Páginas vistas en total

Google+ Followers

domingo, 4 de agosto de 2013

La última ficha para Boca Juniors (Yahoo)


Tras haber quedado en la anteúltima posición en el torneo anterior, Boca Juniors se juega, con el inicio de la temporada 2013/14 del fútbol argentino, su última ficha para tratar de ser campeón con el mejor plantel y la apuesta de su veterano y exitoso entrenador, Carlos Bianchi, para que su estrella Juan Román Riquelme, de 35 años, recupere su mejor estado físico, sumado a importantes contrataciones.
Boca ha variado su plantel y se han ido casi veinte jugadores, y en cambio llegaron el volante de la selección argentina Fernando Gago (Valencia), el defensor Daniel “Cata” Díaz (Atlético Madrid) y el extremo Franco Cángele (liga turca) y junto a Newell’s Old Boys, el campeón del pasado Torneo Final, son los dos equipos más fuertes y candidatos al título del Torneo Inicial, que no deben enfrentar otros compromisos.
Tanto Lanús (reforzado con los ex delanteros de Boca Santiago Silva y Lautaro Acosta, así como el ex Belgrano Lucas Melano), como San Lorenzo (llegó el ex arquero del Espanyol de Barcelona, Cristian Alvarez y el delantero Martín Cauteruccio), River Plate (el colombiano Teo Gutiérrez y Jonathan Fabbro, del fútbol paraguayo),  Racing Club (regresó Valentín Viola, del Sporting de Lisboa) y Vélez Sársfield (retornó de Italia Mauro Zárate), deberán jugar la Copa Sudamericana, lo que les quitará energías para el campeonato local.
El torneo argentino comienza con muchos problemas, desde la complejidad para efectivizar los fichajes porque el Estado argentino sospecha de evasión impositiva de los clubes que contratan jugadores de equipos del exterior, hasta la prohibición para que los aficionados de los equipos que no juegan de local puedan acceder a los estadios para evitar la violencia que sigue ocasionando muertos y heridos.
Pese a todos estos problemas, el fútbol argentino sigue esperando de sus estrellas, como el anunciado regreso de Juan Sebastián Verón, de 38 años, a Estudiantes, luego de haber anunciado su retiro hace un año, o la puesta a punto de Riquelme, o la contratación de David Trezeguet para Newell’s reemplazando a Ignacio Scocco, que emigró a Internacional de Porto Alegre, mientras que otros esperan por los juveniles de Racing como Luciano Vietto o Ricardo Centurión, que brillaron en la temporada pasada.
En Newell’s no seguirá como entrenador Gerardo Martino, quien fichó para el Barcelona y será reemplazado por Alfredo Berti. En tanto, el veterano defensor central Gabriel Heinze anunció que seguirá jugando seis meses más y también continuarán Maxi Rodríguez, Diego Mateo y Lucas Bernardi, todos retornados de Europa y campeones en el torneo anterior.
Esta temporada también contará con la particularidad de que no estará Independiente por primera vez en la historia, debido a que descendió al Torneo Nacional B (Segunda), pero sí regresan a la máxima categoría dos equipos de tradición como Rosario Central y Gimnasia y Esgrima La Plata, junto a Olimpo de Bahía Blanca, los tres ascendidos.
San Lorenzo es otro de los clubes que realizaron un gran esfuerzo con los fichajes al contratar a varias estrellas locales como Fabricio Fontanini (Atlético Rafaela), Emanuel Mas (San Martín de San Juan), Martín Cauteruccio (Quilmes) y Néstor Ortigoza (fútbol árabe).
Uno de los mayores desafíos para el fútbol argentino pasa por encontrar una organización acorde con la importancia del torneo, debido a los continuos cambios de horarios, diurnos y nocturnos, y hasta de días, en la mayoría de los casos, por problemas de violencia pero desde las estructuras de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) y el Estado no se encuentra el rumbo.
De hecho, la prohibición del acceso de los aficionados visitantes tiene poca relación con el problema porque los últimos enfrentamientos, con consecuencia de muertos y heridos, está relacionada con enfrentamientos entre facciones de la misma barra brava por hacerse con los negocios del club.
Asimismo, el fútbol argentino debe enfrentar una nueva sangría de jugadores que emigraron buscando mercados más solventes en lo económico, como Scocco (Brasil), Walter Erviti y Lucas Viatri (México), Juan Iturbe (Portugal), Clemente Rodríguez (Brasil), Luis Fariña (Portugal), Facundo Ferreyra (Ucrania),  o Gino Peruzzi (Inglaterra).
El fútbol argentino debe luchar, entonces, por salir de la dualidad de ver a sus estrellas por TV, en las mejores ligas europeas, mientras su propio torneo cuenta con juveniles o veteranos.
El formato será igual que la anterior, con dos torneos cortos, Inicial y Final, dos campeones, y una final entre ellos para determinar un “supercampeón”, con tres descensos en el final de la temporada, que se decidirán por el promedio de los últimos tres años completos, es decir, los últimos seis torneos cortos.


No hay comentarios: