Páginas vistas en total

Google+ Followers

lunes, 18 de octubre de 2010

Los mineros chilenos y los violentos serbios, las dos caras del fútbol (Yahoo)




Así como las dos caras del teatro griego, la de la tragedia y la de la comedia, el fútbol mostró al mundo, esta semana, sus dos caras, dos extremos, dos sensaciones opuestas que demuestran la riqueza de un deporte que genera una extraordinaria cantidad de elementos para su análisis desde distintos puntos de vista.

Por un lado, uno de los hechos más impactantes de los últimos tiempos en el mundo, como fue el maravilloso rescate de los treinta y tres mineros de Atacama, en Chile, que generó en el ambiente del fútbol una solidaridad pocas veces vista y que demuestra que todavía reina en su interior, pese a todos los negocios que encierra, una cierta pureza entre sus protagonistas, lo más noble que sigue teniendo este juego.

Por el otro, uno de los hechos más graves (por las consecuencias que puede acarrear), ocurrido en Génova durante el intento de disputa de un partido de clasificación para la Eurocopa 2012 de Ucrania y Polonia, entre Italia y Serbia, que debió ser suspendido apenas a los 6 minutos de la primera parte, por serios incidentes en la tribuna que ocupaban unos diez mil hinchas balcánicos.

La resolución de este problema es crucial para la Unión Europea de Fútbol (UEFA) y para su presidente Michel Platini porque parece evidente que el motivo de estos incidentes poco tiene que ver con el fútbol sino con el intento de generar presión para que Serbia no ingrese como miembro de la Unión Europea (UE). Es decir que la motivación de estos hechos de violencia, poco tienen que ver con el fútbol mismo y en cambio, están relacionados con motivaciones estrictamente políticas, y se investiga ahora la conexión del líder de los ultras, Iván Bogdanov, con dirigentes políticos serbios.

Bogdanov, encerrado de momento en la cárcel de mujeres de Pontedecimo –la de hombres de Marassi estaba repleta-, repite a través de su abogado Gianfranco Pagano que no tiene filiación nazi ni tampoco es un tigre de Arkán –nombre tomado de la fuerza paramilitar que comandó el criminal de guerra Zeljko Ranjatovic durante el conflicto de la ex Yugoslavia en los años noventa- pero pocos le creen.

De hecho, antes de viajar a Génova para el partido, Bogdanov ya tenía un largo prontuario de hechos de violencia y hasta de tráfico de estupefacientes, usa un pasamontañas, un tatuaje de una granada en su pecho, junto al del club estrella Roja de Belgrado, el número 1389 en su brazo derecho, que representa a un partido de extrema derecha y el año de la batalla de Merli, en la que los serbios fueron derrotacos por los turcos y que simboliza el sentimiento nacionalista serbio.

Bogdanov es conocido como “El hombre de negro” y suele saludar extendiendo tres dedos, el pulgar, el índice y el medio, lo cual tiene su explicación: es la tríada ortodoza (Dios manda en el cielo, el rey en la tierra y el padre, en la familia).

Pero la cosa no queda allí. Arkán- asesinado en Belgrado en 2000- fue el mismo que en el año 1998 amenazó de muerte al sueco Lennart Johansson, que no es otro que el antecesor de Platini en la presidencia de la UEFA.

El gran problema es que ya Bulgaria canceló el partido amistoso que tenía previsto para este año ante Serbia y la UEFA deberá tomar medidas urgentes para resolver qué se hace con la presencia de Serbia de aquí en más, algo que al mismo tiempo se debate la UE para el ingreso del país a la Unión Europea (UE).

En cambio, la otra cara se vio en Atacama. No sólo por la increíbel resolución del drama de los mineros encerrados durante sesenta y nuieve días a más de 600 metros de profundidad, sino porque se descubrió que uno de ellos, Frank Lobos, fue jugador profesional entre los años ochenta y noventa, y hasta llegó a ser campeón chileno con el Cobresal y participó en la selección de su país que obtuvo el pase a los Juegos Olímpicos de Los Angeles 1984, aunque luego no formó parte del megaevento.

Lobos era el chofer de los mineros encerrados, y era el encargado de traer y llevar a las personas a la mina y resultó ser el vigesimoséptimo minero en ser rescatado, al formar parte del tercer y último grupo en salir, el de los considerados más fuertes.

Pero si hay alguien que pueda ser considerado héroe, además de los treinta y tres hombres que sobrevivieron encerrados en la mina, es sin dudas el ingeniero André Sougaret, quien diseñó el sistema para el rescate.

Ya en 1960, durante el mayor terremoto que se recuerde en Chile (9,5 en la escala de Richter), el ingeniero Raúl Sáez había diseñado una estrategia para generar un curso alternativo del lago Riñihue, que había subido el nivel hasta arrasar con poblaciones de más de cien mil habitantes (esto se cuenta en el libro “La hazaña del Riñihue”, del español Leopoldo Castedo). Fue tal la euforia por la situación que hubo un auge de estudiantes de ingeniería, entre los que se cuenta a Manuel Pellegrini, ex entrenador del Real Madrid y del Villarreal.

La cantidad de camisetas recibidas por los mineros (se dice que hubo disputas por las dos que donó David Villa), los partidos a beneficio en todo el mundo y la invitación de la FIFA para que Lobos de conferencias sobre superación grupal, muestran la cara más noble del fútbol, que sigue resistiendo ante tanto asedio por su deshumanización.

No hay comentarios: