Páginas vistas en total

Google+ Followers

lunes, 22 de junio de 2015

Chile-Uruguay, Argentina-Colombia, lo más atractivo de cuartos (Yahoo)



 DESDE VIÑA DEL MAR, CHILE

Definida la fase de grupos de la Copa América, es decir, la mitad del torneo, puede comenzar a trazarse un primer balance con miras a muy buenos partidos que nos ofrecen los cuartos de final a partir del próximo miércoles y hasta el sábado, entre los que se destacan el emparejamiento entre el local, Chile, y el campeón vigente, 

Uruguay, y el ya clásico del último cuarto de siglo entre Argentina y Colombia.
El miércoles en el Estadio nacional de Santiago, puede decirse que la selección chilena tendrá su primera gran prueba con esta generación de futbolistas que aspìra a ganar su primer título de la historia, con jugadores de la talla de Claudio Bravo, Gary Medel, Arturo Vidal y Alexis Sánchez, aunque uno de los más destacados es el volante creativo Jorge Valdivia, que regresa a “La Rojita” tras haber sido dejado fuera del plantel por el entrenador argentino Jorge Sampaoli.

El equipo chileno pasó por todos los estados de ánimo en la semana, especialmente cuando se conoció la situación en la que participó Vidal, que conducía con elevado índice de alcohol en la noche libre que tenían tras uno de los partidos, atropelló a una persona pero no se detuvo a socorrerla y luego  se peleó con el policía que lo detuvo.

Todo eso se transformó en un asunto de Estado, con mucha gente sosteniendo que Vidal debía salir del equipo en esta Copa, y otros, que ganar el torneo está por encima de todo. Luego de un pedido de disculpas del jugador y perdonado por un Sampaoli que resistió los embates del presidente de la federación nacional, Sergio Jadue, Chile se despachó con un inobjetable 5-0 a Bolivia para ganar el grupo, mientras que Ecuador venció a un México B porque sólo piensa en ganar la Copa de Oro de la Concacaf y eso acabó eliminando a los dos.

Este equipo boliviano que de todos modos acabó clasificándose segundo del grupo A, detrás de Chile, se valió mucho de haberle ganado a Ecuador con lo justo, luego de haber estado 3-0 (terminó arriba 3-2) porque luego apenas si empató ante México y perdió de manera categórica ante Chile.

Bolivia, entonces, jugará ante Perú en Temuco, el jueves, en un tradicional partido del altiplano mientras que el viernes habrá un gran choque en el estadio Sausalito de Viña del Mar cuando vuelvan a enfrentarse Argentina y Colombia.

Argentina, ahora con Gerardo Martino de entrenador, busca cambiar de estilo para pasar de aquellos tiempos de contragolpes certeros aprovechando los errores del rival, a una mucho mayor posesión de balón, si bien muchos minutos transcurren sin que el equipo pueda traspasar la línea de tres cuartos y varios de sus jugadores tienen problemas físicos y bajan notoriamente su rendimiento en los últimos treinta minutos.

La sensación es que el equipo argentino, en su Grupo B, fue de mayor a menor y desde un muy buen primer tiempo en su debut ante Paraguay, que derivó en el empate final 2-2, pasó por otra caída en el segundo tiempo ante Uruguay al que venció pero bien pudo haber perdido, y ya ante Jamaica, que se preveía una goleada y en especial cuando Gonzalo Higuaín marcó el primero a los diez minutos, la caída fue mucho más pronunciada y permitió que los centroamericanos, muy limitados, avanzaran en el terreno hasta el final para un flojo 1-0.

Enfrente tendrá a una selección colombiana que no ha estado a la altura hasta ahora. Había mucha expectativa por la puesta a punto de su gran goleador, Radamel Falcao García, pero los delanteros no han funcionado y en toda la Copa, apenas marcó un gol a través del defensor Jeison Murillo. Demasiado pobre para un equipo acostumbrado a atacar y a sostener el ritmo mucho más tiempo.

Colombia estuvo a punto de quedar eliminada del torneo cuando en el último turno, Venezuela estaba forzando empatar a Brasil luego de haber estado dos goles abajo y si convertía, los de José Pekerman habrían marchado a casa, pero ahora tienen una oportunidad más, si bien sin su goleador Carlos Bacca ni su volante Carlos Sánchez, ambos lesionados.

Finalmente, el sábado en Concepción, Brasil, que tampoco ha demostrado tanto en la Copas y sin su estrella, Neymar, pero que le ganó bien a Venezuela, buscará vengar la pasada eliminación en Argentina 2011 a manos de Paraguay (en aquella ocasión por penales).

Los paraguayos, con el argentino Ramón Díaz de entrenador, han salido airosos de su Grupo B, e invictos ante Argentina y Uruguay, y pueden complicar a un Brasil disminuido, pero que ha tenido buenos pasajes pese a no contar con su principal figura.
¿Podrá resistir Uruguay a los embates chilenos el miércoles? Tradicionalmente, 

Uruguay siempre fue duro atrás, y cuenta con una de las mejores zagas posibles, con la dupla del Atlético Madrid entre Diego Godín y José María Giménez aunque con varias bajas por el final de un ciclo (Diego Forlán, Diego Pérez y Diego Lugano), lesionados (Martin Cñaceres) y suspendidos (Luis Suárez).

Lo de Perú es importante porque no sólo consiguió la clasificación a cuartos sino que la perspectiva de eliminar en cuartos a Bolivia y poder jugar la segunda final consecutiva, sino que le dará brillo al trabajo del director técnico argentino Ricardo Gareca.


No hay comentarios: