Páginas vistas en total

Google+ Followers

jueves, 8 de julio de 2010

La selección española se acordó de jugar e hizo historia (Jornada)



Durban.- Será muy difícil quitarle el título de campeón mundial a España. Este equipo que jugó anoche ante una dura Alemania, no tiene casi nada que ver con aquél dubitativo que comenzó el torneo perdiendo ante Suiza. “La Roja” de anoche se parece más al excelente equipo capaz de controlar la pelota, manejar los tiempos, defender con jerarquía y atacar con inteligencia, siempre copn los hilos movidos por sus dos grandes creadores, Xavi Hernández y Andrés Iniesta.

Al cabo, España le jugó a Alemania como tal vez Argentina debió jugarle o como el estilo argentino de siempre hubiera hecho. Escondiéndole la pelota, conservándola con criterio, progresando en la cancha, abriendo el juego, sacando buenos remates de media distancia (especialmente en Xabi Alonso) y ya Alemania no pudo ser la misma que arrasó en varios partidos del Mundial.

España se ganó el derecho a jugar la gran final del próximo domingo en el estadio Soccer City de Johanesburgo ante Holanda, a partir de volver a jugar un fútbol prolijo, con claridad de conceptos, y porque se mantuvo firme atrás, ante un equipo alemán que jamás renunció a atacar, pero casi nunca encontró la vía directa hacia el arco de Iker Casillas.

Sólo una vez, Toni Kroos, que ingresó en el segundo tiempo, recibió una pelota tras un centro que sobró a la defensa española, y aunque quedó mano a mano con Casillas, remató al cuerpo del arquero. Lo demás fue asedio a la fuerza, especialmente cuando por fin, a los 28 minutos del segundo tiempo, España consiguió el tan buscado gol tras una jugada “barcelonesa”, por un córner desde la izquierda de Xavi que cabeceó a la perfección, y entrando desde afuera del área, Carles Puyol.

A partir de ese momento, Alemania tuvo apenas 27 minutos `para tratar de empatar, pero a su vez dejó muchos espacios bien explotados en una gran noche de Pedro, reemplazante de Fernando Torres (ingresó al final por Villa), al que le faltó el gol por engolosinarse demasiado.

Alemania murió con su propuesta de buen fútbol y en algunos casos, con gente muy joven pero de mucho futuro, mientras que España tendrá la gran ocasión de revalidar todos sus logros de los últimos tiempos ante otro fuerte equipo, Holanda.

Los alemanes jugarán, en cambio, el sábado ante Uruguay por el tercer puesto, igual que lo hicieran hace cuarenta años en el Mundial de México 1970, esta vez, en Port Elizabeth.

El fútbol tendrá un campeón inédito el próximo domingo, porque ni Holanda ni España han ganado nunca la Copa. Los naranjas jugarán su tercer final, mientras que los ibéricos lo harán por primera vez y de ganar, harán doblete junto a la Eurocopa 2008.

No hay comentarios: