Páginas vistas en total

Google+ Followers

domingo, 19 de marzo de 2017

Suerte distinta de los españoles en la Champions (Yahoo)




Esta vez, el mayor afortunado de los tres equipos españoles que disputarán los cuartos de final, fue sin dudas el Atlético Madrid, aunque habrá que comprobar en los hechos si esto es así, debido a la suba del nivel que ha tenido su próximo rival, el Leicester, el único que queda proveniente de la Premier League.

El Atlético Madrid es un equipo de gran experiencia en la Champions y llega por cuarta vez consecutiva a los cuartos de final (además de haber jugado dos finales en ese mismo período), y su foco está puesto especialmente en el torneo europeo al tener pocas opciones en la Liga y haber quedado eliminado de la Copa del Rey, por lo que sin dudas se convierte en el favorito para acceder a las semifinales.

Sin embargo, no se puede menospreciar al Leicester, que ya ha probado en la temporada anterior que puede superar cualquier obstáculo y que desde que fue despedido el entrenador italiano Claudio Ranieri, con el que conquistó de manera brillante la pasada Premier League, su continuador, Craig Shakespeare, ha conseguido devolver el espíritu ganador al equipo, y con  una mayor confianza han vuelto los muy buenos resultados que también lo fueron mejorando en las posiciones del torneo local.

El Leicester también sorprendió no sólo eliminando en octavos de final al Sevilla, sino que han tenido que remontar un 2-1 en contra en la ida en el estadio Sánchez Pizjuán gracias a un gol de de Jamie Vardy, que ha vuelto a ser el que era en la pasada temporada o al inicio de ésta, en la fase de grupos de la Champions.

Será una serie más que interesante porque si el Leicester ha demostrado capacidad para remontar partidos y para vencer a cualquier rival, el Atlético Madrid es un especialista en obtener puntos como local en el Vicente Calderón para luego defender la ventaja fuera de casa.

En cuanto al Barcelona, si bien no ha sido demasiado beneficiado por haberle tocado un rival como la Juventus, pentacampeón italiano y camino a la sexta corona de su país, al que ya enfrentó en la final de 2015, tendrá la posibilidad de definir en el Camp Nou, con todo lo que eso significa luego de la histórica remontada ante el PSG por los octavos de final.

Esta serie, además, tendrá otros aditamentos o “micro partidos”, como el primer enfrentamiento entre un ex jugador blaugrana de tantos años, como Daniel Alves, ante sus ex compañeros, o como el hecho de que Giorgio Chiellini deberá marcar otra vez a Luis Suárez, luego del escándalo ocurrido durante el enfrentamiento entre Italia y Uruguay por la supuesta mordida en la oreja del delantero al defensor.

Habrá muchos otros duelos interesantes en distintos sectores del campo de juego, pero el que tal vez genere mayor interés es el del duelo de los argentinos Lionel Messi y Paulo Dybala, compañeros en la selección albiceleste y acaso futuros compañeros en el Barcelona.

No es un dato menor que Messi haya considerado a Dybala como el jugador con mayor futuro y en cierta forma lo designó como su sucesor en la selección argentina, mientras que Gonzalo Higuaín, un ex madridista, tendrá la ocasión de enfrentar al Barcelona como en los viejos tiempos.

Tanto el Barcelona como la Juventus pelean en tres frentes, porque ambos siguen en camino en sus ligas locales, aunque con diferente situación (el Barcelona se encuentra segundo a dos puntos del Real Madrid y con un partido más que los blancos, y la Juventus es cómodo líder de la Serie A), y también los dos se encuentran en el momento de las definiciones en las copas (el Barcelona espera por el Alavés en la final de la Copa del Rey en mayo, y la Juventus deberá enfrentar al Nápoli en semifinales de la Copa Italia).

En una serie tan pareja, y aunque de momento la Juventus aparezca como más sólida como equipo y el Barcelona, con jugadores más desequilibrantes, el hecho de definirse en el Camp Nou aparece como clave.

Finalmente, la serie entre el Bayern Munich y el Real Madrid es de un enfrentamiento de altísimo nivel entre el vigente campeón europeo y el que hoy es, a juicio de este columnista, el mejor equipo del continente y acaso del mundo.

El Real Madrid no es un equipo que llene los ojos con un fútbol maravilloso, pero sí efectivo y con una tremenda capacidad de gol, para el que no necesita de demasiado tiempo de dominio territorial sino apenas una pizca de concentración en tratar de llegar a la meta, con un ataque letal y con un lateral magistral como el brasileño Marcelo por la izquierda.

El Bayern Munich sigue siendo la plantilla completa de las pasadas tres temporadas con Josep Guardiola como entrenador, pero en la actual, con la llegada del italiano Carlo Ancelotti, se han soltado algunos jugadores, que están rindiendo a un altísimo nivel, especialmente Arje Robben, Robert Lewandowski y el veterano mediocentro Xabi Alonso, quien ya anunció su retiro y que podrá despedirse también del público del Santiago Bernabeu, tras haber vestido la camiseta blanca en años de muchos títulos.

Esta serie aparece como de una enorme paridad, que podría definirse por algunos detalles, pero el hecho de que la vuelta se juegue en el Allianz Arena de Munich le otorga una pequeña ventaja a los alemanes.

La gran noticia para el fútbol español es que por sexta vez consecutiva, la Liga ha colocado a tres equipos en los cuartos de final, algo que ningún otro torneo europeo ha conseguido en este tiempo, y eso le otorga un lugar de absoluto privilegio.



No hay comentarios: