Páginas vistas en total

Google+ Followers

domingo, 8 de junio de 2014

Argentina, con mayoría de suplentes, ganó 2-0 a Eslovenia (Kicker)



Con mínimas preocupaciones por golpes en los volantes Javier Mascherano y Lucas Biglia (ambos reemplazados para preservarlos pero sus lesiones no revisten gravedad), la selección argentina, con mayoría de suplentes, venció con comodidad 2-0 a Eslovenia, en su último partido amistoso antes de viajar este lunes a Brasil para afrontar el Mundial.

El primer gol había sido marcado muy pronto por el volante Ricardo Alvarez (Inter), y ya en el segundo tiempo, cuando ingresaron casi todos los delanteros titulares, Lionel Messi concretó el segundo, aunque quedaron algunas pequeñas dudas por las lesiones de Biglia, que recibió un fuerte golpe de Belibor Stevanovic, y de Javier Mascherano, con un fuerte golpe en las costillas, y por quien entró un joven que forma parte de los sparrings que suelen entrenarse con la selección albiceleste, Emanuel Mamanna.

Biglia, que salió reemplazado por Hugo Campagnaro apenas iniciado el partido, a los 7 minutos, y Mascherano, se sumaron a Rodrigo Palacio y a Martín Demichelis, que habían recibido sendos golpes en los tobillos en el anterior partido amistoso ante Trinidad y Tobago (3-0) del pasado miércoles.

El equipo argentino salió a jugar con un extraño esquema 3-5-1-1 y Mascherano entre los defensores en su habitual posición en el Barcelona, con José Basanta y Federico Fernández en la última línea. Como volantes, Augusto Fernández, por el lateral derecho;  Enzo Pérez, Biglia y Maxi Rodríguez por el centro, y Marcos Rojo por el lateral izquierdo; Alvarez más adelantado por detrás de Ezequiel Lavezzi, y éste como único delantero neto.

Todo cambió con la lesión de Biglia, y ese ensayo original tuvo que cambiar inmediatamente por la salida de Biglia, reemplazado por Campagnaro, que pasó al lateral derecho, y Mascherano debió pasar a la posición habitual en el centro.
El partido fue friccionado, porque el equipo esloveno se replegó mucho, y aún así pudo aumentar Maxi Rodríguez con un remate que alcanzó a desviar el arquero Belec para que la pelota pegara en el travesaño.

Ya en el segundo tiempo, el Estadio único de la ciudad de La Plata se levantó cuando enseguida el entrenador argentino Alejandro Sabella hizo ingresar juntos a Lionel Messi, Sergio Agüero, Angel Di María y Fernando Gago, que le dieron otro dinamismo al ataque, y así llegó el segundo gol del crack del Barcelona en una jugada en la que participaron sus compañeros que entraron con él.

A partir de los golpes recibidos en el anterior partido amistoso ante Trinidad y Tobago, y la cercanía del debut mundialista del próximo domingo en Río de Janeiro ante Bosnia, Sabella ya había preservado a Gonzalo Higuaín y a Pablo Zabaleta y los jugadores trataron de preservarse todo lo posible.

Para la anécdota, nuevamente se pudo ver que promediando el segundo tiempo, Messi volvió a vomitar, lo que fue descripto por Sabella como “un evidente episodio nervioso”.


El arquero Sergio Romero no tuvo trabajo al no haber sido exigido por la selección eslovena.

No hay comentarios: