Páginas vistas en total

Google+ Followers

martes, 21 de febrero de 2017

Con roscas y claudicaciones, se va cerrando el nuevo orden del fútbol (Jornada)




Cada vez más clarito. A medida que van pasando las horas y nos acercamos a la Asamblea Extraordinaria del próximo viernes que va a determinar la formalidad del fin del Fútbol Para Todos (aunque todavía  puede aparecer alguna sorpresita impensada, aunque proveniente de otro sector), los distintos obstáculos parecen allanarse para que, por fin, se pueda cumplir con el pacto entre los dos grupos contendientes por el poder del fútbol: Claudio “Chiqui” Tapia a la AFA y Marcelo Tinelli a la Superliga.

Como se ha escrito en este blog de manera insistente, Tinelli jamás fue considerado un enemigo por parte del gobierno de Mauricio Macri, al que lo que más le interesó siempre fue que se implementara la Superliga para que se abriera por fin la puerta a las sociedades anónimas, algo que hace veinte años intentó desde el “llano empresario” y que chocó contra la resistencia de hinchas y socios y un Julio Grondona que siempre lo miraba de reojo.

Entonces, el macrismo veía como mayores opositores a los que se oponían fervientemente a la entrada de las SA en el fútbol, Matías Lammens  (presidente de San Lorenzo e integrante de la fórmula con Tinelli) y Rodolfo D’Onofrio, quien finalmente se fue ablandando desde que puso los pies en la FIFA, integrando una de sus comisiones.

La política del ahogamiento a los clubes para forzar la Superliga, mal que les pese a los más chicos, que padecieron penurias en estos meses de verano, dio buen resultado y terminó ocurriendo que se debieron contentar con apenas 350 millones de la rescisión del FPT cuando no hay que olvidarse que la exigencia original era de 880 y bajo la amenaza de no continuar jugando hasta que el dinero no apareciera.

Si el dinero fue escaso (aunque habrá que sumarle los 1200 millones de llave del ganador del llamado a concurso –que no licitación porque ni eso pudo cumplir esta dirigencia del 38-38-, ni hablar de lo que va a venir en cuanto a las transmisiones de los partidos desde agosto, cuando se inicie la nueva temporada y ya el pacto se haya puesto en marcha de manera definitiva.

Allí, según la número tres de la Comisión Normacrizadora, Carolina Cristinziano, el abono mensual para el Pay Per View costaría “entre 15 y 20 dólares”, que a valores de hoy serían de 240 a 320 pesos, que habría que agregar al básico de la TV por cable, pero eso no es todo: las empresas oferentes (por ahora tres, Fox-Turner, ESPN y Mediapro) han preguntado por las transmisiones  “de interés público”, que permiten que Canal 7 emita los acontecimientos más trascendentes en materia deportiva, cosa de que no quede ni rastro de algún beneficio social, y por otro, tuvieron que aceptar que no estén en juego en el concurso –que no licitación- los derechos internacionales, en manos de Torneos –empresa que estuvo directamente ligada al FIFA-Gate- hasta 2019.

Eso sí: no queda para nada claro (al menos hacia afuera) si la AFA le sigue debiendo o no a TRISA (Telered Imagen SA) por haber cancelado antes de tiempo (en 2009 cuando vencía en 2014) el contrato de derechos de TV del fútbol argentino. 

Se había insinuado que en junio pasado, cuando la AFA manejada por los clubes grandes (previa a la intervención solapada) le otorgó todos los derechos del fútbol menos los del torneo de Primera (Copa Argentina, Nacional B, amistosos de la selección nacional, partidos de clasificación para el Mundial 2018) a Torneos, esta empresa condonaría la deuda de aquel rompimiento de contrato, pero esto no acaba de aclararse.

En medio de estas confusiones y avances a los golpes y entre roscas varias, por fin, y con el folklore de siempre (Armando Pérez, presidente de la Comisión Normacrizadora, no sabía bien el procedimiento y remitía a los abogados y dijo públicamente que la apertura de sobres se haría “lo más transparente posible” (SIC), sin cumplirse los horarios previstos, con idas y vueltas y sobres abiertos para mostrar apenas otros sobres pero sin dar información concreta a la prensa), se procedió a iniciar un concurso de derechos de TV por el fútbol local con una base mínima de 3000 millones de pesos anuales, por cinco años de duración y con opción a renovar por cinco años más.

Esto dio lugar a que apareciera una segunda confusión, con un sobre que según dijo Tinelli a la prensa, tenía una oferta “no vinculante” (es decir, sin el aval de la casa matriz, por parte de Turner-Fox), lo cual generó presiones de los otros dos competidores para que el tercero quedara afuera de la competencia al incumplir un punto luego del vencimiento del plazo, pero otra rosca determinó que “todo se solucionara” a la usanza nacional.

Como se viene señalando, tampoco parece interesar mucho a esta dirigencia, el tema ético de las empresas ofertantes.  Si el representante en la Argentina del trotskista y catalanista (aunque no independentista) y productor de cine, Jaume Roures (Mediapro) es nada menos que un hombre de los tiempos duros de Torneos y Competencias, José D’Amato, quien supo ser socio de Hugo y Mariano Jinkis, involucrados en el FIFA Gate, el propio accionista de la ofertante lo es de Javier Tebas, el presidente de la Liga Española de Fútbol, y a quien su ex socio en el Badajoz, Tinelli, trajo a Buenos Aires meses atrás para que contara de las bondades de la posible Superliga, aunque le vendió a los desconocedores dirigentes locales los mismos peces de colores de toda la vida desde hace cinco siglos.

En efecto, Roures y Tebas se encontraron en Spanish Soccer International Marketing AIE el 11 de noviembre de 2014, con sede en la calle Hernández de Tejada 10, en Madrid, (http://www.vozpopuli.com/deportes/Mediapro-Jaume_Roures-LFP_0_777222335.html).

Qué decir de otra de las ofertantes, Fox, la que utiliza de manera habitual las producciones de Torneos, que pese a la lavada de cara, también estuvo involucrada en el FIFA-Gate.

Las cosas no terminan allí.  Estuvo a punto de presentarse otra empresa, la extraña Consor, mucho más ligada al marketing y a las consultas al respecto y a la compra-venta de derechos mucho más que al usufructo propio, pero a último momento, dio a entender que no llegaba a los plazos establecidos, aunque es una rara casualidad que su repentina autoexclusión se haya producido al mismo tiempo que arreciaron las críticas políticas al Gobierno por el affaire del Correo Argentino y el intento de condonación de un alto porcentaje de la deuda del Presidente a su padre, Franco.

Lo extraño es que una empresa que iba a ofertar casi el doble que las otras, no llegara en tiempo y forma a un concurso y se retirara de buenas a primeras, pero en esta loca carrera por el poder y los negocios, todo puede pasar.

Lo que no parece ninguna casualidad es que mientras Macri se encuentra en Madrid de visita oficial, se haya presentado al concurso una empresa española tan ligada a los medios y que tiene un representante argentino demasiado cercano a Alejandro Burzaco (era CEO de Torneos cuando ésta, junto con Full Play, de los Jinkis y Traffic, de José Hawilla –uno de los arrepentidos-, conformaron Datisa, que participó en las coimas a los dirigentes de la Conmebol para quedarse con distintos derechos internacionales de TV). Y no olvidar que Alejandro es el hermano de Eugenio, secretario de seguridad de la Nación.

Pero tampoco termina aquí sino que la dirigencia tuvo que atravesar otra rosca, por la cual derrumbó, en una insólita negociación final, el estatuto que devolvió la FIFA con 6 integrantes del Grupo de Interés, que era el propósito inicial manifestado por el enviado ítalo-suizo Primo Corvaro cuando asumió el Comité de Regularización a mediados de 2016: una mayor participación de más sectores en las tomas de decisión.

Sin embargo, la FIFA también acabó cediendo y de esos 6 integrantes, quedaron apenas 3 (que ya la dirigencia se encargará de ablandar hasta eyectarlos en un futuro), y el resto de los puestos negociuados fue a parar al Ascenso Unido, porque de todos modos, el pacto con Tinelli ya está sellado a fuego y a éste lo que le importa es la Superliga.

De todos modos, para la votación a presidente, el próximo 3 de abril, se decidió que participarán como los 22 representantes de Primera,  los que ocupen esos mismos lugares en los promedios sobre los 30 equipos participantes a 10 días de los sufragios, otro motivo de enorme confusión porque se generará una competencia extra entre los clubes de esa zona de la tabla en las primeras fechas de esta segunda parte para poder llegar a tener voz y voto. Algo así como el “Minitorneo por la Voz y el Voto”.

Hoy, los que no votarían serían Vélez, Quilmes, Arsenal, Huracán, Olimpo, Sarmiento, Témperley y Atlético Rafaela. Pero hoy…mañana eso puede volver a cambiar. Reglas que no son fijas y sujetas a todo tipo de cambios….

Este es el fútbol argentino de hoy, con la sensación de que no hay nada que pueda concretar que sea cristalino y con reglas claras. Estos dirigentes no parecen haber aprendido nada tras el escándalo del 38-38. Todo sigue igual.


No hay comentarios: