Páginas vistas en total

Google+ Followers

viernes, 6 de diciembre de 2013

Un sorteo a pedir de Argentina y Brasil (Yahoo)


Desde Costa do Sauipe



Fue un sorteo a pedir de Argentina y Brasil. Las dos máximas potencias sudamericanas podrían verse en una apasionante final del 13 de julio en el Maracaná, si como indica la lógica atraviesan sus distintos obstáculos pero el sorteo ha sido bastante benévolo con ambas, de acuerdo con los grupos que les han tocado.

Por el lado de Brasil, el problema principal que se le presenta no pasa por su grupo inicial, el A, junto a Croacia, México y Camerún, sino los octavos de final, en el que no podría evitar a España, Holanda o en el mejor de los casos, Chile, provenientes del mucho más complicado Grupo B.

En cambio, el siempre equilibrado entrenador de la selección argentina, Alejandro Sabella, admitió que es “moderadamente optimista” luego del sorteo en el que su equipo no sólo deberá tener como rivales a Nigeria, Bosnia e Irán, todos accesibles, sino que se moverá geográficamente en una zona más que aceptable porque estará concentrada en Belo Horizonte y sus desplazamientos, al menos hasta cuartos de final, serán a ciudades grandes como Río de Janeiro y Porto Alegre, y a San pablo en el caso de ganar el grupo.

Tampoco en octavos de final parece tener problemas Argentina porque debería enfrentar al primero o segundo del  Grupo E, compuesto por Suiza, Ecuador, Francia y Honduras, y en cambio ya en cuartos de final, en una ciudad más seca y cálida como Brasilia, podrían ersperar Bélgica, Rusia, tal vez Portugal o con mucha mala fortuna, Alemania.

Este sorteo deparó dos “Grupos de la muerte” aunque el principal es el D, compuesto por tres campeones del mundo, Uruguay, Inglaterra e Italia, y en el que Costa Rica aparece como el árbitro y tal vez la diferencia de gol que todos establezcan con los centroamericanos determine los clasificados a los octavos de fina

El otro grupo muy duro es sin dudas el G, no sólo porque los cuatro equipos son potrencialmente fuertes (Alemania, Portugal, Ghana y Estados Unidos) sino que contiene al seleccionado de Cristiano Ronaldo, a la potencia que es Alemania y al hecho de que ésta deberá jugar ante los norteamericanos, lo que im´plicará del morbo del enfrentamiento entre dos ex compañeros como entrenadores en el conjunto germano en el pasado, Joakim Low (que sigue en Alemania) y Jurgen Klinsmann (Estados Unidos).

Japón tendr´pa un grupo como el C en el que cuenta con buenas posibilidades de avanzar a los octavos de final, aunque asoma como neta favorita Colombia, de una gran fase de clasificación de la mano del entrenador argentino José Pekerman, y Costa de Marfil depende de sus principales figuras, mientras que Grecia mantiene un orden táctico que le ha permitido llegar lejos en los últimos tiempos, pero Japón, con la conducción de Alberto Zaccheroni, tiene motivos como para pensar en un salto de calidad en este Mundial.

El mayor problema en el recorrido japonés parece estarb ya en octavos de final, porque tendría que enfrentar a uno de los dos primeros de un grupo de tres campeones del mundo, el de Italia, Inglaterra y Uruguay, y eso aparece como una enorme limitación a la hora de aspirar a continuar en la competencia.

Completa el panorama de grupos el H con Bélgica, Argelia, Rusia y Corea del Sur, en el que los dos europeos aparecen como nítidos candidatos a clasificarse a la segunda fase, aunque aquí el orden de primero y segundo resulta fundamental.

En cuanto a España, el  campeón del mundo, el hecho de tener que reeditar un partido con Holanda después de la dura final de Sudáfrica 2010 no parece ser una buena noticia, en especial, por el buen momento del equipo naranja sumado a que ambos deberán jugar en zonas de muchísimo calor como Salvador, en el norte brasileño, o en Río de Janeiro, donde “La Roja” ya experimentó una goleada en contra ante los locales en la final de la Copa Confederaciones.

Si Holanda fue un rival que lo tuvo en una situación difícil en la pasada final de 2010 (muchos recuerdan las dos monumentales paradas de Iker Casillas ante un Arje Robben que llegaba solo para definir), tampoco aparenta ser fácil otro rival de ese Mundial y también de la fase de grupos, Chile, que dirigido por el argentino Jorge Sampaoli sacó resonantes resultados tanto en la clasificación como en los últimos partidos amistosos.

España jugó un complicado partido ante Chile en Sudáfrica 2010, cuando se definía el grupo y recién se abrió cuando el portero Bravo cometió un error, dejó el arco vacío y esto fue aprovechado por el goleador David Villa para abrir el marcador, pero el entrenador Vicente Del Bosque admitió luego que su equipo jugó “un partido muy nervioso” ante la chance de quedar eliminado en primera fase.

¿Tendremos una final sudamericana? ¿Tendremos alguna sorpresa en las fases finales? el Mundial copmenzó a rodar, ahora que sabemos los partidos, grupos y recorridos de cada uno de los equipos, por fin.

 

 

 


No hay comentarios: