Páginas vistas en total

Google+ Followers

lunes, 7 de julio de 2014

Mascherano: “Hace 24 años que esperamos esta oportunidad” (Jornada)



                                                        Desde Belo Horizonte

Si hay alguien que dice las cosas con claridad meridiana, con riqueza de conceptos, serenidad y análisis frío, ése es Javier Mascherano, uno de los cerebros del equipo, además de ser uno de los jugadores con mayor experiencia.

Su conferencia de prensa de ayer en Cidade do Galo fue de las mejores que se recuerdan, por la locuacidad y por la cantidad de elementos tácticos, técnicos, simbólicos y anímicos.

Mascherano comenzó haciendo referencia a lo grupal. “Por lo general en el grupo estamos todos muy contentos, salvo lo de Ángel (Di María) que es una lástima, y esperemos que se puede recuperar muy pronto, pero en cuanto a las sensaciones, supongo que son las mejores. El hecho de haber pasado los cuartos de final y llegar a una fase tan decisiva e importante como una semifinal del mundo la vivimos con muchísima ilusión, sabiendo que estamos ante una gran posibilidad para seguir avanzando y el miércoles vamos a hacer todo lo posible para que eso suceda. En lo colectivo, como dice siempre Alejandro (por Sabella) el nosotros por delante del yo. Este grupo siempre trató de que cada uno cumpla sus roles, pero siempre aportando a lo colectivo y creo que no sólo ayer sino en todo el Mundial se ha demostrado que se ha conformado un gran grupo”, afirmó.

El volante también pudo recordar los festejos tras el partido con Bélgica. “El desahogo no fue sólo para mí sino para todo el equipo cuando terminó el partido ante Bélgica. Sabíamos en la situación en la que estábamos, lo que nos jugábamos, sabíamos la historia que tenía la selección de 24 años sin pasar este partido y lo vivimos con mucha euforia y también con mucha alegría. Para Leo (Messi), Maxi (Rodríguez) y para mí, era el tercer Mundial que jugábamos y queremos poder avanzar y tener la posibilidad de jugar la final del 13 de julio en el Maracaná.”, indicó.

Consultado sobre qué cambió porque hasta el partido contra Bélgica, se decía que el fuerte de la selección era la parte ofensiva y que los problemas de atrás era la parte que había que pagar, pero el rival esta vez casi no les llegó con la pelota hasta dentro del área y fueron ambiciosos y ofensivos, Mascherano respondió que el análisis que pudieron  hacer los jugadores “ es que utilizamos mucho mejor los espacios, los cubrimos mucho mejor y eso hizo no darle a Bélgica la posibilidad de hacer su juego". 

"Hoy quizá pareciera que Bélgica no fuera la selección que es pero las estadísticas decían que era la selección que más y mejor atacó en el torneo y creo que si no las generaron es porque cubrimos muy bien las entrelíneas, porque jamás pudieron ir por adentro y siempre tuvieron que terminar afuera por centros o pelotazos de los centrales al nueve, y sobre todo se vio en los últimos veinte minutos cuando Van Buyten fue a jugar de centrodelantero. Estuvimos muy compactos y a la hora de jugar no nos apresuramos a querer atacar pronto o contraatacar sino que mantuvimos la pelota en los sectores que más nos convenían y esperamos el momento. En estas instancias, creo que eso es importante”, señaló.

El volante indicó que  el equipo “fue de menor a mayor, pero en realidad ahora poco importa, porque estamos en un momento decisivo y si bien siempre es mejor llegar sin dudas a los momentos importantes, no te asegura nada, ni la victoria ni tampoco hacer un buen partido”.

Acerca de Messi, Mascherano afirmó que vio” partidos de Leo como el de Bélgica. Quizá nos resulta un poco extraño cuando tiene pocas ocasiones de gol y contra Bélgica tuvo sólo una y eso hace que nos resulte un partido diferente pero Leo y Pipa (Gonzalo Higuain) nos dieron la vida cuando luchaban cada pelota y nos daban aire a cada uno de los mediocampistas para poder sumarnos al juego de ellos".

En el análisis general hicieron un gran partido y se notó porque si los delanteros permiten que los demás podamos salir 20 ó 30 metros para la posesión, eso es importantísimo”.Mascherano definió que “si hay una palabra que se puede utilizar ante Bélgica esa es la “inteligencia”. Después de Suiza dije que en estas instancias se juega con el corazón y el alma, pero no te alcanza si no sos inteligente a la hora de manejar el partido en el aspecto táctico y nosotros lo hicimos y el resultado a mi entender nunca estuvo en peligro”.

Jornada consultó a Mascherano, entonces, sobre el próximo rival, Holanda. “La seguridad defensiva nos da un grado de confianza mayor, sabemos que vamos a jugar contra un equipo que es de lo mejor contragolpeando por la velocidad que tienen sus hombres de adelante y tenemos que tomar precauciones para no darles la posibilidad de contragolpear, de estar bien parados, de no darles pelotas innecesarias en zonas que tienen mucho riesgo y también nos enfrentamos a un equipo que tiene experiencia, que llegó a la final del Mundial pasado, que también tiene mucho hambre porque también deben tener la sangre en el ojo de lo que pasó en Sudáfrica 2010 así que será un partido muy difícil, no esperamos un partido fácil en una semifinal, pero nosotros tenemos la ilusión de seguir avanzando y estamos en el lugar que queríamos estar cuando llegamos.".

"Ahora seguirá dependiendo de nosotros si avanzamos o no”, indicó. Mascherano espera que “Holanda sea más duro aún que Bélgica, no sólo por calidad sino por experiencia. Ellos saben lo que es jugar la semifinal de un Mundial y tienen grandes individualidades. Va a ser clave la concentración, la manera en que planeemos el partido, la paciencia que tengamos para tomar cada decisión y sobre todo, la ilusión en querer pasar. Hago hincapié en la ilusión porque hace tiempo que no llegamos hasta acá y porque estas oportunidades pasan de vez en cuando y no hay que dejarlas escapar”.

Finalmente, volvió a referirse al grupo. “Hace ya más de un mes que estamos todos juntos desde que comenzamos a entrenarnos en Ezeiza y la convivencia fue espectacular. No hubo nunca un problema, ni una discusión y ojalá que termine el 13 de la mejor manera y para eso, el miércoles a las 17 en San Pablo habrá que estar ahí y darlo todo”.

Sobre la arenga, de haber dicho de que “estoy cansado de comer mierda”, no diré nada. Lo que uno dice en la intimidad queda ahí pero he leído algunas cosas. Es algo muy normal del fútbol que antes de un partido importante nos decimos cosas para alentarnos pero no significa nada. La motivación del grupo era el partido.  Es el sentir de un futbolero como yo, que ama esta profesión, amo lo que hago y este partido hace 24 años que los argentinos lo venimos jugando. Nosotros tenemos la suerte de estar en este momento pero tenemos una responsabilidad más grande el miércoles porque agranda más las expectativas de la gente y tenemos que estar a la altura, y después el destino nos pondrá en el lugar en el que nos toque".


No hay comentarios: