Páginas vistas en total

Google+ Followers

sábado, 7 de diciembre de 2013

¿Tan perfecto es el producto del azar? (Jornada)


Desde Costa do Sauipe


Un grupo perfecto, el soñado por el entrenador Alejandro Sabella y por todos los aficionados que siguen a la selección argentina, desde los rivales hasta el recorrido por las  distintas ciudades y hasta los tiempos entre uno y otro partido, y por si fuera poco, contra equipos a los que ya se enfrentó en amistosos en dos años de ciclo tanto en fase de grupos como posiblemente en octavos de final. ¿Sólo suerte?

El diario “La Nación” de Buenos Aires, en su web “Canchallena”, dijo que al menos dos periodistas recibieron versiones de la posibilidad del uso de las llamadas “bolas frías” en el sorteo, es decir, lo que se conoce en el ambiente del fútbol como que de cada copón, una bola se coloca muchas horas antes en una heladera como para favorecer su extracción mediante el tacto, con la intención de favorecer a tal o cual.

Es más, ayer, distintas personas comentaban a Jornada el desbarajuste que habría producido un cocinero en los instantes previos al sorteo de la Copa de las Confederaciones, al alterar el rumbo de alguna bola que estaba bajo su control, pero es imposible determinarlo.

Lo que sí es claro, es que oh casualidad, en un Mundial en Sudamérica, por ejemplo, los seis seleccionados más fuertes de Europa se enfrentan entre sí en pares en tres grupos (España y Holanda en el B, Inglaterra e Italia en el D, Alemania y Portugal en el G) y por si quedara alguna duda, Suiza y Francia en el E. Es decir que podrían quedar en el camino muy temprano, sumado a que dos de los que podrían pasar a octavos como por ejemplo España o Francia, luego deberían verse las caras con Brasil y Argentina respectivamente.

No sería extraño, entonces, que tengamos en 2014 un Mundial con pocos protagonistas europeos de peso en las finales, dejando el camino expedito para Argentina y Brasil, los que sólo podrían encontrarse en la final si terminan primeros en sus grupos.

Volviendo a la situación de la selección argentina y su suerte como pocas veces ha tenido en los sorteos de mundiales, llaman la atención varios puntos coincidentes.

Uno de ellos es que, teniendo como universo a todas las federaciones del mundo para organizar amistosos, los dos últimos hayan sido armados, en Estados Unidos, ante Bosnia y Ecuador, el primero, ahora rival en el grupo, y el segundo, posible rival en octavos de final. Eficacia absoluta y una suerte insólita.

La AFA ya tiene contratado el predio de Cidade do Galo, del Atlético Mineiro en Belo Horizonte, cuando oficialmente no se sabía la sede antes del sorteo (por eso, aquella declaración de Sabella sobre que “La H es muda” cuando le preguntaron si prefería ese grupo) y terminó siendo perfecto porque no sólo jugará allí el segundo partido ante Irán, sino que los desplazamientos a Río de Janeiro o a Porto Alegre, incluso a San Pablo en octavos de final, demuestra una gran eficacia en la decisión.

La determinación de la elección de la sede, y el apuro del manager Carlos Bilardo por contratarla no habría sido de casualidad y hasta habría generado malestar en el cuerpo técnico por una primera etapa sin consultas y de modo expeditivo, que ahora podría vincularse a este sorteo tan beneficioso.

¿La delegación argentina en Costa do Sauipe ya manejaba información sensible previa al sorteo?

Normalmente, se dice que si un animal se desplaza como gato, maúlla como gato, llora como gato, y trepa como un gato, suele ser un gato.


No hay comentarios: