Páginas vistas en total

Google+ Followers

lunes, 3 de agosto de 2015

¿Una temporada europea de transición? (Yahoo)



Si 2014 resultó un año muy esperado por el Mundial y 2015 esperaba el final de la temporada con la Copa América, puede decirse que la que se inicia en unos pocos días en el fútbol europeo, que acabará con la Eurocopa de Francia, será de transición, con el final de ciclo para varias estrellas que brillaron por muchos años en el firmamento futbolístico.

La mayoría de los grandes equipos europeos inician una importante renovación, ya sea de jugadores o de entrenadores, que los pondrán a prueba para las duras y exigentes ligas de primer nivel y las competencias continentales.

Jugadores como Frank Lampard (Manchester City), Steven Gerrard (Liverpool), Xavi Hernández (Barcelona), Andrea Pirlo (Juventus), Robin Van Persie (Manchester United) o Iker Casillas (Real Madrid) dejaron sus clubes para ir a jugar a otras ligas, ya sea de la Major League Soccer (MSL) de los Estados Unidos, o la de Qatar o se han ido a competencias menores en calidad, dejando sus lugares a otros futuros cracks y en algunos casos, hasta han provocado cambios en el uso del brazalete de capitán.

Pero las cosas no sólo han sido así para los jugadores sino que también hubo varios casos de entrenadores que entran o que, según parece, cambiarán de equipo en poco tiempo.

Así parece ser el caso de Josep Guardiola, de quien muchos ya dicen que al finalizar esta temporada podría recalar en el Manchester City, cuando acabe su tercer año en el Bayern Munich, que cada vez parece ser menos alemán y más mosaico de jugadores extranjeros buscando un estilo de toque y juego asociado de otras características, lo que le ha valido el desencuentro interno con algunos dirigentes del club.

Por su parte, Rafa Benítez llega al club en el que hace muchos años trabajó en su cantera, el Real Madrid, tras la salida de Carlo Ancelotti, el mismo que en 2014 ganara la Champions League, después de una temporada en blanco pese a haber sido protagonista en los tres frentes, aunque la lógica de su presidente, Florentino Pérez, es así, y no tiene empacho en decidir el final de un ciclo si lo considera necesario.

Extrañamente, los dos entrenadores que siempre han estado en pugna como los más reconocidos del mundo, Guardiola y José Mourinho, han sido derrotados en los partidos de sus respectivas supercopas nacionales con las que se abre oficialmente la temporada.

Guardiola perdió con el Bayern Munich, por tercera temporada consecutiva la Supercopa alemana, esta vez ante el Wolfsburgo (las dos anteriores habían sido ante el Borusia Dortmund, que se quedó sin su entrenador Jürgen Klopp tras siete temporadas en el puesto).

Por su parte, Mourinho perdió por primera vez ante el Arsenal de Arsene Wenger por la tradicional Community Shield, al caer con el Chelsea por 1-0 este pasado fin de semana en el mítico Wembley y en la portería de los gunners atajó un ex blue como Peter Cech.

Con los porteros ocurre una situación especial tras la mediática salida de Iker Casillas, ídolo del Real Madrid y múltiple campeón, igual que con la selección española, quien luego de más de dos décadas de historia en el club blanco acabó emigrando hacia el Porto de Portugal y la duda moviliza a los aficionados, que quieren que David De Gea, por ahora en el Manchester United,  sea su reemplazante.

Justamente en el Manchester United jugará esta temporada el arquero argentino Sergio Romero, viejo conocido del entrenador holandés Louis Van Gaal desde que coincidieron hace unos años en el AZ Alkmaar. También de los “Diablo Rojos” emigrará Víctor Valdés, que ha tenido muy pocas oportunidades, así como también Radamel Falcao,  en este caso hacia las filas del Chelsea.

Si en el Real Madrid no hubo tantas renovaciones de jugadores como sí de entrenador y portero, o el Atlético ha movido el mercado con algunas contrataciones de primer nivel que lo colocan en un nivel cada vez más cercano a los dos poderosos de la Liga Española, el Barcelona deberá contar con los mismos nombres de siempre al estar impedido de fichar, debido a la sanción que arrastra esta comisión directiva presidida por Josep María Bartomeu, reelecto en el cargo en este verano pese a todo lo ocurrido.

El Barcelona fue sancionado por la FIFA con la imposibilidad de fichar jugadores hasta 2016 debido a los incidentes con la contratación de menores de edad extranjeros y está complicada con el fichaje de Neymar, por el que adujo cifras muy inferiores de las que acabó pagando finalmente.

Pese a todo, tendrá tres trofeos más por participar además de las competiciones regulares: las Supercopa de España y de Europa, y el Mundial de Clubes de Japón a fines de año.

Pese a todo, ha fichado, pensando en 2016, al turco Arda Turán, que militaba en el Atlético Madrid, y al lateral del Sevilla Aleix Vidal.

Pero si hay un equipo que ha sorprendido en el verano es la Juventus, que se ha desprendido de jugadores claves para la gran campaña de la temporada pasada: Pirlo (MLS), Carlos Tévez (Boca Juniors) y Arturo Vidal (Bayern Munich).

El PSG francés tampoco se ha quedado atrás, y está concretando el fichaje de Angel Di María, del Manchester United, y ya ha ganado la Supercopa de Francia.

Cuando las ligas nacionales y las competencias europeas comiencen, las especulaciones dejarán lugar a los hechos, pero esta temporada, que finalizará justo en el medio entre dos mundiales, parece marcar el fin de un tiempo de ídolos que duraban mucho en sus respectivos clubes, por otros que deberán hacerse, de a poco, un lugar en el corazón de los aficionados.


No hay comentarios: