como mejor torneo del mundo.

Si por primera vez el Real Madrid aún no contrató ningún “galáctico”, como acostumbra su poderoso presidente Florentino Pérez, y afronta su primer campeonato sin su ex capitán y gran arquero Iker Casillas, emigrado al Porto, esta vez “sólo” han llegado un lateral como el brasileño Danilo, el volante croata Mateo Kovacic y el regresado Kiko Casilla, formado en la cantera blanca y hasta ahora guardameta del Espanyol. Demasiado poco para la costumbre, aunque todavía se guarda la carta de otro para el arco, David De Gea, en el clásico conflicto con su club, Manchester United, en la novela que teje el club blanco antes de una gran contratación.

El Barcelona, en cambio, sí contrató un crack de gran incidencia como el turco Arda Turan, gran figura del Atlético Madrid, así como otro jugador de la cantera azulgrana y lateral del Sevilla, Alex Vidal, y acordó otro regreso, el del puntero Nolito, del Celta, pero por la sanción que recibió de la FIFA, no los podrá habilitar hasta 2016.

En cambio, esta vez el club que más dinero gastó en fichajes, contra la tendencia de los últimos años de duopolio en lo económico-financiero de la Liga, es el Atlético Madrid, con cracks como el colombiano Jackson Martínez, el argentino Luciano Vietto de gran campaña en la pasada temporada en el Villarreal, el regreso de Filipe Luis, desde el Chelsea, Stefan Savic, el muy buen defensor montenegrino de la Fiorentina, otro delantero importante como Yannick Ferreira Carrasco, del Mónaco y por si le faltaba algo, también volvió el joven Oliver Torres, que estaba a préstamo en el Porto.

Pero tampoco se quedan atrás los demás clubes de la clase media de la Liga, como el Valencia, cuyo nuevo dueño, el magnate Peter Lim, invirtió 109 millones de euros en jugadores como Santi Mina (Celta), el arquero Matthew Ryan (Brujas), Rodrigo, André Gómez y Joao Cancelo (Benfica) y el delantero Alvaro Negredo (Manchester City).

El Sevilla, con las mieles de la Europa League y la gran remontada que no alcanzó ante el Barcelona por la reciente Supercopa de Europa, invirtió 20 millones en jugadores como Mariano Ferreira (Girondins), Rami (Milan), Kakuté (Chelsea), Inmobile (Borusia Dortmund), Sergio Escudero (Getafe), Krohn Dehli (Celta) o N’Zonzi (Stocke City), mientras que el Villarreal tampoco se quedó atrás y apostó por la dupla atacante del Málaga (Samu García y Samu Castillejo), el goleador Soldado y el defensor Victor Ruiz, por 36 millones de euros.

Desde la temporada 2007/08 (575 millones) que la Liga Española no gasta tanto en contrataciones, con 487 millones de euros en total (que aún los puede pasar porque el mercado está abierto hasta el 31 de agosto) pero hay una coincidencia en que prima la cordura y que mucho se debe a que en estos años, por la presión estatal, las cuentas se equilibraron y la mayoría de los equipos (15 de 20) ingresan más de lo que gastan.

Sólo los primeros cuatro equipos de la Liga pasada y el Betis, que regresa nuevamente a Primera, gastaron esta temporada más de lo que recibieron por transferencias, lo que representa un claro indicio de la nueva situación y también que muchos de los que emigraron tienen mayor calidad que los que llegaron, y fueron recibidos por la Premier League, la Serie A o la Bundesliga.

Para Javier Tebas, el presidente de la Liga Profesional (LPF), la idea es irse pareciendo a la Premier League con el logro de la centralización de la venta de derechos de televisión, que hasta ahora eran negociados por cada uno de los clubes de manera individual, con la promesa de una distribución más “democrática”, aunque respetando la influencia que Real Madrid o Barcelona tienen en la imagen general; y las modificaciones en el calendario, agregando ahora fechas como las de Navidad o Fin de Año, al mejor estilo del “Boxing Day” inglés.

Uno de los movimientos recientes con la centralidad de la venta de los derechos de TV fue de tanta importancia que sólo Mongolia y Groenlandia no los adquirieron todavía, mientras que se agregará un partido los viernes, adelantando la jornada (en el debut liguero, Málaga y Sevilla empataron 0-0) con horarios que también implican grandes cambios culturales como para penetrar en el mercado asiático.


La Liga Española busca ser más pareja y llegar a todo el planeta. Y sigue dando pelea.

1 comentario:

Anónimo dijo...

lA LIGA ES MEJOR QUE LA PREMIER! aunque solo a nivel deportivo