Páginas vistas en total

Google+ Followers

martes, 30 de junio de 2015

Chile es finalista aunque sufrió ante Perú (Jornada)



DESDE SANTIAGO DE CHILE


La selección chilena se clasificó para la final de la Copa América al vencer 2-1 esta noche a la peruana en el Estadio Nacional con un doblete de Eduardo Vargas, y espera ahora por su rival del sábado, que surgirá de la otra semifinal que se jugará mañana en Concepción entre Argentina y Paraguay.

Chile ganaba 1-0 en el primer tiempo y promediando la etapa contó con un jugador de más por la temprana expulsión del marcador central Carlos Zambrano, por una plancha en la espalda de Charles Aránguiz.

En la segunda parte,  Perú salió a buscar el empate y lo consiguió luego de que un desborde de Farfán, que quiso despejar Gary Medel, se metiera en el arco propio, pero la paridad duró segundos porque rápidamente volvió a aumentar Vargas, con un gran remate de media distancia al ángulo derecho de Gallese.

El equipo chileno sólo dos veces fue finalista sudamericano, en 1979 cayó ante Paraguay, y en el actual formato de Copa América, en su primera edición en 1987, en el torneo jugado en Argentina, cuando fue derrotado por Uruguay.

Hasta promediar el primer tiempo, el partido era más parejo de lo esperado, porque si bien Chile siempre fue propenso a la posesión de pelota y el dominio territorial, Perú respondía con peligro y tuvo un cabezazo de Jefferson Farfán que terminó con la pelota al palo derecho de Claudio Bravo, cuando el arquero del Barcelona ya estaba vencido.

Chile, siempre manejado por el gran estratega que es Jorge Valdivia, acaso el mejor jugador de la Copa, y bien acompañado por Vidal, también tuvo sus chances pero el partido tuvo un cambio brusco a los 22 minutos, cuando el árbitro venezolano José Argote expulsó al marcador central peruano Carlos Zambrano, por una dura plancha en la espalda de Charles Aránguiz.

Ya desde allí, Chile aprovechó la superioridad numérica y el director técnico argentino, Ricardo Gareca, tuvo que hacer entrar, apenas tres minutos más tarde, a Christian Ramos por el buen enganche Christian Cueva, para retrasar un poco sus líneas. Perú ya se paraba con un esquema 4-3-1-1 con Paolo Guerrero como único delantero y Farfán un poco más atrás.

A los 44 minutos, llegó el gol de Chile cuando un remate de Sánchez dio en el palo izquierdo de Gallese, que quedó en el suelo, y en el rebote, Eduardo Vargas, con medio cuerpo fuera de juego, y con un tiro suave, colocó la pelota en el segundo palo.

El segundo tiempo comenzó con dos cambios que realizó el director técnico de Chile, Jorge Sampaoli: Eugenio Mena por Miiko Albornoz y David Pizarro por Marcelo Díaz, manteniendo las mismas posiciones pero refrescando el juego del medio hacia atrás ante un posible ataque peruano para tratar de empatar.

En cuanto al partido, no hubo cambios. Chile siguió manejando los hilos cada vez más a voluntad, sin darle mucha chance a Perú de ir hacia el campo rival y siempre con la clase de Valdivia, que manejaba todo el equipo desde sus inteligentes desplazamientos.

Sin embargo, entre los 10 y los 15 minutos del segundo tiempo, y con un jugador menos, el equipo peruano logró asediar al chileno llevando la pelota al campo rival y utilizando muy bien los costados. En uno de esos ataques desde la derecha, un centro acabó con un cabezazo de Farfán que pudo contener abajo Bravo.

Perú no necesitó mucho para llegar al empate. A los 19 minutos, se fue en velocidad por la derecha Farfán, tras un gran pase de Paolo Guerrero,  y su centro derivó en un gol en contra de Gary Medel, que llegaba al corazón del área con el propósito de rechazar.

Le duró poco la alegría a Perú, porque a los 23 minutos llegó el 2-1 por un zapatazo de Eduardo Vargas, de media distancia, con tiro cruzado, y al palo derecho de Gallese.
Sin embargo, el equipo peruano no se amilanó e intentó ir por el empate, siempre con un jugador menos, llegándole a disputar la posesión de la pelota a uno de los equipos que más la sabe administrar, como Chile, por fases de algunos minutos.

De cualquier forma, eso obligaba a los peruanos a abrirse, generando espacios muy bien explotados por el siempre despierto Valdivia, aunque las jugadas no tenían el final adecuado.

A los 30 minutos, Gareca hizo su último intento ofensivo, al colocar en la cancha a Claudio Pizarro y Yoshimar Yotún por André Carrillo y Carlos Lobatón, con un 4-2-1-2, con Farfán por detrás de Pizarro y Guerrero.

Pero ya a Perú, que había hecho un gran desgaste, le costaba mucho dominar el partido y su gran esperanza pasaba por la punta derecha, con un muy veloz Farfán.
A los 39 minutos, Guerrero arrastró por izquierda a José Rojas, entró al área y dio la sensación de que el defensor chileno le hizo falta. Era penal que el juez venezolano José Argote no convalidó.

Tras esa jugada, Sampaoli prefirió poblar el mediocampo para lo que sacó a Valdivia y lo reemplazó por Felipe Gutiérrez para los minutos finales del partido. Ya no había tiempo para más.




No hay comentarios: