Páginas vistas en total

Google+ Followers

lunes, 4 de octubre de 2010

Días de definición en la selección argentina (Yahoo)



Mientras la selección argentina a pleno llega a Tokio para jugar el tercer partido amistoso con Sergio Batista como entrenador, desde que finalizara su participación en el pasado Mundial de Sudáfrica, en Buenos Aires la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) se apresta a decidir quién dirigirá al equipo de manera definitiva en el camino al Mundial de Brasil 2014.

En efecto, antes de fin de octubre, una comisión de dirigentes designada por el Comité Ejecutivo de la AFA, será la encargada de decidir el entrenador (Batista lo es en forma interina), entre una cantidad de nombres (se dice que entre tres y cuatro) que serán elevados por el manager Carlos Bilardo, el único de todo el cuerpo técnico, junto a Batista, que sigue trabajando en el equipo nacional tras el Mundial.

Entre los nombres que se manejan, de acuerdo a los gustos de Bilardo, estarán, seguramente, el actual entrenador de Estudiantes de La Plata, líder del Torneo Apertura y campeón de la Copa Libertadores 2009, Alejandro Sabella, así como el actual entrenador de Racing Club y campeón de la Copa Libertadores 2007 con Boca Juniors, Miguel Russo. Ambos fueron jugadores de Bilardo en los años ochenta, y muy conocidos por el entrenador campeón mundial en México 1986 y finalista en Italia 1990.

La gran incógnita pasa por tres entrenadores más. El primero de ellos es Carlos Bianchi, ganador de todas las encuestas de absolutamente todos los medios para periodistas especializados e hinchas de todo el país, debido a su seriedad en el trabajo y a que es considerado un ganador absoluto. Es extraño que en estos tiempos de urgencias, un entrenador se vaya de dos clubes despedido con una fiesta y fuegos artificiales, y eso ocurrió por sus trabajos en Vélez Sársfield (1993-1996) y en Boca Juniors (1998-2004, con un breve descanso en 2002).

En ese tiempo, Bianchi cosechó siete torneos locales entre ambos equipos, cuatro Copas Libertadores y tres Copas Intercontinentales (dos ganadas al Milan y una al Real Madrid), además de otros torneos internacionales y cuesta entender, desde una mirada extranjera, cómo un entrenador con este palmarés no ha llegado nunca a dirigir la selección argentina, y hasta podría decirse que intregrar una terna con otros entrenadores es casi imposible porque ninguno resiste una comparación.

De hecho, dos de los posibles votantes de la comisión, los representantes de Vélez y Boca, tendrían decidido su voto y aún hay chances de que Lanús también se sume, con lo que podría tener chances de ser designado, pero se encuentra con el problema de que siempre ha tenido una relación distante (por no decir mala) con el presidente de la AFA, Julio Grondona, al no coincidir con sus métodos y porque el dirigente sostiene que cuando se le ofreció el puesto en 1998, tras el Mundial de Francia, lo rechazó. Lo que sucedió allí es que Bianchi justamente ya tenía todo acordado con Boca, en lo que luego sería un ciclo notable, y quiso mantener su palabra, lo que habla de su seriedad.

El otro caso es el de Maradona, que todo indica que tiene cerradaslas puertas de su regreso como entrenador mientras Grondopna continúe siendo el presidente,. Luego de las duras palabras contra el dirigente en aquella conferencia de prensa en la que declinó aceptar la oferta de continuar pero sin sus colaboradores.

Aunque ahora, desesperado porque ya se acaba el tiempo y se tomará la decisión de contratar al nuevo entrenador, Maradona apareció con todo el fuego mediático a decir que reconsideraría la idea de regresar solo, con otro cuerpo técnico (con lo cual olvida lo que antes manifestó sobre el código ético y el respeto por sus compañeros) y atacó incluso a Batista, no parece que haya muchas posibilidades para su retorno.

Y como tercer caso, el propio Batista, que designado luego del Mundial como entrenador interino, ahora parece ir ganando terreno para quedarse con el lugar por el muy buen trabajo realizado en estos meses, además del éxito ante Irlanda en Dublin (0-1) y especialmente ante España en Buenos Aires (4-1) y su muy buen manejo de grupo, en el que Lionel Messi se siente cómodo y lo apoya.

Batista, con criterio, viene sosteniendo que aún con los buenos resultados, no quisiera que su trabajo fuera evaluado sólo por ellos sino por lo hecho anteriormente con los seleccionados juveniles que manejó hasta el Mundsial de Sudáfrica, en especial, el título olímpico conseguido en Pekín en 2008, aunque el manager Bilardo insiste en que lo que determinará sus posibilidades serán los resultados conseguidos, es decir, todo lo contrario a lo que sostiene el entrenador.

En este punto cabe detenerse porque es medular. Si a Bilardo le fue renovado su contrato de manager, pese al fracaso en el pasado Mundial y a que casi no apareció en todo el certamen, es porque Grondona deposita en él el poder de lo que ocurra en el seleccionado en el futuro, y es por eso que es clave que el nuevo entrenador tenga una buena relación con él.

En este sentido, Batista fue jugador suyo en el equipo argentino de los mundiales de 1986 y 1990 (Sabella y Russo no fueron mundialistas) y Bianchi no tiene ninguna relación con Bilardo desde hace años.

De lo que nunca se habla, tristemente, es de proyectos futbolísticos. Un mal que lleva demasiados años en el fútbol argentino, que sigue apostando más a nombres que a ideas.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

de verdad supones que Riquelme podría ser convocado?
No es seguir con los conflictos, no hay un jugador que pueda remplazarlo, y no estoy criticando su calidad, sino su actitud en el campo de juego

SergioL dijo...

Mario, creo que efectivamente, si Riquelme se pone bien fisicamente y el DT es Batista, o si llega a ser (dificulto) Bianchi, será convocado. No creo que en su función, hoy, haya algun jugador de su nivel, aunque yo creo que no llega más que a la Copa America 2011.

Anónimo dijo...

Yo me refería a su estilo no por su capacidad sinbo por su conflictividad, de la que dió sobradas muestras en el único mundial que jugó.
No tengo dudas que es el mejor, pero me parece que con el se pierde más de lo que se gana, elige con qu...ien quiere jugar, quien lo puede dirigir, como se le tiene que hablar, etc..
Y si solo llegaría a la copa America, porque no empezar con otro reemplazo?
Mario Goldberg

SergioL dijo...

Mario, creo que lo llaman porque no aparece nadie con su calidad. Si no, hace rato que no lo convocarían. Igual, no creo que ahora sea tan quisquilloso porque el equipo girará (como corresponde) en torno de Messi.

Anónimo dijo...

y eso lo aceptará?
Porque no le veo cediendo el protagonismo, ya lo vimos repito, en el mundial de Alemania, donde exigia jugar con sus amigos.
Mario Goldberg

Anónimo dijo...

lamentablemente riquelme se termino en el mundial de Alemania, de ai en mas todo cambio para peor, el tecnico del pueblo descartado, osea hay que olvidarse de aquellos viejos recuerdos del riquelme de la era bianchi, ahora me pregunto, que hace bilardo ai. que vayqa a su programa de radio y dejen a gente capaz dirigir a la seleccion, no me jodan,un beso sergi
Osvaldo Ríos

SergioL dijo...

Todos sabemos cómo es Román, y yo creo que tyodavía tiene mucho que aportar, aunque no creo que sea por tanto tiempo, pero el mayor problema reside en que no hay reemplazo en su nivel. No sé si lo aceptará pero si no, seguro que no va a durar.

Anónimo dijo...

antes q lo acpete que juegue en boca, porq hoy todavia no logro ni eso, va medio campeonato y el sigue en la platea, caro el muchacho, no?
Pablo Barsky

SergioL dijo...

Pablo, desde ya que primero debe jugar en Boca, pero si sigue en la platea, es porque está lesionado. En eso, no tiene la culpa. Pero desde ya que para llegar a la selección debe recuperar su mejor nivel.