Páginas vistas en total

Google+ Followers

sábado, 28 de diciembre de 2013

¿Cuál es el proyecto de Sandro Rosell en el Barça? (Yahoo)



Gerardo “Tata “ Martino está a punto de regresar de sus cortísimas vacaciones de fin de año en su ciudad, Rosario, para iniciar la segunda parte de la temporada como entrenador del plantel profesional del Barcelona, habiéndose mantenido lejos hasta del bar habitual en el que se suele encontrar con sus amigos, pensativo y cerca de su familia.

Lionel Messi, el mejor jugador del mundo, también encara las últimas horas de su etapa de recuperación de la lesión de la que informó el Barcelona a los medios, antes de encarar el segundo semestre de la temporada, crucial para su puesta a punto futbolística con miras al gran objetivo de su trayectoria: el Mundial de Brasil con la selección argentina, más allá de que lo esperan decisivos partidos de Liga en enero y de Champions League en febrero, nada menos que ante el Atlético Madrid en el Vicente Calderón y ante el  Manchester City, por octavos de final de la competencia europea.

Tanto Martino como Messi saben que se encuentran en el umbral de un momento crucial. Un mal paso en cualquiera de las dos competencias (o en las dos) podría generar un cimbronazo y tampoco desconocen que esta no será una temporada cualquiera y que a fines de la misma, en el Barcelona pueden ocurrir movimientos como hace años que no se perciben.

Hay señales que indican que pese a las tibias desmentidas oficiales en el Barcelona, Martino sabe muy bien que el gran proyecto del presidente Sandro Rosell esconde algunas cuestiones como la ilusión por contar con el gran entrenador de la selección brasileña y ex campeón mundial en Japón 2002 Luiz Felipe Scolari, hoy, más que ocupado estudiando junto a su manager Carlos Alberto Parreira hasta el mínimo detalle del Mundial que se avecina, en el que Brasil será local y sus chances de ganar la sexta Copa del Mundo son importantes, por lo que no puede siquiera pensar en su futuro más allá de julio.

En Rosario, como en los circuitos del fútbol argentino y cercanos al entorno de Martino, aumenta la percepción de que el entrenador del Barcelona podría dejarlo cuando finalice la temporada aunque todo se mantiene top secret, pero hasta se especula con que después del verano europeo lo esperaría un desafío tan o más fuerte que el actual, aunque el proceso podría acelerarse de acuerdo con los resultados del equipo.

Tampoco es claro el panorama de Messi en el Barcelona, ni siquiera con la tan mentada renovación de su contrato hasta 2020, como se promociona cerca del club, más como respuesta de Rosell a la extraña declaración del vicepresidente económico del club, Javier Faus, sobre que “ese señor no puede hablar de aumento cuando ya tiene un contrato arreglado hasta 2018”, que a otra razón de orden.

Es más, si como se dice, la cláusula de rescisión del pase de Messi aumentara de 250 millones de euros a 290 por dos años más de contrato, la diferencia no sería significativa en cuanto a que alguna poderosa entidad europea manejada por multimillonarios, que bien podrían hacer el esfuerzo, si lo consideraran, como para llegar a la cifra pretendida o negociarla, si el jugador lo aceptara.

De hecho, el diario “Le Parisien” insistió en estas horas en que el PSG del jeque qatarí Mohamed Al Thani sí se plantea fichar a la superestrella argentina aún cuando algún medio afirmó que el club francés desmentía la información, y la suba de la cláusula en apenas 40 millones no es otra cosa que un indicio de que se busca desdibujar una situación incómoda para las partes.

Pero además de Messi y Martino, en el eje de posibles cambios para un futuro cercano está también un tercer argentino del plantel, Javier Mascherano, quien según los medios italianos habría ya dado un sí a Rafa Benítez para sumarse al proyecto del Nápoli desde la temporada próxima y retornar al trabajo a las órdenes de quien ganó todo con el Liverpool hace poco más de un lustro.

¿Qué hará el Barcelona con su plantel cuando termine la temporada? Algunos ya se animaron a hablar de cambios “dolorosos y necesarios” que podrían involucrar a algunos veteranos, mientras que, salvo que las cosas cambien mucho, se conoce que el arquero Víctor Valdés emigrará a otra liga europea.

¿Por dónde pasa, entonces, el proyecto de Rosell? ¿por un eje brasileño, con Scolari y Neymar como ejes o es sólo una percepción dentro de un enorme abanico de posibilidades? ¿Tiene este nuevo proyecto alguna relación con el reciente pasado del presidente del Barça en la actividad privada como hombre de Nike Brasil?

¿Pasa por mantener el statu quo y este mismo plantel, con Messi como eje, y con Andrés Iniesta a su lado, pase lo que pase con los resultados?

En todo caso, es el tiempo el que se encargará de responderlo.


No hay comentarios: