Páginas vistas en total

Google+ Followers

lunes, 14 de septiembre de 2015

Una Champions con tinte español y muchas incógnitas (Yahoo)



Con la participación de cinco equipos españoles (Barcelona, Real Madrid, Atlético Madrid, Valencia y Sevilla), se inicia esta semana una nueva edición de la Champions League, uno de los tres torneos de equipos más importantes del mundo, con muchas incógnitas que se irán despejando con el correr de los días, como si por fin el Bayern Munich de Josep Guardiola podrá llegar a la cima europea, o si el Manchester City podrá atravesar las primeras etapas para pasar a ser protagonista en las series finales.

Parece difícil que muchos más equipos que los habituales protagonistas de este tiempo (además de los equipos mencionados, el Borusia Dortmund, los dos equipos de Manchester y el PSG) puedan sumarse en la carrera al más alto nivel, pero el fútbol tiene la capacidad cada tanto de brindar alguna sorpresa o algún equipo llega ocasionalmente a las instancias decisivas, como ocurrió con la gran Juventus de la pasada temporada, en la que ganó el Scudetto, la Coppa y arribó a la final de Berlín ante el Barcelona.

Sin embargo, el importante recambio de jugadores que propició  “La Vecchia Signora”, con la salida de jugadores fundamentales como Andrea Pirlo, Arturo Vidal y Carlos Tévez, necesitará de un tiempo de transición y ya parece haber perdido buena parte de su poderío anterior.

Si hay grupos que ofrecen bastante claridad en cuanto a las candidaturas para la clasificación a octavos de final, otros en cambio muestran una mayor paridad, como por ejemplo el D, en el que precisamente la Juventus, subcampeona europea pasada, deberá enfrentarse al poderoso Manchester City, reforzado ahora con figuras como Sterling, De Bruyne u Otamendi y con puntaje ideal en la Premier League, al Sevilla, bicampeón de la Europa League, y al siempre complicado Borusia Monchengladbach.

En el Grupo A, Real Madrid, con su habitual potencia goleadora, ahora respaldada en una sólida estructura que de a poco va construyendo su nuevo entrenador Rafa Benítez y un tremendo Cristiano Ronaldo que acaba de marcar cinco goles en su visita al Español, aparece como neto favorito junto al PSG, que incorporó en sus filas a Angel Di María. El Shakhtar Donetsk aparece como el equipo sorpresa, mientras que el Malmo queda relegado en los pronósticos.

El Grupo B es uno de los más parejos a priori, y si bien el Manchester United llegó desde la fase previa, la calidad de sus incorporaciones (Depay, Schweisteiger, Martial)  lo coloca en el primer plano y en un nivel de paridad aparecen los otros tres equipos,  el PSV Eindhoven, el CSKA Moscú y un Wolfsburgo debilitado por la venta de jugadores claves en las pasadas temporadas.

En el Grupo C, el Atlético Madrid de Diego Simeone sobresale nítidamente, si bien no se observa, en las tres jornadas de la Liga, cambios importantes en el funcionamiento pese a las estrellas que llegaron (Jackson Martínez, Vietto, Ferreyra-Carrasco). El Benfica, con su tradicional buen juego, y el Galatasaray son candidatos a pelear por la otra plaza para octavos, mientras que habrá que prestar atención al FC Astana, debutante en la competición.

Una situación parecida ocurre en el Grupo E, en el que el Barcelona, actual campeón, no debería tener problemas de clasificarse. En cambio, el Bayer Leverkusen esta vez deberá pelear el otro lugar ante la Roma, luego de atravesar la fase previa ante su rival de la misma ciudad, la Lazio. El BATE Borisov tendrá una complicada situación como para aspirar a un posible pase a la fase siguiente.

El Grupo F, en cambio, puede que sea uno de los más atractivos, en el análisis previo, por la presencia de dos equipos que suelen tener un juego vistoso, como el Bayern Munich y el Arsenal de Arséne Wenger. El Olympiacos y el Dínamo Zagreb aparecen claramente por detrás en la pelea por la clasificación.

En cambio, el Grupo G presenta la incógnita de un Chelsea de José Mourinho que contrariamente a lo imaginado, comenzó mal la temporada y tendrá en la Champions la posibilidad de enderezarse. El Porto, de muy buena Champions pasada, aunque con importante cambio de jugadores, y ex equipo del entrenador de los “blues” de Londres, se presenta como la principal amenaza, y bastante más abajo aparecen el Dínamo Kiev y el Macabi Tel Aviv, éste último surgido de la fase previa.

Por último, el Valencia parece haber tenido un Grupo H accesible, aunque el Zenit puede ser un rival peligroso y lo mismo puede decirse del Olympique de Lyon, mientras que el KAA Gent cuenta, originalmente, con menos chances.

Si todo transcurre por los carriles normales, puede decirse que la fase de grupos servirá para afinar el funcionamiento de los equipos poderosos para que a la hora de la verdad, en octavos, comience n a perfilarse los candidatos.

De hecho, el actual campeón, el Barcelona, no puede contar con sus nuevas figuras, por su problema jurídico con la FIFA (Arda Turan, Aleix Vidal) hasta enero próximo.

Todas las especulaciones acabarán este martes, cuando se inicie una nueva temporada de este apasionante torneo europeo, que se definirá en mayo en Milán, sabiendo desde su inicio que ninguno de los dos equipos de la ciudad, Inter y Milan, podrán estar presentes. Ninguno de los dos participará esta vez, una muestra del momento que, con la excepción de la Juventus en la temporada pasada, atraviesa el Calcio.




No hay comentarios: