Páginas vistas en total

Google+ Followers

domingo, 5 de junio de 2016

Copa América Extra: la oportunidad para la Argentina de Messi (Yahoo)




La selección argentina tendrá, más pronto que lo habitual, la chance de ganar por fin un título con esta generación que incluye al mejor jugador del mundo, Lionel Messi, con la oportunidad de la Copa América Extra de los Estados Unidos, apenas un año después de su frustrada final ante los locales de Chile por penales y con 23 años sin ninguna conquista.

Pocos podían pensar, cuando Oscar Ruggeri levantó la Copa América en Ecuador 1993, que ese sería el último trofeo oficial de la selección absoluta  argentina, con todas las estrellas que vistieron esa camiseta posteriormente, en especial las estrellas que en la actualidad y desde hace una década en muchos casos, son grandes figuras del fútbol europeo.

El equipo argentino arañó el título mundial en Brasil 2014 pero perdió en el alargue de la final ante Alemania, y empató el partido decisivo de la Copa América 2015 ante Chile y luego cayó por penales, en tanto que en 2004, Brasil le empató la final en el último minuto en Perú y luego venció por penales y el mismo equipo le ganó la final de Venezuela 2007, aunque en ese caso, con mucha mayor claridad (3-0).

La mayor amenaza para la selección argentina en esta Copa, que se disputa en Estados Unidos para conmemorar el centenario de la primera edición de la competencia más antigua del mundo en el nivel de selecciones, parece ser la de México, que se ha lanzado con su mejor plantel posible a la conquista de América y debutó ganándole bien 3-1 a Uruguay por el Grupo C.

El conjunto celeste, siempre dirigido por Oscar Tabárez, como en los últimos años, no pudo contar con Luis Suárez, que arrastra una lesión, y ahora deberá jugarse el pase a cuartos de final ante Venezuela, ganadora de la poco experta Jamaica por 1-0.

Esta Copa América cuenta con cuatro equipos más que lo tradicional, que incluía a los diez seleccionados sudamericanos y dos invitados, casi siempre de la Confederación del Norte y Centro América y el Caribe (CONCACAF) pero ahora, por tratarse de una competencia especial, esta confederación aporta seis equipos, por lo que la fase de grupos se dividió en cuatro de cuatro conjuntos cada uno, de los que pasarán a cuartos de final los dos primeros.

En el Grupo A, Colombia, dirigida por el argentino José Pekerman como en el Mundial 2014, venció 2-0 a un sorprendente equipo de Estados Unidos, que no pareció transmitir la fuerza de otras oportunidades y que ha perdido parte del funcionamiento que se le ha conocido en el pasado reciente.

En el segundo partido, Paraguay y Costas Rica aburrieron mucho en un 0-0 porque los centroamericanos no se parecieron a aquel equipo que casi llega a la semifinal en Brasil 2014 y se contentaron con el empate, mientras que Paraguay, con mayor técnica, no tuvo cambio de ritmo y prefirió tener la pelota pero no profundizar acercándose al área rival.

Brasil, por el Grupo B, apenas si pudo rescatar un empate ante Ecuador. Los dirigidos por Dunga no repitieron ni un solo jugador del bochornoso 1-7 ante Alemania en 2014, y sin Neymar, al priorizar que participe en agosto en los Juegos Olímpicos, no tuvo demasiada fluidez en el juego, aunque tampoco decepcionó. Simplemente, esta generación de futbolistas está lejos del alto nivel y de las estrellas que este país tuvo hasta no hace tanto tiempo.

En un partido algo más atractivo, Perú se las arregló para vencer a uno de los equipos de menor tradición, Haití, gracias a su goleador Paolo Guerrero pero no da garantías de que pueda mantener el liderado cuando enfrente a Brasil o a Ecuador en las dos jornadas que quedan.

Por el Grupo D, el partido inaugural entre Argentina y Chile puede ser decisivo para la tabla de posiciones finales porque estos dos equipos suenen como mucho más fuertes que los otros dos que se enfrentan, Bolivia y Panamá.

En el equipo argentino parece dificultoso que Messi pueda ingresar desde el inicio debido a una molestia en la espalda que arrastra desde hace varios días como producto de un golpe que recibió en un partido amistoso ante Honduras, de preparación para esta Copa. En el caso de que no pueda jugar, su reemplazante natural será Nicolás Gaitán, quien acaba de ser transferido desde el Benfica al Atlético Madrid por 25 millones de euros.

En el conjunto chileno, que tratará de ratificar su condición de campeón de América (representará al continente en la próxima Copa Confederaciones de Rusia en 2017), sorprendió que su nuevo entrenador, el también argentino Juan Antonio Pizzi, no convocara para este torneo a quien resultó elegido mejor jugador en la Copa América del año pasado, “El Mago” Jorge Valdivia, quien le aportaba una importante cuota de claridad en los pases entrelíneas y el armado del juego.

La sorpresa fue mayor aún cuando su reemplazante natural para esa posición, Matías Fernández, se lesionó y quedó marginado de la competencia.


¿Podrá Messi, por fin, levantar una Copa con la selección argentina absoluta? Seguramente lo sabremos el 26 de junio, cuando en el estadio Met Life de Nueva Jersey se conozca al campeón tras la final de un torneo que promete muchas emociones y estadios repletos.

No hay comentarios: