Páginas vistas en total

Google+ Followers

martes, 27 de junio de 2017

La psicología, un factor clave en la selección mexicana (El Heraldo de Mexico)




                                                      Desde Moscú


Y un día, la psicología se metió de lleno en el discurso y la acción de la selección mexicana. Ya no hay miedo escénico y los jugadores se expresan con claridad sobre dos hechos claves: no tener en ningún escenario y adaptarse a lo que plantee cada rival. Ser como la caña de bambú, que se bambolea pero nunca se destruye. Tener la capacidad de reacción ante cualquier rival, pase lo que pase.

Aquello de “jugamos como nunca y perdimos como siempre” parece que va a llegando a su fin en la selección mexicana y aunque la gran mayoría se lo atribuye al trabajo del vasco Imanol Ibarrondo, coach que colabora en esta área como el entrenador Jorge Osorio, la gran mayoría prefiere colocarlo dentro de una estructura general que no distingue dueños en las victorias.

No parece fácil pero es evidente que hay un cambio de discurso en el Tri. Escuchar decir a Javier Aquino que “vamos ahora por la Copa” luego de obtenida la clasificación a semifinales tras eliminar nada menos que a Rusia y ante su público, no es casualidad.

Guillermo Ochoa lo atribuye en buena manera “a la madurez futbolística y personal de muchos de los que integran este grupo, que ya son padres de familia o ya no se asustan ante escenarios adversos y tener roce internacional o jugar partidos de Europa League o de Champions League se vuelve algo rutinario, cotidiano y entonces hemos aprendido a jugar este tipo de torneos”.

Sin embargo, cuando se le nombra a Ibarrondo, el arquero insiste en que “tampoco hay que quitarle mérito a los jugadores, a Osorio, a nuestras familias, a los utileros que nos dan apoyo permanente”.

Andrés Guardado destaca como más importante “la personalidad” pero apunta hacia otra vía, la de “saber que cada partido es distinto” y reconoce en este punto que “cada vez más, la psicología juega más pero no nos gustaría que fuera nuestra única virtud. 

Lo más importante es que en aquellos partidos en los que las cosas no nos salen bien con la pelota, se puede sustituir eso con personalidad” e insiste en el tema de la experiencia. “En Concacaf ya sabemos lo que es jugar de visitantes y ya lo hicimos ante Brasil o Sudáfrica en pleno Mundial” , y agrega otro tema sustancial: “hay que saber manejar a los árbitros”.

Aquino se suma a relativizar el trabajo de Ibarrondo cuando sostiene que “no hay método, sino simplemente adaptarse a la situación del juego y a lka adversidad”.

Ochoa lo resume en pocas pero claras palabras: “Queremos ganar la Copa y para eso, nos mantenemos al margen de lo que se diga desde México o en el entorno. Acumulamos la suficiente experiencia para  apuntar a conseguirlo”.



No hay comentarios: